English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

domingo, 23 de febrero de 2014

PADRE GIROUARD.- LOS TRASPIÉS DE LA NEO-FSSPX (22 de febrero de 2014)



VEAN EL VIDEO ANTES DE QUE DESAPAREZCA:






22 de Febrero de 2014

Estimados lectores,
Si bien las ambigüedades del sermón de Monseñor Fellay en Kansas City (13 de octubre de 2013) fueron expuestas brillantemente por el Padre Pfeiffer, todavía hay gente que me dice que Monseñor Fellay afirmó que él jamás quiso un acuerdo con Roma, y que agradeció a la Santísima Virgen haber impedido tal acuerdo. Es muy triste ver que la gente de buena voluntad pueda ser engañada por la jerarquía de la Neo-FSSPX. En efecto, cuando constatamos que Monseñor Fellay no deja de contradecirse, de avanzar, luego se “retracta”, disimula sus acciones del pasado, nos damos cuenta que comete un traspié tras otro y podríamos ponerle el sobrenombre del Gaston Lagaffe de la Tradición.

La finalidad de este artículo no es hacer una lista de estos “traspiés”. Ciertamente podría referirme a la famosa entrevista a CNS del 11 de mayo de 2012 que contradice el sermón mencionado arriba. Es bueno regresar en el tiempo al período en el cual la jerarquía de la Fraternidad estaba persuadida que el “reconocimiento” era una cosa segura. Período en el cual ellos esperaban febrilmente la respuesta del Papa a la Declaración Doctrinal de Monseñor Fellay del 15 de abril de 2012. Un documento en el cual Monseñor Fellay confiaba que sería aceptado por el Papa como base de una “normalización” de la FSSPX. Y yo estoy de acuerdo con Monseñor: Este documento tenía todas las oportunidades de ser aceptado pues en substancia era modernista, como algunos sacerdotes lo han demostrado. Para ubicarnos en esta atmósfera que contradice las afirmaciones de Monseñor Fellay en 2013, decidí utilizar un video que contiene otros traspiés de la Neo-FSSPX. No es, entonces, un video reciente pues tiene casi dos años, pero creo que no hemos hablado suficientemente de ello.
Se trata efectivamente de la primera parte de una entrevista que dio el Padre Arnaud Rostand a principios de junio de 2012 y se llama « Contra los Rumores », la cual pueden encontrar en el sitio oficial de la Fraternidad de Estados Unidos. El objetivo de esta entrevista  era dar el punto de vista oficial de la Fraternidad respecto a sus relaciones con Roma, y lo hace el mismo Superior de Distrito de Estados Unidos. Los lectores recordarán tal vez que esta entrevista fue publicada al momento en el cual algunos sacerdotes, entre ellos su humilde servidor, se resistieron a un “acuerdo práctico” con Roma, teniendo eco entre algunos fieles causando serios dolores de cabeza a la jerarquía de la Fraternidad. Por “acuerdo práctico” entendemos a toda forma de acuerdo, o de reconocimiento canónico, con o por la Roma modernista, Roma que continúa en los errores, herejías y “reformas” del Vaticano II. Como ustedes lo saben, el rechazo de tal acuerdo fue la posición expresada por Monseñor Lefebvre después de las consagraciones de 1988, y renovada en el Capítulo General de 2006. Como la primera parte de la entrevista en cuestión contiene tanto material para probar mi punto, no me detendré a analizar las otras partes. Además, no haré un análisis “palabra por palabra”, sino que me contentaré de exponerlo en cuatro “traspiés”.
1.- Sobre la cuestión de las relaciones con Roma (minuto 6:40), el Padre Rostand  dijo que se habían roto después de las consagraciones del 88 (¡verdadero!), y que fueron retomadas a iniciativa del Cardenal Hoyos en el 2000 (¡falso!). Tenemos aquí un primer traspié público, la cual no es más que un eco de las afirmaciones de Monseñor Fellay. Me explico. Sabemos gracias al libro del Padre Michel Lelong (“Por la necesaria reconciliación”, dic. 2012) que este sacerdote se encontró por primera vez con el Padre Lorans (a cargo de DICI) en 1997, y que ese día nació el GREC (Grupo de Reflexión entre Católicos, cf. Pág. 24 de su libro). El Padre Lelong nos dice también que desde que nuestro proyecto comenzó a tomar forma, nuestra preocupación fue la de informar a las autoridades: el Nuncio apostólico de París, el presidente de la Conferencia episcopal de Francia, el Superior de la FSSPX. Tanto éste como los obispos franceses nos dieron la misma respuesta: “Sean prudentes, sean discretos, no hablen de su iniciativa a los medios de comunicación”  (Pág. 29). Luego nos informa que: Monseñor Fellay designó al Padre Lorans para continuar los trabajos del GREC (pág, 61). La mayoría de nuestros lectores saben, al menos eso espero, que la finalidad del GREC es el de contribuir a la reconciliación Roma-FSSPX. Vemos entonces que Monseñor Fellay ya estaba trabajando en una “normalización” de la situación canónica de la Fraternidad tres años ANTES de la intervención del Cardenal Hoyos.
2.-En el minuto 8:54, el Padre Rostand dice que las precondiciones exigidas anteriormente por Monseñor Fellay para negociar con Roma, fueron prácticamente cumplidas: Ciertos pasos se han dado… el Motu Prorpio fue publicado, no tan perfecto como se hubiéramos querido, pero un paso hacia la libertad de la Misa” ¡Segundo traspié! Este documento no es imperfecto, es MALVADO. En efecto, éste documento declara oficial y legalmente que la forma ordinaria (y por lo tanto, la mejor) de la Misa es el Novus Ordo, y que la Misa de siempre no es más que una forma “extraordinaria”; este documento somete además a ésta misa a varias condiciones y restricciones.
3.- En el minuto 9:07, el Padre Rostand continúa: Además fue el levantamiento de las excomuniones… nosotros definitivamente tenemos reservas sobre éste también, pero fueron gestos importantes… Tercer gran traspié. Ninguna palabra respecto a que nosotros jamás reconocimos la validez de estas “excomuniones”. Ninguna palabra respecto a la exclusión de este “levantamiento” de Monseñor Lefebvre y Monseñor de Castro Mayer. Ninguna precisión sobre el hecho que Roma no anuló el decreto de "excomunión" de 1988, sino que ella solamente suspendió los efectos jurídicos, lo que significa que, a los ojos de Roma, los cuatro obispos todavía son culpables pero ya no los castigan.
4.- En el minuto 11:20, el señor James Vogel, editor de la revista The Angelus, pregunta al Padre Rostand: “Padre, hay quienes argumentan que la Fraternidad solamente busca un acuerdo práctico que sería incluso contrario a los deseos del mismo Monseñor Lefebvre. ¿Qué dice usted sobre este argumento? El Padre responde: “Bien, yo creo que en primer lugar debemos afirmar claramente que Monseñor Fellay no busca realmente un acuerdo. Roma propone la regularización de la Fraternidad. Entonces el término “acuerdo” siembra la confusión. No es claro, es muy vago. Un acuerdo implicaría sobre todo la doctrina, lo que no es el caso. Pero un reconocimiento de la Fraternidad: Es esto de lo que hablamos actualmente… La Fraternidad fue empujada a una situación irregular –sería un acto de justicia, de hecho, ser simplemente reintegrados de una manera más visible en la Iglesia. Solo de eso se trata aquí”. Cuarto gran traspié público. El Padre Rostand admite aquí oficial y públicamente que la Neo-FSSPX desea ser reconocida por la Roma modernista.  Y que se abandona el principio de necesidad de un acuerdo doctrinal para contentarse con un simple “arreglo” práctico. Además, constatamos que el Padre juega con las palabras para engañar a su auditorio. Resumo: La pregunta era: “¿Se busca un acuerdo práctico?” Y él responde: “No, Monseñor Fellay no desea verdaderamente un acuerdo… un acuerdo sería sobre todo en el plan de la doctrina… Roma propone una regularización… solo se trata de eso aquí. El auditorio piensa entonces que la respuesta a la pregunta es ¡no! Mientras que de hecho es ¡sí! (la simple regularización canónica). Finalmente, es triste constatar que en lugar de estar orgulloso de ser rechazado y perseguido por los herejes, lo que no es una injusticia, sino un glorioso certificado de ortodoxia, la neo-FSSPX quiere que nos acepten en el seno del zoo ecuménico de Vaticano II.
 Los cuatro traspiés públicos que acabo de mencionar, ya son bastante malas por sí mismas, pero hay cosas peores, queridos lectores. En efecto, un amigo descubrió un video que muestra “los traspiés tras los traspiés”, por así decirlo… Sí, las producciones del Angelus grabaron un video “detrás de escenas” de sabor hollywoodense y que contiene material que cortó durante el montaje de la entrevista “Contra los Rumores”. Lo que es triste y revelador en este video de “equivocaciones”, es que si bien se podría esperar que esta entrevista hubiera sido preparada con seriedad y dignidad, pues implica a un sacerdote Superior de Distrito y miembro del Capítulo General de la FSSPX, además que concierne a la cuestión crucial de la Crisis de la Iglesia y del futuro de la Fraternidad, nos damos cuenta por el contrario que esta entrevista fue preparada en una atmósfera completamente diferente. En efecto, cada vez que el señor Vogel o el Padre Rostand olvidaron sus líneas, o cuando no articularon bien, resultó en estallidos de risas, de bromas, tonterías y bobadas. Por tres veces (00:12; 03:11; 03:30) el Padre Rostand se carcajea: Esa (la equivocación que acaba de cometer) es para el Padre Pfluger. Vemos también al señor Vogel beber al parecer whisky (2:30)… ¡Con razón la atmósfera estaba tan relajada! Este corto video nos muestra también que la entrevista fue objeto de repeticiones preparatorias, como en el teatro o en el cine, y tanto el señor Vogel como el Padre Rostand tuvieron que aprenderse sus líneas. Yo comprendo eso en el caso del señor Vogel, que planteaba las preguntas, pero ¿por qué el padre Rostand? Si se es sacerdote y se dice la verdad, no hay razón de aprender de memoria las respuestas a preguntas muy simples. Pero si se juega con la verdad, si se intenta engañar al auditorio, como lo mostré en el punto 4, si la entrevista ha sido “dictada” por Menzingen, entonces allí sí es posible que se deba aprender el texto de memoria.
Mis queridos lectores, yo no sé lo que pudo motivar a la Neo-FSSPX de los Estados Unidos a producir tal video de “equivocaciones” de la entrevista, pero se encontró en el mismo sitio del Distrito. Visiblemente, alguien no hizo su trabajo, pues hay una advertencia que está prohibido compartir este video sin el permiso del padre Duverger, y que el video sería retirado el 20 de febrero de 2013. Pueden ustedes verlo aquí. Al final de este video, aparece una frase: “Ningún animal fue lastimado durante la realización de este filme”. Los animales no fueron lastimados, que bien, pero nosotros, sacerdotes y fieles católicos sentimos pena al ver este video. Por lo tanto, hay que seguir rezando mucho por los superiores de la neo-FSSPX, a fin de que dejen de engañar a los fieles y que dejen de hacer tonterías.
Padre Patrick Girouard