English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

viernes, 28 de febrero de 2014

DOCUMENTO INÉDITO: CONFERENCIAS DE MONS. FELLAY EN LA REJA, 8-10-12.- PARTE 10



PARTE 10

(sólo para los Sacerdotes)


No digo que tenemos nosotros que hacer un acuerdo, se debe entender bien: analizo la situación para ver qué pasa, qué... cómo el buen Dios trabaja a través de todo eso... (min. 55:47). ¡MENTIRA! No sólo analizó la propuesta romana, sino que hizo una contra propuesta formal de acuerdo. No sólo analizó la situación, sino que con su mano redactó esa contra propuesta, y no sólo la redactó, sino que él la entregó al Vaticano. Y esa contra propuesta (la Declaración Doctrinal de abril de 2012) es una traición a la fe, eso no es limitarse a ver qué pasa y cómo el buen Dios trabaja.

No podemos ir adelante si no tenemos las garantías de sobrevivencia. Los liberales piden garantías de inmunidad, seguridades para una vida tranquila. Los católicos exigen a Roma apóstata la vuelta al catolicismo y combaten por poner fin al liberalismo y al modernismo. 

Lo que fue dicho durante estos meses fue tan falsificado, falso, me han dado intenciones que no he tenido. Es verdad que quizás algunas palabras demasiado optimistas han podido dar esa impresión. Su traidora Declaración Doctrinal está a la vista de todos. "Contra factum non fit argumentum" (contra los hechos no se aceptan pruebas).

Es claro pero jamás estas palabras optimistas fueron absolutas, porque siempre estaba la otra parte: cuidado, no podemos si no hay garantías. … y podemos, si nos garantizan un espacio seguro en la estructura oficial, al lado y ¡debajo! de liberales y modernistas.

Hay un caso espectacular de una conferencia del P. Pflugger en París que causó una cierta oposición. En Menzingen hemos escuchado la conferencia y no vemos la causa de la reacción. Depende del modo de oír, de recibir. Es realmente esta cosa del vaso al medio: unos dicen medio lleno, otro medio vacío. En esa conferencia el Padre Pfluger leyó parte de la Declaración Doctrinal de Monseñor Fellay. Con mucha razón muchos se escandalizaron. ¿Habrá leído también la entrevista  o  las conferencias del Padre Pfluger en Flavigny? ¿También dependen del modo de oír, de recibir?

La famosa cuestión del capítulo (en caso de acuerdo inminente): es verdad que a algunos he dicho que es posible que no haya un capítulo por una imposibilidad física: si el Papa reconoce a la Fraternidad sin darnos el tiempo físico para hacer un capítulo. Yo he dicho en Roma que he prometido un capítulo, pero si Roma no quiere oírme, ¿cómo voy a hacerlo? Puede ser que Roma nos impida hacer lo que queremos y se impida el capítulo. Entonces, si Francisco regulariza la FSSPX, no habrá tiempo para hacer un capítulo, sino que Mons. Fellay dará las gracias al misericordioso y dadivoso Francisco, y dirá a los miembros de la FSSPX: “tranquilos: ahora hay que rezar mucho y ver que dispone el buen Dios”. Y desde ese momento la FSSPX comenzará a ser deglutida, de modo gradual e inteligente, en el estómago de la bestia conciliar.

Hay que hablar un poco de Mons. Williamson (…) Ahora que ha tomado posiciones tan duras diciendo que se rechace al superior: poco antes del capítulo ha dicho que espera que en el capítulo “se eyecta, tira fuera Fellay y su pandilla, su banda”. No tengo nada personal contra Monseñor. Quizás él tiene contra mí pues lo he tenido que corregir. Tiene abajo de mí la famosa cuestión de los.. de la entrevista sobre los hermanos (min. 1:12:00)  "hermanos" =  “hermanos mayores” = JUDÍOS. ¡Se refiere a los judíos!, y así los llamó también en la entrevista de noviembre de 2008).

Él fue obligado de decir que era su opinión personal para proteger la sociedad. Y eso para él es un acto de cobarde, pero es solamente proteger la sociedad. En Alemania en Francia, hay efectos, en Alemania ahora han cerrado una escuela. Hemos podido terminar este punto pero hasta ahora el internado está cerrado. Hasta ahora nos atacan, en París también nos atacan, las escuelas también, y con el gobierno actual en Francia ulalá… no sé cómo va a terminar, no sé cuándo va a pasar, pero muy muy claramente. “Bienaventurados seréis cuando os persigan…”

Es necesario ir con prudencia, no significa que cambiamos nuestra fe. No es eso. Cuando se ve un nido de avispas, no se hace así. Se ataca con prudencia. Se sabe que las avispas son peligrosas, no se provoca así, se toman otros medios para eliminar o disminuir el peligro. Es una cosa de prudencia. ¿Es prudente decir que los judíos son nuestros hermanos mayores? ¿Que somos semitas de corazón? ¿Qué los judíos no cometieron deicidio? Monseñor Williamson prefiere decir la verdad, como Nuestro Señor, aunque se alborote el avispero.