English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

domingo, 29 de marzo de 2020

TEXTOS DE LA SANTA MISA DEL DOMINGO I DE PASIÓN



Introito. Salm. 42.1-2,3. Cristo ha asumido nuestra causa y la defiende ante Dios.  Hazme justicia, ¡oh Dios!, defiende mi causa contra un pueblo infiel; del hombre inicuo y falaz, líbrame; porque tú eres mi Dios y mi fortaleza. Salmo. Envía tu luz y tu verdad; ellas me guiarán y conducirán a tu santo monte a tu tabernáculo. Hazme justicia...

Colecta. Te rogamos, oh Dios omnipotente!, mires propicio a tu familia, para que con ti gracia sea dirigida en el cuerpo, y con tu protección guardada en el alma. Por nuestro Señor Jesucristo.

Epístola. Hebr.9,11-5. El sacrificio de Cristo sustituye a los sacrificios de la antigua ley. Es de eficacia tan grande, que basta una sola vez por todas para expiar todos nuestros pecados y abrirnos de nuevo la entrada en la gloria. Hermanos: Habiendo venido Cristo como Pontífice de los bienes futuros, atravesó el tabernáculo más amplio y más perfecto, no hecho de mano de hombres, es decir, que no pertenece a este mundo, y penetró una vez por siempre en el Santuario, no con sangre de machos cabríos, ni de becerros, sino con su propia sangre, consiguiendo una redención eterna. Porque si sangre de los machos cabríos y de los toros y la ceniza becerra santifican con su aspersión a los inmundos en orden a la purificación de la carne, ¿cuánto más la sangre de Cristo, el cual, a impulsos del Espíritu Santo, se ofreció a sí mismo a Dios como víctima sin tacha, limpiará nuestra conciencia de las obras de muerte para permitirnos servir al Dios vivo? Y por esto es el mediador de una nueva alianza: muriendo para redimir las prevaricaciones cometidas bajo la primera alianza, ha querido que reciban la promesa de la herencia eterna los elegidos, los llamados en él, en Jesucristo nuestro Señor.

Gradual. Salm. 142.9-10; 17,48-49.- Líbrame, Señor, de mis ene­migos; enséñame a hacer voluntad. ¡Señor, tú me libras de enemigos enfurecidos, tú me levantas sobre mis adversarios, tú me salvas del hombre vio­lento.

Tracto. Salm. 128.1-4.- Muchas veces me combatieron desde mi juventud. Dígalo ahora Israel: Muchas veces me combatie­ron desde mi juventud. Pero no prevalecieron sobre mí. Los labradores araron mis espaldas prolongando sus surcos; pero el Señor es justo y quebrantó el yugo de los malvados.

Evangelio. Juan 8.46-59.- Una vez más afirma Cristo su divinidad. Se lo reprochan, y por ello le condenarán a muerte. Mas los que reciben su palabra como venida de Dios, le seguirán a la vida eterna. En aquel tiempo: Decía Jesús a las turbas de los judíos: ¿Quién de vosotros me convencerá de pecado? Si os digo la verdad, ¿por qué no me creéis? El que es de Dios, oye las palabras de Dios. Por eso vosotros no las oís, porque no sois de Dios. Respondieron los judíos: ¿No decimos bien que eres un samaritano y que estás endemoniado? Respondió Jesús: Yo no estoy poseído del demonio, sino honro a mi Padre; y vosotros me habéis deshonrado a mí. Yo no busco mi gloria, hay quien la busca y juzga. En verdad, en verdad, os digo: quien guarde mi doctrina, no morirá jamás. Dijéronle los judíos: Ahora conocemos que estás poseído de algún demonio. Murieron Abraham y los profetas; y tú dices: Quien guarde mi doctrina, no mo­rirá eternamente. ¿Por ventura eres mayor que nuestro padre Abraham, el cual murió, y que los profetas, que también murieron? Tú ¿por quién te tienes? Respondióles Jesús: Si yo me glorifico a mí mismo, mi gloria nada vale; mi Padre es el que me glorifica, el que vosotros de­cís que es vuestro Dios, y no lo conocéis, mientras que yo lo conozco. Y, si dijese que no lo conozco, sería tan mentiroso como vosotros. Mas le conozco y observo sus palabras. Abraham, vuestro padre, deseó con ansia ver mi día; lo vio y gozó mucho. Y le dijeron los judíos: Aún no tienes cincuenta años y ¿has visto a Abraham? Respondióles Jesús: En verdad, en verdad os digo, que antes que Abraham fuera creado, existo yo . Tomaron entonces piedras para lanzárselas; mas Jesús se ocultó a sus ojos y salió del templo. Credo.

Ofertorio. Te alabaré, Señor, con todo mi corazón. Concede a tu siervo esta gracia: que viva guardando tu palabra. Dame la vida según tu promesa, Señor.

Secreta. Te rogamos, Señor, que no sólo rompan estos dones los vínculos de nuestra maldad, sino que nos atraigan los dones de tu misericordia. Por nuestro Señor Jesucristo…

Prefacio de la Santa Cruz. En verdad es digno y justo, equitativo y saludable, darte gracias en todo tiempo y lugar, Señor, santo Padre, omnipotente y eterno Dios, que pusiste la salvación del género humano en el árbol de la cruz, para que de donde salió la muerte, saliese la vida, y el que en un árbol venció, en un árbol fuese vencido por Cristo nuestro Señor; por quien alaban los Ángeles a tu majestad, la adoran las dominaciones, la temen las Potestades y la celebran con igual júbilo los Cielos, las Vírgenes de los cielos y los bienaventurados Serafines. Te rogamos, que, con sus voces admitas también las de los que decimos, con humilde confesión, Santo...
_______________________________

SERMÓN EN EL DOMINGO I DE PASIÓN - P. Trincado




Dice Nuestro Señor en el Evangelio de este domingo primero de Pasión:

El que es de Dios,
oye la palabra de Dios.
Por eso vosotros no la oís,
porque no sois de Dios.

Los hombres o son de Dios o son del diablo. Es de Dios el que tiene a Dios en su alma por estar en gracia de Dios, es del diablo el que no tiene a Dios en su alma, por estar en pecado mortal. Este es el peor de todos los males que nos pueden sobrevenir en esta vida y, por lo mismo, tratar evitarlo debería ser la primera prioridad de todos los hombres.

En verdad, en verdad os digo
 que el que guarde mi palabra
no verá la muerte para siempre.

Comenta San Agustín (en la Catena Áurea de Santo Tomás de Aquino) que Cristo hablaba no de la muerte física, sino de la muerte de la que había venido a salvarnos: la muerte eterna, muerte de condenación con el diablo y sus ángeles. Y esta es la verdadera muerte -dice- porque la otra no es sino un tránsito (o un paso o una puerta).

Orígenes, por su parte, explica que ninguno verá la muerte de su alma por causa del pecado, mientras guarde la palabra o doctrina de Jesús. Pero cuando uno falta en obedecer lo que el Señor Jesús ha dicho y es negligente en cuanto a guardar la palabra de Nuestro Señor, deja de guardar a Dios y entonces ve o experimenta la muerte espiritual en sí mismo.

Y San Juan Crisóstomo enseña que se guarda la palabra o enseñanza de Cristo no sólo por medio de la fe, sino por medio de una vida pura o buena. Es decir, no como enseñan los protestantes: que la fe sola nos salva; sino que también es necesario tener la caridad, virtud que se pierde al cometer cualquier pecado grave.

Entonces, no habla acá Nuestro Señor de la muerte física, que no podemos evitar y que consiste en la separación del cuerpo y el alma; sino de la muerte espiritual, que sí podemos evitar, y que consiste en la separación de Dios y el alma.

En este momento, el mundo está enteramente convulsionado por causa de una epidemia. Los hombres toman, en todos los lugares, muchas y muy graves medidas para esquivar la muerte física, mientras la muerte espiritual los sigue teniendo sin cuidado. Ojalá los hombres pusieran en la defensa de sus almas tan sólo una mínima parte de los enormes esfuerzos que están desplegando en defensa de sus cuerpos. Pero

En Él estaba la Vida,
 y la Vida era la Luz de los hombres.
Y la luz brilla en las tinieblas,
y las tinieblas no la recibieron.
(Jn 1, 4-5)

Nada nuevo bajo el sol. Y la humanidad está cada vez más ciega. Las densas tinieblas en que se encuentra inmersa le impiden ver que el verdadero enemigo no es algún virus ni otra cosa material, sino el demonio inmaterial y sus obras; y que ni la vida que quieren salvar es la verdadera vida, ni la muerte que temen es la verdadera muerte. En verdad es digno y justo, equitativo y saludable, darte gracias en todo tiempo y lugar, Señor, santo Padre, omnipotente y eterno Dios, que pusiste la salvación del género humano en el árbol de la cruz, para que de donde salió la muerte, saliese la vida, y el que en un árbol venció, en un árbol fuese vencido por Cristo nuestro Señor (del prefacio de hoy).

Queridos fieles: que la inmensa conmoción que está causando la actual epidemia sirva para unirnos más profundamente a Dios, reflexionando acerca de las grandes verdades: el sentido de nuestra existencia, la muerte inevitable, el juicio de nuestras almas por Dios, la elección de nuestra eternidad feliz o infeliz. Y que, teniendo muy presente en estos críticos momentos “lo único realmente importante”, nos dispongamos a celebrar con grandísimo amor al Redentor de nuestras almas, la Semana Santa de este año 2020. Ella será, posiblemente, la más anormal de nuestras vidas. Dios quiera que también sea la más fervorosa.  

Finalmente, que la Madre del Salvador extienda sobre todos ustedes su manto protector y los libre de aquel virus; pero, antes que eso, de todo pecado.

Yo soy la resurrección y la vida;
el que cree en mí,
aunque muera, vivirá.
(Jn 11, 25)

sábado, 28 de marzo de 2020

COMENTARIO ELEISON Número DCLXIII (663) - 28 de Marzo de 2020

MUNDO TRANSFORMADO
Si los líderes terrenales fueran ángeles, nos perderíamos
Lo que Dios quiso para nosotros, que es la felicidad celestial.
Dos eventos están sacudiendo al mundo, el coronavirus y el colapso de lo que ha sido el sistema financiero mundial durante, tal vez, los dos últimos siglos. Los dos eventos pueden estar conectados. Varios comentaristas están mencionando a Dios Todopoderoso, al menos en relación con la propagación mundial del coronavirus, porque esa propagación es como una plaga, y en tiempos pasados cuando no había otro remedio, las plagas a menudo hacían que los hombres se volvieran a Dios. Pero ese Dios – que no ha cambiado – está casi ciertamente jugando un papel más importante en ambos eventos hoy en día de lo que la mayoría de la gente piensa.
¿Es decir que Dios causó la infección mundial del coronavirus? Indirectamente, sí, porque Él lo previó desde la eternidad y decidió dejar que ocurriera. ¿Y qué bien mayor podría traer su permisión para la infección? Hemos visto a los gobiernos de muchos países imponer tales restricciones a los movimientos de sus ciudadanos que estos países están virtualmente paralizados. Esto les da a los ciudadanos una seria oportunidad de darse cuenta, en primer lugar, de lo frágil que es el funcionamiento de su tan cacareada forma de vida moderna: ni es tan robusta, ni son tan campeones de la realidad, como podrían haber pensado. Y en segundo lugar, por la seria interrupción de su normal carrera-de-ratas se les está dando tiempo y oportunidad que normalmente nunca tendrían para reflexionar sobre esa carrera-de-ratas: ¿Quién soy yo? ¿Qué es mi vida? ¿Qué estoy haciendo con ella? ¿A dónde voy? Desgraciadamente, muchos ciudadanos modernos así providencialmente frenados sólo querrán acelerar de nuevo para distraerse de los pensamientos que evocan algo más alto que su apasionante carrera-de-ratas . . .
Otra razón por la que Dios puede no haber causado directamente el coronavirus es la cantidad de serias especulaciones de que el virus no proviene de la Naturaleza de Dios sino de los laboratorios de los hombres, donde los virus de la naturaleza se hacen artificialmente mucho más dañinos y contagiosos para servir como potenciales armas de guerra. Y si de ahí viene el coronavirus, ¿a quién pueden culpar los hombres excepto a otros hombres?
Y luego no sólo está la fabricación del virus, sino también su liberación – ¿cómo escapó de los laboratorios para amenazar a la humanidad? ¿Fue la fuga un accidente, o fue una liberación deliberada? Una vez más, hay muchas especulaciones de que no fue un accidente, sino que fue programado criminalmente para coincidir con el colapso del sistema financiero mundial, también diseñado. El virus ayudaría al colapso de dos maneras: en primer lugar, detendría, aunque fuera brevemente, una parte significativa del funcionamiento de las economías del mundo, forzando bancarrotas y un aumento generalizado del endeudamiento y la esclavitud al Poder Monetario mundial; y en segundo lugar, un pánico exagerado sobre el virus en los mismos medios de comunicación de los globalistas serviría para distraer a la humanidad de su asservimiento, dandole un importante paso adelante. Ciertamente, si la crisis financiera fue deliberada, la coincidencia del virus fue una ganancia inesperada para quien estuviera detrás de la crisis.
¿Y así fue, o es, cualquiera que esté detrás de la caída de los mercados de valores del mundo en marzo, que no ha terminado de ninguna manera? Por supuesto que sí. El Poder del Dinero, que controla los gobiernos con los que trabaja, tiene tanto dinero a su disposición que puede oscilar a voluntad los mercados de valores supuestamente libres, hacia arriba o hacia abajo. Tales caídas a partir de este marzo están diseñadas para causar una gran transferencia de riqueza de los pequeños inversionistas al Poder del Dinero. En este caso creó desde 1987 un mercado alcista de 33 años para atraerlos, y una vez que estuvieron bien adentro, estrelló el mercado para despojarlos de sus activos, mientras que él mismo ha apostado en el mercado bajista y ha hecho una fortuna. Y los gobiernos protegen el Poder del Dinero porque los compró hace mucho tiempo.
¿Y Dios Todopoderoso? “Hijos míos, si insistís en adorar a Mamón y al materialismo en lugar de a Mí, esto es lo que os sucederá. Habéis despreciado mi religión para reemplazarla por la política. Habéis adorado a vuestros gobiernos en lugar de a vuestro Dios. Habéis creído en el dinero en lugar de la caridad hacia vuestros semejantes. ¿Os sorprende ahora que los gobiernos, la política y el dinero os decepcionen? ¿Os duele que os haya decepcionado? Hijos, os ofrezco el Paraíso, y por toda la eternidad.”
Kyrie eleison.

NACE EL MISAL HÍBRIDO


Fuente: Carta del autor. (Extracto. Énfasis con negrita y notas entre corchetes añadidos por NP).

Queridos amigos:

Hace casi tres años, escribí el artículo que sigue en mi ahora desaparecido blog Sodalitium-Pianum.com. Hace unos días, con la promulgación, en Roma, de los decretos Cum sanctissima y Quo magis altera, las predicciones [del artículo] se cumplieron: el primer documento agrega nuevos "santos" al misal de 1962, mientras que el ultimo agrega prefacios Novus Ordo y otros.

Interesante: el grupo conservador del indulto Una Voce está diciendo que fue consultado sobre los cambios incorporados en lo que ahora es, para todos los efectos prácticos, un Misal 2020 para uso de ex, pseudo y semi-tradicionalistas.

Primero [léase], mi artículo, para enmarcar todo y mostrar hacia dónde se dirigían las cosas:

¿Se está preparando la FSSPX para la misa híbrida?
Por Sean Johnson Octubre - 2017 Sodalitium-Pianum.com  
Cuando en 2007 la FSSPX celebró la promulgación por Benedicto XVI del Summorum Pontificum, que anunciaba, entre otras cosas, que el rito tradicional nunca había sido abrogado, esa admisión eclipsó en gran medida algunas "bombas de tiempo" contenidas en el mismo documento, como por ejemplo: 
No hace falta decir que, para experimentar la plena comunión, los sacerdotes de las comunidades que se adhieren al uso anterior no pueden, por principio, excluir la celebración según los nuevos libros. 
Y,
Las dos formas de uso del Rito Romano pueden enriquecerse mutuamente: los nuevos Santos y algunos de los nuevos Prefacios pueden y deben ser insertados en el Misal antiguo. (cita) 
En otras palabras, en el mismo momento en que se anuncia que el antiguo rito nunca fue abrogado, Roma anuncia su intención de abrogarlo, creando un nuevo rito híbrido.
Benedicto XVI reiteró la intención romana de impregnar el rito tradicional con elementos del Novus Ordo en su documento Universae Ecclesiae: 
25. En el Misal de 1962 se podrán y deberán insertar nuevos santos y algunos de los nuevos prefacios, según la normativa que se indicará más adelante.
26. Como prevé el art. 6 del motu proprio Summorum Pontificum, se precisa que las lecturas de la santa misa del Misal de 1962 pueden ser proclamadas exclusivamente en lengua latina, o bien en lengua latina seguida de la traducción en lengua vernácula o, en las misas leídas, también sólo en lengua vernácula.
27. Con respecto a las normas disciplinarias relativas a la celebración, se aplica la disciplina eclesiástica contenida en el Código de derecho canónico de 1983.  (cita) 
Traducción: Roma tiene la intención de seguir adelante con la "reforma de la reforma" e imponerla a todas aquellas comunidades que se sirvan del Summorum Pontificum: lecturas de epístola-evangelio sólo en lengua vernácula; ayuno de una hora; nuevos "santos" y prefacios; y presumiblemente, la mayoría de las otras innovaciones de las rúbricas de 1965, que son consideradas como la "verdadera misa del Vaticano II" (ver aquí el porqué). 
Roma percibe la debilidad de Mons. Fellay por todos los compromisos ya adquiridos y, tras 20 años de lucha, sabe que él está en apuros. Tan bien enganchado está, que ni siquiera el Misal de 1962 está a salvo.
De hecho, está condenado. 
¿Cómo reaccionará el clero y los fieles de la FSSPX a la reintroducción del misal de 1965, que Mons. Lefebvre acabó rechazando por ser insuficiente para la formación de los sacerdotes tradicionales?
Bueno, si el desinterés y la apatía de los últimos años es un barómetro, no protestarán. 
Lo interesante será ver cómo Menzingen se ocupará de "preparar los espíritus" para esta futura infidelidad. 
En mi propia capilla de la FSSPX, algunos cambios comenzaron a ser implementados hace varios años, mientras que otros han aparecido sólo en los últimos meses.  Aquí hay una descripción de algunos de ellos:
- De pie en el Agnus Dei, en lugar de arrodillarse como siempre lo habíamos hecho (y que es una postura mucho más congruente litúrgicamente para los fieles durante una oración penitencial).  Recuerden, el Vaticano II quería "participación activa", que erróneamente se equiparó con la "participación vocal", a pesar de la enseñanza contraria de San Pío X. Ahora, ¿cómo puedes participar "activa-vocalmente" (es decir, cantar con el coro) si estás de rodillas golpeando tu pecho?  Por lo tanto, ¡ponte de pie!
- Los monaguillos dicen ahora el "Domine non sum dignus" en voz alta con el sacerdote, contrario a una costumbre de 40 años en sentido contrario. Más erróneamente activo  = participación vocal.  También hace que los monaguillos se acostumbren a decir las oraciones propias del sacerdote (lo que a su vez anima a los fieles a balbucear con ellos).
- No más triple genuflexión durante la Semana Santa en la adoración de la cruz ("Bueno oye, eso fue parte de las reformas pre-Pio XII de todos modos, así que eso es realmente apropiado.") Sí, pero hacer cumplir las innovaciones de Pío XII en este sentido nunca fue la costumbre aquí.  ¿Por qué la repentina preocupación de los últimos años?
- No más adoración de la cruz en calcetines (¡no te quites los zapatos!).  Esto se menciona explícitamente en el boletín (al igual que la abolición de la triple genuflexión), lo que demuestra una interrupción de las costumbres de los fieles de las prácticas más antiguas.
- No más rechazo a la genuflexión para los judíos en el Viernes Santo.  Solía suceder que un buen número de sacerdotes de la FSSPX se negaban a hacer la genuflexión y se mantenían en la práctica tradicional.
Además, se podría citar la proliferación de la Misa dialogada [nunca adoptada por los tradicionalistas de los países anglosajones] en todas las escuelas y seminarios de la FSSPX (que implementa todos los mismos principios litúrgicos defectuosos del Novus Ordo, ¡que es precisamente el por qué y cómo llegamos a él). 
Los planes de Roma son expuestos a plena luz del día, y Menzingen es cómplice. 
Como Michael Davies declaró: 
Asimismo, el Misal de 1965 tenía como objetivo condicionar a los fieles a aceptar sin protestas el Misal radicalmente reformado de 1969.
Entonces, si Menzingen está de acuerdo en seguir adelante con el ralliement a pesar de la muy transparente y pública intención de Roma de transformar el Misal de 1962 en algo más parecido al de 1965, ¿cómo puede entonces la Fraternidad escapar a la acusación de Michael Davies? 
Aquí hay un resumen de lo que contienen los dos nuevos decretos de la CDF: 
La Congregación para la Doctrina de la Fe emitió dos decretos dando nuevos prefacios Eucarísticos y disponiendo la celebración opcional de santos más recientemente canonizados para la forma extraordinaria del rito romano, también conocida como la Misa Tradicional el Latín. 
El decreto Quo magis prevé siete nuevos prefacios eucarísticos para la forma extraordinaria de la Misa, los que pueden ser utilizados para ocasiones particulares, como las Misas votivas o las fiestas de los santos, según una nota que acompaña al rescripto. 
El segundo decreto, Cum sanctissima, establece una disposición para la celebración de las fiestas de tercera clase de los santos canonizados después de julio de 1960, cuyas celebraciones se establecieron después del misal romano de 1962. 
Al mismo tiempo, Cum sanctissima incluye una lista de 70 fiestas de tercera clase, equivalentes a un memorial en la forma ordinaria, que nunca debe ser impedida por la celebración de otras fiestas. 
Según la nota que acompaña al decreto, estas fiestas de santos fueron elegidas por su importancia "en el plan de salvación o en la historia de la Iglesia" y "en función de la devoción que han generado o sus escritos", o por su gran devoción en Roma.
"Al elegir si hacer uso o no de las disposiciones..." dice el decreto, "se espera que el celebrante haga uso del buen sentido común pastoral". 
Ambos decretos están firmados por el Cardenal Luis Ladaria, prefecto de la CDF, y por el Arzobispo Giacomo Morandi, secretario de la CDF. Fueron aprobados por el Papa Francisco en diciembre de 2019. 
Con la publicación de los decretos, la CDF ha cumplido con las peticiones hechas por el Papa Benedicto XVI a la Pontificia Comisión Ecclesia Dei, a la que se encargó el diálogo con los grupos tradicionalistas a la luz de la carta apostólica Summorum Pontificum de Benedicto de 2007. (Fuente).
Enlace al decreto Cum sanctissima (original en Latín): 
Comentario oficial del Vaticano en Español sobre Cum sanctissima: 
El original en Latin del decreto Quo magis altera: 
Mi libro "As We Are?" relataba cómo la FSSPX declaró que se le debía permitir conservar su "práctica sacramental actual", pero luego renunció abruptamente a esa demanda al acatar, en 2017, las directrices pastorales del cardenal Muller que modificaron sustancialmente la práctica sacramental en relación con los matrimonios en las capillas de la FSSPX.
No cabe duda de que tanto Roma como la FSSPX tendrán que ser cautelosas en este sentido, pero Roma ya ha declarado su intención de ser paciente, mientras la neo-FSSPX engaña a sus fieles.
Y así, la dialéctica Ratzingeriano-Hegeliana (síntesis, antítesis, tesis) terminará con ambas partes acordando algo muy cercano al Misal de 1965, y esta será la "solución" por la cual la FSSPX se "regularizará" finalmente en el panteón conciliar pluralista.
Semper Idem,
Sean Johnson 
3/26/20

viernes, 27 de marzo de 2020

ECUMENISMO EN LA NEO-FSSPX



Nota de NP: es realmente increíble que la Neo-FSSPX haga cosas como esta en tiempo de plaga mundial y en plena Cuaresma.


El Papa invita a los fieles a unirse a él en oración el 25 de marzo


FUENTE: FSSPX.NEWS EE.UU. (Subrayado añadido por NP)

En su mensaje semanal de Angelus el domingo, el Papa Francisco llamó al mundo a unirse en oración para poner fin a la pandemia de COVID-19 ("Coronavirus") y declaró que ofrecerá una bendición extraordinaria.
Se alienta a los fieles que asisten a capillas que están bajo el control del Distrito de los Estados Unidos de la Sociedad de San Pío X (FSSPX) a unirse en oración con el Papa.
La bendición del papa

Hablando por televisión y por Internet, el Soberano Pontífice declaró su intención de ofrecer la bendición Urbi et Orbi ("a la ciudad de Roma y al mundo") desde una plaza vacía de San Pedro este viernes. Esta bendición extraordinaria normalmente está reservada para Semana Santa y Navidad. Sin embargo, debido a los estragos de la pandemia de Coronavirus, particularmente en Italia, que ahora tiene el mayor número de muertes inducidas por virus en el mundo, el Papa ha decidido actuar por el bien espiritual de los fieles.

El viernes 27 de marzo de 2020 a las 6:00 pm, hora de Roma, el Papa Francisco presidirá un servicio de oración desde los escalones de la Basílica de San Pedro. Mientras la plaza permanecerá vacía, el pontífice animó a personas de todo el mundo a "participar espiritualmente" en este servicio, que incluirá lecturas de las Escrituras y Adoración de Jesús en el Santísimo Sacramento. El Papa también alentó a todos a participar a través de los "medios de comunicación" disponibles para ellos, como la radio, la televisión e Internet.
Al final de este servicio, el Papa Francisco anunció que entregaría la bendición Urbi et Orbi con el Santísimo Sacramento. Finalmente, "la posibilidad de recibir una indulgencia plenaria" acompañaría este servicio y bendición.

Un llamado a unirse en oración

El Papa Francisco también aprovechó su mensaje del Ángelus para invitar a "los jefes de las iglesias y los líderes de todas las comunidades cristianas, junto con todos los cristianos de las diversas confesiones, a invocar al Todopoderoso, el Dios Todopoderoso, recitando al mismo tiempo el oración que Nuestro Señor Jesús nos ha enseñado". El papa continuó:
Por lo tanto, invito a todos a recitar el Padre Nuestro al mediodía [mediodía, hora de Roma] el 25 de marzo próximo, el día en que muchos cristianos recuerdan la anunciación a la Virgen María acerca de la Encarnación del Verbo, para que el Señor escuche la oración unánime de todos sus discípulos que se preparan para celebrar la victoria de Cristo resucitado.

El mensaje del Papa sobre el Ángelus llegó pocos días después de que la Penitenciaría Apostólica emitiera un decreto acerca de ganar una indulgencia plenaria durante la pandemia de Coronavirus y ofrecer pautas sobre cuándo la absolución general puede ser dada donde el virus haya frustrado la posibilidad de que los sacerdotes escuchen confesiones individuales.

POEMA CATÓLICO SOBRE EL CORONAVIRUS



Se desató la ira de Dios y apareció y se propagó el coronavirus 

Se desató la ira de Dios y apareció y se propagó el coronavirus por todo el mundo, porque el mundo le dio la espalda al Dios bíblico y legisló contra sus leyes eternas y contra las leyes de la naturaleza cuyo Autor es Él mismo: Señor del Cielo y de la tierra. 

El mundo dijo: ¡Dios no existe, ni su Cristo, ni su única Iglesia! Y el matrimonio indisoluble es una católica entelequia, el sexo debe estar separado de la procreación y que la anticoncepción venga, el embrión antes de la decimosegunda semana es pura materia y el aborto un derecho de cualquier mujer moderna; y da lo mismo el matrimonio entre hombre y mujer que entre homosexuales bestias y que puedan éstas adoptar hijos como una normal familia bien dispuesta y que el género binario es una construcción cultural occidental y cristiana pero que en realidad lo puede autodefinir múltiple la psiquis libertina y freudiana y que el varón y la mujer son iguales en todo: aunque el mismo ADN así no lo diga (aspiración última a la igualdad que desenmascara el odio a toda superioridad). Y dice también el mundo: el suicidio es un derecho de cada individualidad y la eutanasia un derecho aunque sepamos que la vida se nos dio sin nuestra asistencia y que por lo tanto no nos pertenece para hacer lo que queramos con ella pues deviene de una idea divina del Verbo que la hace nuestra. 

El mundo dijo: ¡No creímos nunca en Dios aunque de Él tuvimos alguna audiencia y si creímos alguna vez ya nos deshicimos de esa atadura vieja y somos libres sin la Verdad porque ésta es relativa y no absoluta como pretende Cristo y la Tradición de su Católica Iglesia! ¡Hemos apostatado de la Fe íntegra y oscurantista y allá vaya con sus anatemas, la Iglesia! ¡Queremos vivir a nuestra manera modernamente pluralista! 

El mundo dijo e hizo y legisló todas estas sandeces y baratijas y la furia del Dios omnipotente y providente se desató sobre nuestras vidas y nos llamó a cuarentena aunque nosotros no queríamos la penitencia: se mutó un virus y apareció el covid-19 en la materialista y Dragón-iana China y se propagó por el mundo entero para transformarse en una pandemia que a unos enferma y a otros mata pero que a todos deja en morbosa latencia sin vida social, sin trabajo digno, sin fútbol, sin shoppings y sin fiestas para que – mal que le pese - el mundo sepa que hay un Dios pro-vidente que dirige la Historia nuestra más acá o más allá de las causas segundas que permita actuar en Ella. 

Pero no solo el mundo sino el Reino de Dios aquí en la tierra que es la Católica Iglesia, dio por tierra a su Tradición bimilenaria pues su Jerarquía cierta en el Vaticano segundo de los años sesenta, enseñó - por su naturalística cuenta - que todas las religiones sean cristianas o no lo sean y las filosofías antropocéntricas o energéticas también son vías de salvación eterna con Ella porque el hombre es inmanentemente auto-divinizador de la tierra porque tiene una “chispa” de Dios en su alma buena: 
Orígenes y Pelagio desde el siglo II y V de nuestra era volvían para enseñarle sus errores a la Iglesia Católica moderna que no hizo uso de su carisma de infalibilidad, desparramando sus ovejas. Porque - ¡oh, paradoja! - el único Concilio pastoral no fue Luz para las ovejas sino oscuridad de la pérdida de la Fe en cristianas tierras. 

Viendo tanto desorden y desparpajo en el siglo XXI de nuestra era el Dios pro-vidente y justiciero permitió que el mundo creara su plaga moderna y así el coronavirus covid-19 es el brazo invisible de su Ira justiciera atacando una característica substancial de la humana sociedad entera: el acercamiento entre los hombres para crecer, estudiar, trabajar, hacer luto y fiesta; adorar, rezar y “liturgiar” yendo a Misa los domingos y las otras Fiestas. 

Pero nadie crea, en el universo mundo, que el castigo justiciero de Dios es algo malo o que el luto de silencio que el coronavirus nos trajo sea un desparpajo sino todo lo contrario: nos llama a la conversión, a la oración contemplativa desde aquí abajo - desde donde Dios-Hijo hecho Hombre se anonadó para, por la Cruz, salvarnos -. Y nos llama a reflexionar para que en nuestro último fin haya virtud y no pecado como nos enseña en uno de los libros de la Sabiduría, el Espíritu Santo: “Mejor es ir a la casa del luto que a la casa del festín; pues aquélla (recuerda) el fin de todos los hombres, y el viviente se pone a reflexionar.” “El corazón de los sabios está en la casa del luto, y el de los necios en la casa del placer.” 
Libro del Eclesiastés: capítulo 7, versículos 3 y 5 

Hilario Atanasio,
 Montevideo
 17/3/2020 
Martes de la Semana del III° Domingo de Cuaresma

miércoles, 25 de marzo de 2020

SANTA FIESTA DE LA ANUNCIACIÓN - ÚNASE AL ROSARIO DE LA FE POR LA CONSAGRACIÓN DE RUSIA AL CORAZÓN INMACULADO DE MARÍA


En las actuales graves circunstancias, conviene reflexionar una vez más acerca del hecho de que los jerarcas de la Iglesia no han querido escuchar, hasta hoy, el urgente pedido de la Reina del Cielo sobre la consagración de Rusia a su Corazón Inmaculado.

Sabemos que la consagración de Rusia es el único remedio para los males que asolan a la Iglesia y al mundo: simplemente no existe otro. 

Queda poco tiempo. Si seguimos dilatando la obediencia al mandato del Cielo para la consagración de Rusia, tendremos que ser testigos de la anunciada "aniquilación de naciones” con esos sobrevivientes que “envidiarán a los muertos”. 

La obediencia al Mensaje de Fátima es nuestra única esperanza y la única solución a los grandes males actuales. Pero el tiempo se acaba. Debemos actuar ahora, y rápido, para que se dé cumplimiento al pedido de Nuestra Señora de Fátima.

Es por eso que hoy, en la fiesta de la Anunciación, volvemos a invitarlos al “Rosario de la Fe”, que es un último esfuerzo para suplicar al Cielo que se haga la consagración de Rusia al Corazón Inmaculado de María. 

Es verdad que somos muy pocos, pero, como sucedió en tiempos de Gedeón, es formando parte de una tropa humanamente insignificante aunque fiel a Dios, que vamos colaborar en el triunfo de Nuestra Señora contra el inmenso ejército de Satanás.

En estos días funestos ¿quiénes serán los 300 combatientes que, blandiendo el arma más poderosa que Dios nos ha dado, el Santo Rosario, librarán la batalla en la que la Madre de Dios aplastará la cabeza de la serpiente infernal, derrotando al mundo enemigo de Dios y a la apostasía de Roma, ? 

Que Cristo Rey nos dé la fuerza. Y que la Santísima Virgen, terrible como un ejército en orden de batalla, nos asista en las horas terribles que vienen.

El Rosario de la Fe se ha iniciado el 13 de febrero de este año y debe termina el 13 de octubre. Pueden inscribirse, si lo desean, en el sitio de los Cruzados, o pueden simplemente unirse a nosotros rezando su Rosario por la consagración de Rusia al Corazón Inmaculado.

sábado, 21 de marzo de 2020

COMENTARIO ELEISON Número DCLXII (662) - 21 de marzo de 2020



Malicia del Modernismo – III

En el principio era mi altísimo intelecto.
¡Deja la pobre realidad de Dios muy atrás!
Si hay algo que un sacerdote católico necesita saber y comprender a fondo hoy en día, es la frase clave en el corazón de la gran carta encíclica de San Pío X, Pascendi, escrita en 1907 para defender a la Iglesia y a la humanidad de la amenaza mortal del modernismo. El modernismo es ese movimiento de pensamiento y acción por el cual los hombres renuncian a cambiar el mundo para adaptarlo a Cristo y su Iglesia, y trabajan en cambio en cambiar a Cristo y su Iglesia para adaptarlos al mundo moderno. ¿Y cuál es la frase clave de Pascendi por la que esto debe hacerse? Hela aquí en el párrafo 6 (o más o menos) de la Encíclica:
“La razón humana, encerrada rigurosamente en el circulo de los fenomenos, es decir, de las cosas que aparecen, y tales ni mas ni menos como aparecen, no posee facultad ni derecho de franquear los limites de aquéllas”.
En otras palabras, la mente humana, que de hecho está todo el día leyendo detrás de lo que aparece a los sentidos, ¡es finalmente declarada por el hombre moderno como incapaz de leer detrás de las apariencias! En otras palabras, lo que me parece una puerta podría ser una pared, lo que me parece una pared podría ser de hecho la puerta. De lo que se deduce que puede ser mejor intentar atravesar el muro que la puerta. Por supuesto, esto es una estupidez tan grande que nadie se sorprenderá al saber que incluso los seguidores modernos de Immanuel Kant (1732–1804), que sistematizó la estupidez, rara vez intentan atravesar los muros. En otras palabras, logran vivir sin tomar en serio su propia filosofía. He aquí por qué la filosofía moderna se ha hecho tan mala fama. Sin embargo, ¡el totalmente estúpido Kant reina supremo en el departamento de filosofía de casi todas las “universidades” de nuestro tiempo! ¿Cómo puede ser eso posible?
Porque Kant es el gran Libertador. Es él quien de una vez por todas liberó la mente de la realidad. ¡Es él quien decretó que la mente es libre de la realidad externa porque no tiene acceso a ella! La mente no puede llegar a la realidad tal como es en sí misma, el “Ding an sich”, porque no puede ir detrás de lo que le muestran los sentidos. No importa si sólo puedo vivir asumiendo 24 horas al día, 7 días a la semana, tanto que mis sentidos me están diciendo lo que es real a mi alrededor, como lo que mi mente o intelecto es capaz de descifrar o leer dentro de aquello que mis sentidos me muestran. A partir de Kant, la realidad que me rodea es cada vez menos interesante. Lo que importa es la “filosofía trascendental”, como él la llama, es decir, el pensamiento que subirá a las alturas y sondeará las profundidades de mi fantasía con independencia total de la realidad cotidiana como puertas y paredes. ¡Mi mente ha despegado! ¡Mi mente está libre de la realidad! ¡De ahora en adelante todo lo que quiero es “verdadero”! De hecho, la palabra “Verdad” ha tomado un significado muy diferente. De hecho, todas las palabras adquieren un significado trascendental. ¡La libertad reina en mi cabeza!
Pero si alguien insiste en llevarme de vuelta a lo que él llama el mundo real, entonces todavía puedo elegir asumir, como todos los pobres no-universitarios, que para continuar sobreviviendo (puf!) en el mundo rutinario (puf!), es mejor no tratar de caminar a través de lo que parecen paredes, y mejor no tratar de comer piedras. En otras palabras, mi mente es trascendentalmente superior a, y libre de, todo su “sentido común” (puf!), pero todavía puedo operar de acuerdo con él – cuando lo elijo – para propósitos de la vida diaria (puf!).
Ahora bien, la libertad es la verdadera religión del hombre moderno, y es la religión aparente, la que tiene en la vida de demasiados católicos todas las apariencias pero nada de la sustancia de la verdadera religión. Como dice San Pablo, “En los últimos tiempos… los hombres… mantendrán la forma de la religión pero negarán su poder” (II Tim. III, 1–5), en otras palabras, mantendrán las apariencias pero negarán la sustancia. ¿Qué son esos católicos? Son precisamente católicos kantianos, o modernistas, porque casi todo el mundo hoy en día es kantiano, porque casi todo el mundo hoy en día adora la libertad, y es Kant quien finalmente les dio la llave para salir de la prisión de la realidad de Dios y escapar a las nubes de la modernidad trascendental. Siempre puedo someterme a Dios de nuevo por el tiempo que yo quiera, pero Él ya no puede mantenerme en cautiverio. ¡Soy libre, soy libre, soy libre!
La increíble perversidad, orgullo y perfidia de Kant debería empezar a aparecer. Más que nunca,

Señor, ten misericordia.


CARTA DE UN FIEL DE LA FSSPX DE EE.UU.

En este momento particularmente difícil, quisiéramos no tener que publicar artículos acerca de la deriva liberal de la FSSPX, pero lamentablemente ella sigue dando motivos para hacerlo.

(Extracto)
Hoy recibí la carta del seminario Santo Tomás de Aquino de la FSSPX que se muestra abajo, exhortando a los fieles a la penitencia. ¡Pero en el mismo sobre también venía el folleto incitando a los fieles a participar en el sorteo de un automóvil Jaguar 2020!
Cuando esta recaudación de fondos fue anunciada por primera vez, hace un par de meses, los fieles recibieron una carta del P. Le Roux explicando que la recolección de fondos no estaba destinada a fomentar el espíritu mundano en los fieles porque que se alentaba a éstos a vender boletos a los no tradicionalistas. ¿Puedo animar a los no tradicionalistas a abortar porque sus almas y su salvación son menos valiosas o preciosas para Dios que las mías?
Dicho esto, creo que la imagen sintetiza perfectamente el espíritu de la neo-FSSPX: un pie en la Tradición, y un pie en el liberalismo moderno.