English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

martes, 5 de enero de 2021

ADVERTENCIA ACERCA DE LOS GRAVES EFECTOS SECUNDARIOS QUE PUEDEN PRODUCIR LAS VACUNAS ARNm (PFIZER, MODERNA, ETC.)

Información Completa sobre la Vacuna Covid-19 que Posibilite un Criterio Fundamentado 

María José Martínez Albarracín, licenciada en medicina y cirugía por la Universidad de Murcia y catedrática de procesos diagnósticos clínicos.


VER VIDEO ACÁ


ARTÍCULO RELACIONADO ACÁ

martes, 22 de diciembre de 2020

COMENTARIO ELEISON Número DCC (700) -12 de diciembre de 2020

 

MADIRAN – PROPOSICIÓN VII

Para todos los hombres Dios tiene un marco y un plan natural,
A años luz de donde está el hombre moderno.

La Parte V no es la más fácil de las seis partes del libro de Jean Madiran (1920–2013) de 1968, sobre La Herejía del siglo XX, porque trata de la Ley Natural, que es un concepto difícil de comprender para las mentes modernas. Y esto es porque Dios el Creador es tanto el escritor de la Ley Natural como Aquel que la implanta en todas sus diversas criaturas, y el Gran y Buen Dios es un misterio cerrado para una gran mayoría de las mentes modernas. Sin embargo, la Ley Natural es para Madiran tan importante como medio para llegar a la herejía del siglo XX, que la pone en el centro de la última de las siete Proposiciones que seleccionó de los escritos del Obispo Schmitt de Metz en Francia para dar forma a una herejía que de otra manera no tendría forma. Hela aquí –

7 La ley natural es la expresión de la conciencia colectiva de la humanidad. De la cual se desprende que no hay una ley natural objetiva moral, promulgada por Dios e inscrita en el corazón del hombre.

La razón del obispo Schmitt para negar la existencia de tal ley divina en los hombres parece ser que hace la vida social del hombre demasiado mecánica, como si las soluciones a todos los problemas sociales de los hombres pudieran ser leídas como en un instructivo de fabricante. Pero el instructivo de Dios para el hombre permite plenamente la libertad humana incluso en la sociedad, mientras que la negación de la ley natural, dice Madiran, funda el bien y el mal no ya en la ley divina objetiva sino en la conciencia humana subjetiva, en última instancia, ninguna ley en absoluto. El hombre es libre y responsable, pero no es libre de hacer sus propias leyes. Y la enseñanza social de la Iglesia parte ciertamente de la ley natural de Dios, pero para ser aplicada a la inmensa variedad de nuevas situaciones concretas como en nuestro tiempo, necesita un gran trabajo, como el que realizó Pío XII en su tiempo.

Además, sin una ley o un orden natural en el hombre, ¿cómo puede haber algo sobrenatural? (¿Sin naturaleza debajo, como puede haber naturaleza arriba, o sobre-natural?). Ya no puede haber diez Mandamientos (que expresan la ley natural); ni caridad (que es el principio y el fin de los diez Mandamientos); ni religión natural (constituida por la ley natural); ni vida social (que presupone la justicia natural); ni vida cristiana (que presupone las virtudes naturales); y así sucesivamente. De hecho, si no hay ley natural, toda noción de sociedad cristiana se hace imposible, ya sea como sociedad o como cristiana.

Objeción: Toda buena ley es clara y segura. Pero si la ley natural requiere tal elaboración, entonces no puede ser clara o segura. Por lo tanto, no es una buena ley. Respuesta: En su fundamento absoluto – «Haz el bien, evita el mal», la ley natural es clara e inquebrantable. En todo lo que se deriva de eso fundamento no es tan clara para nosotros los seres humanos, y puede ser sacudida o impugnada, pero es clara en sí misma, como cuando, por ejemplo, un buen juez saca la justicia de un caso judicial confuso. La ley natural es conocida por nosotros desde dentro por la razón, y desde fuera por la revelación, por ejemplo la revelación de los 10 Mandamientos a todos los hombres por Moisés.

En el tercer y último capítulo de la parte V de su libro, Madiran presenta las consecuencias espirituales de la negación de la ley natural que ha atribuido anteriormente en la P7 a la herejía del siglo XX. El resultado en el individuo católico es que se aleja de una verdadera comprensión tanto de la vida cristiana como de lo lejos que está su propia vida de ella. Ya no tiene idea de la absoluta necesidad de la gracia sobrenatural para vivir una vida cristiana. Piensa que por su propia fuerza lleva una vida decente, pero de esa vida los Mandamientos 1 a 4 se han desvanecido, 5 y 7 pueden estar todavía vivos, pero 8 está debilitado y 6,9,10 a menudo también se han desvanecido. Sin embargo, por un amor sentimental al prójimo disciplinado por ninguna ley objetiva, cree que está cumpliendo el mandato de Cristo de amarse los unos a los otros como Cristo nos amó, por lo que está satisfecho consigo mismo. En este estado, dice Madiran, no puede ser salvado. No es de extrañar que un hombre así pida «un cambio en el concepto mismo de la salvación traída por Cristo» – y hemos cerrado el círculo, volviendo a la primera de las siete Proposiciones en las que Madiran resumió la herejía del siglo XX.

Kyrie eleison.

COMENTARIO ELEISON NÚMERO DCXCIX (699) - 5 de diciembre de 2020

 


                                     ¿ORIGENES DEL COVID?

Grandes dones recibieron, para proveer al Mesías,
Pero provocaron una poderosa maldición sobre su orgullo.

Estos «Comentarios» han afirmado que Dios Todopoderoso está en el centro mismo de la tormenta que se está levantando en todo el mundo sobre la base de la contra-verdad de que el virus Covid-19 presenta una gran amenaza para toda la humanidad. Las estadísticas han demostrado que no es una amenaza mayor que cualquier virus de gripe promedio, pero amenaza con cambiar significativamente la forma de vida de todo el mundo, porque ha sido muy probablemente así diseñado por los enemigos judeo-masónicos de Dios. Estos no son todos los no-gentiles ni todos los masones, sino los no-gentiles y los masones que conspiran juntos para establecer una tiranía mundial para hacer la guerra contra Dios, mandando en infierno eterno a todas las almas humanas que Él crea.

El resultado es una guerra cósmica entre los amigos y enemigos de Dios que genera la historia de la humanidad. Obviamente Dios por Su omnisciencia conoce hasta el más mínimo detalle todo lo que ambos bandos están tramando, y por Su omnipotencia puede intervenir en cualquier momento para ayudar a Sus amigos, como lo hizo supremamente hace 2000 años por la Encarnación de Su divino Hijo. Pero como Su propósito principal es poblar Su Cielo con seres racionales que habrán usado su razón para pasar su eternidad con Él en lugar de sin Él, entonces se podría decir que a Sus enemigos les asegura una considerable libertad para tentar y atormentar a Sus amigos, mientras que para Sus amigos interviene para asegurar una igualdad de condiciones. Porque, en efecto, Sus enemigos tienen al diablo y a sus ejércitos de ángeles caídos para ayudarles, hasta el punto de que San Pablo advertirá a los cristianos que su lucha no es contra la carne y la sangre humanas, sino contra los demonios (Ef. VI, 12).

Verdaderamente diabólica es la astucia con la que los conspiradores contra Dios disfrazan de sus amigos sus verdaderas intenciones. Nuestro Señor mismo dice que envía a Sus Apóstoles como ovejas entre lobos (Mt. X, 16). Así que una importante intervención de Dios para ayudar a Sus amigos fue cuando permitió que se descubrieran los Protocolos de los Sabios de Sión hace poco más de un siglo. Los propios Sabios han impugnado amargamente desde entonces la autenticidad de los Protocolos, pero como dijo un estadounidense famoso por su sentido común: «Si quieres saber si los Protocolos son auténticos, mira a tu alrededor». Aquí hay un resumen, cortisimo pero acertado:

Los gentiles son mentalmente inferiores a los no-gentiles y no pueden dirigir sus naciones adecuadamente. Por su bien y el nuestro, necesitamos abolir sus gobiernos y reemplazarlos con un solo gobierno. Esto llevará mucho tiempo e implicará un gran derramamiento de sangre, pero es por una buena causa. Esto es lo que tenemos que hacer. Poner a nuestros agentes y ayudantes en todas partes. Tomar el control de los medios de comunicación y usarlos para la propaganda de nuestros planes. Iniciar luchas entre varias razas, clases y religiones. Usar el soborno, las amenazas y el chantaje para salirnos con la nuestra. Usar logias masónicas para atraer a potenciales funcionarios públicos. Apelar a los egos de la gente exitosa. Nombrar líderes títeres que puedan ser controlados por el chantaje. Reemplazar el gobierno real con el socialista, luego el comunismo, luego el despotismo. Abolir todos los derechos y libertades, excepto el derecho a la fuerza, usada por nosotros mismos. Sacrificar a la gente, incluso a veces a los no-gentiles, cuando sea necesario. Eliminar la religión, reemplazarla por la ciencia y el materialismo. Controlar el sistema educativo, para difundir el engaño y destruir el intelecto. Reescribir la historia en nuestro beneficio, crear distracciones entretenidas, corromper las mentes con suciedad y diversión, alentar a la gente a espiarse unos a otros, mantener a las masas en la pobreza y el trabajo perpetuo. Tomar posesión de toda la riqueza verdadera, la propiedad y especialmente el oro. Usar el oro para manipular los mercados, causando depresiones y demás. Introducir un impuesto progresivo sobre la riqueza, sustituir las inversiones sólidas por la especulación, hacer préstamos con intereses a largo plazo a los gobiernos, dar malos consejos a los gobiernos y a todos los demás. Ya que culparemos a los gobiernos goy (gentil) por el desorden resultante, eventualmente los goyim (gentiles) estarán tan enojados con sus propios gobiernos que con gusto nos harán tomar el control. Entonces nombraremos a un descendiente de David como rey del mundo, y los gentiles restantes se inclinarán y cantarán sus alabanzas. Todos vivirán en paz y en orden obediente bajo su glorioso gobierno.

¿Puede alguien no reconocer aquí el mundo «a su alrededor», como lo hizo Henry Ford? ¿Incluyendo la crisis del Covid?

Kyrie eleison.

 

martes, 15 de diciembre de 2020

EXCELENTE NUEVO VIDEO SOBRE MARXISMO CULTURAL, MASONERÍA Y ACCIÓN SATÁNICA EN LA SOCIEDAD


El llamado "Marxismo Cultural" es uno de los grandes males de nuestro tiempo.
El Marxismo Cultural, simbiosis entre las teorías marxistas del ideólogo Antonio Gramsci y la denominada Escuela de Frankfurt, busca destruir las sociedades cristianas tradicionales por medio de lo que ellos llaman "cultura" pero que no es mas que toda una serie de propagación de vicios, corrupciones y perversiones con el fin de "REDEFINIR" a las naciones e imponer una dictadura al estilo "comunista". Que el ciudadano sea un IGNORANTE en materia política, económica, social o religiosa es para ellos un objetivo esencial. Busca esta ideología perversa, mediante el control de la opinión pública y la corrección política, subvertir los valores tradicionales de la Cristiandad, mediante el sabotaje en Universidades, medios de comunicación, instituciones religiosas, gobiernos, etc... empleando armas tan arteras como la mentira y la hipocresía propias de la masonería para conseguir sus fines malévolos o utilizar teorías psicológicas contradictorias y perversas para corromper las mentes y las almas de los ciudadanos. El cine, la Tv, la radio, el teatro, la literatura, internet, móviles, la música... son instrumentos con los cuales difunden toda una amalgama de vicios que están haciendo al hombre un dechado de impureza y zafiedad. Una primera fase, sería lo que ellos llaman "de movimiento", es decir, sin violencia, todo aparentemente "dialogante", "cultural", de "buenísimo" o "consenso", etc......, para luego imponer la fase violenta del conocido comunismo sangriento en su mas absoluto totalitarismo.
Pedimos a Nuestro Señor Jesucristo, por medio de María Santísima, que haga ver a toda esta serie de ideólogos y seguidores la maldad intrínseca y extrínseca de esta malvada ideología.

domingo, 13 de diciembre de 2020

SERMÓN PARA EL TERCER DOMINGO DE ADVIENTO - P. Trincado


Dijo Juan Bautista: “Yo soy la voz del que clama en el desierto: enderezad el camino del señor”, como dijo el profeta Isaías.

La Iglesia nos hace considerar estas palabras divinas en el Evangelio de este domingo, a fin de que nuestras almas se preparen a recibir a Cristo en unos pocos días más, en la Navidad.

“Enderezad el camino del señor”. Nuestras almas son “el camino del Señor” porque Dios quiere que el bien, del cual Él es autor, llegue a todos y a todo a través de nuestras almas. Y aunque cada uno de nosotros es un camino que pertenece a Dios, cada uno de nosotros es libre para elegir ser camino para el bien o camino para el mal, camino para Dios o camino para el demonio.

“Enderezad”. Venimos a la existencia con el alma retorcida. Nacemos inclinados al mal, al pecado. De ahí que nuestras almas deban ser rectificadas, enderezadas, sanadas, restauradas. Las almas han quedado retorcidas a causa del pecado original. Gravemente enfermos y heridos, todos somos ese hombre de la parábola del buen samaritano, ese que fue asaltado y quedó “medio muerto”. Así venimos a la vida: “medio muertos”. Pero Cristo sólo quiere darnos su Vida. Amor Infinito, no se conforma con sanar la naturaleza humana, sino que además nos hace partícipes de la naturaleza divina. No deja al hombre asaltado tal como estaba antes del asalto, sino que lo eleva hasta el Cielo, hasta Sí mismo.

Nuestras almas son, pues, caminos retorcidos que es preciso rectificar y esa rectificación es posible. “El corazón del hombre camina derecho cuando va de acuerdo con la voluntad divina”, dice Santo Tomás de Aquino (Comentario al Padrenuestro, l. c., 142). La rectitud del alma está, entonces en esta sola cosa: querer hacer la voluntad de Dios, querer agradar a Dios. Y eso y sólo eso es la santidad: vivir conforme a la voluntad de Dios. Recto es el que busca la verdad, sean cuales fueren las consecuencias que esa búsqueda le acarree. Sólo los rectos saben qué es el verdadero amor y sólo ellos aman de verdad. Los que no son rectos viven engañándose y engañando.

“Los rectos o simples son los que no tienen doblez en su corazón. Simple quiere decir "sin pliegue". Para ellos es la alegría; para ellos la luz, aun en las tinieblas; para ellos los beneficios [de Dios]; para ellos la salvación y la gloria; de ellos es el amor; de ellos, como de los niños, es la alabanza que a Dios agrada.” (Mons. Straubinger). La rectitud nos hace acreedores de todos los bienes y la falta de rectitud nos puede acarrear todos los males. En la espantosa confusión en que se halla inmerso en mundo actual, la rectitud es también nuestra primera defensa, pues el recto de corazón “tendrá un juicio seguro, es decir, una certeza y convicción interior acerca de lo que es verdadero, de modo que no puedan engañarlo las tremendas seducciones que rodean a todo hombre.”  (Mons. Straubinger).

¿Alguno de ustedes vienen a misa para agradar a los hombres, para ser aprobado por sus padres o por sus esposas o maridos? En tal caso, es claro que Dios no es el supremo fin de sus actos; su alma no es recta, su corazón sigue retorcido y, aunque venga a misa y rece a veces, marcha al infierno. Alaba a Dios con la boca, pero la alabanza que Dios más aprecia es el ofrecimiento de un corazón recto. Las almas le son agradables según su mayor o menor rectitud. Debemos “examinar con mucho cuidado nuestra intención en todo lo que hacemos, y no buscar nuestros intereses” dice S. Gregorio Magno (Hom. sobre Ezequiel 2).

Y San Pablo dice en la Ep. a los Filipenses (2,13) que “Dios es el que, por su benevolencia, obra en vosotros tanto el querer como el obrar” Por eso -comenta Mons. Straubinger- “nadie se desanime, puesto que aun la voluntad que nos falta puede sernos dada por la bondad de nuestro divino Padre. Es lo que expresa la oración del Domingo XII después de Pentecostés: "Dios misericordioso, de cuyo don viene el que tus fieles puedan servirte digna y provechosamente". S. Bernardo circunscribe la cooperación humana a la siguiente fórmula: Dios obra en nosotros el pensar, el querer y el obrar. Lo primero sin nosotros. Lo segundo con nosotros. Lo tercero por medio de nosotros.”

Agrega Mons. Starubinger: “Las promesas del Señor son para los hombres sin ficción. Dios no se cansa de insistir, en ambos Testamentos, sobre, esta condición primaria e indispensable que es la rectitud de corazón, o sea la sinceridad sin doblez [sin mentira, sin hipocresía, sin fingimiento]Es en realidad lo único que Él pide, pues todo lo demás nos lo da el Espíritu Santo con su gracia y sus dones. De ahí la asombrosa benevolencia de Jesús con los más grandes pecadores, frente a su tremenda severidad con los fariseos, que pecaban contra la luz o que oraban por fórmula. De ahí la sorprendente revelación de que el Padre descubre a los niños lo que oculta a los sabios.”

¿Por qué, entre los que por el Bautismo han recibido la gracia santificante (rectificante), existe tanta desigualdad en cuanto a que unos pecan mortalmente, otros son tibios y otros son fervorosos? Porque el desarrollo de la semilla depende de la tierra en la que ésta cae, porque “la predicación del Evangelio produce distintos efectos, según la rectitud de los oyentes. Jesús promete la luz a todo aquel que busca la verdad para conformar a ella su vida. El que con rectitud escucha la Palabra divina, no la puede resistir. Al de ánimo doble, en cambio, su propia falta de rectitud cierra la entrada al Espíritu Santo.” (Mons. Straubinger).

Y dijo Juan Bautista: “Yo soy la voz del que clama en el desierto: enderezad el camino del señor”. Estimados fieles: pidamos a la Santísima Virgen, en cuya alma todo fue siempre absolutamente recto, que nos alcance de Dios un corazón recto.

HORRENDO "PESEBRE" EN EL VATICANO


 LEER ARTÍCULO ACÁ

sábado, 12 de diciembre de 2020

12 DE DICIEMBRE: FIESTA DE NUESTRA SEÑORA DE GUADALUPE




Mexicanos, tengamos esperanza, aunque por todos lados nos aflijan los males y nos inquieten los temores. Mientras que se halle entre nosotros la Imagen Soberana de Guadalupe, bien podrá suceder que la nave de la Religión sea combatida por vientos recios y por olas tan altas como los montes; pero jamás lloraremos su naufragio: la verdadera y legítima libertad podrá ser amenazada, atacada, disminuida, pero no llegará a perderse absolutamente. 

Seremos en cualquier sentido angustiados; pero en ninguno destruidos: humillados; pero no abatidos: lloverán sobre nosotros los males; pero la Imagen de Guadalupe resplandecerá al fin a nuestros ojos como el sol después de las más furiosas tempestades.

Tal es nuestra esperanza, benignísima Virgen, fundada en tus prodigios, en tus promesas y en una experiencia muy dilatada.

Ningunos acontecimientos serán capaces de arrancarla de nuestros corazones, ningunos temores de perturbarla, porque después de la fe divina en Jesucristo tu Hijo, nada nos es más estimable que la fe en el milagro de tu Imagen de Guadalupe. 

Que estas dos creencias, ¡oh María dulcísima! sean siempre las guías de nuestros pasos, y el consuelo de nuestras aflicciones, que sean el principio de nuestra felicidad en la vida presente, y que la vista clara de la hermosura de Dios y de la tuya las corone a ambas en la eternidad. Así sea.

Del sermón predicado el 12 de diciembre de 1833, por el señor Cura don Luis Gonzaga Gutiérrez del Corral.

viernes, 11 de diciembre de 2020

EL VATICANO IMPULSA UNA ALIANZA A FAVOR DEL «CAPITALISMO INCLUSIVO» CON LOS ROTHSCHILD, ROCKEFELLER Y OTROS

 


INFOCATÓLICA

El Vaticano va a impulsar una alianza con algunos de los mayores líderes empresariales del mundo, entre ellos Lynn Forester de Rothschild, fundadora del Consejo y socia gerente de Inclusive Capital; el presidente y director ejecutivo de Mastercard, Ajay Banga; el presidente de The Rockefeller Foundation, Rajiv Shah, o el presidente de la junta directiva de Allianz SE, Oliver Bäte, para desplegar un sistema de «capitalismo inclusivo» que ponga en marcha principios éticos en las políticas empresariales y de inversión.

(Agencias/InfoCatólica) «Bajo la orientación moral de su santidad el papa Francisco y su eminencia el cardenal Peter Turkson, Prefeocto del Dicasterio del Vaticano para la Promoción del Desarrollo Humano, e inspirado por el imperativo moral de todos los credos, el Consejo invita a compañías de todos los tamaños a aprovechar el potencial del sector privado de construir una base económica más justa, inclusiva y sostenible para el mundo», se lee en la nota de prensa.

Según su propia definición, se trata de una organización global sin fines de lucro creada bajo el auspicio del Vaticano:

«Nuestra misión es aprovechar el potencial del sector privado para construir una base económica más inclusiva, sostenible y confiable para el mundo. El Consejo está liderado por un grupo de base de directores ejecutivos y líderes públicos conocidos como los Guardianes del Capitalismo Inclusivo, quienes se reúnen anualmente con el Vaticano».

Los líderes empresariales y financieros que se han adherido a esta propuesta representan más de 10.5 billones de dólares en activos administrados, compañías con una capitalización de mercado superior a 2.1 billones de dólares y 200 millones de empleados en más de 163 países.

«La organización reta a líderes empresariales e inversionistas de todos los tamaños a adoptar los principios rectores del Consejo y a hacer compromisos públicos para actuar acorde a estos. Estas acciones colectivas tienen la intención de conducir a cambios sistémicos mediante la transformación del capitalismo en una mayor fuerza para la inclusividad y la sostenibilidad», se especifica.

Por su parte, la fundadora del Consejo y socia directiva de esta organización, Lynn Forester de Rothschild, ha destacado que si bien el capitalismo ha generado «una enorme prosperidad en el mundo», también ha dejado a «muchas personas atrás» lo que ha llevado a la «degradación» del planeta y no se confía «ampliamente en la sociedad». Y ha añadido:

«Este Consejo seguirá la recomendación del papa Francisco de escuchar 'el llanto de la tierra y el llanto de los pobres' y responder a las demandas de la sociedad por modelos de crecimiento más equitativos y sostenibles».

El Consejo está liderado por un grupo principal de líderes globales conocidos como los Guardianes del Capitalismo Inclusivo, quienes se reunirán anualmente con el Papa y el cardenal Turkson. La lista de empresarios que forman parte de esta iniciativa está compuesta por Marc Benioff, presidente, director ejecutivo y fundador de Salesforce; Edward Breen, presidente ejecutivo de Dupont; Sharan Burrow, secretaria general de International Trade Union Confederation; Mark Carney, asesor financiero de COP26 para el Primer Ministro y representante especial de las Naciones Unidas para Acción Climática y Finanzas; Carmine Di Sibio, presidente y director ejecutivo global de EY; Brunello Cucinelli, presidente ejecutivo y director creativo de Brunello Cucinelli S.p.A; Roger Ferguson, presidente y director ejecutivo de TIAA; y Lady Lynn Forester de Rothschild, fundadora y socia directiva de Inclusive Capital Partners.

También figuran Kenneth Frazier, presidente de la junta y director ejecutivo de Merck & Co., Inc; Fabrizio Freda, presidente y director ejecutivo de The Estée Lauder Companies; Marcie Frost, directora ejecutiva de CalPERS; Alex Gorsky, presidente de la junta y director ejecutivo de Johnson & Johnson; Angel Gurria, secretario general de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos; Alfred Kelly, presidente y director ejecutivo de Visa Inc; William Lauder, presidente ejecutivo de The Estée Lauder Companies; Bernard Looney, director ejecutivo de BP; Fiona Ma, tesorera del Estado de California; Hiro Mizuno, miembro de la junta de Principles for Responsible Investment; y Brian Moynihan, presidente de la junta y director ejecutivo de Bank of America.

Por último, aparecen Deanna Mulligan, presidente y directora ejecutiva de Guardian Life Insurance Company de America; Ronald P. O'Hanley, presidente y director ejecutivo de State Street Corporation; Rajiv Shah, presidente de The Rockefeller Foundation; Tidjane Thiam, miembro de la junta de Kering Group; Darren Walker, presidente de Ford Foundation; Mark Weinberger, expresidente y director ejecutivo de EY y miembro de la junta de J&J, MetLife y Saudi Aramco; Ajay Banga, presidente y director ejecutivo de Mastercard, u Oliver Bäte, presidente de la junta directiva de Allianz SE.

En noviembre del año pasado, el Papa Francisco ya dio su apoyo a esta iniciativa mediante un discurso

 

martes, 8 de diciembre de 2020

EL ARZ. VIGANÒ HABLA SOBRE LA COMPLICIDAD DE LA "IGLESIA DE BERGOGLIO" CON LOS MASONES Y DEMÁS MUNDIALISTAS ANTICRISTIANOS


 VIRGO POTENS

Ante la inminente festividad de la Inmaculada  

El rico epulón de la parábola (Lc.16,19-31), tras ser condenado al Infierno por no haber socorrido al pobre Lázaro, pidió a Abrahán que advirtiese a sus cinco hermanos de los suplicios a los cuales estaba condenado, a fin de que ellos no cayeran en el mismo pecado. Y Abrahán les respondió: «Si no escuchan a Moisés y a los profetas, no se dejarán persuadir ni aun cuando alguno resucite de entre los muertos» (Lc.16,31).  

A lo largo de la historia Nuestra Señora ha intervenido como Madre amorosa para ponernos en guardia de los castigos que se ciernen sobre el mundo a causa de sus pecados, a fin de invitar a los hombres a la conversión y la penitencia y de colmar a sus hijos de innumerables gracias. Allí donde la Palabra de Dios es olvidada, aparece la voz de María Santísima, ya sea para anunciar una devoción particular, ya para pedir sacrificios y oraciones que pongan fin a las epidemias y otros azotes. En Quito, en La Salette, en Lourdes, en Fátima, en Roma, en Akita, en Civitavecchia y en muchos otros lugares la Mediadora de todas las gracias ha amonestado a la humanidad extraviada para apartarla de la rebelión a la Ley Divina y llamarla al verdadero arrepentimiento y el rezo del Santo Rosario. Pero a pesar de las diferencias en el tiempo y las circunstancias, Aquella que se digna mostrarse a unos pobres mortales como nosotros es siempre la misma; siempre misericordiosa, siempre Abogada nuestra.  

La Señora que se apareció a los pastorcitos en Fátima pidió al Papa que, en unión con todos los obispos, consagrara Rusia a su Corazón Inmaculado. Hasta el día de hoy, esta petición sigue sin ser atendida, no obstante de que se hayan materializado las desgracias que el mundo habría de padecer si no se hacía caso de lo que pedía la Santísima Virgen. El ateísmo radical del comunismo se ha propagado por todas partes, y la Iglesia es perseguida por crueles y despiadados enemigos a la par que se ha llenado de sacerdotes corruptos y viciosos. Con todo, a pesar de haberse reconocido el origen sobrenatural de las apariciones y de lo evidente de las calamidades que afligen a los hombres, la Jerarquía se niega a obedecer a la Virgen. «Si no escuchan a Moisés y a los profetas, no se dejarán persuadir ni aun cuando alguno resucite de entre los muertos», dice Abrahán al rico de la parábola. ¿Cómo puede ser que ni siquiera hayan sabido escuchar la voz de la que es Madre de Dios y Madre nuestra? ¿Qué les oprime el corazón, qué les entenebrece la mente, que los vuelve sordos y ciegos mientras el mundo se sume en el abismo y se condenan tantas almas?  

En obediencia al señorío universal de Cristo Rey aceptamos también venerar a María Santísima como Reina nuestra. Y cuando invocamos al Padre nuestro con las palabras «hágase tu voluntad», sabemos que esa voluntad coincide perfectamente con la de nuestra Madre, modelo de obediencia y de humildad que mereció ser escogida desde el principio de los tiempos para engendrar en su seno virginal al Rey de reyes. Todos los deseos de la Madre de Dios son órdenes para nosotros; ni siquiera hace falta entenderlos como órdenes, porque nuestra respuesta y nuestro deseo es, y debe ser, complacerla y demostrarle fidelidad. Y esto vale de modo eminente para los sagrados ministros, que con el sacramento del Orden asumen la unción sacerdotal del Sumo Sacerdote Jesucristo: María Santísima ve a su Hijo en todo sacerdote que renueva místicamente sobre el altar el propio Sacrificio.  

Por eso, causa dolor, un dolor sordo y lacerante, la indiferencia de tantas almas consagradas y de tantos, de demasiados obispos, hacia la Santísima Virgen María. Duele y desgarra el corazón oír hablar al propio Bergoglio con tanta falta de respeto a Nuestra Señora, y tener noticia de que después de reducir drásticamente las celebraciones pontificias la Pascua pasada, haya pensado en aprovecharse del covid para cancelar algunas de las celebraciones de la Santa Navidad y suspender el tradicional homenaje a la Inmaculada, cuyo monumento se alza en la Plaza de España desde 1857. Con ello perdemos otro pedazo de Roma, otra libra de carne que el cínico mercader* pretende arrancar a la vida de los romanos en prueba de fidelidad a la dictadura sanitaria (*N. del T.: Alusión a la comedia de Shakespeare El mercader de Venecia, en la que el judío Shylock exige al mercader Antonio pagar una deuda con una libra de su propia carne, aunque en esta comedia de enredo al final es el usurero el que termina perjudicado y humillado).  

La Iglesia de los católicos, la Iglesia que aman cuantos se honran con el nombre de cristianos, es la que no retrocede ante la autoridades civiles volviéndose cómplice y cortesana, sino la que soporta la persecución valerosamente y con la mirada en lo sobrenatural, porque sabe que es preferible morir entre los más atroces tormentos que ofender a la Santísima Virgen y a su divino Hijo. Es la que no calla cuando el tirano de turno se alza contra la majestad de Dios, aflige a sus súbditos y traiciona la justicia y la autoridad que la legitima. Es la que no cede ante los sobornos ni se deja seducir por el poder o el dinero. Es la que sube al Calvario, como Cuerpo Místico de Cristo, para completar en sus propios miembros los padecimientos del Redentor y resucitar triunfalmente con Él. Es la que socorre a los débiles y oprimidos con misericordia y caridad mientras se yergue impávida y temible ante los arrogantes y los soberbios. Cuando hablaba el Pontífice de esa Iglesia, la grey de Cristo escuchaba la voz consoladora del Pastor manifestada en una larga serie de papas unánimes y concordes en la profesión de la única Fe.  

Y por el contrario, la iglesia de Bergoglio no vacila en cerrar los templos y arrogarse el impío derecho de negar a Dios el culto público y privar a los fieles de la gracia de los Sacramentos por miserable complicidad con las autoridades civiles. Humilla a la Santísima Trinidad rebajándola al nivel de los ídolos y los demonios con los ritos sacrílegos de una religión neopagana; arranca la corona y el cetro a Cristo Rey en nombre del mundialismo masónico; ofende a la Corredentora y Mediadora para no molestar a los herejes enemigos de ella; falta al deber de predicar el Evangelio en nombre del diálogo y de la tolerancia; silencia y adultera las Sagradas Escrituras y los Mandamientos de Dios para agradar al espíritu del mundo; trastoca las sublimes e intocables palabras de la oración que el Señor nos enseñó; profana la santidad del sacerdocio eliminando en los sacerdotes y religiosos el espíritu de penitencia y de mortificación y abandonándolos a las seducciones del demonio; reniega de dos mil años de historia despreciando las glorias de la Cristiandad y la sabia intervención de la Divina Providencia en los sucesos terrenales; sigue con entusiasmo modas e ideologías en vez de formar a las almas para que sigan a Cristo; se somete y esclaviza al Príncipe de este Mundo para obtener prestigio y poder; llega a predicar el blasfemo culto al hombre rechazando los derechos soberanos de Dios. Y cuando habla Bergoglio, casi siempre se escandalizan y desorientan los fieles, porque dice todo lo contrario de lo que esperan oír del Vicario de Cristo. Les pide obediencia a su propia autoridad mientras la aprovecha para destruir el Papado y la Iglesia contradiciendo sin excepción a todos sus predecesores.  

Contamos con la promesa de María Santísima: «Al final, mi Corazón Inmaculado triunfará». Inclinémonos ante este Corazón palpitante de purísima caridad para que la llama de ese santo amor se refleje en cada uno de nosotros; para que la llama que en él arde nos ilumine y haga capaces de entender las señales de los tiempos. Si nuestros pastores callan por miedo o complicidad, los innumerables laicos y almas buenas tienen la oportunidad de compensar la traición y expiar los pecados de ellos invocando la misericordia de Dios, que «acogió a Israel su siervo, recordando la misericordia » (Lc. 1,54).  

Hoy, los sumos sacerdotes de este sanedrín moderno ultrajan a Nuestro Señor y a su Santísima Madre como siervos complacientes de la élite mundialista que aspira a instaurar el reino de Satanás; mañana, retrocederán ante la victoria de la Virgo Potens, que restablecerá la Santa Iglesia y traerá paz y concordia a la sociedad mediante la oración y los sacrificios de muchos hijos suyos humildes y desconocidos.  

Sea ése nuestro voto con el que honremos a nuestra Señora y Reina en la inminente festividad de la Inmaculada Concepción.  

+Carlo Maria Viganò, arzobispo  
1 de diciembre de 2020  

Feria III infra hebdomadam I Adventus

HOY ES LA GRAN FIESTA DE LA INMACULADA CONCEPCIÓN DE LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA



Immaculáta Concéptio est hódie sanctæ Maríæ Vírginis.
Quæ serpéntis caput virgíneo pede contrívit.
(del oficio divino de esta fiesta)


lunes, 7 de diciembre de 2020

MICHELLE BACHELET: LA ONU APROVECHARÁ EL COVID PARA UNA «NUEVA ERA» BASADA EN «PRINCIPIOS MASÓNICOS»

 

Michelle Bachelet durante su intervención en el encuentro organizado por la Gran Logia de Chile en homenaje a la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

Fuente: Religión en Libertad

El "gran reset" mundial que alientan los grupos globalistas aprovechando la pandemia y las medidas excepcionales de control social dictadas por los gobiernos tuvo una expresión muy concreta en una reciente conferencia de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet.

La ex presidenta chilena intervino el 1 de diciembre en un acto on line de homenaje a la Declaración Universal de los Derechos Humanos organizado por la Gran Logia de Chile. En él destacó el antes y después que la covid supone, a ojos de la ONU, para la implantación de una "nueva era" basada en el principio masónico de la fraternidad, y lo relacionó con la vacuna fijándose un objetivo: "Tenemos que vacunar a todos los seres humanos de la tierra".


El "reset"

"Amigas y amigos", señaló, "la pandemia de la covid 19 nos ha demostrado que el modelo de sociedad existente construido sobre desigualdades generalizadas no es sostenible. No podemos volver al 'día 0', esa es una normalidad mala, es una normalidad que permitía un mundo tremendamente desigual".

De ahí la necesidad de lo que viene denominándose "gran reset" o "gran reinicio", según formuló a mediados de noviembre el primer ministro canadiense Justin Trudeau: "Esta pandemia supone una oportunidad para un reset".


Una "nueva era" basada en "principios masónicos"

En la misma línea, Bachelet propuso que "lo que tenemos que hacer es esta crisis no dejar pasar una oportunidad de hacer esto de recuperarnos mejor", algo que se ha transformado en conversaciones y objetivos concretos: "Lo que nosotros hemos hablado con el secretario general [Antonio Guterres] es que necesitamos un nuevo contrato social por una nueva era, porque el contrato social que hasta ahora tenemos está quebrado o no está dando los resultados que todo el mundo espera de él".

"Y para esto necesitamos y contamos con uno de los principios masónicos, la solidaridad, la fraternidad", apuntó: "Confío en que podamos unirnos y actuar como una sola humanidad, porque esto es lo que somos". 


"Los valores masónicos fueron determinantes en mi formación"

La vinculación entre Bachelet y la masonería no es ningún secreto. En su discurso del 18 de octubre de 2014 en la asamblea de la Gran Logia de Chile, a la que acudió a los pocos meses de comenzar su segundo mandato como presidenta del país, contó entre risas de los presentes que su abuelo materno fue miembro "muy activo" de la masonería, tanto que exigió al padre de Michelle que ingresara en ella cuando fue a pedirle la mano de su hija.

"La cultura masónica es algo conocido para mí y sus valores fueron también determinantes en mi formación", añadió entonces Bachelet.


"Ojalá esta pandemia tenga el mismo efecto que la Segunda Guerra Mundial"

Tras reafirmar el pasado martes esa vinculación, la dirigente de la ONU confirmó el papel fundacional que concede a la pandemia: "Cuando partió el covid 19, yo dije: 'Ojalá esta pandemia tenga el mismo efecto que la Segunda Guerra Mundial'".

Se refería a que ese conflicto bélico condujo a la Declaración Universal de los Derechos Humanos. El coronavirus, ahora, tendría que servir, en su opinión, para una afirmación de "respuestas globales" a problemas como "el cambio climático o las migraciones".


"Tenemos que vacunar a todos los seres humanos de la Tierra"

Y la primera manifestación de esa unidad tendría que ser la vacuna contra la enfermedad: "Tenemos que vacunar a todos los seres humanos de la tierra, porque mientras uno no esté a salvo, nadie va a estar a salvo" y "por eso estamos llamando a que la vacuna sea considerada un bien público universal".

domingo, 6 de diciembre de 2020

SERMÓN PARA EL SEGUNDO DOMINGO DE ADVIENTO - P. Trincado

 


Dice la Epístola de este domingo: 

"Todas las cosas que han sido escritas, para nuestra enseñanza se han escrito, a fin de que mediante la paciencia y con el consuelo de las Escrituras, mantengamos la esperanza. El Dios de la paciencia y de la consolación os conceda un mismo sentir entre vosotros según Cristo Jesús."

La paciencia es la virtud mediante la cual sobrellevamos los males, principalmente las tristezas. 

En efecto, paciente no es el que huye, sino el que se comporta dignamente los sufrimientos, de modo que no lo aplaste la tristeza. 

Porque la tristeza según el mundo lleva a la muerte (2 Cor 7 10), y esta es la que no se une a Cristo sufriente.  De esta tristeza también se dice: a muchos mató la tristeza, y no hay utilidad en ella (Eclo 30 25).

Por el contrario, el sufrimiento llevado con paciencia por estar unido a Cristo Crucificado, tiene gran valor. 

Pero no va contra la virtud de la paciencia rebelarse, cuando es necesario, contra quien infiere el mal, ya que, como dice San Juan Crisóstomo, es loable ser paciente en el sufrimiento de las propias injurias, pero es la suma impiedad tolerar con paciencia las injurias hechas contra Dios. 

Sólo los que están en gracia de Dios pueden tener verdadera paciencia, pues, como dice San Pablo, la caridad es paciente, y la caridad no puede darse sin la gracia.

El alma aborrece la tristeza y el dolor en sí, y nunca elegiría soportarlos sino es por un fin. El que sabe sufrir, el paciente, sobrelleva el sufrimiento por Dios, por la salvación propia y la de los prójimos.

El Señor muchas veces envía tribulaciones o sufrimientos a los justos, con el fin de que se muestre su virtud y progresen en el amor a Dios. Dios pone a prueba el amor.

El Señor Dios vuestro os prueba para que se haga patente si le amáis o no con todo vuestro corazón y con toda vuestra alma (Deut 13 3).

Bienaventurado aquel hombre que sufre con paciencia la tribulación; porque después que fuere así probado, recibirá la corona de la vida (Sant 1 12).

No rehúses, hijo mío, la corrección del Señor: ni desmayes cuando él te castigue. Porque el Señor castiga a los que ama (Prov 3 11).

Y dice San Luis María Grignón de Montfort:

Disponeos, pues, a ser labrados, cortados a la medida, cincelados por el martillo de la cruz. De lo contrario, seguiréis siendo como piedras toscas e inservibles que hay que descartar y apartar de la construcción. ¡Cuidado con poner resistencia al martillo que los golpea! ¡Cuidado con resistir al cincel que los labra o a la mano que los pule!

Si no queréis sufrir con paciencia ni llevar su cruz con resignación como los predestinados, tendréis que llevarla murmurando con impaciencia como los condenados. Os sucederá lo que al mal ladrón, que desde lo alto de la cruz rodó hasta los abismos [infernales].

Y agrega estas palabras tan impresionantes como llenas de espíritu sobrenatural:

Nada es tan necesario, tan útil, 

tan dulce, ni tan glorioso, 

como padecer por Jesucristo.

sábado, 5 de diciembre de 2020

VIGANÒ HABLA SOBRE EL COVID COMO PIEZA ESENCIAL DEL "GRAN REINICIO"

"Cabe preguntarse cómo es que un virus gripal que según datos recientes de la OMS tiene una tasa de mortalidad (0,13%) ligeramente superior a la de una gripe estacional normal (0,10%) [1] Pueda haber dado lugar a una declaración de pandemia y a una serie de contramedidas prácticamente idénticas en casi todos los estados europeos y del Nuevo Mundo.

Este Gran Reinicio [2] deseado por la élite globalista representa la revolución definitiva para crear una masa informe de esclavos conectados a la red, confinados en casa, amenazados por una serie infinita de pandemias proyectadas por quienes ya tienen preparada la vacuna milagrosa. En estos mismos días, con la sincronía de un plan orquestado hasta sus más mínimos detalles bajo una dirección común, muchos teorizan la imposición de una vacuna cuya verdadera eficacia se desconoce, como tampoco las consecuencias que podrá tener." 

[1] Este artículo, que contradice esas estadísticas, termina así: "La estimación considerada más precisa gira actualmente en torno a una tasa de letalidad del nuevo coronavirus de al menos 0,6%, mientras que la de la gripe es de alrededor del 0,3%." Pensamos que ese 0,6%, de ser verdadero, sigue dando la razón al Arzobispo Viganò. 

[2] Ver acá la información pública y oficial acerca del "Gran Reseteo", dada por el Foro Económico Mundial.

LEER ARTÍCULO COMPLETO

jueves, 3 de diciembre de 2020

LA NEO-FSSPX ATRAPADA

Angelus Press, sitio de la FSSPX de EE.UU., ofrece el libro de "Por Amor a la Iglesia", cuyo autor es Mons. Fellay.

En el texto de presentación del libro, se señala con estas palabras lo que sería el "mayor mérito" de Mons. Fellay: trabajó por la regularización canónica de la Fraternidad San Pío X

Hay otros pasajes que llamarán la atención al lector bien informado. 

Como hemos dicho reiteradamente en este blog, la FSSPX se halla atrapada de camino a Roma apóstata, sin querer avanzar ni retroceder, en estado de ambigüedad, en un lamentable proceso de autodestrucción por causa de los respetos humanos, del doble lenguaje, de la astucia y del cálculo diplomático.

Ha habido muchos que han intentado cambiar la Iglesia Católica de una institución divina fundada por Cristo a una institución humana del mundo.

Como lo definió el Arzobispo Marcel Lefebvre, la misión de la Fraternidad San Pío X no se basa en un espíritu de rebelión o controversia, sino en el amor a la Iglesia Católica.

Cuando tales cambios comenzaron a ocurrir dentro de la Iglesia antes, durante y después del Concilio Vaticano II, Monseñor Lefebvre tomó posición y fundó la Fraternidad con el propósito expreso de preservar el sacerdocio católico. Este heroico prelado consagró obispos en 1988 para llevar a cabo esta importantísima misión, cuyos frutos incluyen la preservación de la Misa Tradicional en latín y la sagrada Tradición de la Santa Madre Iglesia.

Monseñor Bernard Fellay es uno de los obispos consagrados por el Arzobispo. Después de la muerte de Monseñor Lefevbre, Monseñor Fellay pasó a servir como Superior General de la Fraternidad San Pío X desde 1994 hasta 2018. Entre sus muchos actos como Superior General, trabajó por la regularización canónica de la Fraternidad San Pío X y actualmente sirve como Consejero General de la Fraternidad junto con su actual Superior General, el P. Davide Pagliarani.

Esta entrevista, que se extiende a todo el libro, es el resumen de la comprensión y los consejos de Mons. Bernard Fellay sobre una multitud de temas que afectan a los católicos y a la Iglesia de hoy. Los temas tratados incluyen la crisis actual de la Iglesia, el matrimonio, el aborto, el sufrimiento humano, el trabajo misionero, las relaciones entre la Fraternidad y Roma, y el modo de vida sacerdotal en la sociedad contemporánea. 

Obtenga una perspectiva profundamente católica del mundo moderno de un obispo que se esfuerza por defender la ley suprema de la Iglesia Católica: la salvación de las almas.

sábado, 28 de noviembre de 2020

COMENTARIO ELEISON Número DCXCVIII (698)- 28 de noviembre de 2020

 

Madiran – 6 Proposiciones

“Dios, por favor, apártate. Por favor, sal del camino.
Ya hemos tenido suficiente de ti. Ya has tenido tu día”.

Del Prólogo del libro de Jean Madiran La Herejía del Siglo XX, presentado brevemente en el #690 de estos “Comentarios” hace ocho semanas, los lectores pueden recordar el rechazo de Madiran a la herejía en cuestión como “noche, vacío y nada”. Sin embargo, esa herejía ha tenido después del Vaticano II, y hasta hoy, un poder devastador para destruir la Fe Católica, la liturgia, la Iglesia y las almas como eran antes del Concilio, y por eso Madiran da a sus lectores algún relato de la “nada”. Este relato lo presenta en las partes III, IV y V de su libro, donde analiza las siete principales Proposiciones de la herejía, extraídas por él mismo de los escritos del obispo Schmitt, a quien Madiran atribuye el haber puesto de manifiesto la devastadora nada de la nueva religión conciliar. Aquí en letra pesada están las siete Proposiciones en orden, seguidas de un breve resumen de los comentarios de Madiran.

1 El mundo cambiante de hoy en día impone un cambio en el concepto mismo de la salvación traída por Cristo,

2 y muestra que la idea que tenía la Iglesia del plan de Dios no era, hasta ahora, lo suficientemente evangélica.

3 La fe escucha al mundo.

4 La socialización no es sólo un hecho ineludible de la historia del mundo. También es una gracia.

5 Ninguna época anterior a la nuestra ha sido capaz de comprender mejor el ideal evangélico de la hermandad practicada.

6 En un mundo orientado hacia el futuro, la esperanza cristiana adquiere todo su significado.

7 La ley natural es la expresión de la conciencia colectiva de la humanidad. (Esta séptima propuesta es tan devastadora que Madiran reservará para ella toda la Parte V de su libro.)

1 Las dos primeras Proposiciones ya han sido analizadas por Madiran en la Parte precedente de su libro, por lo que para la primera (P1) se limita a añadir aqu í que ella es el principio necesario y suficiente de toda la nueva religión. Se podría resumir: así como el catolicismo es “nada otro que la tradición”, el modernismo es “nada otro que el cambio”.

2 P2 comienza a explicar P1, es decir, comienza a especificar qué cambio es necesario. Como innumerables sistemas desde el protestantismo que protesta contra el catolicismo, apela falsamente al Evangelio contra la Iglesia.

3 P3 deja claro que P1 y P2 han cambiado lo que los creyentes deben creer en adelante: como los católicos solían creer en Dios porque es Dios, ahora deben creer en el mundo porque es el mundo.

4 Y creer en el mundo moderno significa creer en su gran movimiento de “socialización” o colectivismo, es decir, el comunismo, porque no sólo este movimiento es inevitable, sino que también es una gracia religiosa (!).

5 En otras palabras, “la salvación de Cristo” (P1) y “el plan de Dios” (P2) se han convertido en meras palabras, guardadas como reliquias del pasado, pero con todo el significado sobrenatural y la realidad vaciada.

6 De la misma manera, toda esperanza sobrenatural y la lucha por el Cielo de Dios se vacían y se cumplen – mejor – por la modernidad. Porque nunca antes en los 20 siglos de historia de la Iglesia los cristianos han entendido tan bien la esperanza cristiana como nosotros los hombres de hoy, todos luchando juntos por el valiente Nuevo Orden Mundial (!).

El último comentario de Madiran es observar cómo las seis Proposiciones se unen las cuales seleccionó el Obispo Schmitt. Así, P1 es el trampolín de las seis. ¿Pero por qué esta manía de cambio, que es tan clara también en todos los políticos modernos? Porque antes de la era moderna, todo se basaba en, y para volver, en Dios. Pero ahora el hombre rechaza a Dios. Por lo tanto, todo debe ser cambiado, (P2) con el hombre en lugar de Dios en el centro, y (P3) con el mundo del hombre como el horizonte completo. Este centro en el hombre (P4) no puede ser invertido, pero (P4) es tan bueno como una religión, y (P5) nunca los hombres han estado mejor preparados que hoy para centrarse en el hombre, o (P6) para mirar hacia el futuro humano de la humanidad. La sincronización de este sistema con el comunismo es clara, con su eliminación de Dios y la deificación del hombre. Será aún más clara con (P7) la eliminación de la naturaleza y de la ley natural. En los disturbios del verano en los EE.UU. ¿no se trató de la eliminación final de Dios? ¡Señor, ten piedad de nosotros!

Kyrie eleison.