viernes, 31 de enero de 2014

MONS. FELLAY: ABUSOS CONTRA LOS DOMINICOS DE AVRILLÉ.-


Artículo basado en esta información del foro Un évêque s’est levé: aquí y acá:

Un nuevo convento de dominicos ha sido fundado por la Fraternidad en Bélgica el pasado 13 de noviembre.   Los dominicos que lo integran son cinco.

Estos cinco monjes salieron de Avrillé en diferentes fechas, algunos de ellos secretamente, siendo recibidos en diversos prioratos y casas de la Fraternidad, siendo que, según el derecho canónico, ellos deberían ser considerados fugitivos y apóstatas (cánones 644 § 1 y 2, y 2385). Su situación es evidentemente ilegítima, no solamente por la manera en que se fueron, sino por el hecho de mantenerse fuera de la obediencia que se debe a sus superiores.

jueves, 30 de enero de 2014

SOBRE LA PROHIBICIÓN DE LOS SACRAMENTOS A LOS FIELES DE LA FSSPX.- PARTE 2.

Segunda parte:

TODA JURISDICCIÓN DEBE PERMANECER
SOMETIDA A LA MORAL

LÍMITES DE LA JURISDICCIÓN QUE SE DERIVAN DE LA MISMA MORAL

¿De qué valen las amenazas o las prohibiciones que la FSSPX parece querer multiplicar? ¿Es posible una evaluación moral?

1.- En cuanto al fondo.
El espíritu de la Iglesia, su moral, su disciplina, son de otra naturaleza. La teología moral está siempre impregnada de justicia y de caridad. Para convencerse, es suficiente consultar buenos autores. Planteamos la pregunta: ¿Estimar que no se debe hacer acuerdos con Roma, en qué sería un pecado público que merece la negación de los sacramentos, cuando el mismo Monseñor Fellay dijo en una conferencia en Kansas City que hubiera sido malo obtener este reconocimiento? “Nosotros agradecemos a la Santísima Virgen,  dijo, de habernos preservado de toda clase de acuerdo el año pasado”. Querer cambiar de orientación era, por lo menos, una opción muy dudosa. Por lo tanto, no es pecado rechazar los acuerdos. Escuchemos a Frassinetti:
Para definir que una cosa es pecado, hay que aportar en apoyo de su aserción, un texto evidente de la Sagrada Escritura o una definición de la Iglesia, o el consentimiento universal de los teólogos. (Págs. 26-27).

miércoles, 29 de enero de 2014

PADRE JEAN DE MORGON: LA RESISTENCIA ES UNA CUESTIÓN DE PRINCIPIOS.

El pasado domingo 26 de enero, durante la Misa, el Padre Jean de Morgon explicó a los fieles el por qué de la separación de los sacerdotes y los Dominicos de Avrillé de la FSSPX. 
Les ofrecemos un extracto del sermón.

San Pablo nos dice, en la Epístola a los Gálatas, que  Si alguno os predica diferente evangelio del que habéis recibido, sea anatema. Por lo tanto, no es posible estar en paz con alguien que tiene otra doctrina, otro Evangelio. Permítanme entonces partir de esta palabra de Dios para tratar de aplicarla a la situación actual, de hoy.
Debemos tener la preocupación de predicar la palabra de Dios, la Verdad, y aplicarla al tiempo presente.  Creo que ustedes están al corriente de los acontecimientos que sacuden al mundo de la Tradición. Si no lo están, se los comunico rápidamente. Algunos sacerdotes han dejado la Fraternidad y también comunidades amigas, las cuales han tomado sus distancias de las autoridades de la Fraternidad.
Tengo el permiso de mi superior de predicar hoy sobre este tema, de explicarles por qué esta división. Es muy importante comprender, pues esta división visible, sensible, es resultado de una división mucho más profunda, más grave, sobre la cual quiero hablar.  Es una división de los principios.  Es muy importante comprenderlo, no es una división de personas,  es una cuestión de principios.
A la salida de Misa, ustedes encontrarán fotocopias de un texto que escribí hace algún tiempo. No está firmado pero fui yo quien lo redactó y asumo la responsabilidad.
En la primera parte les quiero demostrar que nosotros debemos ser personas de principios. En la segunda parte, quiero demostrarles que si después de cincuenta años nosotros estamos en la Resistencia, en el combate por la Fe y la Tradición, es porque somos hombres de principios; y en tercer lugar quiero aplicar esto a lo que sucede actualmente,  hay un problema de principios en la Tradición.

MONSEÑOR LEFEBVRE REVISADO Y CORREGIDO POR EL PADRE SIMOULIN.-

FORO CHRISTUS VINCIT.

El Padre Simoulin se ha distinguido por ser uno de los sacerdotes más acuerdistas de la FSSPX. "El Seignadou" es una publicación oficial de la FSSPX del priorato Saint Joseph des Carmes, cuyo editor es el Padre Simoulin. En su editorial, el Padre hace una mescolanza sentimental tratando de culpar a la Resistencia por no aceptar un acuerdo con Roma sin su conversión. Además nos informa que los próximos meses serán dolorosos par la Fraternidad… es evidente que prevé más salidas de sacerdotes y de fieles y quizá hasta podríamos leer entre líneas que el acuerdo o “reconocimiento” de Roma no está muy lejano.



martes, 28 de enero de 2014

SOBRE LA PROHIBICIÓN DE LOS SACRAMENTOS A LOS FIELES DE LA FSSPX.- PARTE 1


ÚNICO CAPITAN A BORDO, MONSEÑOR FELLAY INTENTA PROHIBIR LOS SACRAMENTOS A LOS LAICOS REFRACTARIOS.

PRIMERA PARTE:

LA JURISDICCIÓN DE LA FSSPX ES UNA JURISDICCIÓN DE SUPLENCIA.


“Esta jurisdicción de suplencia, que es real, no da por lo tanto el derecho a los sacerdotes de imponer cualquier pastoral a los laicos. Ellos deben ajustarse a las leyes de la Iglesia en cuanto a la negación de los sacramentos, que sólo se puede imponer a los pecadores públicos, a los herejes notorios, o a las personas cuyo estado físico no permita la administración de los sacramentos”.


De conocimiento público desde Abril de 2012, el cambio de rumbo de la FSSPX se duplica ahora con inquietantes derivas morales. Queremos hablar con la esperanza de que Menzingen tenga más prudencia y delicadeza en el ejercicio de su jurisdicción. Muchos pensarán: ¿Cuáles cambios? ¿cuáles derivas? ¡No hemos notado nada! Bien, comencemos por el cambio.

UN NUEVO SACERDOTE SE UNE A LA RESISTENCIA.-


the founding fathers of the new mission in the Philippines
P. Abraham: el segundo clérigo de izquierda a derecha en esta foto en Filipinas (1992).


La Resistencia es bendecida con un nuevo sacerdote. El Padre Steven Abraham ha dejado la Neo-FSSPX para unirse a la Resistencia. La semana pasada el Padre Abraham se mudó a la nueva casa de la Resistencia con Monseñor Williamson y el domingo 26 de enero, celebró Misa en Londres. 
DEO GRATIAS!



Fr. Abraham eating balut
P. Abraham 

R.P. FAURE: SERMÓN DEL 3ER DOMINGO DESPUÉS DE EPIFANÍA EN BOGOTÁ, COLOMBIA.




EL P. FAURE SE ENCUENTRA DE PASO POR BOGOTÁ. 

EN ESTE IMPORTANTE SERMÓN, EL FUNDADOR DE LA FSSPX EN HISPANO AMÉRICA NOS EXPLICA LA CRISIS ACTUAL DE LA FSSPX Y HACE UNA SERIE DE REVELACIONES DE ALTO INTERÉS.





lunes, 27 de enero de 2014

SOBERBIA Y REBELDÍA


Rebeldes y soberbios.


De ser soberbios y rebeldes se la pasan acusando –sin nunca poner sobre la mesa pruebas de ello- los liberales de la neo-FSSPX a los que militan hoy en la Resistencia católica. Pero, aquí reside el asunto, los verdaderamente soberbios rebeldes, losdesobedientes, los hostiles a la verdad son precisamente los acusadores, los que se muestran o se creen “obedientes” y continuadores de la obra de Mons. Lefebvre.

domingo, 26 de enero de 2014

SIGNOS DE ESPERANZA.- POR EL PADRE GIROUARD.



Estimados amigos,
 Espero que este pequeño mensaje los encuentre bien en todos los aspectos, pero sobre todo en su vida Católica. Como la mayoría de ustedes ya lo saben, Dios quiso enviarnos un poco de ayuda en este principio del nuevo año.

R.P. TRINCADO - SERMÓN DOMINGO III EPIFANÍA.-




En la Epístola de hoy se nos enseña cómo se debe guardar la caridad para con los enemigos. Explicaremos algunos versículos siguiendo los comentarios de Santo Tomás de Aquino.

Empieza diciendo San Pablo: no os tengáis a vosotros mismos por sabios, porque si presumimos orgullosamente de sabios o prudentes, muchas veces nos opondremos a la voluntad de aquellos con quienes debemos estar en paz, y así causaremos discordias.

Sigue diciendo a nadie volváis mal por mal. Se prohíbe acá la venganza, es decir, devolver mal por mal. ¿Significa esto que no hay que castigar? No, porque, como enseña Santo Tomás, si por el mal de culpa que alguien comete le devuelve el juez [o cualquier autoridad legítima] el mal de pena conforme a justicia, materialmente se le hace un mal, pero formalmente y en sí se le hace un bien. De aquí que cuando el juez cuelga al homicida no vuelve mal por mal, sino, al contrario, bien por mal. Esto destruye una objeción contra la pena de muerte: “los católicos incurrimos en contradicción al oponernos al aborto y aprobar la pena de muerte, porque en ambos casos se mata a un hombre.” Matar al inocente es siempre moralmente malo, pero matar al criminal que ha sido justamente condenado a pena de muerte es hacer una acción formalmente buena, esto es, buena desde el punto de vista moral.

viernes, 24 de enero de 2014

COMENTARIO ELEISON Numéro CCCXLI (341).- 25 de Enero de 2014

  


ANSIEDAD SEDEVACANTISTA I

  
Las palabras y actos del Papa Francisco desde su elección a principios del año pasado han sido tan poco católicos y tan ultrajantes que se le ha dado un nuevo impulso a la idea que los Papas recientes no han sido realmente Papas (“sedevacantismo”). Noten que el Papa Francisco meramente expresa, sólo que más descaradamente que sus cinco predecesores, la locura del Vaticano II. Permanece la cuestión de si los seis Papas Conciliares (con la posible excepción de Juan Pablo I) pueden realmente haber sido Vicarios de Cristo.

EL P. PFLUGER EN SÍNTESIS.-

ENTRE AMBIGÜEDADES Y AFIRMACIONES ESCANDALOSAS, ES POSIBLE SINTETIZAR LAS IDEAS EXPRESADAS POR EL P. PFLUGER EN EL RETIRO QUE DICTÓ EN FLAVIGNY EN DICIEMBRE:

Los tradicionalistas estamos encerrados en nosotros mismos, rígidos, autosuficientes y llenos de temores infundados, siempre condenando, preocupados más de la verdad que de la caridad.

Pero la reforma de la Iglesia es más amplia que una vuelta a la verdad, es una reforma de la vida toda, y de eso no nos hemos dado cuenta. Lo central no es la verdad o la doctrina, sino la caridad y la vida en su totalidad.

No hemos sido realistas, sino que hemos idealizado las cosas. Lo que parece drástico en nosotros (como algunas actitudes de Mons. Lefebvre y la decisión del capítulo del 2006 respecto de Roma) es, en realidad, circunstancial, es decir, relativo a las condiciones del momento. Debemos dejar nuestra amargura y buscar la alegría que hay en sentire cum Ecclesia y evitar las críticas al Vaticano II.

Lo primero es la caridad, no la verdad. Por eso no hay que ser rígidos idealistas, sino que hay que ser realistas y tener caridad. No hay que pretender convertir al Papa y a los conciliares: eso es inútil porque ellos no entienden nuestro lenguaje y están preocupados de lo pastoral, no de lo doctrinal.

En definitiva: lo que hay que hacer es salir de nuestro auto encierro, deponiendo nuestras amarguras, nuestros temores hacia pretendidos lobos,  y abandonando el sedevacantismo en que se cae al rechazar el Vaticano II.  Hay que confiar en Roma, que ha dado muestras de buena voluntad, e  intensificar las relaciones con los conciliares. No debemos esperar ningún giro súbito en la crisis de la Iglesia. La reforma de la Iglesia se producirá, pero gradualmente, y nosotros debemos cooperar desde dentro, aunque estando protegidos. Hay que purificar a la FSSPX de los elementos que se oponen a esto, pues para ser oídos debemos estar dentro y ser dóciles al Papa. Nuestra vuelta al aprisco generará iniciativas de cambio que llegarán gradualmente hasta el Papa, y entonces se producirá la esperada reforma de la Iglesia.


TRES COMENTARIOS:

No otra cosa diría el diablo. También nos reprocharía privilegiar la verdad con daño de la caridad, pero... “Nuestra fórmula es muy clara y concreta. Es la siguiente: La suma intransigencia católica, es la suma católica caridad”. Padre Sardá y Salvany", "El Liberalismo es Pecado".

"Hay algunos que, dejando de lado la fe, insisten en efectuar la unión en la caridad: es imposible... el primer lazo de unión es la verdad". P. Castellani, "El Evangelio de Jesucristo".


"Propio es del mal espíritu morder, tristar y poner impedimentos inquietando con falsas razones". San Ignacio, "Ejercicios Espirituales", n° 315.

jueves, 23 de enero de 2014

ESCANDALOSAS CONFERENCIAS DEL P. PFLUGER (parte 6-7 y final)




NOTA: EN LA ANTERIORES ENTRADAS HEMOS DESTACADO EN COLOR ROJO LO MÁS GRAVE DE LO DICHO POR EL P. PFLUGER. CON ESE CRITERIO, TODA ESTA CONFERENCIA DEL N° 2 DE LA NEO-FSSPX DEBERÍA ESTAR EN ROJO. 

LO QUE VAN A LEER AHORA TIENE UN CALIFICATIVO:  H O R R O R O S O.


FORO CHRISTUS VINCIT


SÉPTIMA CONFERENCIA (bajo la forma de conferencia interactiva, 20 :30-22 :30 hrs) [Nota del blog : en el documento, no hay conferencia 6. O fue saltada o lo más probable es que ésta fuera la sexta].

Para comprender el contexto histórico de nuestras relaciones con Roma, hay que ver una primera fase de extensión de la Fraternidad, después fueron las consagraciones, luego viene la fase de contactos con Roma.

Después del año 2000, es Roma quien toma contacto. El 2000 es el año del jubileo, del perdón. El Cardenal Castrillón Hoyos dijo que una solución vendría muy rápido para nosotros e insiste, pero Monseñor Fellay dijo: “No tenemos confianza, ustedes quieren hacernos entrar en las filas”. La política de la Fraternidad consiste en esperar que Roma nos muestre buena voluntad (liberalización de la misa). Más tarde, se añadirá el levantamiento de las excomuniones. En esa época, era impensable (que Roma fuera digna de confianza/que Roma llegara a hacer tal cosa). (Luego habrá las discusiones doctrinales, para mostrar los verdaderos problemas).

Llega Benedicto XVI que conoce muy bien nuestro expediente. Ya en el 2002, dijo (al Dr. Barth): “La cohabitación de dos ritos juntos en la Iglesia es imposible, hay que (“catolizar”/reformar) la nueva misa (basándose en la antigua)”.

 (El Motu Proprio está en el aire), luego fue el Capítulo de 2006 que fue circunstancial (como lo  fueron ciertas encíclicas hace algunos cientos de años y a las cuales ya no nos referimos). Ustedes saben: Podemos hacer decir todo a Monseñor Lefebvre si tomamos sus escritos, todo y su contrario porque todo está ligado a las circunstancias. (El Capítulo de 2006 manifestó que una cierta desconfianza hacia Roma todavía estaba presente. Al final del Capítulo, un sacerdote deslizó una nota bajo la puerta del Secretario para abogar por “no al acuerdo práctico”). En el 2006, nadie pensaba que el papa fuera a dar seguimiento a los requisitos previos. El 7 de octubre de 2007, el papa hace su Motu Prorpio. El mismo Monseñor Tissier dijo ese día delante de mí: “Esta es una victoria, es el más grande acontecimiento desde la coronación de Pio XII”. Y actualmente, la “seudo-resistencia” critica al Motu Proprio, es hipócrita, sobre todo cuando sabemos que el papa tuvo toda la curia en su contra. (Claro que el Motu Proprio no es perfecto).

Este Motu Proprio es un requisito previo y el papa sabe que no se puede avanzar más rápido.

En el momento en que el papa retira la excomunión, es atacado por la curia y, en nuestras filas, sucedió el affaire Williamson. No vale la pena ni es el momento de “criticar el complot”. Si el papa hubiera sabido lo que pensaba Monseñor Williamson, no hubiera levantado la excomunión, no hay que olvidar que el papa era alemán y este tema es muy difícil para ellos. (Después) el papa dijo: “Hay que discutir” y esto es una afrenta para toda la curia y todos los obispos: ¡el mundo entero lo comprendió menos nosotros! El 4 de junio de 2009, hubo un encuentro en Roma con Monseñor Fellay, el Padre Pfluger, el Padre du Chalard. El cardenal fue muy gentil… (sic). Él nos confesó que desde hace mucho tiempo, tenían un problema interno con los obispos.

 (No hemos comprendido al Vaticano II : la libertad religiosa, el concilio quería solamente permitirnos poder ir a los países musulmanes. Quanta cura, etc., ese no es el problema. Después de las discusiones, esperábamos un resultado de esas discusiones. (De hecho), nos proponen un texto para estudiar, para firmar. Está claro que no podemos firmar pero vemos que Roma hace todo lo que puede, ella quiere una solución, una regularización de la Fraternidad. Hoyos hizo proposiciones. Pero todavía en este momento había una fuerte oposición en la Fraternidad. Hay un pequeño grupo que no quiere contactos con Roma. Roma presiona, exige una respuesta antes del fin de noviembre. Monseñor respondió que no podíamos seguir y es una cachetada a Roma.

El Carmelo reaccionó y no es una actitud noble. En el interior de éste, hay tensiones, rupturas, se calienta y todo esto es ridículo.

Monseñor Fellay es muy indeciso, no sobre el fondo, sino cuándo y cómo actuar sin que rompamos con Roma. En marzo, el secretario del Papa nos hizo saber que el Papa quiere la regularización a pesar de la oposición de la curia, pero el fondo del problema es que cada quien quiere salvar su pellejo: Roma con el Vaticano II y nosotros con las tonterías de Monseñor Williamson. El Cardenal Levada dijo: “si ustedes no firman, es porque no reconocen al papa”. Y Monseñor Fellay no quiere tomar el riesgo de una excomunión por rechazo del reconocimiento del magisterio. La carta de los 3 obispos, es una grave imprudencia, no es el espíritu de Monseñor Lefebvre. De hecho, un poco después, Monseñor de Galarreta se disculpó de esta carta diciendo que si hubiera sabido el contenido de los documentos de enero (posibilidad de criticar), no hubiera actuado así. Esto por supuesto queda entre nosotros, no lo pongan en internet (lo dice con un aire de decirlo al oído).

Imaginen que el papa llama a Menzingen y que Monseñor Fellay responde: “No estoy disponible, llame más tarde”. ¡No es posible! y por lo tanto se enfrenta al problema de la Fraternidad, notablemente con el discurso eclesiovacantista de Monseñor Tissier y no podemos pasar por sedevacantistas. El texto (que el papa estaba a punto de firmar/el propuesto por la Fraternidad) se había considerado más exigente que el de Monseñor en el 88. Y por lo tanto el papa no firmó a pesar de todos los anuncios que se hicieron y la comisión Ecclesia Dei se vuelve más exigente, por lo que el Padre Pfluger (?) pregunta al cardenal: “¿De dónde viene esta nueva exigencia?”. Respuesta: “Estabamos todos de acuerdo hasta el mes de mayo pero después algunos presionaron al papa”. Sobre todo después de que Monseñor Tissier dijera: “El concilio no es un verdadero concilio”: el cardenal Ladaria le recordó al papa que, evidentemente, no podía pasarlo por alto. En la Fraternidad somos muy fastidiosos, nuestra posición no es clara respecto al concilio, si no le damos valor magisterial, entonces ya no somos católicos.

La seudo-resistencia : estos sacerdotes son gente (muy desequilibrada/ imprudentes), en casos. Tenemos la impresión que es un estado del espíritu. La cuestión ahora no es si tener confianza o no, nos quieren imponer para la situación actual, para ahora, una prudencia que (es/fue) la de Monseñor Lefebvre en su tiempo, en su época, en sus circunstancias. Eso no es honesto.

Todas estas salidas son una purificación para la Fraternidad y deben ser vistas como una gracia, incluso si nos sentimos mal porque tal vez son cofrades con los cuales nos entendíamos bien.

Esta situación irregular de la Fraternidad es tal vez un castigo porque ella se ha enfocado en los errores, hemos tratado y tratado al papa como un estudiante, juzgamos sistemáticamente los textos que vienen de Roma, por principio esto es muy grave. (Nos ponemos casi contentos de que la Iglesia sea escarnecida, contentos de cada error). Desde el 2006 hemos perdido (60/66) sacerdotes y no fue por causa de Roma, mientras que la Fraternidad San Pedro, donde son aproximadamente 250, casi no han tenido salidas. Por lo tanto, hay un problema. (Claro que hay que mantener nuestra línea). La Iglesia es humillada, hay que ser como el buen samaritano, hay que amarla. Hemos idealizado nuestro combate y es como una obsesión golpear a los otros institutos (Por supuesto que no son perfectos, pero nosotros tampoco lo somos). Comprendemos al papa que critica el clericalismo. Nos hemos encontrado con obispos, nos llaman a Roma, y nosotros, nosotros estamos contentos que las cosas vayan mal en Roma. Dios no puede bendecir la actitud de los que no quieren entrar al aprisco, porque habría un lobo. (Un sacerdote/¿obispo? de la Fraternidad me dijo: “Aunque se vacíen las capillas de la Fraternidad, no es grave, lo que cuenta es que nosotros conservemos la fe”). La fe está al servicio del apostolado.

El texto (de abril) es circunstancial (mínimo), tal vez no es lo mejor y algunos dicen que es lamentable, dogmatizan su interpretación y se la imponen a Monseñor Fellay. (Fue visto por teólogos de la Fraternidad y lo encontraron muy bueno. Otros dicen que es lamentable, ¡que no es católico! Dogmatizan una interpretación, una opinión.

Cuidado: en nuestras propias filas no estamos de acuerdo sobre la noción de magisterio, hay incluso 5 teorías (Monseñor Tissier, el Padre Gleize…) No hay que dogmatizar e imponer un punto de vista al superior. Ciertamente que no hay que cambiar de posición, son las circunstancias las que cambiaron. Los que resisten al superior son poco numerosos pero de pocas luces, como Chazal. En 2007, la teoría de Monseñor Williamson era: “Las decisiones ad intra son tomadas por el Consejo, pero ad extra, eso corresponde a los obispos”.

De hecho todo el mundo es (papa frente al superior general/ o es superior general). Detrás de esta oposición, hay una parte con miedo y otra parte los “Roma no nos interesa” (“somos la Iglesia”).

Monseñor Tissier se atreve a decir: “Donde está la verdadera fe, está la Iglesia”. Atención, es lo mismo que dijo Lutero. Respecto a la liberalización de la misa, se reclama que fue clasificada como rito extraordinario, pero es la histeria del quisquilloso que está detrás. Hay que ser claro, no es serio, y se vuelve un problema existencial, qué les puede pasar si Monseñor Fellay escribe a Roma. (En 1988, Monseñor Lefebvre no dijo nada al Consejo de lo que fue a hacer a Roma. Monseñor Lefebvre siempre tuvo contactos con Roma, permaneciendo firme).

Estamos llenos de un espíritu de suficiencia, tenemos todo, pero atención, por principio, Dios no necesita de nosotros. La Fraternidad va a ser purificada de los miembros que no nos quieren y esto es una gracia para ella.

Al Padre Rioult, por ejemplo, lo conozco bien, es un payaso, no sabe nada y juzga todo.

Estas gentes, es más fuerte que ellos, tienen que juzgar al papa. Se enfocan en el 5% que está mal, aunque el 95% del Vaticano II es bueno (?): es el idealismo.

San Pio X en su reforma no actuó así, no condenó a todo el mundo y despidió a los profesores de seminarios, de universidades. ¡Qué tontería actuar así! Si algunos necesitan, pueden estar seguros, en Menzingen todavía decimos la misa antigua (risa general). Hay que tener cuidado con la gracia que pasa y no vuelve a pasar, como dice San Agustín. La hora es grave, no hay que ridiculizarse ante la Iglesia, ante la mirada de la Historia.

Pregunta de un hermano : “En la Tradición estamos preocupados por lo que pasará en el mes de abril ¿cómo reaccionar?” [Nota del blog: se refiere a la "canonización" de Juan Pablo II]

Respuesta :

Primeramente, no escandalizarse. Es otro concepto de santidad en relación al que nosotros concebimos.

Pero siempre ha sido así en la Iglesia, cada papa beatifica a su predecesor. Imagínense a un sacerdote que pasa su tiempo criticando al Papa, al Vaticano II. ¿Entonces? No, ¡hay que continuar! A veces hay que atacar, a veces avanzar, a veces… no podemos pasar el tiempo atacando. Hay que conocer, pero también explicar la fe.

Es urgente comprender que no hay que aserrar la rama. (Si un obispo nos da en su diócesis una iglesia sin condición ¿aceptamos? Si el papa lo hace, pero que tengamos la garantía de poder continuar el combate y estar relativamente protegidos contra los obispos locales, Monseñor Lefebvre diría que podríamos aceptar).

Hay que dejar hacer al Superior general, tiene suficiententes preocupaciones como ésta. Para comprender la situación, ha que ver a los que están en contra, Nuestro Señor habla diciendo: “Tienen oídos y no escuchan, ojos y no ven (pero no comprenden)” (Hay que pensar, esperar a que es posible que el papa retome contacto con nosotros, ¡es imprevisible este papa! Entonces Monseñor Fellay le dirá “¿Usted no es papa?” ¡NO! todo depende de la situación.

Ustedes saben, Monseñor Lefebvre siempre fue un hombre muy práctico, muy pragmático, y siempre se dijo : « Si es por el bien de la Iglesia, se hace » (En 1984, cuando el motu proprio sobre la misa, Monseñor Lefebvre dijo que era un pie en la puerta, aunque el motu proprio exigía que se reconociera la nueva misa).

Ustedes saben que estamos frente a un problema francés.

 (Alguien me explicó) El francés siempre ha sido traicionado, es un problema histórico: Traición por la revolución, la Vendée, Leon XIII y el Ralliement, Argelia… Pero Leon XIII simplemente fue realista respecto a la República. Ustedes no se imaginan por ejemplo ir a buscar gasolina donde fulano porque es católico, van al más barato. Igual para escoger dentista: es en función de la urgencia, de las disponibilidades y no del que es católico. (Un día, le dije al padre de Cacqueray):


“Cuando estaba en Amiens, si el obispo o el alcalde le hubiera dado una iglesia ¿la hubiera rechazado porque el alcalde es homosexual y masón?” Hay que ser realistas. ¡La realidad no es blanco o negro! No debemos ser simples como Monseñor Williamson. Los que reaccionan en contra del superior dicen que llevan a cabo un combate por la fe. No, en realidad es un combate por su idea. Dios no puede bendecir a los que propagan tan mal espíritu. El problema hoy no es el mismo que en 1988 (entonces fue un problema de conciencia) Hoy debemos enfrentar al mal espíritu. Entonces, ¿qué hacer? Antes que nada, presuponer que el superior quiere el bien. Cuando va mal, cuando la fe está en peligro, ¡se nota!

miércoles, 22 de enero de 2014

ESCANDALOSAS CONFERENCIAS DEL P. PFLUGER (parte 5)


“Si cortamos con Roma, somos 

sedevacantistas”

FORO CHRISTUS VINCIT

Y nosotros, en términos de reforma, ¿qué podemos hacer en esta crisis que dura? Estamos en un momento decisivo para la Tradición y la Fraternidad. Crisis viene del griego crisis que se aplica en medicina en el caso de un paciente al cual le llegó el momento de decidir sobre su destino. ¿Se podrá curarlo de su enfermedad? Nosotros estamos en ese punto donde hay que decidir sobre el futuro respecto al papa, a la Iglesia. Entonces, ¿cómo actuar?
Hay que mirar cómo la Iglesia ha actuado en el pasado. Actualmente, Suresnes, Monseñor Tissier, nos presionan, meten una cierta presión para que nosotros hagamos una declaración clara, pura y dura, una profesión de fe, que ponga los puntos sobre las íes. Ellos (ellos o algunos…) piden que no discutamos con Roma pero que propongamos pequeños textos basados en la doctrina. ¡Pero cuidado! (no es tan simple). En el Credo, ¡no profesamos que renunciamos al Vaticano II y a la libertad religiosa!
Hemos consultado a algunos cofrades sobre la oportunidad de la publicación de estas declaraciones con ocasión del 25 aniversario de las consagraciones; un cofrade francés nos escribió sobre la utilidad de este texto inaudible para los clérigos modernos (dos declaraciones firmes [final del Capítulo 2012, luego la declaración de los obispos en 2013], recuerdan nuestra posición). Nuestras declaraciones permanecen inaudibles para el clero moderno, incluso para aquellos que nos estiman, porque falta una filosofía seria para comprendernos.
1er problema : sobre un mismo texto, cada quien ve a su manera y los modernos no ven lo que nosotros vemos. Ejemplo: con ocasión de la manifestación interreligiosa en Buenos Aires, en memorial al ataque contra los judíos, nadie comprendió nuestra lucha contra la libertad religiosa, pensaron que nosotros luchábamos en contra de los judíos porque tenemos fieles muy inteligentes (que no penetraron el contexto y hablaron en este sentido a la TV).
2do problema : ellos desconocen el magisterio pre-conciliar (porque ellos/ y ellos) están sumergidos por preocupaciones pastorales. Sus preocupaciones son totalmente diferentes de las nuestras que nos enfocamos en el Vaticano II y la colegialidad… (Publicando tal declaración) nosotros nos (complacemos/complaceríamos) a nosotros mismos y no (hacemos/haríamos) avanzar las cosas.
La reforma consiste en trabajar, en hacer circular « in capite et in membris » simultáneamente. In capite, es respecto al Papa, a Roma y esto ha consistido en las discusiones doctrinales y nuestros esfuerzos no fueron coronados por el momento. In membris, es respecto a los fieles, a las parroquias, al clero conservador. Hay que intensificar el contacto in membris ahora.
Remontándonos más lejos en la historia, constatamos que la reforma carolingia consistió en la multiplicación de iniciativas privadas que se elaboraron fuera del poder romano sin afrontarlo y éste terminó por aprobarlo y legislarlo. El Papa no lanza la iniciativa, sino que es la base quien la lanza, iniciativas que se propagan hasta que la cabeza las toma por su cuenta para oficializarlas. Para esto es necesario una disposición suficiente de los inferiores para dejarse conducir, si no la cabeza no puede tomar por su cuenta la reforma. El Motu Proprio es una etapa, el papa no puede ir más rápido ni más lejos por el momento. Monseñor dijo bien que son las cifras que hablarán. “De la historia no aprendemos nada”, dijo ? La gente siempre comete las mismas tonterías. El cambio vendrá de la multiplicación de estas iniciativas, su encuentro y su unión.
 (Es/de hecho, sobretodo) el problema de Francia. Los franceses son quejumbrosos. El problema de Francia es que tiene un espíritu Maurrasiano, cartesiano. El problema actual, es o abrirse a los otros o recaer en uno mismo. Entonces, ¿cómo vencer esta crisis?
Cuatro obispos, cuatro puntos de vista…
-El primer grupo que sigue a Monseñor de Galarreta, piensa que la Fraternidad es para una élite, el primer deber es proteger nuestra obra, protegerla de la confusión debido al contacto con los otros. Monseñor está decepcionado respecto a nuestras discusiones con Roma. En la práctica, no a los contactos, protejamos lo que tenemos. En Roma son cabezas, no imbéciles que no conocen más que el Vaticano II, dice el Padre Pfluger. (Hay quienes se imaginan que harán un bocado de ellos durante las discusiones)
-El segundo grupo es Monseñor Williamson : Hablar con Roma ya es un signo visible de traición. Es un problema personal el de Monseñor Williamson. Fue formado en un colegio donde se aprende “a hacer lo contrario, a ver lo negativo”. Es también un problema psicológico en su relación con Monseñor Fellay. Él jamás aceptó su superiorato. Siempre se opuso. Ligado a su psicología, su pesimismo es ideológico: la naturaleza de la juventud está tan corrompida que no puede recibir la gracia, por lo que hay que restaurar primero la naturaleza…
Comentario : es ridículo. Ya no podemos hacer nada y entonces provocamos por provocar, para que esto se mueva. Hablar con el enemigo, es tener perdido el combate.
-El tercer grupo. (Monseñor Tissier, Suresnes): los que tienen miedo. Ellos dicen: por principio, es demasiado peligroso, Roma debe convertirse antes de cualquier acuerdo o regularización canónica. Un (superior/padre) francés nos dijo: “Antes de cualquier contacto con Roma, el papa debe convertirse, condenar el Vaticano II y consagrar Rusia a Nuestra Señora”.
Análisis : En el fondo, es un problema de temor, de miedo de tener contactos. Se llega hasta decir que, porque ellos son modernistas, son nuestros enemigos. Estas condiciones (la conversión previa de Roma), son ideales pero irreales. Un jefe jamás se desmiente de un día para otro, hace falta tiempo.
Después del « escándalo » de Asís, Monseñor Lefebvre no exigió al papa disculparse, sino que poco tiempo después fue a Roma. Hay que referirse a las palabras de Monseñor Lefebvre en el 82 a los Estados Unidos donde se rebeló contra aquellos que rechazaron el misal del 62 poniendo en duda la validez de los sacramentos:
Monseñor dijo : “Yo no puedo tolerar este espíritu sectario, cismático que menosprecia el bien de los fieles. No es conforme al pensamiento de la Iglesia”.
Se puede hacer la clonación con la situación actual. No debemos ceder a la presión de aquellos que piensan así, no hacer un problema personal sino recordar cuál es nuestra misión: (no debemos engañarnos, de hecho). Si cortamos con Roma, somos sedevacantistas. La tesis de Monseñor Tissier con un papa para dos Iglesias, es el ecclesiovacantismo ¡y es inadmisible!


ESCANDALOSAS CONFERENCIAS DEL P. PFLUGER (parte 4)



FORO CHRISTUS VINCIT

La ignorancia es el primer problema : « Ellos no me conocen a Mí ni a mi Padre”. El apostolado de nuestros sacerdotes debe enfocarse en la formación y en reducir la ignorancia de los fieles, no limitarse a hablar de los escándalos del Vaticano II o de la libertad religiosa… sino de (predicar) la Fe. No hacer dialéctica. No caridad amarga. No forzar con la verdad sino ser pacientes.
En este nuevo pontificado se habla mucho de reformas. Con “Evangelii gaudium”, el papa trata de llegar a todos las personas, de transmitir la alegría del Evangelio y de la Fe. Como dijo el Padre Schmidberger: “Tiene cosas buenas, pero también omisiones”. Después de nueve meses vemos más claro acerca de este Papa. El quiere cambiar la Iglesia. Le gusta agradar y siempre actúa diferente: el no canta cuando tiene que cantar, no ayuda cuando hay que ayunar, no es exacto con las rúbricas (genuflexiones), usa el clergy cuando debe usar sotana.  En breve, él impacta. Lo que hay que decir, es que él es único, es diferente, es argentino y jesuita. Es un hombre de acción. El es un hombre de actuar, de hacer, de movimiento, pero es el Papa. “Evangelii gaudium”, tiene un lenguaje un poco sorprendente para nosotros, al cual no estamos habituados.
 (El Padre Pfluger lee el índice de materias) Hay que subrayar que el papa nos invita a no caer en la pereza espiritual… (De hecho, el verdadero problema no es lo que dice, sino lo que no dice/ más grave que lo que dice, es lo que no dice): el problema de la salvación universal. Comprendemos la reacción del papa pero el problema es que no habla de convertir. Lucha contra el clericalismo: aquellos que no piensan más que en sí mismos y están se contentan con sus pequeñas reglas.
 Lo que dice sobre los homosexuales (en el fondo/de cierta manera) no es falso, pues Nuestro Señor tampoco juzga: él abraza a los protestantes, ¿por qué no? Pero lo más grave es que no les habla de la exclusividad de la salvación. (En los modernistas, la fe no es objetiva, es subjetiva. Yo no me adhiero a un objeto preciso. El papa recuerda la cruz, etc. pero para los modernistas, todos estamos salvados). Este papa está en la ilusión. Tiene la voluntad de reformar, eso está muy bien pero falta la necesidad de la fe: “El que no crea, puede arriesgar su salvación” (sic). En Pentecostés, San Pedro dio un sermón que impactó, pues él es el Papa y hay tres mil convertidos (para el papa Francisco, “todo el mundo sabe lo que piensa la Iglesia”: no, eso es falso).


ESCANDALOSAS CONFERENCIAS DEL P. PFLUGER (parte 3)


“El apostolado es “sentire cum Ecclesia” y no criticar al Vaticano II”

FORO CHRISTUS VINCIT
Una reforma, una verdadera restauración de la Iglesia, se refiere a toda la vida, no solamente a la verdad.
Por ejemplo la reforma de Pio V, en el fondo más compleja que la misa, el misal, la cruzada contra los turcos. Su reforma comienza ya cuando era joven profesor, es nombrado inquisidor y reforma los conventos de los dominicos. Hizo reformas muy prácticas y fue criticado en todas partes.
Como Papa, él empezó por reformas muy prácticas:
1. Hizo instalar los cacatorium.
2. Saca a los hijos de los clérigos.
3. Las puertas del Vaticano se cierran con llave de noche.
4. Disminuyó a la mitad el personal del Vaticano.
5. Los conventos de mujeres son enclaustrados, prohibición de salir salvo en caso de lepra, peste o incendio.
6. Los sacerdotes que no hacen nada son encerrados en el castillo Saint-Ange. Saca a las prostitutas.
Y él comenzó por realizar estas reformas y así él reformó la vida cristiana: No se contentó con reformar la misa, el catecismo…
Otro ejemplo de realismo respecto a la reforma, es Pio X. En un clima de abandono y de apostasía, toma como divisa: Omnia instaurare in Cristo, para el retorno de las naciones a Nuestro Señor por medio de la Iglesia, sin fatalismo, sin esperar el castigo. Pio X no se contenta con lamentarse de la situación. Para nosotros, tener antes que nada un objetivo claro: ¿Por qué nuestra vocación?
Ante todo, la Iglesia, Cristo, salvar las almas y no solo pensar en sí, en nuestro priorato, nuestra escuela…
Otro ejemplo, el de santo Domingo que tuvo un gran carisma y atrajo muchas vocaciones. Su secreto es su oración: “¿Qué será de los pobres pecadores?”.
Es la « Caritas Christi » y es ella que mantiene nuestro deseo de santidad. El apostolado es “sentire cum Ecclesia” y no criticar al Vaticano II (entendiéndose: eso no es lo formal). La crítica termina por cansar y nos desgarra, como mucha gente brillante que nos han dejado pues no tenían la Caritas Christi. Las almas a salvar es un verdadero motor de perseverancia y eso no deja tiempo para críticas estériles. El objetivo de san Pio X: formar a Cristo en aquellos que están destinado a formarlo en los otros. El sacerdocio es un medio de apostolado. No seamos egoístas, el objetivo de nuestro combate es la santificación de los otros, de los que están con nosotros. No hagamos como la seudo-resistencia, sino que reencontremos el entusiasmo por el bien. Busquemos el reino de Dios y no convertir al Papa, analizar los textos del Superior General o Lumen Gentium. San Pio X: “Nuestra preferencia irá siempre hacia aquellos que se dedican a la salvación de las almas”. Esto debe ser la prioridad de nuestras casas. No voltear el adagio: “infierno de la filosofía, purgatorio de la teología, cielo del apostolado”.


ESCANDALOSAS CONFERENCIAS DEL P. PFLUGER (parte 2)



2da. CONFERENCIA, PADRE PFLUGER

Retiro impartido a los hermanos de la FSSPX
Flavigny - Navidad 2013


La finalidad de la verdadera reforma es la salvación por el renunciamiento, la humildad, la obediencia. En un contexto de rechazo de la verdad, de la Tradición, nosotros no debemos tener una actitud agresiva, pues Dios vino para salvar al mundo. “Nadie puede ver a Dios si no renace del agua y del espíritu”: esa es la reforma.

Dios ha amado tanto al mundo, que le dio a su Hijo… pues Dios no envió a su Hijo para juzgar al mundo sino para que fuera salvado por Él. Sí, Dios quiere salvar este mundo y nosotros, nosotros decimos: está maldito. Dios no dice nada parecido, nada es imposible para Dios. No es un problema de fe sino de esperanza. Dios vendrá a juzgar, nosotros no debemos adelantar este juicio sino que tenemos que salvar las almas.

Ejemplo de verdadera reforma lo sacamos del libro « La Santa Iglesia a través de su historia”, de nuestro querido Padre Jean-Dominique. Los católicos perseguidos pensaban que era el fin del mundo. El Papa aceptó lo que propuso Constantino, que no era perfecto, venía de un emperador (pagano), pero se tomó igualmente. (El Papa no lo rechazó bajo pretexto que el Edicto de Milán se aplicaba en nombre de la libertad religiosa). En las persecuciones, sobrevivieron. Una vez liberados de las persecuciones, miles de jóvenes dejaron el mundo, fluyeron las vocaciones. ¡Es un fenómeno muy extraño!

Se constata una falta de entusiasmo en la Tradición actualmente. No tenemos este fenómeno de dejar el mundo por la contemplación. El estado actual de las vocaciones es decepcionante. ¡Por ejemplo el Carmelo! que entró en la « seudo-resistencia », lo que es ridículo. Ellos no tienen vocaciones. Hay un ideal que en la Tradición nosotros no somos capaces de transmitir. Se ve en la lamentable asistencia a la misa en la semana.

Es muy simple no ver más que la perversión del mundo, es la fe que vence el mundo: primacía de la contemplación, amor de la Cruz y por lo tanto de la misa, es por ella que se vence al mundo. Nuestro combate ha sido idealizado, nuestra manera de ver es negro o blanco.

La realidad toma su tiempo, por ejemplo el concilio de Constantinopla, San Atanasio fue exiliado 7 veces, predicó en la ciudad mientras que el obispo arriano estaba allí instalado. Su lucha duró más de 60 años. Es el misterio de la historia, Dios hace el hombre que viene en este tiempo, en este mundo, no ahogándolo todo, destruyendo todo y luego construyendo un nuevo mundo. Nuestro Señor se encarnó en este mundo podrido. La realidad exige un largo caminar, no que el Papa se duerma modernista y se despierte tomista. Nuestro Señor dijo: “Es por vuestra perseverancia que salvaréis vuestra alma”. Todos nosotros priores, superiores, tal vez no hemos comprendido por dónde hay que comenzar la reforma. Como reformador, San Raymundo de Capua, se enfrentó a una rebelión en el seno de la Iglesia. Toda reforma es obra del Espíritu Santo, es una obra de la Iglesia. Monseñor Lefebvre se apoyó de medios ordinarios para su reforma.  

Monseñor Williamson dice que la naturaleza está tan destruida, que los seminarios tridentinos ya no funcionan, que hay que hacer otra cosa: ¡es ridículo!


ESCANDALOSAS CONFERENCIAS DEL P. PFLUGER (parte 1)





FORO CHRISTUS VINCIT


Durante un retiro a los hermanos a finales de diciembre, el Padre Pfluger dictó esta serie de conferencias. No olvidemos que el Padre Pfluger es el n° 2 en la Fraternidad.

Publicamos la primera de siete conferencias.

1ra. CONFERENCIA, PADRE PFLUGER
Retiro impartido a los hermanos de la FSSPX
Flavigny - Navidad 2013

(Notas obtenidas gracias a métodos diferentes de los utilizados por Menzingen respecto a los correos del Padre Rioult).

¿Que necesitan los hermanos? Saber lo que es su deber hoy. San Juan Bautista en la liturgia de Adviento nos invita a “Arrepentíos, pues el Reino de los Cielos está próximo”. “Arrepentíos”: tener un nuevo espíritu. La finalidad de este nuevo espíritu es el Reino de los Cielos, la salvación. Por consecuencia, la finalidad de todo (oración, votos, actividades) es la salvación. Para llegar a salvarse hay que cambiar de dirección, de espíritu, ajustar la brújula: “Comprender el espíritu profundamente sobrenatural de toda su vida”.

Los estatutos de la Fraternidad son también válidos para los hermanos. En un pasaje, nos invitan a “comprender el aspecto sobrenatural de toda su vida”.

¿Cuál es entonces nuestra misión, nuestro deber ? San Pio X nos dice: “Omnia instaurare in Christo”.

Instaurare : una verdadera reforma de la Iglesia.

El nuevo papa Francisco ha sido elegido a causa de su voluntad de reforma. El es el reformador de la Curia, iniciador de una nueva evangelización: lo que antes se llama una reforma.

 « …Raza de vívoras ». Es peor que modernista o liberal. No, liberal es peor (habla de los insultos) Pero en el fondo nadie sabe lo que es un liberal.

La santidad según San Benito consiste en la humildad, y (uno de los grados de la humildad consiste) en la obediencia a Dios, a los superiores. El obstáculo en la Tradición es el espíritu de suficiencia, de orgullo, que conduce al desprecio, a la desobediencia y esto es totalmente opuesto al pensamiento de Dios en la Encarnación. Una verdadera reforma pasa por una conversión, un renunciamiento pero por el Reino de los Cielos (aspecto sobrenatural que no se debe olvidar).

Nuestro Señor dijo: "Yo salí del Padre, he venido a este mundo (Encarnación)”. ¿Por qué? No por los justos, no por los Tradis, sino por las ovejas perdidas, Él deja a 99 justos para ocuparse de la oveja perdida. No nos fiemos de nuestra seguridad. No permanecer en la seguridad en este mundo, es partir, no hay que quedarse en  seguridad, si no echamos raíces, hay que ver el bien de los otros la salvación de las almas. La vida sobrenatural no ha sido dada para nosotros. Dios llama, el alma debe responder. “Credidimus caritati” es diferente de “Credidimus veritati”.

« Credidimus caritati » es: hemos creído en la caridad. Si la vocación, la oración no nos conduce a la caridad y por lo tanto a la alegría, significa que hay algo erróneo en nuestra vida espiritual. La finalidad, dice Nuestro Señor: es que “vuestro gozo sea completo”. Es totalmente lo contrario al fatalismo de Monseñor Williamson, actitud falsa y no católica. Todo lo que nosotros les anunciamos, Dios es luz, en Él no hay tinieblas, Él es amor. Monseñor Lefebvre nos dijo en 1978: “Dios es amor, por lo tanto Él es misericordia”.

Se constata en la Tradición: no hay o hay muy pocas vocaciones (proporcionalmente al número de alumnos en nuestras escuelas), ¿por qué? Porque nosotros nos decimos los únicos, los mejores, y este es el espíritu de Avrillé (no vayan a repetirlo, esto queda entre nosotros), es la religión de la exclusividad, lo que nos interesa, somos nosotros. (Nosotros sabemos todo, juzgamos todo). Comprendemos (a veces) al papa que fustiga el clericalismo. Nosotros, los Tradis, nosotros tenemos la verdadera fe, la verdadera misa, ¡nosotros!

Capítulo 4 de San Juan: “Amémonos los unos a los otros… Dios es amor…” Este amor consiste no en que somos nosotros los que amamos a Dios, sino en que es Él quien nos ha amado (Encarnación). Esta es la verdadera misericordia.

« Credidimus caritati », diferente de « Credidimus veritati ». Una fe que no consiste en producir la caridad ¡no! Timoteo V, 8: “El que no propaga la caridad/ no se ocupa de los suyos, ha renegado de su fe, y él es peor que un pagano”. La fe no sirve de nada si no propaga la caridad. Nuestro Señor no viene para juzgar, sino para salvar, es la verdadera fe, la verdadera alegría. (La fe es una vida, no un saco a las espaldas).

martes, 21 de enero de 2014

NUEVO ESCÁNDALO DE LIBERALISMO EN LA NEO-FSSPX: LA ARDILLA VOLADORA





Los fieles escandalizados por esta revista de la FSSPX, escriben una carta abierta a Monseñor Fellay enumerándole los artículos liberales que esta revista se atrevió a publicar:
ECCLESIA MILITANS (ver la revista en este enlace)

CARTA ABIERTA A MONSEÑOR FELLAY, SUPERIOR GENERAL DE LA FSSPX.
Fiesta de San Hilario de Poitiers.
Respecto a la publicación de la revista “La ardilla voladora” de su FSSPX.
Excelencia:
Le escribimos acerca de la publicación de su Fraternidad llamada “La Ardilla Voladora”
Usted es responsable ante Dios de lo que se hace en su Fraternidad. Aunque usted no lea todas las publicaciones antes de ser distribuidas, usted tiene la responsabilidad y el poder de escoger quién las escribe. Usted tiene la responsabilidad y el poder de corregir públicamente los escándalos y castigar públicamente a quien los comete.
A pesar que nosotros creemos altamente improbable que usted vaya a corregir públicamente el reciente escándalo causado en los países de habla inglesa por La ardilla voladora, esta es su oportunidad. La ardilla voladora ha circulado en varios continentes.
Basados en el pasado, dudamos que usted corrija públicamente el pecaminoso escándalo de La ardilla voladora, pues usted ha estado llevando a la Fraternidad hacia el liberalismo, del cual La ardilla voladora no es más que su manifestación.
Primero que nada, ¿por qué la nueva publicación de su fraternidad adopta el nombre de La ardilla voladora? ¿Carece su Fraternidad de santos o símbolos católicos (como la Cruz), del cual se pueda tomar el nombre? Hasta hace poco, la publicación oficial de su Fraternidad en India se llamaba Salve Regina. Ya no. ¿Es que la nueva FSSPX piensa que los nombres católicos carecen de “frescura” y del “sentir” contemporáneo evocados en un animal irracional?
En las páginas 2-3 de La ardilla voladora de su Fraternidad, publica un sermón completo del papa Francisco. ¿Por qué? ¿No encontró su Fraternidad nada más edificante que esto? ¿No pudo encontrar nada de cualquier otra fuente que no esté manchada del humanismo y liberalismo de Francisco? Usando la terminología conciliar, Francisco se refiere a la “Eucaristía” que está celebrando, la cual por supuesto es la nueva misa. Su Fraternidad no comenta sus escándalos y maldades.