English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

lunes, 8 de agosto de 2022

CANTO DE VICTORIA. POR GIL DE PISA

 


El “Poder Supremo ‘sin rostro’”  anuncia ya una victoria: “Cisma en la Iglesia Católica”;  y lo hace en uno de sus medios de comunicación con estas palabras: “Como no podía ser de otra manera, la Iglesia tiene que seguir ‘aggiornándose’, adaptándose al mundo a toda velocidad, empezando por permitir el matrimonio a los sacerdotes, en la creencia de que el celibato es la causa última de los abusos sexuales clericales. Es decir los Amos del mundo ya dan por consumado el “Cisma” en la Iglesia... lo que equivale a  poder marcar una muesca más en su tabla de éxitos.

Sin duda las cosas que pasan en Alemania son preocupantes. Llevamos décadas con el nuevo Protestantismo que  se está gestando en la tierra de Lutero, pero aún no se ha consumado  el cisma.  Y los que amamos a nuestra Madre la Iglesia, pedimos a Dios  incesantemente que le impida “cuajar en realidad” 

Es sorprendente que  la Jerarquía se dedique a pedir perdón por  posibles errores de hace medio milenio y se olvida de hacer lo mismo por los fallos y errores de los últimos sesenta años. Siendo ellos, en este caso, los responsables de la crisis actual de la Iglesia;   no hace examen de conciencia para comprender por qué vivimos en una crisis de Fe...  Nadie pide perdón por los  errores garrafales cometidos  con la deformación de los dogmas, de la moral y el culto,  cuyas consecuencias vivimos en la Iglesia de hoy: Templos vacíos,  olvido de los sacramentos fundamentales,  como la confesión, la comunión y el matrimonio religioso. Incluso el Bautismo está pasando de moda  y un tercio de los nuevos españoles  se quedan “moros” –como decían nuestros antepasados de los no bautizados- (· El que no tiene padrino se queda moro”...

El tiempo nos ha dado la razón a quienes avisamos de las consecuencias previsibles e inevitables, que tendría para la FE y la Moral, no combatir con toda la fuerza e inteligencia el Modernismo desde el momento que estaba claro su objetivo final: adueñarse de las riendas en la barca de Pedro.

Nos consideran unos retrógrados  incapaces de leer el “avance de los tiempos” y,  --menos aún--  de actuar  en consecuencia. Olvidaban los modernistas que no hay nada más vivo que la “Tradición perenne” de la Iglesia, porque ella misma lleva dentro la capacidad de adaptación a cada momento, --pero dentro de la Verdad de la que es cimiento y  manantial--.

Viví intensamente las discusiones del Aula Conciliar y fue para mí un tormento  insoportable. Leer las “asnadas” que se decían allí. Y, las llamo asnadas,  copiando al Padre Ángel --mi profesor de griego en la Universidad Católica--  que, como he referido ya alguna vez cuando un compañero le vino a dar la noticia de que un compañero de Promoción “era un hereje” le respondió con una carcajada y esta frase: «No te preocupes, para ser hereje hay que ser muy inteligente y “ése, es un asno”; yo llegué a esa conclusión sobre lo que se decía en la basílica de San Pedro, en el Concilio: No eran tanto herejías, cuanto “asnadas”; enorme burradas dichas con un aplomo impresionante.. Lo triste del caso es que  contribuyeron  a normalizar los errores  y que la Fe  padeciera las consecuencias.

Desgraciadamente  lo que allí se vivía no era “por casualidad”... o sea,  fruto de la debilidad de la mente humana, ¡no!, quienes lo hicieron posible habían preparado a conciencia el escenario Durante años,  los obispos de Centro Europa,  prepararon el Concilio,   con una organización perfecta.  Se cumplía una vez más  la conocida ley de las dos ciudades... Mientras los obispos de buena fe, --españoles, hispanoamericanos--  habían ido al Vaticano con la mejor de las “cándidas inocencias”,  de todos y cada uno de los conciliares amantes de la Iglesia, los obispos que tenían estudiado “cambiar” la Fe, la Moral y el Culto de la Iglesia Católica habían montado toda una serie de organizaciones con reuniones periódicas para estudiar sus proyectos. Cuando la “buena gente» abrieron los ojos y quisieron organizarse les faltó tiempo para contrarrestarlos... aunque algo hicieron Monseñor Lefèbvre y  los que se le unieron.

Me llevaría muy lejos entrar en profundidades, me limito a señalar con unas simples pinceladas, que todo se ajusta a lo que tantas veces he comentado  sobre la forma de trabajar  de la Sinagoga de Satanás y los que la sirven.

Conviene destacar también que la organización  modernista del Vaticano II, no se disolvió. Al contrario,  el Vaticano II sirvió para perfeccionar y fortalecer su estructura. Y siguen provocando desastres,

Gracias A Dios, la última palabra siempre la tiene el Creador e inspiró el nacimiento de la Fraternidad San Pío X, que ha sido  un obstáculo  y una referencia  en  estos sesenta años postconciliares. Pero no solo ella, han surgido otros movimientos en la misma línea aunque no tan conocidos.

Existe una reacción de cierta Jerarquía frente  --digamos-- a la “línea oficial” que permite cierto optimismo como reacción frente al poder modernista en la Iglesia. Nosotros luchamos “a lo humano”,  pero pensamos “a lo divino”,  es decir: Confianza absoluta en el triunfo final  y paz en el alma porque  sabemos que lo único verdaderamente eficaz es la oración a la que hemos de  entregarnos siempre y cada día. No  lo vamos a recordar constantemente pero conviene hacerlo de cuando en cuando. Sobre todo si el cielo se pone muy negro, como es el momento actual.

Fuente

domingo, 7 de agosto de 2022

AGOSTO: MES DEL CORAZÓN INMACULADO DE MARÍA


Dando comienzo al mes del Corazón Inmaculado de María, cuya fiesta celebramos el 22 de agosto, compartimos un mensaje del Padre Nass, SAJM, responsable de la Cofradía del Santo Rosario en el Brasil y del Seminario del Corazón Inmaculado de María en Nova Friburgo, Brasil:

Queridos amigos y bienhechores, hoy, 1 de agosto, comienza el mes del Corazón Inmaculado de María. Todos ustedes saben que nuestro seminario está enteramente dedicado a su servicio y a su gloria. Os invitamos de manera muy especial este mes, a cada uno de vosotros y a vuestras familias, a uniros a nosotros en la súplica diaria al Corazón Inmaculado de María, cuyo texto figura a continuación. Pueden recitarlo solos o en familia, todos los días. Es muy importante.

La devoción al Corazón Inmaculado de María y el Rosario son los últimos medios de salvación, dijo la Virgen a Sor Lucía. El mundo está próximo a la catástrofe porque estos medios no se han tomado suficientemente en serio. La situación es urgente. O la Virgen, su Corazón Inmaculado, a través de su Rosario, nos salvará, o todo estará perdido. No lo olviden: si somos infieles, el diablo es capaz de crear situaciones para nuestra perdición.

Dulce Corazón de María, sé nuestra salvación, la salvación de toda la Iglesia, la salvación de Brasil, de Rusia, de Europa y del mundo entero.”

 

Acto de reparación y petición

al Inmaculado Corazón de María

 

Reina del Santísimo Rosario, Madre de Dios y nuestra Madre admirable, vida, dulzura y esperanza nuestra,

A fin de ofrecer a tus hijos una ayuda milagrosa y la seguridad de una intervención extraordinaria capaz de transformar la ofensiva de las fuerzas del mal en un triunfo de la fe católica, te has dignado aparecer en Fátima. Para mostrar que tu Divino Hijo ha establecido tu Inmaculado Corazón como el gran, último y único remedio para sanar todos los males de una humanidad desgarrada por siglos de rebelión y revolución, has multiplicado los signos más maravillosos en todo el mundo. Pero, desgraciadamente, nuestra ingratitud te ha devuelto olvido, indiferencia y desprecio: la devoción reparadora de los primeros cinco sábados de mes no se propagó como Dios quería y Rusia no fue consagrada a Tu Inmaculado Corazón por el Papa en unión con los obispos de todo el mundo.

Con el dolor más profundo vemos el terrible resultado: la Iglesia ha sido colmada de oprobios y abrevada de amarguras por maquiavélicos enemigos; han puesto sus manos impías sobre todo lo que ella tiene de más sagrado. Ahí donde ha sido establecida la sede del bienaventurado Pedro y la Cátedra de la Verdad para iluminar a las naciones, allí colocaron el trono de su abominable impiedad; de suerte que habiendo sido herido el pastor, puedan dispersar el rebaño. Las naciones que una vez fueron la cristiandad cayeron bajo el yugo de la iniquidad y de una apostasía terrorífica.

Santísima Virgen, henos aquí prosternados ante ti, movidos por el deseo de reparar, por un homenaje especial, nuestra culpable indiferencia y los ultrajes de los que, en todas partes, es víctima tu Inmaculado Corazón. El peso de nuestras faltas podría conducirnos al desaliento, pero nuestra confianza en tu ayuda permanece inquebrantable, porque nunca será demasiado tarde para recurrir a ti y jamás se ha escuchado decir que alguien que haya pedido tu protección haya sido abandonado. Así, a tu Inmaculado Corazón, sede de la misericordia, de la bondad y del perdón, venimos a implorar para nosotros y para el prójimo, en particular para el Papa, para los obispos, sacerdotes y almas consagradas de todo el mundo, la gracia eficaz de conocer tu voluntad y la fuerza necesaria para cumplirla.

Ven, no tardes, interviene, salva la Iglesia y la cristiandad, restaura el reino de tu Hijo. Tú eres la victoria en todas las batallas de Dios, tú sola has destruido todas las herejías en el mundo entero, tú serás, entonces, vencedora del liberalismo y del modernismo.

Por nuestra parte, haremos todo lo posible para difundir y establecer la devoción a tu Inmaculado Corazón en todo el mundo. Comenzaremos renovando nuestra consagración personal y la de todos los que nos han sido confiados: todos somos tuyos. Practicaremos con nuevo fervor la devoción de la comunión reparadora de los primeros sábados para consolarte y obtener misericordia hacia los infortunados que te ofenden. Inculcaremos en nuestros hijos un gran amor por ti, buscaremos cumplir, cada uno de nosotros, nuestro deber de estado con espíritu de sacrificio y rezaremos nuestros rosarios diarios pidiendo la gracia de ver al Papa consagrar a Rusia como lo has pedido.

Refugio de los pecadores, consuelo de los afligidos y socorro de los cristianos, en ti ponemos toda nuestra esperanza, salva a tus hijos. Danos la alegría de ver el triunfo de tu Inmaculado Corazón. En fin, sin atrevernos a acercarnos al trono de la Adorable Trinidad por nuestras infidelidades, os suplicamos que le presentes estas peticiones, en unión con este supremo acto de adoración y de reparación que le ofrece el Corazón de tu Divino Hijo cada día sobre nuestros altares. Que así sea.

 

 Un poco de historia:

La fiesta del Corazón Inmaculado de María fue instituida por el Papa Pío XII en 1944, y se celebra el 22 de agosto, coincidiendo con el día tradicional de la octava de la Asunción. En 1969, Pablo VI, que no era un papa mariano, trasladó la celebración del Inmaculado Corazón de María al sábado, inmediatamente después de la solemnidad del Sagrado Corazón de Jesús. Así la fiesta del Corazón Inmaculado, en la iglesia conciliar, no sólo no tiene fecha fija, sino que muchas veces la celebración de esta fiesta se omite cuando se ve impedida por una fiesta de mayor rango. Esto se aplicaría cuando está previsto que caiga el 24 de junio (Natividad de San Juan Bautista) y el 29 de junio (Santos Pedro y Pablo), y más raramente el 31 de mayo (Visitación de la Santísima Virgen María) y el 3 de julio (Santo Tomás Apóstol). También se ve obstaculizada cuando debe caer en el 25 de junio y en el 30 de junio debido a la coincidencia de las solemnidades del día anterior, lo que obliga a trasladar una de ellas al día siguiente [disponible].

Se celebra como la fiesta patronal de la Congregación del Espíritu Santo (de donde surgió Monseñor Lefebvre), la Sociedad de los Sagrados Corazones de Jesús y María y la Sociedad Misionera del Corazón de María. Actualmente también es fiesta especial de la Sociedad Sacerdotal de los Apóstoles de Jesús y María (SAJM), que fue fundada precisamente el día de su fiesta, 22 de agosto de 2016, en Francia.

El término "Corazón Doloroso e Inmaculado de María" que algunos utilizan se refiere a la devoción combinada del Corazón Inmaculado y de los Siete Dolores de María, tal y como fue utilizada por primera vez por la terciaria franciscana Berthe Petit.

El Corazón Inmaculado atravesado por una espada está representado en la Medalla Milagrosa. En efecto, la devoción al Corazón de María floreció tras la manifestación de la Medalla Milagrosa a Santa Catalina Labouré en 1830. El Sagrado Corazón de Jesús también aparece en la medalla, junto al Corazón Inmaculado, coronado de espinas. La M de la medalla representa a la Virgen al pie de la Cruz cuando Jesús fue crucificado. Esa bella imagen ocupa el cuadro central del blasón episcopal de S.E. Mons. Tomás de Aquino O.S.B., prior del último monasterio benedictino tradicional que queda en pie.

 Fuente: Agenda Fátima

viernes, 24 de junio de 2022

¡UN NUEVO SACERDOTE PARA LA SAJM!


En esta fiesta del Sagrado Corazón de Jesús, la SAJM tiene la alegría de anunciar que cuenta con un nuevo sacerdote, el P. Paul Rousseau, y con dos nuevos diáconos. 

La ceremonia de ordenación de estos tres seminaristas del seminario San Luis María Grignón de Monfort, ha tenido lugar esta mañana en el convento dominico de Avrillé (Francia).  

Monseñor Williamson ha sido el celebrante en presencia de Monseñor Faure, así como de los dominicos de Avrillé y de varios otros sacerdotes de la Resistencia. 

La SAJM también tiene la felicidad de informarles que dos sacerdotes se han hecho miembros de la congregación: el P. Stéphane Grenon, de Suiza, y el P. Jean Baptiste Brocard, de Francia.

DEO GRATIAS !

VER TODAS LAS FOTOS ACÁ

LOS MIEMBROS DE LA SAJM ACTUALMENTE

S.E.R. Mons, Christian Jean-Michel Faure (Francia)

S.E.R. Mons. Gerardo Zendejas (México - EE.UU.)

R.P. Jean Baptiste Brocard (Francia)
R.P. Alois Brühwiler (Suiza)
R.P. Daniele Chirico (Italia)
R.P. Stéphane Grenon (Suiza)
R.P. Deivid Nass (Brasil)
R.P. Paul Rousseau (Francia)
R.P. René Trincado (Chile - Croacia)

8 seminaristas

Oblatas:
Sor María-Elisabeth (Francia)
Sor María Salomé (Tailandia)
Sor Dorotea (Alemania)

Miembros difuntos:
R.P. Maurice Duployez (Francia)

¡¡¡EN LA FIESTA DEL SAGRADO CORAZÓN, LA CORTE SUPREMA DE EE.UU. DEROGA EL "DERECHO" A ABORTAR!!!

 


La Corte Suprema de EE.UU deroga el "derecho" a abortar

martes, 21 de junio de 2022

FRANCISCO ARREMETE CONTRA EL "RESTAURACIONISMO" (TRADICIONALISMO)


La conversación del papa Francisco con los directores de revistas jesuitas europeas ha dado para mucho.
Durante esa conversación, uno de los presentes le preguntó a Francisco «¿qué signos de renovación espiritual ves en la Iglesia? ¿Ves alguno? ¿Hay signos de vida nueva y fresca?»
Compartimos la respuesta del papa Francisco a esa pregunta donde alerta del «restauracionismo» de aquellos que nunca habían aceptado el Concilio:
Es muy difícil ver la renovación espiritual con criterios anticuados. Necesitamos renovar nuestra forma de ver la realidad, de evaluarla. En la Iglesia europea veo más renovación en las cosas espontáneas que van surgiendo: movimientos, grupos, nuevos obispos que recuerdan que hay un Concilio detrás de ellos. Porque el Concilio que mejor recuerdan algunos pastores es el de Trento. Lo que estoy diciendo no es una tontería.
El restauracionismo ha venido a amordazar al Concilio. El número de grupos de “restauradores” –por ejemplo, en Estados Unidos hay muchos– es significativo. Un obispo argentino me dijo que le habían pedido que administrara una diócesis que había caído en manos de estos “restauradores”. Nunca habían aceptado el Concilio. Hay ideas, comportamientos que surgen de un restauracionismo que básicamente no aceptaba el Concilio. El problema es precisamente este: en algunos contextos el Concilio aún no ha sido aceptado. También es cierto que se necesita un siglo para que un Concilio eche raíces. ¡Todavía nos quedan cuarenta años para echar raíces, entonces!
Todavía no habíais nacido, pero fui testigo en 1974 del calvario del Padre General Pedro Arrupe durante la 32ª Congregación General. ¡En ese momento hubo una reacción conservadora para bloquear la voz profética de Arrupe! Hoy para nosotros ese General es un santo, pero tuvo que soportar muchos ataques. Fue valiente porque se atrevió a dar el paso. Arrupe fue un hombre de gran obediencia al Papa, gran obediencia. Pablo VI lo entendió. El mejor discurso jamás escrito por un Papa a la Compañía de Jesús es el que hizo Pablo VI el 3 de diciembre de 1974. Lo escribió a mano. Todavía tenemos los originales. El profético Pablo VI tuvo la libertad de escribirlo. Por otro lado, personas vinculadas a la curia de alguna manera incitaron a un grupo de jesuitas españoles que se consideraban los verdaderos “ortodoxos”, y se opusieron a Arrupe. Pablo VI nunca se metió en ese juego. Arrupe tenía la capacidad de ver la voluntad de Dios, combinada con una sencillez infantil en la adhesión al Papa. 
Un jesuita de la provincia de Loyola fue particularmente agresivo con el p. Arrupe. Lo enviaban a varios lugares y hasta a la Argentina, y siempre armaba líos. Una vez me dijo: “Eres alguien que no entiende nada. Pero los verdaderos culpables son el p. Arrupe y el P. Calvez. El día más feliz de mi vida será cuando los vea colgados de la horca en la Plaza de San Pedro”. ¿Por qué te cuento esta historia? Para hacerte entender cómo fue el período posconciliar. Esto está sucediendo nuevamente, especialmente con los tradicionalistas. Por eso es importante salvar a estas figuras que defendieron el Concilio y la fidelidad al Papa. Hay que volver a Arrupe: es una luz desde ese momento que nos ilumina a todos. 

Fuente (extracto): Infovaticana
_____________________________

"Un vasco (San Ignacio de Loyola) fundó la Compañía de Jesús y otro vasco (Arrupe) la destruyó".

domingo, 5 de junio de 2022

PENTECOSTÉS



Del Catecismo de San Pío X:

92. ¿Qué misterio honra la Iglesia en la solemnidad de Pentecostés? - En la solemnidad de Pentecostés honra la Iglesia el misterio de la venida del Espíritu Santa.

93. ¿Por qué la fiesta de la venida del Espíritu Santo se llama PENTECOSTÉS? - La fiesta de la venida del Espíritu Santo se llama Pentecostés, que quiere decir quincuagésimo día, porque la venida del Espíritu Santo acaeció a los cincuenta días de la Resurrección del Señor.

94. ¿No era también Pentecostés una fiesta de la anticua ley? - Pentecostés era también una fiesta solemnísima entre los hebreos y era figura de la que celebran los cristianos.

95. ¿A qué fin se instituyó el Pentecostés de los hebreos? - El pentecostés de los hebreos se instituyó en memoria de la ley dada por Dios en el monte Sinaí entre truenos y relámpagos, escrita en dos tablas de piedra, cincuenta días después de la primera Pascua, a saber: después de ser librados del cautiverio del Faraón.

96. ¿De qué manera se ha cumplido en el Pentecostés de los cristianos lo que se figuraba en el de los hebreos? - Lo que se figuraba en el Pentecostés de los hebreos se ha cumplido en el de los cristianos, por cuanto el Espíritu Santo descendió sobre los Apóstoles y los otros discípulos de Jesucristo que estaban reunidos en un mismo lunar con la Santísima Virgen, e imprimió en sus corazones la nueva ley por medio de su divino amor.

97. ¿Qué sucedió en la venida del Espíritu Santa? - En la venida del Espíritu Santo oyóse de repente un sonido del cielo, como de viento impetuoso, y aparecieron lenguas repartidas, como de fuego, que se asentaron sobre cada uno de los allí congregados.

98. ¿Qué efecto produjo en los Apóstoles la venida del Espíritu Santo? - El Espíritu Santo descendió sobre los Apóstoles, los llenó de sabiduría, fortaleza, caridad y dé la abundancia de todos sus dones.

99. ¿Qué hay que admirar en los Apóstoles, después que fueron llenos del Espíritu Santo? - Los Apóstoles, después que fueron llenos del Espíritu Santo, de ignorantes se trocaron en conocedores de los más profundos misterios y de las Sagradas Escrituras, de tímidos se hicieron esforzados para predicar la fe de Jesucristo, hablaron diversas lenguas y obraron grandes milagros.

100. ¿Cuál fue el primer fruto de la predicación de los Apóstoles después de la venida del Espíritu Santo? - El primer fruto de la predicación de los Apóstoles, después de la venida del Espíritu Santo, fue la conversión de tres mil personas en el sermón que hizo San Pedro el día mismo de Pentecostés, la cual fue seguida de muchísimas otras.

101. ¿Fue enviado el Espíritu Santo a solos los Apóstoles? - El Espíritu Santo no fue enviado a solos los Apóstoles, sino también a la Iglesia y a todos los fieles.

102. ¿Qué obra el Espíritu Santo en la Iglesia? - El Espíritu Santo vivifica la Iglesia y con perpetua asistencia la gobierna, y de aquí le nace la fuerza incontrastable que tiene en las persecuciones, el vencimiento de sus enemigos, la pureza de la doctrina y el espíritu de santidad que mora en Ella, en medio de la corrupción del siglo.

103. ¿Cuándo reciben los fieles el Espíritu Santo? - Los fieles reciben el Espíritu Santo en todos los sacramentos, especialmente en la Confirmación y Orden Sagrado.

104. ¿Qué hemos de hacer en la fiesta de Pentecostés? - En la fiesta de Pentecostés hemos de hacer cuatro cosas: 1ª, adorar al Espíritu Santo; 2ª, pedirle que venga a nosotros y nos comunique sus dones; 3ª, acercarnos dignamente a los santos Sacramentos; 4°, dar gracias a nuestro divino Redentor por habernos enviado al Espíritu Santo según sus promesas, rematando así todos los misterios y la gran obra del establecimiento de la Iglesia.

jueves, 26 de mayo de 2022

ASCENSIÓN DEL SEÑOR JESUCRISTO A LOS CIELOS


Algunas citas del Catecismo de San Pío X:

En la fiesta de la Ascensión se celebra el glorioso día en que Jesucristo, a vista de sus discípulos, subió por su propia virtud al cielo, cuarenta días después de su Resurrección.

Jesucristo subió al cielo: 1° para tomar posesión del reino eterno que conquistó con su muerte; 2° para prepararnos el lugar y servirnos de mediador y abogado ante el Padre; 3° para enviar el Espíritu Santo a sus Apóstoles.

El día de la Ascensión, Jesucristo no entró solo en el cielo, sino que entraron con Él las almas de los antiguos Padres que había sacado del limbo.

Jesucristo está en el cielo sentado a la diestra de Dios Padre, es decir: como Dios es igual al Padre en la gloria, y como hombre está elevado sobre todos los Ángeles y Santos y hecho Señor de todas las cosas.

Para celebrar dignamente la fiesta de la Ascensión hemos de hacer tres cosas: 1ª adorar a Jesucristo en el cielo como mediador y abogado nuestro; 2ª desapegar enteramente nuestro corazón de este mundo como de lugar de destierro y aspirar únicamente al cielo, nuestra verdadera patria; 3ª determinarnos a imitar a Jesucristo en la humildad, en la mortificación y en los padecimientos, para tener parte en su gloria.

De la fiesta de la Ascensión a Pentecostés, los fieles, a ejemplo de los Apóstoles, han de prepararse a recibir el Espíritu Santo con el retiro, con recogimiento interior y con perseverante y fervorosa oración.

El día de la Ascensión, leído el Evangelio de la Misa solemne, se apaga y después se quita el cirio pascual, para representar que Cristo se partió de junto a los Apóstoles.


domingo, 15 de mayo de 2022

NO HAY DERECHO - Pedro Llera


Se llama herejía la negación pertinaz, después de recibido el bautismo, de una verdad que ha de creerse con fe divina y católica, o la duda pertinaz sobre la misma.

Una persona que no tiene la intención de cambiar su vida y abandonar el pecado público no debe recibir la Sagrada Comunión ni la absolución. No lo digo yo: lo dice Santo Tomás de Aquino, el Doctor Común de la Iglesia.

Y el apóstol San Pablo lo dice con toda claridad en 1 Cor. 11, 27-29:

27. De manera que cualquiera que comiere este pan, o bebiere el cáliz del Señor indignamente, reo será del Cuerpo y de la Sangre del Señor.
28. Por tanto, examínese a sí mismo el hombre, y de esta suerte coma de aquel pan y beba de aquel cáliz.
29. Porque quien lo come, y bebe indignamente, se traga y bebé su propia condenación, no haciendo el debido discernimiento del Cuerpo del Señor.

Como dice el Levítico: «ninguno que tenga mancha ha de acercarse al altar» (21,16). No existe el derecho a comulgar en pecado mortal: comulgar sin estar en gracia de Dios es sacrilegio y blasfemia. Quienes comulgan en pecado mortal «crucifican de nuevo en sí mismos al Hijo de Dios y lo exponen al escarnio» (He 6,6).

La Eucaristía es el sacramento de la caridad y de la unidad de la Iglesia, como dice San Agustín; y estando el pecador sin caridad y separado, con toda razón, de la unidad de la Iglesia, si se llegase a este sacramento, cometería una falsedad, dando a entender que tiene la caridad que no tiene. Por lo que incurre en sacrilegio como violador del sacramento y, consiguientemente, peca mortalmente.

Algunos objetan que la comunión del Cuerpo de Cristo es una medicina espiritual y que la medicina se da a los enfermos para que se curen, según aquello de Mt 9,12: No tienen necesidad de médico los sanos, sino los enfermos. Y como los enfermos o indispuestos espiritualmente son los pecadores, podrían recibir la comunión sacramental sin culpa quienes viven en pecado mortal. Aducen así que la eucaristía no es el premio de los santos, sino el Pan de los pecadores, induciendo de esta manera al sacrilegio y a la perdición de las almas.

Pero ante este error, contesta Santo Tomás de Aquino:

No todas las medicinas son buenas para todas las enfermedades. Porque una medicina que se da a quienes se han librado de la fiebre para fortalecerles, dañaría a los que tienen fiebre todavía. Pues así, el bautismo y la penitencia son como medicinas purgativas, que se suministran para quitar la fiebre del pecado. Mientras que este sacramento (la santa comunión) es una medicina reconfortante que no debe suministrarse más que a los que se han librado del pecado.

jueves, 21 de abril de 2022

FATIMA Y RUSIA ¡NOVEDAD EDITORIAL!

 


Estimados amigos:

Luego de más de dos años de trabajo y muchísimas dificultades, al fin se ha podido publicar, por el momento sólo en versión electrónica, el libro “FÁTIMA Y RUSIA”, del señor Flavio Mateos, Seminarista de la SAJM, administrador del Blog Syllabus y Agenda Fátima. Lo encontrarán en venta en este enlace de Amazon:

https://www.amazon.com/-/es/dp/B09YK3181S/ref=sr_1_1?__mk_es_US=%C3%85M%C3%85%C5%BD%C3%95%C3%91&keywords=fatima+y+rusia&qid=1650569808&sr=8-1

Este magnífico libro contempla a la luz de Fátima los acontecimientos actuales: la “plandemia”, China, el gobierno mundial, la misión de Rusia, sus errores, el Vaticano, la Consagración de Rusia, el Triunfo de la Santísima Virgen, entre otros temas apasionantes.

Recomendamos ampliamente su lectura, rogándoles que lo difundan en la medida de sus posibilidades.

Presentación del autor: 

La consagración pedida por la Virgen de Fátima  y  la misión providencial de Rusia  en el triunfo del Corazón Inmaculado de María contra el “Nuevo Orden Mundial” anticristiano.

La Santísima Virgen está muy triste porque nadie ha prestado ninguna atención a Su Mensaje, ni los buenos ni los malos. Los buenos continúan su camino, pero sin dar ninguna importancia a Su Mensaje. Los malos, no viendo realmente caer el castigo de Dios sobre ellos, continúan su vida de pecado sin atender siquiera el Mensaje. Pero créame, Padre, Dios castigará al mundo y eso será de una manera terrible. El castigo del Cielo es inminente.” Esto dijo la Hna. Lucía de Fátima. ¡Nadie hace caso a la Madre de Dios! Es por esto que nunca será suficiente nuestro llamado de atención y nuestra insistencia sobre este tema., y por eso insistimos. Urge hacerlo, aunque nuestra voz sea sólo un eco reprobado por las paredes del cobarde confinamiento de las almas ¿Hasta cuándo seguiremos ignorando el mensaje de la Virgen en Fátima?

Desde el Génesis y hasta el Apocalipsis, la guerra entre la Inmaculada y la Serpiente recrudece. Hoy vivimos una batalla decisiva entre el Bien y el Mal, desde hace dos años las fuerzas del Anticristo han acelerado su ofensiva. Día tras día las fuerzas de la oscuridad avanzan, apurando el proceso que, a pesar de su aparente omnipotencia, nos conducirá a la victoria: la victoria del Inmaculado Corazón de María. “Al fin mi Corazón Inmaculado triunfará”.

Contra los que pregonan una falsa esperanza para el mundo, contra los que promueven un “gran reseteo”, una “fraternidad universal”, un “Nuevo Orden Mundial” o cualquier proyecto globalizador comunista, como también contra los que desesperan y no saben ya confiar en la divina Providencia, hay que repetirlo una y otra vez: la Santísima Virgen María es nuestra única esperanza, en Ella se encuentra la solución y sólo Ella puede ayudarnos. Esta obra explica por qué. 

Flavio Mateos


lunes, 18 de abril de 2022

DECLARACIÓN DEL ARZ. VIGANÒ "LIBRES EN LA VERDAD"


Qui non est mecum, contra me est: et qui non colligit mecum, dispergit [El que no está conmigo, está contra mí; el que no recoge conmigo, desparramaLc 11, 23 

Muy queridos amigos,

Hace décadas, los conspiradores que ahora están ejecutando el golpe de Estado global se reunían para dar cuerpo a su plan subversivo. Y lo hicieron explicando bien lo que tenían en mente: unos, teorizando sobre el diezmado de la población mundial; otros, afirmando que una pandemia sería un instrumento perfecto para imponer la reducción de los derechos fundamentales; otros, explicando cómo empobrecerían la economía, eliminarían las pequeñas empresas y reducirían los salarios; cómo eliminarían la protección de los trabajadores, privatizarían los servicios públicos; cómo fomentarían la inmigración y alterarían el tejido social. En síntesis, nos proporcionaron sus planes de ataque, los publicaron en sus sitios web y hablaron de ellos en sus conferencias. Y no se limitaron a esto, sino que han elegido a los futuros líderes del mundo, jóvenes entonces casi desconocidos, formándolos en la escuela del Foro Económico Mundial -el Foro para los Jóvenes Líderes Globales de Davos- y dándoles instrucciones sobre cómo aplicar concretamente los escenarios del Gran Reinicio.

Frente a esa declaración de guerra, la jerarquía de la Iglesia conciliar guardó silencio, por miedo a parecer integrista; los fieles y los ciudadanos guardaron silencio, mantenidos en la oscuridad sobre las conspiraciones del enemigo; los intelectuales católicos guardaron silencio, a menudo distraídos por las diversiones ofrecidas por los conspiradores o sus cómplices; los moderados del conservadurismo de Montini guardaron silencio, demasiado absortos en sus disquisiciones abstractas o demasiado ocupados buscando un rol institucional del cual extraer algún beneficio inmediato.

Así, mientras los hijos de las tinieblas se organizaban y preparaban eficazmente su ataque final; mientras sus vástagos entraban en la política y conquistaban las cimas de las instituciones -como ya habían hecho ciertos clérigos modernistas dentro de la Iglesia, ascendiendo a las filas de la jerarquía conciliar-, entre los conservadores jugaban con el doble Confiteor en la Misa Tridentina o se atizaban por cuestiones que, vistas con los ojos de hoy, juzgaríamos cuando menos marginales.

Pero esos planes de guerra, esas pruebas de traición y conspiración, no indujeron a ninguno de nosotros -reconozcámoslo honestamente- a dar una formación intelectual y una preparación ideológica a nuestra juventud, ni a enseñarle a utilizar las armas doctrinales, morales y políticas con las cuales combatir. Como si la conciencia de un ataque inminente fuera suficiente para conjurarlo; es más, como si entender quién es el enemigo y qué medios quiere utilizar para acabar con la sociedad tradicional sería suficiente para recrearnos en nuestra propia perspicacia, sin organizar ninguna forma de resistencia.

El mal se impone con orgullo luciferino, pretende ser aceptado como tal, al igual que una mentira exige ser creída precisamente porque es obviamente falsa. El bien, en cambio, parece avergonzarse, la verdad casi se avergüenza de ser afirmada, y a menudo trata de hacerse aceptar concediendo algo al adversario. Soy católico, pero… Soy tradicionalista, pero… Mientras que nadie en el lado opuesto cede a compromisos con el bien. Una paradoja es este sentimiento de inferioridad de los buenos frente a la arrogancia de los malvados. Pero los que se avergüenzan de la verdad se avergüenzan de Dios, que es Él mismo la Verdad suprema. Pero sólo los que están en la Verdad son verdaderamente libres –Liberi in veritate-, como promete el Señor: Veritas liberabit vos [La verdad los hará libres].

Hoy, frente a la evidencia de que este plan infernal está llegando a sus fases finales, algunos hemos decidido por fin movernos, luchar, convocar a los católicos y a las personas de buena voluntad para hacer un frente común contra el enemigo. Con un sano realismo y un acertado examen de conciencia debemos admitir que hemos perdido mucho tiempo, que no hemos aprovechado preciosas ocasiones, que hemos preferido hacer valer nuestras pequeñas peculiaridades para dividirnos entre nosotros, como si no estuviéramos ya suficientemente divididos y desorganizados.

Esta premisa es indispensable para hacer un balance de los errores cometidos y extraer una lección para el presente, para que no se repitan estos errores, ya sea en las cuestiones religiosas como en las civiles y políticas. Somos un pusillus grex [pequeño rebaño], y este es un destino que la Providencia nos ha asignado como signo distintivo de nuestra impotencia ante el mundo, ante el cual debemos tener el valor de combatir de todos modos, y la confianza de que tenemos de nuestro lado al Señor Dios de los ejércitos alineados en orden de batalla, a la Santísima Virgen nuestra Líder, al Príncipe de la Milicia celestial, San Miguel Arcángel, y a toda la Corte celestial. Somos como David contra Goliat, armados sólo con una honda, por supuesto, pero nuestra mano está guiada por Dios para que dé en el blanco y lo derribe.

Queridos amigos de Liberi in Veritate, hoy ustedes están convocando a muchas personas buenas, a las que la farsa de la pandemia y los acontecimientos bélicos les han abierto los ojos, mostrando la amenaza inminente de un poder hostil al servicio del demonio. Junto a ustedes, otros -quizá menos firmes en su doctrina y menos conscientes de los planes de guerra del enemigo- están despertando de su letargo y tratan de coordinarse para impedir la instauración del Nuevo Orden Mundial. Y otros, que en la confusión del momento creemos que son posibles aliados, tal vez piensen que pueden distraer a algunos de los buenos, haciéndoles creer que están luchando contra ese enemigo, para frustrar después sus esfuerzos con lo que los expertos llaman operaciones de control. Pero estas son, al fin y al cabo, las incógnitas que se presentan siempre a quienes deciden actuar, sin limitarse a mirar como espectador. Estos son los riesgos que inevitablemente conlleva la acción, mientras que los que critican sin tomar partido tienen mil excusas para justificar su indolencia.

Por supuesto, moverse en las aguas traicioneras de la política para quienes no están acostumbrados es siempre arriesgado y puede dar lugar a derrotas y fracasos. Pero si te mueven las santas intenciones y los buenos propósitos, y si tu acción está iluminada por la Fe e inflamada por la Caridad, tu inexperiencia, tu pequeña ingenuidad, tus errores serán ampliamente compensados por la Gracia, y el Señor se dignará hacerte partícipe de su victoria, porque has tenido el valor y la determinación de luchar el bonum certamen a su lado. Qui non est mecum, contra me est, dice Nuestro Señor, et qui non colligit mecum, dispergit [Quien no está conmigo, está contra mí, y quien no recoge conmigo, desparrama]. Es significativo que esta afirmación lapidaria venga inmediatamente después de la perícopa del endemoniado, en la que se nos muestra la organización militar del diablo: Omne regnum in seipsum divisum desolabitur, et domus supra domum cadet. Si autem et Satanas in seipsum divisus est, quomodo stabit regnum ejus ? [Todo reino dividido contra sí mismo queda desolado, y cae casa tras casa. Si, pues, también Satanás está dividido contra sí mismo, ¿cómo va a subsistir su reino?].

Y también: Cum fortis armatus custodit atrium suum, in pace sunt ea quæ possidet. Si autem fortior eo superveniens vicerit eum, universa arma ejus auferet, in quibus confidebat, et spolia ejus distribuet [Cuando un hombre fuertemente armado custodia su corte, las cosas que posee están en paz. Pero si es más fuerte que él, y entra y lo vence, le quitará todas sus armas en que confiaba y repartirá su botín.].

Ciertamente, los hijos de las tinieblas son mucho más organizados y astutos que los hijos de la luz, pero es el Señor mismo quien nos exhorta a combinar la prudencia y la sencillez: Ecce ego mitto vos sicut oves in medio luporum. Estote ergo prudentes sicut serpentes, et simplices sicut columbæ [Miren que los envío como ovejas en medio de lobos. Por eso, sean prudentes como las serpientes y simpes como las palomas]. Esto no significa, por supuesto, que debamos comportarnos en forma deshonesta, sino que, por el contrario, no debemos hacer de la bondad de nuestros principios una coartada para actuar en forma ingenua o irresponsable. Que seamos pocos no debe ser visto como un defecto, si sabemos ser levadura en las masas.

En esta batalla espiritual contra fuerzas que parecen estar enormemente más organizadas que nosotros debemos elegir generosamente nuestro campo de batalla, ponernos del lado de nuestro Rey, a quien pertenece la victoria más segura; y colocarnos bajo el manto de la Santísima Virgen, Reina de las Victorias, a quien la Providencia ha dado el poder de aplastar la cabeza de la antigua Serpiente.

Nuestro adiestramiento comienza de rodillas, con la oración asidua, el rezo del Santo Rosario, la vida de Gracia, el alimento celestial de la Santísima Eucaristía, la asistencia a la Santa Misa, la penitencia y el ayuno. Un gimnasio espiritual, en el que podemos prepararnos para la batalla y fortalecernos en las Virtudes, para no ceder a los asaltos del Maligno. Este adiestramiento nuestro nos hará verdaderamente como la levadura de las masas, y los que se unan generosamente a ustedes, aunque sin compartir todo lo que ustedes creen y quieren, pronto se unirán también a ustedes también en la profesión de la única Fe, porque tendrán en ustedes un ejemplo y un modelo.

Fecit potentiam in brachio suo, dispersit superbos mente cordis sui. Deposuit potentes de sede, et exaltavit humiles [Desplegó la fuerza de su brazo, dispersó a los soberbios de corazón. Derribó a los poderosos de su trono y exaltó a los humildes.]. Muéstrense dignos de esta preciosa oportunidad, con la humildad de quien primero es consciente de su propia nada y de la omnipotencia de Dios. Porque es precisamente en la humildad que el Señor se complace en realizar grandes cosas. Y mañana, con la gracia de Dios, podremos cantar con Cristo nuestro Lætare.

+ Carlo Maria Viganò, Arzobispo

26 de marzo de 2022
Sábado de la 3ª Semana de Cuaresma

lunes, 11 de abril de 2022

UN NUEVO DÁCONO PARA LA SAJM

El 9 de abril, Sábado de Pasión, Su Excelencia Mons. Gerardo Zendejas confirió el diaconado a uno de nuestros subdiáconos en la capilla del Seminario SaN Luis María Grignion de Montfort (Francia). 

DEO GRATIAS !

VER TODAS LAS FOTOS ACÁ

sábado, 2 de abril de 2022

¡TRES NUEVOS SUBDIÁCONOS PARA LA SAJM!

Esta mañana, Monseñor Gerardo Zendejas (SAJM) ha conferido el Subdiaconado a tres seminaristas de la Sociedad de los Apóstoles de Jesús y María, en el curso de una misa pontifical celebrada en el Convento Dominico de Avrillé (Francia).

DEO GRATIAS !

VER TODAS LAS FOTOS ACÁ

domingo, 27 de marzo de 2022

MI CRISTO, ALMENDRO FLORIDO por Agnus Dei Prod

ACERCA DE LA CONSAGRACIÓN DE RUSIA AL CORAZÓN INMACULADO DE LA SMA. VIRGEN MARÍA

 Fuente de esta imagen: Adelante la Fe


Por el PADRE BERTRAND LABOUCHE

Grandes gracias están unidas a esta consagración, Nuestra Señora reveló a Sor Lucía. ¿Se ha hecho hasta ahora?

El 20 de julio de 1926, Lucía fue enviada al noviciado de Tuy, no lejos de la frontera portuguesa, para completar su postulantado. El 2 de octubre de 1926 recibió allí el velo, pasó allí sus dos años de noviciado y emitió la profesión el 3 de octubre de 1928. El 13 de junio de 1929, en este mismo convento, la Virgen vino a pedirle la Consagración de Rusia a su Inmaculado Corazón. Que Sor Lucía nos describa esta nueva y espléndida visión [1] :

Había pedido y obtenido permiso de mis Superiores y de mi confesor para hacer una Hora Santa, desde las once hasta la medianoche, en la noche del jueves al viernes. Encontrándome así sola, una noche... la única luz era la de la lámpara (del Santísimo Sacramento). De repente, toda la capilla se iluminó con una luz sobrenatural, y sobre el altar apareció una cruz de luz, que se elevaba hasta el techo. En una luz más brillante, vimos, en la parte superior de la cruz, la figura de un hombre, cuyo cuerpo vimos hasta el cinturón, sobre su pecho una paloma, igualmente luminosa y, clavada en la cruz, el cuerpo de otro hombre. Un poco por debajo del cinturón (de este), suspendido en el aire, se veía un cáliz y una gran hostia, sobre las cuales caían unas gotas de sangre, que brotaban sobre las mejillas del crucificado y de una herida en el pecho. Fluyendo sobre la hostia, estas gotas cayeron en el cáliz.

Bajo el brazo derecho de la cruz estaba Nuestra Señora; era Nuestra Señora de Fátima, con su Inmaculado Corazón en su mano izquierda, sin espada, ni rosas, pero con una corona de espinas y llamas.

Bajo el brazo izquierdo de la cruz, grandes letras, como de agua cristalina que habría corrido sobre el altar, formaban estas palabras: “Gracia y Misericordia”. Comprendí que se me había mostrado el misterio de la Santísima Trinidad y recibí luces sobre este misterio que no me está permitido revelar.

Entonces, Nuestra Señora me dijo: “Ha llegado el momento en que Dios le pide al Santo Padre que haga, en unión con todos los obispos del mundo, la consagración de Rusia a mi Inmaculado Corazón. Él promete salvarla por este medio. 

Son tantas las almas que la justicia de Dios condena por los pecados cometidos contra mí, que vengo a pedir reparación. Sacrifícate por esta intención y ora”.

Las condiciones de esta Consagración de Rusia son claras: que el Papa consagre a Rusia en particular y no al mundo en general y en unión, al menos moralmente, con los obispos de todo el mundo.

En varias ocasiones [2] , Sor Lucía recordó estas condiciones sine qua non.

·     Durante una entrevista con el P. Jongen, en Tuy, el 3 de febrero de 1946: “La Santísima Virgen pide la consagración de Rusia al Inmaculado Corazón de María, por el Papa, en unión con todos los obispos del mundo”. “¿No habló ella de la consagración del mundo? " "No".

·     El P. Mac Glynn, en febrero de 1947, escuchó a sor Lucía repetir con fuerza esta petición específica: “¡No! No! ¡No el mundo! ¡Rusia, Rusia!

·     Tras el acto de ofrenda realizado el 13 de mayo de 1982 por Juan Pablo II, la vidente señaló que Rusia no había sido objeto de la consagración. Ahora bien, Dios quería “la consagración de Rusia y de Rusia sola, sin ninguna añadidura”.

·     En carta dirigida al P. Umberto Pasquale, fechada el 13 de abril de 1980, escribe: “Nuestra Señora de Fátima, en su pedido, se refiere sólo a la consagración de Rusia”: “só se referece a consagração da Russia  ”, como puede leer a continuación:

 

·     En las dos cartas que escribe al P. Gonçalves, en mayo de 1930, sor Lucía especifica: “El Buen Dios promete poner fin a la persecución en Rusia, si el Santo Padre se digna hacerlo, y ordena [3 ] del mundo católico también a hacer un acto solemne y público de reparación y consagración de Rusia". 

Todavía escucho al querido e infatigable [4] Abbé Caillon decirme con emoción en la década de 1980: “¡No , no, Rusia todavía no está consagrada al Inmaculado Corazón de María  ”! ¡Reconocemos de todos modos que la realización de estas dos condiciones: la consagración de Rusia sola y la unión moral del Papa con los obispos, no exceden las fuerzas humanas! Sin embargo, el pedido de Nuestra Señora aún no se cumple, como lo demuestra este pequeño cuadro:



Debemos admitir, con el hermano François de Marie des Anges [5] , que la consagración hecha por Pío XII en 1942 no quedó sin frutos: "Es notable que los meses que siguieron a este acto solemne marcaron el verdadero punto de inflexión de la guerra que estaba llegando a su fin". Pero al mismo tiempo, el comunismo de Stalin ganaba poder y en 1945 varias naciones serían sus víctimas. 

En agosto de 1931, en Rianjo, Nuestro Señor dirigió estas terribles palabras a sor Lucía: "Haced saber a mis ministros, que siguiendo el ejemplo del Rey de Francia [6] , retrasando la ejecución de mi pedido, seguirán a él en la desgracia. El Santo Padre consagrará Rusia, pero será tarde.

Tal vez le venga a la mente una objeción, querido lector: ¿acaso Rusia no está ahora salvada del comunismo? ¿No se destruyó el Muro de Berlín? ¿No ha salido a la luz la práctica religiosa rusa? ¡Se dice que el presidente Putin sigue un retiro anual en un monasterio ortodoxo! ¡Ya no estamos en la época de Lenin o Stalin!

Sí, pero ¿Rusia es católica? ¿No permitió también la caída del Muro de Berlín que la decadencia occidental y las sectas protestantes penetraran en Rusia? 

Sin embargo, hay esperanza, porque en nuestros días ha aparecido en Rusia un poder fuerte, coherente y respetado, si no temido por otras naciones, que sólo puede favorecer los frutos maravillosos de la consagración de Rusia al Corazón Inmaculado como Nuestra Señora de ¡Fátima lo pidió! Entonces Rusia se convertirá oficialmente a la religión católica y se convertirá en una nación cristiana modelo. 

Cuando el P. Alonso interrogó a Sor Lucía sobre la palabra de Nuestro Señor de que el Papa consagrará Rusia pero será tarde, la vidente le dijo que "  la consagración de Rusia y también el triunfo final del Inmaculado Corazón de María que seguirá son absolutamente ciertos y se realizarán a pesar de todos los obstáculos  ”.

Fuente: Fátima, el mensaje para nuestro tiempo , ediciones de Chiré.

____________________________

1. Memorias , Anexo No. 2. [  ]

2. Hermano François de Marie des Anges: Fátima, alegría íntima, acontecimiento mundial – Edición CRC, 2ª edición revisada y corregida en diciembre de 1993. Citado por el Padre Fabrice Delestre en el sitio web La Porte Latine . [  ]

3. Esto puede significar que el Cielo daría la bienvenida a esta consagración incluso si la autoridad papal estuviera muy disminuida. [  ]

4. El lector se beneficiará de la obra del hermano François de Marie des Anges, op. cit ., que relata con qué perseverancia trabajó el Abbé Caillon por esta consagración, llegando incluso a entrar en contacto varias veces con el Papa. [  ]

5. Op.cit . pags. 250. [  ]

6. El 17 de junio de 1689, Luis XIV se negó a consagrar su reino al Sagrado Corazón de Jesús como le había pedido santa Margarita María en nombre de Nuestro Señor. Como observa el hermano François de Marie des Anges (op. cit. p. 217), el 17 de junio de 1789, exactamente un siglo después, el Tercer Estado insurgente se autoproclamó Asamblea Constituyente, derrocando así a la Monarquía. Este fue el comienzo de la Revolución Francesa con su doctrina de los Derechos del Hombre sin Dios y sus atrocidades contra la Iglesia…  [  ]       

https://laportelatine.org/spiritualite/apparitions/la-consecration-de-la-russie-au-coeur-immacule-de-marie

Fuente: Agenda Fátima