martes, 25 de noviembre de 2014

SECRETOS DE LA SALETTE: OTRAS REDACCIONES


Tomado del libro "Découverte du secret de La Salette", págs. 50 - 54.



Los videntes de La Salette


REDACCIÓN DE MAXIMINO PARA BENJAMÍN DAUSSE, 11 DE AGOSTO DE 1851

Este día, el ingeniero Dausse le pregunta: “¿Lo recuerdas bien?” Y Maximino... le escribió este secreto como respuesta. El autógrafo fue encontrado en los archivos de la Congregación de la fe. Fue editado por J. Stern (JSIII pág. 190) de una copia de B. Dausse. Es muy semejante al texto del 3 de julio, pero con variantes.

El 19 de septiembre de 1846, vi una Dama brillante como el sol, que yo creo es la Santísima Virgen. Pero nunca dije que fuera la Santísima Virgen. Siempre dije que vi una bella Dama pero nunca dije que la Santísima Virgen. Es la Iglesia quien debe juzgar por lo que voy a decir si es verdaderamente la Santísima Virgen u otra persona por lo que voy a decir enseguida. Ella me lo dijo en medio del relato, después de las uvas se pudrirán y las nueces se harán malas. Ella comenzó diciéndome:Si mi pueblo no se convierte, lo que voy a decir llegará más pronto, si no cambia, llegará más tarde. Tres cuartos de Francia perderán la fe y otro cuarto la practicará tibiamente, poco después la fe se reavivará en Francia. Un país ahora protestante del Norte se convertirá, y por el apoyo de este país las otras naciones se convertirán. Vendrá una gran paz y después de que la paz venga, un monstruo perturbará esta paz y la paz vendrá cuando todas las naciones serán convertidas. El sucesor del Papa será alguien que nadie espera <no será romano> [i]. El monstruo vendrá durante la paz y la paz y el monstruo vendrán en el siglo 19 o en el veinte [ii] cuando más tarde. No se lo dirán a nadie. No le dirán esto a nadie. Esto es todo lo que Ella me dijo. Maximin Giraud pastor. El 11 de agosto de 1851 en Grenoble [iii].

SECRETO DE MAXIMINO REDACTADO EL 5 DE AGOSTO DE 1853 PARA MONSEÑOR GINOULHIAC

(...) Maximino, deseoso de revelar el secreto completo, habla con determinación del “Aguilucho”. Este nombre simbólico del duque de Reichstadt, designa a su medio hermano, Napoleón III, cuyo reino comienza, y su caída anunciada. La “víbora” designa de manera simbólica al siguiente régimen y los perseguidores de la III república, pero también los movimientos anarquistas y revolucionarios de la Comuna (1871). El régimen marxista protestará ser de la Comuna más que de la Revolución de 1789.

Hemos dividido su redacción continua en 3 párrafos:

1. El primero contiene los elementos nuevos: principalmente el emperador. Las redacciones más tardías de Melania precisarán que él “querrá ser al mismo tiempo papa y emperador”. Ellas indican simbólicamente que a ejemplo de su padre, se esforzará en circunscribir al papa a merced de su política, ayudando a Garibaldi y a Víctor Emmanuel a hacer del Jefe de la Iglesia, según las palabras de Pio IX, el “prisionero del Vaticano”.

2. El segundo traduce en diferentes términos lo esencial de lo que escribió en 1851 para Pio IX.

3. El tercero mezcla uno y otro por asociación de ideas nulamente sintéticas pero intuitivas. Su memoria actualiza así las visiones difíciles de interpretar en función de los recientes acontecimientos, según la interpretación que pudieron sugerir los peregrinos royalistas (monárquicos?). Donde Melania señala un futuro rey, Maximino dice “el hijo de Luis XVI”; pero él ignoraba todo de este rey al día siguiente de la aparición. La redacción es desagradablemente interferida y, por este equívoco, la inventiva de Maximino se mete a la boca del lobo.

El autógrafo, hoy perdido, se conoce por una copia del expediente de la Congregación de la fe, hasta hoy inédito. Es la última redacción de Maximino.

Un aguilucho se elevará,Cuando esté un poco más grande. Se volverá contra sí mismo. Luego se elevará más alto. Luego sus plumas caerán. Finalmente, sin plumas, caerá sobre los puñales. Llegará, después de su muerte, el caos. Luego vendrá una víbora, que hoy está en el seno de Francia. Luego morirá. Luego el hijo de Luis XVI llegará; y reinará muy poco tiempo.Un gran hombre lo sucederá. Luego, después de haber reestablecido todas las cosas, él se retirará. El Oriente castigará al Occidente. Llegarán grandes desgracias a Francia en esta guerra. Pero ella florecerá… luego Francia: tres cuartos de su población perderán la fe; el otro cuarto la tendrá, pero muy débilmente. Enseguida dos grandes naciones se convertirán. Inglaterra será el instrumento por el cual todas las naciones del universo se convertirán. Todo esto llegará entre 1850 y 1860. El monstruo pasará del año 60. Pero las guerras, revoluciones etc. entre 50 y 60. Francia recobrará la fe; luego llegará un gran rey. El papa morirá; un papa francés lo sucederá. Y este rey y este Papa no serán más que uno solo. Habrá solo una religión y un solo reino. Luego llegará un monstruo, que asolará esta paz y que perturbará la Iglesia. Un gran número de hombres serán sus víctimas. 



[i] Adición marginal.
[ii] En el momento de traducir en “siglos” los años “2000”, Maximino se adelanta un siglo para su lector. El ingeniero Dausse constató que en 1851, Maximino se cree en el siglo XVIII. De allí estas fechas en su propia escala de tiempo, señal de un conocimiento no libresco.
[iii] MC pág. 178.

MELANIA, 12 Y 14 DE AGOSTO DE 1853
(...) el pedido del obispo –revelar el secreto completo- planteó a Melania un problema específico, pues a diferencia de Maximino, ella estaba consciente de su misión: revelar más completamente el secreto cuando la Virgen lo dijera (1858). En 1853, ella trató de decir, alusivamente, un poco más que en 1851, pero sin explicar las cuestiones políticas y religiosas, las guerras y persecuciones.
(...) Melania redactó dos veces el secreto, el 12 y el 14 de agosto (la primera redacción con un lapsus de fecha). El Padre Stern publicó el segundo texto (JS III pág. 319) tomado de una capia del Padre Ginon y que fue conservado en el obispado de Grenoble. Nosotros reproducimos el primer texto, imprimiendo en itálicas las proposiciones ausentes del segundo texto.
J.M.J. Secreto que la Santísima Virgen me dijo sobre la Montaña de la Salette el 19 de Septiembre de 1853 (Lapsus calami por 1846)
Melanie Matthieu, te diré algo que no dirás a nadie hasta que yo te diga que lo digas.
Si después de que le digas al pueblo todo lo que te dije y todo lo que te diré que digas, si después de esto el mundo no se convierte, si, en una palabra, la faz de la tierra no cambia para bien, llegarán grandes desgracias; vendrá una gran hambruna y al mismo tiempo una guerra, en toda Francia en primer lugar, luego en Rusia y en Inglaterra; después de estas revoluciones, vendrá una gran hambruna en tres partes del mundo, en el año 1863, durante la hambruna, se cometerán muchos crímenes en todas partes y sobre todo en las ciudades; pero, desgracia a los Eclesiásticos, a los religiosos y a las religiosas, pues son ellos que atraen los más grandes males que llegan a la Tierra, también mi Hijo los castigará de una manera terrible; después de estas guerras y esta hambruna, los pueblos, por un poco de tiempo, reconocerán las manos de Dios todopoderoso que los golpea, ellos regresarán a sus deberes religiosos, y se dará la calma, pero por poco tiempo.
Las personas consagradas a Dios olvidarán sus deberes de religión y caerán en un gran relajamiento y casi en el olvido de Dios, finalmente todo el mundo olvidará a su Creador y será entonces que comenzarán nuevos castigos, Dios, irritado contra todo el mundo, los fulminará de la manera que voy a decir, un hombre malo reinará sobre Francia, perseguirá la religión, se cerrarán las iglesias, las quemarán, una larga y grande hambruna vendrá, acompañada de la peste y de una guerra civil; en este tiempo París será destruida, Marsella será inundada, y será durante ese tiempo que los verdaderos servidores de Dios recibirán la corona del martirio, el Papa y los ministros serán perseguidos, pero por haber sido fieles Dios estará con ellos y el Jefe de la Iglesia tendrá la Palma del Martirio, así como religiosos y religiosas; que el Soberano Pontífice tome sus armas (o ejércitos, no lo tengo claro por las faltas de ortografía de Melania) y que esté dispuesto a marchar y a defender la religión de mi Hijo, que pida sin cesar la fuerza al Espíritu Santo, así como todas las personas consagradas a Dios; [pues se perseguirá a la religión en todas partes, muchos sacerdotes, religiosos y religiosas renunciarán a su fe, ¡Oh! Cómo mi Hijo será ofendido por los ministros y las esposas de Jesucristo] después de esta persecución, solo habrá una más antes del fin del mundo.
Habrá tres años de calma, luego vendrá el nacimiento y el reino del Anticristo, que será más que terrible, él nacerá de una religiosa de una orden muy austera. Esta religiosa será considerada como la más santa del monasterio, [el padre del Anticristo será obispo, etc. etc. Aquí la Santísima Virgen me dio la Regla, luego me dice otro secreto sobre el fin de los tiempos], y las religiosas que estén en el mismo convento serán cegadas hasta el punto de no reconocer que el infierno las conduce.
El fin del mundo no pasará de dos veces 40 años.
Sor María de la Cruz, nacida Melania Mathieu.
Corenc, 12 de agosto de 1853.
En 1858, Melania envió al Papa el secreto completo: redacción perdida.
En 1860, Melania llegó a Marsella donde reescribe el secreto para sus superiores, pero no la autorizan a divulgarlo. Su manuscrito (perdido) fue copiado en Castellammare a finales de enero de 1870 y publicado por el padre Felicien Bliard, con el imprimatur del arzobispo de Nápoles en 1873; fue encontrado por el Padre Combe en 1902. Fue fotografiado por el Padre Gouin. Comunicado por el Padre Bliard, fue publicado en Francia de manera menos precisa a partir de 1870, notablemente por el abogado Girard, en Grenoble (quien recibió para sus opúsculos las bendiciones autógrafas de Pio IX).
En Castellammare, el 21 de noviembre de 1878, Melania consignó su propio relato, cuidadoso y detallado, de la aparición. Y fue en Lecce, con el imprimatur de Monseñor Zola del 15 de noviembre de 1879, que ella publicó este relato. En 1904, el año de su muerte, antes de dejar Francia, ella hará editar el folleto.

Este relato, de un impecable estilo, fue denunciado en Francia como una extrapolación subjetiva de Melania: el fruto de una “revolución coperniqueana” egocéntrica (JS III pág. 128-129). Pero los grandes temas, reputados como nuevos, ya estaban en las ediciones anteriores. 

lunes, 24 de noviembre de 2014

¿ESTÁ VACANTE LA SEDE?.- POR EL R.P. DOMINIQUE BOULET.- PARTE 10

Tomado de Biblia y Tradición.

Traducción de Alejandro Villarreal.
7. La verdadera naturaleza del Magisterio Infalible:
7.1. ¿Es concebible que podamos encontrar alguna herejía en algún documento del Magisterio?
Un estudio superficial de los teólogos que han tratado el problema de un papa hereje nos llevaría a obtener una respuesta negativa a esta pregunta. Visto con la lente sedevacantista, la conclusión sería que la existencia de herejías en el Magisterio de Juan Pablo II es otra prueba de que él no es papa y que todo ese Magisterio es nulo e inválido. Sin embargo, es un hecho que todos los autores quienes han estudiado la posibilidad de un papa hereje sólo imaginaron la posibilidad de un papa hereje como persona privada [32], y consideraron el asunto de una posible herejía en un documento oficial del Magisterio como algo imposbile, como lo registra Xavier de Silveira [33]. Según lo cual, en su artículo sobre la Infalibilidad del papa, Dublanchy dice que no puede concluirse que, debido a la Infalibilidad, el papa nunca podría caer en herejía como doctor privado [34].
7.2. ¿Falible o infalible?
Sólo recientemente, después de la definición de la Infalibilidad del Vaticano I, el tema de la infalibilidad del Magisterio Ordinario había sido incluido dentro del debate teológico. Es muy importante aclarar muchas ideas sobre la naturaleza del Magisterio Infalible del papa. Permítanme recomendarles el libro Pope or Church (Papa o Iglesia) [35], el cual contiene dos ensayos sobre la Infalibilidad del Magisterio Ordinario. Este libro fue resumido en un artículo publicado en enero de 2002 de la revista SiSi NoNo:
Necesitamos ideas muy claras sobre esta cuestión, debemos evitar el hundimiento hacia la izquierda o la derecha, ya sea por el espíritu de rebelión o, por otro lado, por una obediencia servil e inapropiada.
El serio error que está detrás de muchos desastres actuales es la creencia de que el ‘Auténtico Magisterio’ no es otro más que el ‘Magisterio Ordinario’. Es muy importante contar con el apropiado entendimiento de lo que es infalible y lo que no lo es en las enseñanzas del papa. Xavier de Silveira dice que no podemos excluir la existencia de una posible herejía en un documento pontificio no-infalible [36]. Fr. Le Floch, superior del Seminario Francés de Roma, anunció en 1926:
La herejía que hoy está naciendo se volverá la más peligrosa de todas: la exageración del respeto debido al Papa y la ilegítima extensión de su infalibilidad.
Uno de sus estudiantes fue nada más y nada menos que el futuro Arzobispo Marcel Lefebvre.
7.3. El caso del Magisterio Conciliar:
Existe también un artículo muy completo de Fr. Álvaro Calderón de la FSSPX publicado en Le Sel de la Terre [37]. El Padre Calderón revisa las condiciones requeridas para la Infalibilidad del Magisterio Ordinario. El concluye que el Magisterio conciliar (Vaticano II y postconciliar) no está cubierto por el carisma de la infalibilidad.
Tanto en el campo del Magisterio Ordinario y el Extraordinario, las autoridades conciliares y postconciliares no desearon enseñar con infalibilidad. ¿Por qué? Habiendo sido infectados de Liberalismo, las dichas autoridades se negaron a utilizar el carisma extraordinario y previnieron que el Magisterio Ordinario fuese Universal, y así previniendo que fuese infalible. Esta es la razón por la que el Magisterio conciliar no es infalible, y no podría serlo de ninguna manera en tanto que las autoridades conciliares no se aparten del liberalismo.” [38]
Recordemos que tanto el Papa Juan XXIII como el Papa Pablo VI no desearon que el II Concilio Vaticano fuese dogmático, y que así no realizara declaraciones infalibles, sino que fue un Concilio Pastoral que pretendió ponerse a tono con las necesidades del hombre moderno. Tal temor de utilizar el carisma de infalibilidad es típico de la actitud liberal. El Arzobispo Lefebvre habló sobre el liberalismo del Papa Pablo VI:

El liberalismo de Pablo VI, reconocido por su amigo el Cardenal Daniélou, es suficiente en sí para explicar los desastres de su pontificado. El Papa Pío IX en particular habló muy frecuentemente sobre los católicos liberales a quienes él consideraba como los demoledores de la Iglesia. El católico liberal es ambiguo y vive en un mundo de continua auto contradicción. Mientras que le gustaría permanecer siendo católico, está poseído de una sed por complacer al mundo. Afirma su fe débilmente, temiendo aparecer muy dogmático y como resultado de sus acciones es su semejanza a aquellos enemigos de la Fe católica. ¿Podría un papa ser liberal y seguir siendo Papa? La Iglesia siempre ha reprimido con severidad a los católicos liberales, pero ella no siempre los ha excomulgado.” [39]

domingo, 23 de noviembre de 2014

R.P. TRINCADO - SERMÓN EN EL ÚLTIMO DOMINGO DE PENTECOSTÉS




El Evangelio de hoy trae la mayor parte del llamado “Discurso Escatológico” de nuestro Señor. “Escatología” significa, etimológicamente, estudio de lo último. Se denominan “escatológicos” los sucesos finales de la historia del mundo. Estas palabras de Cristo están en estrecha relación con el libro del Apocalipsis. 
Dado el estilo simbólico que caracteriza la redacción de los pasajes escatológicos de la Escritura (del Apocalipsis en particular), respecto de la interpretación de los mismos se da una gran variedad de pareceres y, por lo mismo, una igualmente grande confrontación de opiniones, muchas veces apasionada y violenta, causa de no poca confusión en las almas de los fieles. 
Monseñor Straubinger, en su excelente versión de la Biblia, dice (las citas siguientes están extractadas) que la Venida de Cristo es un misterio y sólo Dios sabe cómo se han de realizar las señales anunciadas. En muchos otros pasajes se dice que Cristo vendrá como un ladrón, lo cual no se refiere a la muerte de cada uno sino a su Parusía (segunda venida). ¿Esa dificultad nos debe llevar a evitar lo escatológico? No: la prudencia cristiana no está en desentenderse de estos grandes misterios -agrega Mons. Straubinger-, sino en prestar la debida atención a las señales que Él bondadosamente nos anticipa, tanto más cuanto que el supremo acontecimiento (la Parusía) puede sorprendernos en un instante, menos previsible que el momento de la muerte.

COMENTARIO ELEISON Número CCCLXXXIV (384).- 22 de noviembre de 2014


Un gran Monseñor, la doctrina del Concilio calibró
Cuarenta años atrás, y dijo “No”

Ayer fue el 40 moaniversario de la histórica Declaración de Monseñor Lefebvre del 21 de Noviembre de 1974, con las razones por las cuales él y los sacerdotes y laicos siguiéndolo a él, estaban tomando su posición contra el cambio total de la Iglesia católica y la religión provocado a raíz del Segundo Concilio Vaticano. La Declaración es tan fresca hoy como lo fuera el día en que fue escrita porque la verdadera religión católica de Dios es inmutablemente verdadera, mientras que la religión Conciliar del hombre es resueltamente falsa y está ocupando Roma más que nunca.

La Declaración consiste de diez párrafos breves, poco más de 50 líneas en total: 1/ Nosotros adherimos a la Roma católica, la Roma eterna. 2/ Rechazamos la Roma Conciliar, neo-protestante y neo-modernista. 3/ La reforma Conciliar está destruyendo la Iglesia católica y disminuyendo nuestra Fe católica, 4/ como ni siquiera un ángel del Cielo tiene derecho a hacerlo (Gálatas I,8). 5/ Elegimos la Tradición, rechazamos las innovaciones. 6/ Todo en la Iglesia está siendo renovado de una manera opuesta a la inmemorial doctrina católica. 7/ La reforma Conciliar, proviniendo de la herejía y resultando en herejía, es inaceptable para los Católicos, entonces 8/ continuaremos a formar sacerdotes Tradicionales. 9/ Y adheriremos a la enseñanza y prácticas católicas de todos los tiempos, 10/ estando convencidos de que así haciendo permaneceremos verdaderamente Católicos fieles.

Noten primeramente la distinción clara y afilada (1 y 2) entre Roma católica y Roma Conciliar. Ahora bien, es verdad decir que la Roma Conciliar está ocupando las estructuras de la Roma católica, pero decir que la Iglesia Conciliar, entonces, no es otra que la Iglesia Católica es tan tonto como decir que un cucú es un ruiseñor porque ocupa el nido del ruiseñor. (Y decir que Monseñor escribió de “Roma” católica y Conciliar y no de “Iglesia” católica y Conciliar es utilizar subterfugios con palabras).

Pero, ¿cómo hace Monseñor para distinguir entre el cucú Conciliar y el ruiseñor católico? ¡Por la doctrina! El Conciliarismo es neo- Protestante y neo- modernista (2). Nuestra fe está siendo disminuida (3) en oposición a la doctrina católica (6), el Conciliarismo es herejía (7). Nosotros adherimos a la enseñanza católica (9). Y el breve resumen mencionado no da todas las referencias de Monseñor a la doctrina. La doctrina católica era la Estrella polar de su mente y acción. Es porque el hombre moderno quiere libertad para su mente y acción, que él en efecto quiere que su mente sea reducida a papilla, con lo cual la doctrina no tiene más que una mera función decorativa. Ya no tiene eficacia sobre las acciones del hombre, excepto la desastrosa doctrina que la doctrina no es importante.  Y esa desastrosa doctrina tiene una eficacia total. Este es el por qué el Arzobispo está siendo reducido, dentro de la Fraternidad San Pio X, fundada por él, a poco más que una respetable mascota.

Uno está impulsado a preguntar, ¿qué se precisará para restaurar la eficacia de la doctrina , el sentido de realidad y el amor a la verdad en Fraternidad, Iglesia y mundo? Seguramente sufrimiento, nada menos. Solyenitzin hizo una observación al efecto, que se precisará la barra de hierro de los acontecimientos para destrozar y destripar la envoltura de hormigón que el hombre moderno ha construido alrededor de su pecaminosa forma de vida. Verdaderamente, Señor ten misericordia.


Kyrie eleison.


Versión original en inglés. 

sábado, 22 de noviembre de 2014

MONS. FELLAY: CARTA A LOS AMIGOS Y BIENHECHORES N° 83

Carta a los Amigos y Bienhechores n° 83



NOTA: nuestros comentarios aparecen en color rojo.

21-11-2014

Resumen: Mientras el estado de la Iglesia continúa deteriorándose, Mons. Fellay recuerda la visión casi profética que el futuro Benedicto XVI tenía del futuro de la Iglesia, hace ya 17 años.

En medio de este desastre, la Fraternidad continúa desarrollándose y trabajando por la santificación de las almas, prestando atención especial a la familia cristiana, a los colegios católicos, a los ejercicios espirituales de San Ignacio y por sobre todo a la formación y santificación de los sacerdotes.

Queridos amigos y bienhechores,

Hace ya 17 años, el futuro Benedicto XVI presentaba su visión del futuro de la Iglesia: entonces parecía muy pesimista. Preveía una tal fragmentación del Cuerpo Místico que quedaría reducido a un conjunto de pequeños grupos aún vivos, pero en medio de una decadencia generalizada.

“Tal vez debemos decir adiós a la idea de una Iglesia que reúne a todos los pueblos. Puede ser que estemos en medio de una nueva era de la historia de la Iglesia, constituida de un modo totalmente diferente, donde el cristianismo existirá más bien bajo el signo del grano de mostaza, en pequeños grupos aparentemente sin importancia, pero que vivirán intensamente para luchar contra el mal y sembrar el bien en el mundo…” [1]

“Se parecerá menos a las grandes sociedades, será más bien la Iglesia de las minorías, se perpetuará en los pequeños círculos vivos, donde gente convencida y creyente actuará según su fe. Pero es precisamente de ese modo que volverá a ser, como dice la Biblia, «la sal de la tierra»” [2]. 

¿Mons. fellay no tiene nada que decir acerca de la responsabilidad del mismo Ratzinger en esta crisis? ¿Él es sólo un "buen profeta"?

Visión desastrosa del futuro de la Iglesia

¿Esta visión es fruto de la sagacidad personal del cardenal Josef Ratzinger, o se inspira en otra fuente, como el secreto de Fátima? Sólo él puede saberlo. De todos modos, gradualmente y sobre todo después del Concilio, aunque "estamos de acuerdo con el 95% de él"..., asistimos a la lenta desaparición de la Iglesia tal como se presentó durante al menos 1.500 años, es decir como una sociedad que impregnó profundamente toda la vida humana y todo el cuerpo social, procurando formar un todo profundamente armonioso con lo temporal, incluso si el poder temporal a menudo trató de avanzar sobre el poder espiritual de la Iglesia. Desde la Revolución francesa estamos viendo no solamente la desaparición de los dos poderes, sino también una voluntad incesante de combatir y de reducir la influencia tan beneficiosa de la Iglesia sobre la sociedad humana. ¿"Influencia beneficiosa de la Iglesia sobre la sociedad humana"? ¿Así que la Iglesia es sólo eso, un beneficioso complemento de la sociedad civil? Es lo que Mons. Fellay da a entender, y ésta es una concepción típicamente liberal. Los antiliberales, por el contrario, sostienen que la Iglesia es el alma de la sociedad civil (como enseña León XIII en "Libertas"), no un mero aditamento últil. Compárese el modo ambiguo con que Mons. Fellay se expresa acerca de la relación entre la Iglesia y la sociedad civil, con estas contundentes palabras del P. Philippe en su "Catecismo de la Realeza Social de Jesucristo": "la consecuencia inmediata de la condición creada de toda sociedad es la dependencia necesaria, absoluta, completa, de toda sociedad y de todo orden social establecido, como de todo orden social posible, respecto de Dios. (...) Todo lo que existe fuera de Él, ha sido creado por El y depende de Él con una dependencia suprema y absoluta. Él es el único que tiene autoridad y poder enteros sobre todas las cosas. No sólo todo depende de Él, sino que todo debe volver a Él como a su único fin último. En pocas palabras, todas las Sociedades, Naciones y Estados deben ordenarse a Él como a su Creador y Fin Supremo". Desde el postconcilio, con la disminución espantosa del número de las vocaciones sacerdotales, con la pérdida de cientos de miles de religiosos y religiosas que habían entregado su vida por Dios y el prójimo, esta presencia de la Iglesia en los colegios, en los hospitales, en la vida social y política, prácticamente ha desaparecido. De nuevo: la Iglesia es una gran organización de beneficencia, la más importante de todas, pero no más que eso... No se toma ninguna medida seria para frenar esta desaparición catastrófica de la Iglesia de la sociedad. Nuevamente: según Monseñor Fellay, la catástrofe consiste en el daño que sufre la sociedad civil por el retroceso de la Iglesia, no la misma autodemolición de la Iglesia. Ha quedado reducida a la sacristía. Y lo que es aún peor, en los países donde la Iglesia había prodigado sus beneficios Idem..., en países que antaño se llamaban cristianos, incluso las iglesias y las sacristías están vacías… Ya no estamos tan lejos de la visión casi profética del cardenal Ratzinger.

Pero a estos elementos exteriores se agregan otros, propios de la vida interna de la Iglesia. Son las señales de una debilidad ante un enemigo ya no exterior, sino a partir de ahora interior. ¿Recién "ahora"? Llevamos más de 50 años con ese problema, Monseñor, con una quinta columna de herejes modernistas que usurpan la Jerarquía... Se disuelven cada vez más claramente la unidad de la fe y la unidad de gobierno en la santa Iglesia; en cuanto a la unidad litúrgica, con las aperturas realizadas por la nueva misa en la dirección a la “creatividad”, sobre todo con la multiplicación de las oraciones eucarísticas, hace ya tiempo que voló en mil pedazos. Nótese el cuidado excesivo que tiene el Obispo cuando se refiere a la misa nueva. Es que él mismo la ha llamado "legítima" y por eso ahora no puede denominarla, "rito bastardo", como con precisión y con auténtico celo de Dios dijo Mons. Lefebvre. En lo referente a la moral, el último Sínodo sobre la familia es una trágica manifestación de la proliferación de opiniones contradictorias que reina en este ámbito, y que la autoridad parece ya no poder contener, cuando no es ella misma la que las favorece… Tibio comentario.

En medio de este desastre, señalado por muchos observadores, nadie duda que nuestra modesta Fraternidad aparece como “un pequeño grupo aparentemente sin importancia, pero que vive intensamente para luchar contra el mal y sembrar el bien en el mundo…” Cada vez menos y hasta que Monseñor  Fellay la termine de hundir. Si por una parte nos duele profundamente ver a la Iglesia desfigurada, por otra, cantamos todos los días el Magnificat por las maravillas que el Todopoderoso nos permite realizar todavía. Luego, según Monseñor, no hay dos iglesias: la "iglesia conciliar" y la Iglesia Católica. No hay una "iglesia" falsa que es como un parásito y un tumor maligno en otra que es la Iglesia verdadera. No hay una Iglesia desfigurada y otra "iglesia" desfigurante. No hay una Iglesia que debe ser amada y defendida y otra "iglesia" que deber ser aborrecida y combatida. Y por eso busca el acuerdo con Roma...

Leer el resto de la carta acá.

SÁBADO MARIANO.- NO OLVIDE REZAR EL ROSARIO.-



“Los errores modernos serán destruidos por el Rosario” San Pio X

 “En cuanto a la protección más segura para evitar que vuestros espíritus y vuestros corazones sean presos de la fantasía, recen cinco, o mejor quince, Misterios diarios del Santo Rosario de Nuestra Señora”.

“¡Quince Misterios al día es “artillería pesada” en todo sentido!” 
Monseñor Williamson


ÚNASE A LOS CRUZADOS DEL CORAZÓN INMACULADO DE MARÍA AQUÍ.

viernes, 21 de noviembre de 2014

P. DE LA ROQUE PROTAGONIZA UN INCIDENTE EN CONFERENCIA DE UN DOMINICO DE AVRILLÉ


El P. de la Roque

Durante una reciente conferencia del Padre Marie-Dominique (Avrillé) en la región parisina, se presentó el Padre de la Roque (nuevo prior de San Nicolás de Chardonnet), acompañado de un “fortachón”. El Padre, se ridiculizó en público por su actitud irrespetuosa y risible.

Aunque no estaba inscrito en esta reunión, forzó la puerta de entrada, apartó violentamente al manso Padre Marie Dominique, y se instaló en la segunda fila. Luego intervino de manera muy descortés al final de la conferencia. Dando la espalda al conferencista, comenzó a arengar a las personas presentes. Hubo agitación en la asamblea, que había tenido suficiente con escucharlo, y se le pidió que saliera.

El Padre de la Roque estaba muy tenso, nervioso… mientras que los Padres estaban tranquilos, sonrientes y calmados.

Los argumentos no convencieron al auditorio, todos agradecieron a los Padres.


jueves, 20 de noviembre de 2014

EL PADRE CASTELLANI Y LA SALETTE




La Saletta: aparición de la Virgen en 1846 a dos pastorcitos de poca edad, 15 y 11 años, Melania y Maximino, en una áspera y desolada montaña de los Alpes franceses. Produjo una conmoción inmensa en Francia. Y la gran mayoría del clero francés se puso en contra, probablemente porque denunciaba crudamente la corrupción, el fariseísmo o mundanismo de los sacerdotes. Esta reprensión al clero se publicó empeorada, según parece. León Bloy se constituyó en defensor impetuoso de la pastora. Hizo dos peregrinaciones a La Saletta a los 34 y a los 67 años y escribió sobre ella dos libros “La que llora” y “El simbolismo de la aparición”; este último publicado póstumo y con muchos errores. Bloy aceptó de planta todo lo que Melania dijo -o le atribuyeron- y no se metió con el problema teológico de cómo la Virgen Santísima –que actualmente está en el cielo, en la visión beatífica- puede decir con verdad ahora que sufre y que llora; ahora, no en tiempo de su vida mortal, porque dijo “hace un tiempo que estoy llorando por vosotros”.
El secreto de Melania, hecho público 10 años después de la aparición, contieneprofecías que no sucedieron, claramente al menos; y la descripción de una serie de castigos y catástrofes, algunas extravagantes, que no se han cumplido, “pero que se habrán de cumplir” dice el profesor Mirakles. Pero han pasado más de 100 años ya y no se han cumplido. Por ejemplo: París será destruido y Marsella tragada por el mar. Por lo demás, la destrucción de París, “tal que se  podrá arar encima”, como dijo el Pbro. Souffraud (1775-1828) y otros, fue prometida por una cantidad de monjitas videntes del siglo XIX y XVIII; y por Don Bosco (?).
No se verificó en ninguna de las dos Grandes Guerras. La escapatoria, es decir que era una profecía condicional y que París y toda Francia hicieron penitencia y plegaria, librándose así de la amenaza conminatoria, como Nínive en tiempo de Jonás. Es pobre evasiva, pues, de ese modo, se podrían justificar todas las profecías incumplidas, aún las más extravagantes. Se puede decir que eran condicionales y, por ende las profecías privadas perderían todo su valor. Algunas son condicionadas explícitamente, entonces sí, no hay duda; como estas de Garabandal.
Los dichos de Melania Calvet que, cuando tuvo la aparición no sabía leer ni escribir, ni hablar francés (hablaba  dialecto), no pueden ser autenticados críticamente. El secreto publicado 10 años después, fue remodelado  por los que lo oyeron de sus labios. Las narraciones de la aparición, que ella y Maximino contaron  (siempre concordes), lo mismo: fueron escritas por otros. No sabía escribir; y una larga autobiografía de su infancia, que dictó a los 67 años por orden de su confesor, está mechada de cosas inverosímiles y aún extravagantes. La memoria de una anciana de 67 años transfigura los recuerdos de infancia –los recuerdos de los tres o cuatro años-, por donde ella empieza su autobiografía. Y en ese tiempo, ya había leído una cantidad de libros de místicos, cuya terminología, y quizás, cuya reminiscencia, usa.
En suma, no nos han llegado textos fidedignos; pero León Bloy los traga enteros.
Estando yo en Roma, en 1931, un benedictino alemán publicó un artículo deshaciendo La Saletta con principalmente, el argumento de que Melania fue una monja vulgar y silvestre, de mal carácter, y no una santa; y Maximino, adulto, se volvió un borrachín. No prueba nada. La primera imputación es calumniosa, pues Melania murió en olor de santidad. Y las dos cosas son vanas, pues nadie ha dicho nunca que un profeta tiene que estar confirmado en gracia. Al contrario, ha habido profetas pecadores, como por ejemplo, el profeta Balaam, el que tuvo una burra que hablaba –patrona de las poetisas argentinas-. No digo todas, má buona parte.
Hoy día La Saletta como santuario ha caído, Lourdes lo ha tapado. Hay allí un grupo de sacerdotes llamados Los Capellanes de La Saletta y van algunas peregrinaciones de devoción sin que se produzcan curaciones prodigiosas. Así lo encontró León Bloy en 1879 y se irritó sobremanera, lo cual no le costaba mucho.
León Bloy fue un buen cristiano y un gran escritor. Eso no se puede discutir. Todo lo demás es discutible en él, incluso este juicio mío que escribí, hace muchos años, al leer el excelente libro de St. Fumet: “La mission de León Bloy”: “Fue, a mi ver, un místico frustrado, toda la vida en la noche oscura del sentido, con una evidente neurastenia de Beard (una neurastenia contenida) lo cual no significa nada, si “la enfermedad es el estado normal del cristiano”, como decía Pascal. Decir que es un semi-santo medio demente es erróneo, por demasiado simplista. Es más complicado que eso. Mas decir que fue un santo por un lado y un demente por el otro, es peor todavía. Pero decir con Raymond Barbeau que fue un “profeta luciferino” (título de un libro de este escritor francés) –que fue un perverso, un apóstata y un demoníaco, sacrílego, es puro disparate- “Abominable, y a fondalmente demoníaco, es el profeta de Lucifer”, escribe Barbeau. Y es él, más bien, quien parece demoníaco”.
Hasta La Saletta llega el libro del profesor Mirakles, después viene Lourdes.


 P. Leonardo Castellani – Las profecías actuales, Cruz y Fierro editores, Buenos Aires, 1966.

miércoles, 19 de noviembre de 2014

EL PADRE CASTELLANI Y LAS PROFECÍAS PRIVADAS




“Profecías privadas. Las conocemos, hoy día hay muchas. Siempre las ha habido. Éstas son de índole sobrenatural, cuando no son falsas. De cada cien revelaciones privadas, una sola es auténtica, dijo San Pablo de la Cruz, fundador de los Pasionistas. Muy exagerado, evidentemente ¿no? Demasiado poco. Pero la verdad es que de las modernas, la Iglesia solamente ha aprobado las de Lourdes y de Fátima, y eso indirectamente, y alguna otra que en Bélgica fue aprobada por los obispos diocesanos Estas profecías son proferidas para consolar al pueblo cristiano en una coyuntura dada, o para prevenirlo o para amonestarlo. Son parciales y locales. Si no tienen nada contra la Fe, la Iglesia suele guardar reserva y no pronunciarse.(1) Algunas se revelan como fraudes, tal los escritos de la Madre Raffo que se propagaban mucho cuando yo era muchacho. Otras como engaños subjetivos, tal como los prodigios del Cristo de Limpias en España, otras de dudosa autenticidad como las profecías de los Papas de San Malaquías, otras caen pronto en el olvido sin pena y sin gloria tal como La Saleta, tan ruidosa en su tiempo (2)Nadie está obligado a creer en una revelación privada, aunque estemos obligados a no despreciarlas. ‘No despreciéis las profecías’ como dice San Pablo (3). Y cuando las creemos, las creemos con fe humana, no con fe divina".


La Gran Ramera es Roma, dicen triunfantes los protestantes, aunque no todos (4). Porque el Ángel mismo le dice a San Juan que la mujer impía representa a una gran ciudad que está sobre Siete Colinas... como Roma. Pero la cuestión es que el Ángel después le explica al Profeta que las siete colinas representan siete reinos. Anteriormente dije que esta mala mujer representa al Capitalismo, pero no solamente al Capitalismo, sino también una religión falsa y abominable nacida bajo las alas del Capitalismo. Sea una nueva religión, sea el mismo Cristianismo adulterado, como interpreta Lacunza (de la Roma Pagana), y por lo cual prohibieron su libro. Que la Roma pagana, que San Juan tenía antes los ojos, haya sido el modelo de esta pintura, es más que probable. Pero que la pobre Roma actual sea eso, es disparateQue una Roma futura, potente y corrompida, sea, al fin del siglo, la capital del Anticristo, es cosa que muchos dicen y yo no creo. Me parece que la capital del Anticristo será Jerusalem. ¿De dónde sacamos esto? Está claro en el texto. El profeta describe a la Ramera como un gran emporio comercial, por cierto un puerto de mar, que domina en el mundo entero, que gobierna el comercio internacional, que enriquece a los que la sirven, que se gloría de que ni Dios le puede hacer nada, y que anda borracha de la sangre de los mártires y ofrece a todas las gentes el vino de la ira de su fornicación’, como dice el profeta con una metáfora rara que evidentemente designa una corrupción religiosa. Pues en ella se halló la sangre de los mártires y los santos que fueron muertos en la tierra, prosigue el profeta, es decir que ha heredado toda la responsabilidad de todos los que han sido degollados por Cristo. El cardenal Newman dice que puede ser una Roma futura, o también varias grandes ciudades capitalistas como Londres, Nueva York, Roma... y Buenos Aires, puerto de mar. O bien simplemente un símbolo del sistema capitalista, donde quiera que se asiente. El caso es que el profeta la pinta comerciando con toda clase de mercaderías, incluso el trigo, esclavos y almas de hombres, como llamaban los rusos a los esclavos; almas les llamaban. Y enumera toda clase de mercaderías, el profeta, piedras preciosas, cosas de lujos y toda clase de lujos. Y gobernando a los capitanes y dueños de navíos, por eso parece que es un puerto de mar, que ponen el grito en el cielo cuando la ven caer. Y caerá y será incendiada en una hora, dice tres veces el texto, lo cual no era posible antes pero lo es ahora con la bomba atómica. En un lugar dice en un día, y en otras tres partes dice destruida en una hora’.

(…)

La solución más probable a este lío es que el Anticristo restaurará el Imperio Romano, que era el último de los siete, y así será octavo y séptimo a la vez; y estaba muerto y revivió. Esa es la opinión común de los santos padres. Como ven, no parece que estemos muy cerca de eso. ¿O sí? Hoy día hay un movimiento muy fuerte, los Oneworlders o mundialistas, que propicia la restauración del imperio de Augusto y Nerón, en forma de una confederación mundial, sin Jesucristo.

La Profecía y el Fin de los Tiempos
Conferencias dictadas por el R.P. Dr. Leonardo Castellani, SJ,
en la Iglesia del Socorro – Buenos Aires, 6 de Junio al 18 de Julio 1969


Notas Syllabus:

(1)Contrario a esta reserva enseñada por la Iglesia, varios imprudentes blogueros e internautas que actúan como si fueran teólogos o cosa parecida -algunos de ellos sacerdotes- se han lanzado con razonamientos obtusos, confusos, absurdos, discutibles o contradictorios a literalmente destruir las posibles revelaciones de una vidente en relación a la FSSPX y el pedido de Ntra. Sra. en Fátima, dadas a conocer por Mons. Williamson en su columna semanal, sin que nada hubiera en ellas contra la Fe. Leamos, por ejemplo, atentamente este párrafo del CE 380: "Así, dado el respaldo de Nuestra Señora, la primer Cruzada fue un éxito inesperado tanto en el número de rosarios rezados por los fieles como en el cumplimiento por parte del Papa Benedicto XVI del deseo largamente esperado por Monseñor Fellay mediante la declaración en su Motu Proprio de Julio de 2007 que la Misa Tridentina nunca había sido abrogada". No dice que el motu proprio haya sido “un éxito”. Lo que correctamente califica de “éxito” es la cantidad de rosarios obtenida y el hecho de que se haya declarado que la misa tridentina jamás fue abrogada. ¿Acaso hay algo contra la fe en declarar eso? Ciertamente, ni Mons. Williamson, ni la vidente, ni la Sma. Virgen se complacen en aquellas cosas que sí se oponen a la fe en el motu proprio, como por ejemplo, el calificar a la misa tridentina de rito extraordinario y al “rito bastardo” de la misa nueva de ordinario, así como las restricciones impuestas para la celebración de la misa tridentina.

(2) A raíz de la tan famosa  y difundida como muy dudosa frase “Roma perderá le fe y se convertirá en la sede del Anticristo”, los sedevacantistas han vuelto a hacer ruido con las profecías de La Salette. Al respecto nos parece esclarecedor el siguiente artículo:http://info-caotica.blogspot.mx/2011/12/la-salette-y-su-manipulacion.html

(3) De igual modo a lo dicho en el punto (1), las posibles profecías o revelaciones mencionadas por Monseñor Williamson fueron despreciadas de inmediato por quienes, nos parece harto evidente, han decidido rechazar de plano todo lo que diga u haga el obispo por ellos odiado y perseguido.

(4) También lo dicen los “protestantes” sedevacantistas y sectarios de ciertos blogs y radios de internet, que identifican a Roma sede de Pedro como Babilonia y admiten implícitamente de tal manera que “las puertas del Infierno” habrían prevalecido, contra lo enseñado por Nuestro Señor.