English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

sábado, 18 de mayo de 2019

COMENTARIO ELEISON Número DCXVIII (618), 17 de mayo de 2019

Comentarios Eleison por su Excelencia Richard Williamson

¡El Brexit de Daniel!

Del sublime Daniel a la vergüenza terrenal de Gran Bretaña,
¡Rescata, oh Dios, rescata Tu Santo Nombre!
Si la pobre Inglaterra necesita urgentemente comprender en profundidad por qué Europa se está equivocando, para salvar a Gran Bretaña de seguir el Nuevo Orden Mundial, cuánto más necesitan los católicos entender en profundidad cómo y por qué su Iglesia se equivocó en el Vaticano II, para salvar al mundo entero de su alejamiento del único y verdadero Dios. En el Antiguo Testamento Dios mismo inspiró en Su profeta Daniel, exiliado lejos de casa por el Cautiverio de Babilonia (590–520 a.C.), una oración urgente de contrición por los pecados de los israelitas para que Dios perdonara a Su pueblo y le concediera restaurar la gloria de Su nombre permitiéndole que volviera a practicar una vez más Su santa religión en la ciudad santa de Jerusalén. No es difícil adaptar al Cautiverio de la Iglesia Católica en el siglo XXI la gran oración de Daniel (Capítulo IX):—
[4] Rogando pues al SEÑOR mi Dios, hice confesión y dije; “Ay Señor, Dios grande y temible, que guardas la alianza y la misericordia con los que Te aman y observan Tus mandamientos, [5] nosotros los Católicos hemos pecado, hemos cometido iniquidad, hemos sido malos y rebeldes y nos hemos apartado en el Vaticano II de Tus mandamientos y de Tus leyes; [6] no hemos escuchado a Tus siervos los Papas fieles que en Tu Nombre hablaron a nuestros presidentes, a nuestros gobernantes, a nuestros padres y a todo el pueblo Cristiano.
[7] Tuya es, Señor, la justicia, y nuestra la confusión del rostro, como sucede hoy, a los Católicos, a los habitantes de Roma y a toda la Iglesia a los que están cerca y a los que están lejos, en todas las tierras a donde los arrojaste a causa de las infidelidades que contra Ti cometieron. [8Oh Señor, nuestra es la confusión del rostro, y de nuestros presidentes, de nuestros príncipes y nuestros padres, pues hemos pecado contra Ti. [9Pero del Señor, nuestro Dios, son la misericordia y el perdón, porque nos hemos rebelado contra Él, [10y no hemos escuchado la voz del SEÑOR, nuestro Dios, para cumplir sus leyes, que Él puso delante de nosotros por medio de Sus siervos los Papas y Obispos fieles.
[11Toda la Cristiandad ha traspasado Tu ley y se ha apartado para no oír Tu voz. Por lo cual se ha derramado sobre los Católicos Conciliares la maldición y la execración que está escrita en la ley de Moisés (Levítico XXVI, Deuteronomio XXVIII), siervo de Dios, puesto que hemos prevaricado contra Él.
[12Por eso Él ejecutó la sentencia que había pronunciado contra nosotros, y contra nuestros jefes que nos gobernaron, trayendo sobre nosotros una calamidad tan grande, que nunca hubo debajo de todo el cielo cosa semejante a lo que se ha hecho por el Vaticano II. [13Todo este mal vino sobre nosotros conforme está escrito en la Ley de Moisés, más no hemos implorado al SEÑOR nuestro Dios para convertirnos de nuestras iniquidades y meditar en Tu Verdad. [14El SEÑOR veló sobre el mal y lo hizo venir sobre nosotros, porque justo es el Señor nuestro Dios en todas sus obras que ha hecho, pero nosotros no quisimos oír Su voz.
[15Ahora pues, oh Señor Dios nuestro, que con mano ponderosa sacaste a los Católicos del mundo impío, y te adquiriste el renombre que tienes hoy, hemos pecado, hemos cometido iniquidad. [16Oh Señor, según todas tus justicias, apártese, te ruego, Tu ira e indignación de Tu Iglesia y de tu santo monte, pues a raíz de nuestros pecados y de las iniquidades de los Padres del Concilio, la Iglesia Católica ha venido a ser epítome de inmoralidad de cuantos viven alrededor nuestro. [17Oye pues ahora, oh Dios nuestro, la oración de tu siervo, y sus súplicas, y por amor del Señor haz resplandecer tu rostro sobre tu Santuario devastado.
[18Inclina, Dios mío, Tu oído y escucha, abre Tus ojos y mira nuestras ruinas, y la Iglesia, sobre la cual ha sido invocado Tu Nombre pues derramamos nuestros ruegos ante Tu rostro, confiando, no en nuestras justicias, sino en Tus grandes misericordias [19¡Escucha SEÑOR! ¡Perdona SEÑOR! ¡Presta atención Señor, y obra! ¡No tardes, por amor de Ti, oh Dios mío!, porque Tu Iglesia y Tu pueblo son llamados por el nombre de Tu Hijo unigénito, Nuestro Señor Jesucristo”
Kyrie eleison.

viernes, 17 de mayo de 2019

ACERCA DEL SUPUESTO MILAGRO EUCARÍSTICO DE SOKÓLKA



Fuente (extracto)

El 12 de octubre de 2008, en la iglesia San Antonio de Sokolka, la  Misa de las 8:30 la celebró un joven vicario, Filip Zdrodowski. Durante la Comunión, a uno de los sacerdotes se le cayó la Hostia. El sacerdote ni siquiera se dio cuenta. Se lo dijo una mujer que estaba arrodillada cuando iba a recibir la Eucaristía. 
El sacerdote se quedó paralizado del susto y pensando que se había ensuciado, la metió en el vasculum, un pequeño recipiente plateado que contiene el agua que utilizan los sacerdotes para lavarse los dedos después de haber dado la Comunión. 
Al final de la Santa Misa, la sacristana, la Madre Julia Dubowska, cogió el vasculum con la Hostia y, para mayor seguridad, la metió en otro recipiente que luego encerró en la caja fuerte donde se guardaban los cálices. 
Una semana después, el domingo 19 de octubre, sobre las 8:00, la monja abrió la caja fuerte, encontró la Hostia prácticamente disuelta pero con extraños coágulos rojos. 
De inmediato convocó a los sacerdotes para mostrar lo que había descubierto. La Hostia se había disuelto prácticamente. Parte de la Hostia estaba unida a ese “extraño coágulo rojo”. 


Entonces el párroco de Sokolka se puso en contacto con la Curia Metropolitana de Bialystok. El Arzobispo Edward Ozorowski junto con el Canciller de la Curia, los sacerdotes y los doctores examinaron la Hostia y, desconcertados, decidieron esperar a que se desarrollaran los acontecimientos y observar. 
El 29 de octubre, el recipiente que contenía la Hostia se llevó a la capilla parroquial y se encerró en el sagrario; al día siguiente, a petición del Arzobispo, el P. Gniedziejko, la depositó sobre un corporal. El corporal se colocó en el sagrario. 
Con el paso del tiempo la Hostia “se fundió” con el corporal y “el coágulo” rojo se secó. Sólo entonces se interrogó a dos científicos de fama mundial y especialistas en anatomía patológica de la Universidad de Medicina de Bialystok. 


La Curia Metropolitana de Bialystok ha dejado esta declaración:   

«1.El 12 de octubre de 2008, una Hostia consagrada se le cayó de las manos al sacerdote mientras daba la Comunión. La recogió y la colocó en un recipiente lleno de agua en el sagrario. Después de la Misa el recipiente que contenía la Hostia se colocó en una caja fuerte que había en la sacristía. 
2. El 19 de octubre de 2008, cuando se abrió la caja fuerte, se pudo ver con claridad una mancha roja en la Hostia que se había caído, que a simple vista dio en seguida la impresión de que era una mancha de sangre.
3.El 29 de octubre de 2008, el recipiente que contenía la Hostia se trasladó al sagrario de la capilla de la casa parroquial. El día después, la Hostia se sacó del agua del recipiente y se colocó en un corporal dentro del sagrario. 
4. El 7 de enero de 2009  la muestra de la Hostia la extrajeron y examinaron por separado dos profesionales de histopatología de la Universidad de Medicina de Bialystok. Ellos han dejado la siguiente declaración común: “La muestra enviada para su examen parece tejido del miocardio. Según nuestra opinión , de todos los tejidos de los organismos vivos, es el que más se le parece”. 


5. La Comisión ha constatado que la Hostia analizada es la misma que se ha desplazado dela sacristía al sagrario dela capilla de la casa parroquial. No se ha detectado la intervención de terceros. 
6.El caso de Sokolka no se opone a la fe de la Iglesia, sino que la confirma».

 El Dr. Sulkowski y la Dra. Sobaniec-Łotowska

“Al principio estaba convencida de que se trataba de un coágulo”, ha dicho la Dra. Sobaniec-Łotowska. ¡Sin embargo la realidad era mucho más sorprendente! 
Los dos científicos de Bialystok, que para sus investigaciones independientes han utilizado los microscopios ópticos más modernos y el microscopio electrónico de transmisión, han llegado a la misma conclusión (el Dr. Sulkowski no sabía que la muestra que estaba analizando procedía de una Hostia): la muestra analizada no era ni un coágulo ni sangre… era un tejido muscular cardíaco humano aún vivo. Y, algo aún más increíble, era un músculo cardíaco con indicaciones típicas de la fase extrema anterior a la muerte. 
Sin embargo algunas personas, que no sólo nunca han analizado el material sino que ni siquiera lo han visto con sus propios ojos, han afirmado que el color rojo de la Hostia se debe a la prodigiosina, un pigmento rojo que produce la bacteria Serratia marcescens. “Obviamente esto es absurdo” han afirmado los especialistas de Bialystok, debido a que el material analizado corresponde al músculo cardíaco y no a una bacteria. 
Algunas acusaciones eran incluso más absurdas, como la que fomentó el grupo de los llamados “racionalistas” según los cuales el tejido analizado pertenecía a un hombre asesinado. Los doctores han reaccionado con una declaración en la que han expresado “una profunda indignación por el hecho de que la opinión pública fuera inducida a error debido a hipótesis pseudocientíficas falsas sobre el fenómeno analizado, sobre todo por parte de personas que ignoran los detalles correspondientes al análisis, no han tenido acceso al material analizado ni a la documentación recopilada y que a menudo no conocen ni siquiera las técnicas de análisis aplicadas”
La redacción del protocolo por parte de los dos científicos de Bialystok ha durado dos semanas. Cuando la Curia de Bialystok fue informada de los increíbles resultados de los análisis, puso en marcha una Comisión Eclesiástica especial convocada por el Arzobispo el 30 de marzo de 2009. Su labor consistía en examinar el milagro desde el punto de vista teológico y en escuchar a todos los que habían visto la Hostia o habían sido testigos de esos acontecimientos extraordinarios. La comisión también se ocupaba de disipar cualquier duda de mistificación y de constatar que nadie hubiese sustituido a escondidas la Hostia en el Sagrario. Los representantes de la comisión han interrogado a todos los testigos y han comprobado la veracidad de sus testimonios. La labor realizada por la Comisión Eclesiástica ha dado lugar a la siguiente declaración: “La Hostia de la que se ha extraído la muestra para el peritaje es la misma que se ha trasladado de la sacristía al sagrario de la capilla de la casa parroquial. No se ha constatado la intervención de personas ajenas”. Algo que por otro lado también excluyen categóricamente los dos científicos de Bialystok. No era posible que alguien hubiese depositado un fragmento de cuerpo humano en el sagrario. ¿Qué llevaba a pensarlo? Los fragmentos [normales] que formaban la Hostia estaban íntimamente interconectados con las fibras del tejido humano, penetraban uno en otro como si un fragmento de “pan” de repente se hubiera transformado en “cuerpo”. 
No es posible manipular un acontecimiento de este tipo. Nadie, absolutamente nadie, habría sido capaz de hacerlo. “Incluso los científicos de la NASA, que cuentan con las técnicas de análisis más modernas, no habrían sido capaces de recrear artificialmente algo parecido”, ha afirmado la Dra. Sobaniec-Łotowska, añadiendo que este hecho para ella ha tenido especial importancia. 

miércoles, 15 de mayo de 2019

NUEVA CAPILLA DE LA SAJM EN SUIZA

P. Alois Brühwiller SAJM

Mons. Williamson acaba de bendecir, en St. Gall, una capilla de la Resistencia construida y servida por el P. Brühwiller, sacerdote suizo que tuvo que abandonar la FSSPX a fin de permanecer fiel a la Iglesia, y se unió a la SAJM. 
El P. Brühwiller vive con otros dos sacerdotes en Riddes, Valais.
(Fuentes de estas informaciones y de las fotografías: acá y acá)




lunes, 13 de mayo de 2019

13 DE MAYO: ANIVERSARIO DE LAS APARICIONES DE LA SANTÍSIMA VIRGEN EN FÁTIMA

(imagen tomada de este interesante artículo)

Las apariciones de Fátima son la clave para entender todos los eventos del siglo 20 y todo lo que vivimos hasta hoy, sea en la esfera religiosa o política. 

Los problemas, las convulsiones y la decadencia sin precedentes de nuestro tiempo son las consecuencias directas del hecho de que los hombres de Iglesia no han querido cumplir con la petición de Nuestra Señora de Fátima:
Vendré a pedir la Consagración de Rusia a mi Inmaculado Corazón y los Cinco Primeros Sábados en reparación de los pecados, dijo Nuestra Señora el 13 de julio de 1917. Si atendieran Mis peticiones, Rusia se convertirá y habrá paz; si no esparcirá sus errores por el mundo, promoviendo guerras y persecuciones a la Iglesia.
La Revolución de Octubre de 1917 que se realizó inmediatamente después del pedido de Nuestra Señora de Fátima, no fue un simple golpe de estado para lograr un cambio de régimen. El objetivo de la Revolución fue especialmente “extender por todo el mundo las instituciones y los valores del ateísmo” (1) y la inmoralidad que sería su secuela (2).

Esta Revolución ocurrió precisamente durante la enorme conflagración de 1914-1918, que fue la primera Gran Guerra teniendo el objetivo de preparar el gobierno mundial. Esto es lo que constituye los errores de Rusia: la creación de una sociedad atea sin Nuestro Señor Jesucristo. Es el asalto supremo en contra del Reinado Social de Nuestro Señor. Y debemos admitir que estos errores se han extendido a todo el mundo. Ninguna nación ha sido preservada.

El único obstáculo efectivo para este plan era la Iglesia. Para proteger a la Iglesia y al mundo de este complot, la Virgen María pidió al Papa Pio XI en 1921, por medio de la hermana Lucía, consagrar Rusia a su Inmaculado Corazón. El Papa no creyó que este asunto valiera la pena. Diez años después Nuestro Señor se quejó con Sor Lucía:
Participa a Mis ministros que, en vista de que siguen el ejemplo del Rey de Francia, en la dilación de la ejecución de mi petición, también lo han de seguir en la aflicción (leer más sobre esto).
Fue efectivamente durante esos años que Moscú creó una organización para infiltrar seminarios y noviciados con agentes que tenían falsas vocaciones. Estos agentes lograron más tarde posiciones influyentes y trabajaron gradualmente para efectuar una nueva orientación en la Iglesia. Esto ha sido probado por un buen número de documentos. Habiendo ignorado el papa la protección que el Cielo ofrecía, la Iglesia se convirtió en el juguete de sus enemigos.

Durante el concilio Vaticano II, Moscú dobló el presupuesto asignado a la organización Pax, que fue uno de los principales agentes de la infiltración comunista en la Iglesia. Entre otras cosas, este grupo contribuyó a los ataques dirigidos a la Curia durante el concilio.

Por lo tanto no debemos sorprendernos que dos documentos principales pasaron en el concilio, y no sin oposición, estos fueron:

- El documento de la Libertad Religiosa, que aprueba la secularización de los Estados, es decir, ellos se convirtieron en Estados ateos, impidiendo el Reinado Social de Nuestro Señor y prohibiendo la constitución de naciones oficialmente Católicas;

- y el documento Nostra Aetate, que, junto con el decreto sobre el ecumenismo, llevó a lo que vemos hoy: hombres de Iglesia que abandonan las actividades misioneras para trabajar hacia la unión de todas las religiones para servir al gobierno mundial ateo y anticristiano. Pero este ecumenismo, que rechaza la conversión de los no católicos, lleva al indiferentismo religioso, y éste lleva a la apostasía y al ateísmo. Es lo que vemos ahora en todo el mundo.
_____________

1. P. Calmel, O.P., El Corazón Inmaculado de María y la paz del mundo Itinéraires 38, Dic. 1959, p. 24.
2. Debemos volver a leer la Encíclica Divini Redemptoris del Papa Pio XI sobre el comunismo ateo, marzo 19 de 1937.

Esta entrada ha sido hecha con textos extractados desde acá.

domingo, 12 de mayo de 2019

SANTOS Y PSEUDO-SANTOS FRENTE A LA HEREJÍA Y EL ERROR


Doré: San Miguel y sus ejércitos venciendo a Lucifer y sus tropas 


Leemos en un nuevo y valiente artículo del Profesor de Mattei, unas palabras del santo Don Orione, del 26 de junio de 1913:

«El modernismo y el semimodernismo no tienen remedio; tarde o temprano se llega al protestantismo o a un cisma en la Iglesia que será el más terrible que haya conocido el mundo».

Algunos piensan que estamos ad portas de un “gran cisma en la Iglesia”, cuando, en realidad, desde hace medio siglo está sucediendo no sólo esa catástrofe, sino las dos (*) profetizadas por Don Orione: el Vaticano II ha desviado a la Iglesia, de modo inadvertido y general, hacia el protestantismo y el cisma. En efecto, el católico de hoy es más o menos hereje y más o menos cismático, y, gracias a la astucia diabólica, este increíble e inconmensurable desastre se ha producido pacíficamente desde que el modernismo, triunfante en el Vaticano II, ocupó la Iglesia inaugurando los tiempos aciagos de la nueva religión humanista parida en ese concilio: la herejía hoy profesada, en mayor o menor grado, por toda la Iglesia. Un cisma típico, normal y formal -como el que consideran posible algunos cuyos ojos se están abriendo ante la devastación sin precedentes de todo lo auténticamente católico, obrada por el papa actual- al menos habría dejado sana una parte considerable de la Iglesia. Pero lo cierto es que el modernismo conciliar pudrió a toda la Iglesia (totalidad moral, que da la tónica general), quedando libre de él una “pequeña grey” resistente, que es nada a los ojos de los hombres.

Pero a lo que ahora queremos ir, es a la claridad con que los santos -en este caso San Luis Orione- son capaces de ver el mal de frente, sin “anteojos rosados”. Alguien decía que los santos son los únicos que creen en el mal. Lejos de la imagen de estampita bobalicona y almibarada, los santos veían con claridad y sin engañarse a sí mismos, la obra del diablo. Sus combates contra los enemigos de Cristo -empezando ese combate en sí mismos- los llevaban a darse cuenta de las cosas. Vivían en la realidad. Como dice un sacerdote: “La Santidad es consustancial a un sagrado belicismo”. Hay amigos y enemigos, y la distancia no la franquea el diálogo ecuménico, sino la espada de la palabra, la Verdad, sostenida en la verdad de la propia vida. En palabras del mismo sacerdote: “Lo que más necesita la Iglesia es un testimonio inequívocamente corajudo, un testimonio puro y total, sin ninguna negociación, un testimonio radical, absoluto, martirial”.

Por el contrario, los pseudo-santos, los beatos de apariencia sonriente de nuestros días, obnubilados por el liberalismo, ya no creen en el poder del mal, lo subestiman, lo disminuyen, buscando mediante diálogos, diplomacias y acuerdos, “curarlo”, “limpiarlo”, “cambiarlo”, acusando a quienes disienten de ellos de “pesimistas”, “exagerados”, “imprudentes”, etc. Así tenemos que mientras el dulce e intransigente Don Orione (y así era también Mons. Lefebvre) decía que “el modernismo y el semimodernismo no tienen remedio”, la empecinada estupidez de Mons. Fellay y sus colaboradores en la Neo-FSSPX los llevó a pretender "curar" el modernismo romano mediante "conversaciones doctrinales" y cordiales y amistosas  “reuniones discretas pero no secretas”.

Como resultado, tenemos una profundización de la enfermedad (o grieta, como se usa decir ahora) que corroe cada vez más a la congregación cuya vocación fue la de ser un “baluarte” de la Tradición.

Nos permitimos citar al Dr. Antonio Caponnetto, del cual, aunque se pueda disentir en tal o cual postura, nadie podrá negar su claridad conceptual sostenida con viril gallardía, en lo que concierne al combate por el reinado de Nuestro Señor Jesucristo, manifestados particularmente ahora en sus diatribas contra el actual ocupante de la sede petrina. Las palabras del destacado intelectual argentino, que citaremos, nos parecen más actuales que nunca en relación a la FSSPX, en su deplorable e inadmisible deserción del combate, cuando la Iglesia arde en llamas, y la máxima responsable de la catástrofe es la Jerarquía vaticana:

“Dios muda su sexo, decía Donoso Cortés, a los pueblos sin coraje y sin dignidad para librar sus lides justicieras. Los desarma, paraliza y adormece. Y convertidos en poblaciones mujerzuelas, les manda conquistadores para que les quiten la honra. Lo estamos viviendo.
Pero es entonces (…) el momento en que reaccionan los héroes. Y aquella edad crepuscular y tenebrosa, mercantilista y zafia, se recupera por ellos -por su sacrificio y su lucidez- hasta la vertical exacta de los tiempos áureos, de la que nunca debió descender.
Por eso, nadie tiene derecho a desesperarse. Precisamente por lo que está ocurriendo. Es la peripecia, de la que nos recuperaremos perseverando en la recta vía. Es el laberinto, del que se sale de arriba.
Cada cual tiene la obligación moral de anhelar y de ejercitar el heroísmo. Ese heroísmo en lo poco que nos hará merecedores mañana de ser fieles en lo mucho. Ese heroísmo que diga basta, y que contagie con su ejemplo a los que estén dispuestos a preferir un día en la claridad de la Historia Universal a cien años de amnesia e impudicia.”
(Antonio Caponnetto, “Del Proceso a De la Rúa” Ediciones Nueva Hispanidad, 2001).

Decía Papini que “hoy la tierra atraviesa el otoño de los tibios”. Una vez más, tenemos que insistir, a ver si alguien reacciona con el heroísmo de los santos, para que el fuego de Notre Dame arda en nuestros pechos, a fin de destruir la tibieza que tanto a Dios asquea.

Juan Infante

(*): ..."nosotros estamos contra la iglesia conciliar que es cismática en la práctica, incluso si ellos no lo aceptan. En la práctica, es una iglesia virtualmente excomulgada, porque es una iglesia modernista" (Mons. Lefebvre, Fideliter n° 70, pág. 8). "Todos aquellos que cooperan a la aplicación de esta alteración, los que aceptan y se adhieren a esta nueva iglesia conciliar, como la designó Su Excelencia Monseñor Benelli en la carta que me dirigió en nombre del Santo Padre el 25 de junio pasado, entran en cisma." (Declaración de Mons. Lefebvre a Le Figaro del 4 de agosto de 1976 e Itinéraires). "La iglesia que afirma semejantes errores, es a la vez cismática y herética." (Carta de Mons. Lefebvre en Le Sel de la Terre 36).

sábado, 11 de mayo de 2019

COMENTARIO ELEISON Número DCXVII (617), 11 de mayo de 2019

Comentarios Eleison por su Excelencia Richard Williamson


Brexit – II

Brexiteers, ¿realmente quieren ser bendecidos?
Busquen primero el Reino de Dios. Él añadirá el resto.

Hay un merecidamente famoso poema inglés del siglo XIX que arroja mucha luz sobre el enorme alboroto que ha provocado el intento del pueblo británico de escapar de los trasmallos de la Unión Europea. “Dover Beach” fue escrito probablemente en 1851 por Matthew Arnold (1822–1888), y presenta en cuatro versos desiguales su profunda melancolía mientras se para en la orilla del Canal de la Mancha y escucha el incesante ritmo de las olas en la playa frente a la casa donde se queda a pasar la noche con su amada, presumiblemente su esposa legítima.

El primer verso es una hermosa descripción de la orilla del mar iluminada por la luna y del oleaje, concluyendo con la “eterna nota de tristeza” que parece escuchar en el oleaje. Como erudito clásico consumado, recuerda una cita del dramaturgo griego Sófocles (496–406 a.C.), quien escuchó en los vaivenes del oleaje en una playa similar a miles de kilómetros de distancia, y hace más de dos mil años, “el turbio vaivén de la miseria humana”; y el espíritu de Arnold se vuelve a los profundos problemas de su propia época, la época de la era Victoriana. Arnold nunca fue católico, pero en el tercer verso remonta estos problemas a la pérdida de la fe en su siglo XIX, cuyo “rugido melancólico de lenta retirada” parece escuchar en el sonido de las olas que se desvanecen ante él.

En el cuarto y último verso presenta la única solución que tiene el al problema de la vida que desaparece de lo que una vez fue la cristiandad, y que es volverse a su amada a su lado y rogarle que permanezca fiel a él, porque todo lo que realmente tienen es el uno al otro. Así, en la oscura conclusión del poema, todo lo demás

No tiene realmente ni gozo, ni amor, ni luz,
Ni certeza, ni paz, ni ayuda para el dolor;
Y estamos aquí como en una llanura oscura
Arrastrados por confusas alarmas de lucha y huida,
Donde ejércitos ignorantes chocan de noche.

Así que Arnold tenía suficiente fe para ver que el problema esencial de su civilización era la pérdida de la fe religiosa, pero le faltaba la fe para creer en la alternativa real y existente a la oscuridad y confusión resultantes, a saber, la Iglesia Católica. Del mismo modo, a los partidarios del Brexit les quedan suficientes instintos sanos para sentir que la Unión Europea está yendo en la dirección equivocada, pero les queda aún menos religión que a Arnold, por lo que tienen incluso menos idea que él de cómo evitar la “llanura oscura”. De ahí que el debate de Brexit siga siendo un “choque de ejércitos ignorantes por la noche”, porque todo el mundo está enmarcando el debate en términos económicos, cuando en realidad el verdadero debate es religioso, entre los últimos vestigios de las naciones cristianas por un lado y el comienzo del Anticristo con su Nuevo Orden Mundial por otro lado. Es la dimensión religiosa la que da al debate su fuerza en ambos lados. Es la falta de religión en ambos lados lo que da al debate su confusión.

En efecto, Dios es el gran ausente de la “civilización” moderna, pero como dijo una vez el Cardenal Pie, si Él no gobierna con Su presencia, Él gobernará con Su ausencia. Sin Él, el debate de Brexit se está llevando a cabo en términos económicos, sobre la base de los cuales sus partidarios están destinados a perder. Pero, ¿están dispuestos a volverse hacia Dios? Esa es la cuestión.

Kyrie eleison.

jueves, 9 de mayo de 2019

HACIA EL ACUERDO TRAIDOR: LA NEO-FSSPX CAMBIA SUS NORMAS SOBRE COMPROMISOS PARA ADECUARLAS AL CÓDIGO MODERNISTA DE 1983



LA EXPLICACIÓN DE LA NEO-FSSPX SOBRE ESTE CAMBIO:

"Este año, en el Seminario, 19 hombres se entregaron a la Iglesia a través de la Fraternidad, durante una misa solemne celebrada por el Padre. Jurgen Wegner, Superior de Distrito de los Estados Unidos (...) Este evento marcó la implementación de una nueva política para la Sociedad, que requiere que cualquier candidato para órdenes mayores se comprometa a perpetuidad dentro de su familia. El deseo de la Iglesia de que su clero esté firmemente establecido en una de sus diócesis o familias religiosas, se deriva de la doctrina del Cuerpo Místico. Cuanto más completamente nos incorporamos al Cuerpo Místico de Cristo, más participamos en su vida de gracia. Por supuesto, todos estamos incorporados en el bautismo y, por lo tanto, compartimos la vida de Cristo; pero ciertamente la Iglesia, una sociedad real, está formada por diferentes familias, diócesis y congregaciones religiosas, que proporcionan un lugar y una función para cada alma. La entrada a una de estas familias pone al alma en contacto más cercano con la fuerza vital del Cuerpo Místico, dándose cuenta de su dependencia de la misma, y siendo dirigida con el alma de la Iglesia. Por esta razón, la Sociedad de San Pío X exige que cada alma que dé al sacerdocio esté sometida a la autoridad con un vínculo de por vida con su familia y, a su vez, unida a la Iglesia Una, Santa, Católica y Apostólica. La estabilidad y la integridad serán los frutos de este compromiso, tan necesario hoy. De hecho, es solo mediante la sumisión a la autoridad en el orden de Dios que participamos en Su Caridad, que es el verdadero vínculo de la perfección." (...) (Fuente)


LO QUE DICE EL CÓDIGO DE DERECHO CANÓNICO MODERNISTA DE 1983:

"1037. El candidato al diaconado permanente que no esté casado, y el candidato al presbiterado, no deben ser admitidos al diaconado antes de que hayan asumido públicamente, ante Dios y ante la Iglesia, la obligación del celibato según la ceremonia prescrita, o hayan emitido votos perpetuos en un instituto religioso."  


LO QUE DECÍAN LOS ESTATUTOS DE LA FSSPX HASTA EL CAPÍTULO DE JULIO DE 2018:

"El ingreso en la Sociedad se realiza, para los clérigos, por el compromiso de permanecer fiel a los estatutos, pronunciado públicamente ante el Superior General o su delegado, y ante el Santísimo Sacramento. Este compromiso sólo puede tener lugar después de un año de preparación en una casa de la Sociedad.
Los clérigos, durante sus años de formación hasta el subdiaconado, harán compromisos anuales. A partir del subdiaconado pueden hacer compromisos por tres años, y después de una renovación del compromiso por otros tres años, pueden hacer su compromiso definitivo.
Los sacerdotes que hagan su compromiso en la Sociedad deberán hacer al menos un compromiso de tres años antes de su compromiso definitivo."

LA EXPLICACIÓN DEL P. SCOTT:

..."nuestro santo fundador quiso extender el período de prueba, de modo que son generalmente necesarios 9 años de oblaciones o compromisos antes de que un sacerdote pueda hacer su compromiso definitivo en la Fraternidad San Pío X. La sabiduría de esto radica en la gravedad de este acto: la perfecta oblación de nosotros mismos mediante la que atamos toda nuestra vida a nuestra comunidad. El tiempo de probación es para que un sacerdote tenga todas las cualidades y virtudes necesarias para sumir tal obligación bajo pena de pecado mortal" (fuente).

CONCLUSIÓN:

Se equivocó Monseñor Lefebvre (y el P. Scott).

miércoles, 8 de mayo de 2019

domingo, 5 de mayo de 2019

Y AHORA... ¿QUÉ?

Pedro L. Llera (Visto en Infocatólica)
El día de la festividad de Santa Catalina de Siena, se hizo pública una carta firmada por un grupo de fieles (en inglés) dirigida a los obispos de todo el mundo. En ella se hacen gravísimas acusaciones de herejía contra el Papa. Pueden leer un resumen de esa carta en español en InfoVaticana y en Marchando Religión.
Ante esta noticia me asaltan varias preguntas:
¿Alguien va a contestar a esta carta?
¿Van a atreverse a empezar a dictar excomuniones a los firmantes?
¿Van a seguir dando la callada por respuesta como con las Dubia o con la carta de Monseñor Viganò?
¿Se van a dedicar a descalificar personalmente a los firmantes sin entrar en el contenido de la misiva?
La situación es de extrema gravedad. No cabe hacer oídos sordos ni mirar para otro lado. Roberto de Mattei ha titulado su último artículo en Corrispondenza Romana “Il più terribile scisma che il mondo abbia mai visto” (aquí en español en Adelante la Fe).¿Estamos realmente a las puertas del cisma más terrible que el mundo haya visto jamás?
Recemos, recemos, recemos.
Que la Santísima Virgen nos ampare.
_________________________



EN TANTO, LA FSSPX GUARDA EL MÁS ABSOLUTO SILENCIO ACERCA DE ESTA ACUSACIÓN DE HEREJÍA FORMAL EN CONTRA DEL PAPA FRANCISCO, DADA A CONOCER EL 30 DE ABRIL, MOSTRÁNDOSE ERRÁTICA, COMO ES USUAL DESDE EL 2012. 
ES MÁS: EL SITIO OFICIAL DE NOTICIAS DE LA FSSPX, NO SÓLO OMITE TODA INFORMACIÓN RELATIVA A LA ACUSACIÓN DE HEREJÍA EN CONTRA DEL PAPA, SINO QUE LO ALABA -EL 2 DE MAYO- EN UN ARTÍCULO (EN FRANCÉS), TITULADO ASÍ: "EL PAPA JUZGA ESTÚPIDA LA PROHIBICIÓN DE PESEBRES EN LUGARES PÚBLICOS"
ESTA CARTA ACUSATORIA ES LA CONTINUACIÓN DE LA CORRECTIO FILIALIS DE 2017. SIENDO CLARO ESTO, ¿CÓMO SE EXPLICA QUE NO HAYA FIRMAS DE CLÉRIGOS DE LA FRATERNIDAD EN LA CARTA ACUSATORIA, PERO SÍ (LA DE MONS. FELLAY Y OTROS) EN LA CORRECTIO FILIALIS? ¿SERÁ PORQUE LA ACUSACIÓN DE HEREJÍA, REDACTADA POR LIBERALES MODERADOS, HA SIDO CONSIDERADA POR LAS AUTORIDADES DE LA NEO-FSSPX COMO UN EXCESO? SI ES COMPRENSIBLE QUE LA FSSPX SE TOME UN TIEMPO PRUDENTE PARA EMITIR UN JUICIO SOBRE EL FONDO DE LA CARTA QUE ACUSA DE HEREJÍA FORMAL AL PAPA, NO LO ES QUE OMITA TOTALMENTE LA NOTICIA.
QUIEN PUEDA ENTENDER QUE ENTIENDA...

EL CISMA MÁS TERRIBLE QUE HAYA CONOCIDO EL MUNDO

San Luis Orione lo predijo trágicamente el 26 de junio de 1913: 
«El modernismo y el semimodernismo no tienen remedio; tarde o temprano se llega al protestantismo o a un cisma en la Iglesia que será el más terrible que haya conocido el mundo» 
(Escritos, vol 43, pág. 53).

Por Roberto de Mattei (visto en Adelante la Fe, extracto)
El pasado 4 de febrero en Abu Dabi, el papa Francisco y el Gran Imán de Al Azhar, Ahamad Al-Tayyeb, suscribieron un documento Sobre la fraternidad humana por la paz mundial y la convivencia común. La declaración se inicia en el nombre de un dios que, para ser común, no debe ser otro que el Alá de los musulmanes.
En realidad, el Dios cristiano es uno en su naturaleza pero trino en sus personas, iguales y distintas, que son el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo. Desde los tiempos de Arrio, la Iglesia ha combatido a los antitrinitarios y los deístas que negaban dicho misterio –el más grande del cristianismo– o prescindían de él. El islam, por el contrario, lo rechaza horrorizado, como proclama la sura La fe pura: «¡Él es Alá, uno! Dios, el Eterno. No ha engendrado, ni ha sido engendrado. No tiene par!» (Corán 112, 2, 4).
Lo cierto es que es en la Declaración de Abu Dabi no se rinde culto al Dios de los cristianos ni al del islam, sino a una divinidad laica, la fraternidad humana, «que abraza a todos los hombres, los une y los hace iguales». No nos encontramos ante el espíritu de Asís, que en su sincretismo no deja de reconocer la primacía de la dimensión religiosa sobre la secularista, sino ante una afirmación indiferentista.
De hecho, en ningún momento se hace alusión a un fundamento metafísico de los valores de paz y fraternidad a los que constantemente se alude. Cuando el documento afirma que «el pluralismo y la diversidad de religión, color, sexo, raza y lengua son expresión de una sabia voluntad divina, con la que Dios creó a los seres humanos», no profesa el ecumenismo que condenó Pío XI en Mortalium animos (1928), sino el indiferentismo religioso condenado por León XIII en su encíclica Libertas (20 de junio de 1888), al que califica de  que lo define  como sistema doctrinal «fundado en la tesis de que cada uno puede profesar la religión que prefiera o no profesar ninguna».
En la Declaración de Abu Dabi, cristianos y musulmanes se someten al principio cardinal de la Masonería, según el cual los valores de libertad e igualdad de la Revolución Francesa tienen que sintetizarse y cumplirse en la fraternidad universal. Ahamad Al-Tayyeb, que redactó el texto conjuntamente con el papa Francisco, es jeque hereditario de la Hermandad de Sufíes del Alto Egipto. Por otra parte, Al Azhar, la universidad de la cual es rector, se caracteriza por su propuesta del esoterismo sufí como puente iniciático entre la Masonería de Oriente y Occidente (cf. Gabriel Mandel, Federico II, el sufismo y la Masonería, Tipheret, Arcireale 2013).
El documento exhorta con gran insistencia «a los líderes del mundo, a los artífices de la política internacional y de la economía mundial», «a los intelectuales, a los filósofos, a los hombres de religión, a los artistas, a los trabajadores de los medios de comunicación y a los hombres de cultura» a que se comprometan a difundir «la cultura de la tolerancia, de la convivencia y de la paz», y expresa «la fuerte convicción de que las enseñanzas verdaderas de las religiones invitan a permanecer anclados en los valores de la paz; a sostener los valores del conocimiento recíproco, de la fraternidad humana y de la convivencia común».



El pasado 11 de abril en Santa Marta el documento de Abu Dabi fue sellado con un gesto simbólico: Francisco se postró ante tres dirigentes políticos sudaneses, a quienes besó los pies implorando la paz. Dicho gesto expresa la sumisión a la autoridad política y el rechazo de la Realeza de Nuestro Señor Jesucristo. Aquel que representa a Cristo, ante cuyo Nombre se dobla toda rodilla en el Cielo y en la Tierra (Filipenses 2,20), debe recibir el homenaje de los hombres y las naciones y no rendir homenaje a nadie.
Resuenan las palabras de Pío XI en la encíclica Quas primas: «¡Oh, qué felicidad podríamos gozar si los individuos, las familias y las sociedades se dejaran gobernar por Cristo! Entonces verdaderamente —diremos con las mismas palabras de nuestro predecesor León XIII dirigió hace veinticinco años a todos los obispos del orbe católico—, entonces se podrán curar tantas heridas, todo derecho recobrará su vigor antiguo, volverán los bienes de la paz, caerán de las manos las espadas y las armas, cuando todos acepten de buena voluntad el imperio de Cristo, cuando le obedezcan, cuando toda lengua proclame que Nuestro Señor Jesucristo está en la gloria de Dios Padre».
Por otra parte, el gesto realizado por el papa Francisco en Santa Marta niega un sublime misterio cristiano: la Encarnación, Pasión y Muerte de Nuestro Señor Jesucristo, único Salvador y Redentor de la humanidad. Al negar este misterio se niega la misión salvífica de la Iglesia, que está llamada a evangelizar y civilizar el mundo. El Sínodo de la Amazonía que se celebrará el próximo mes de octubre, ¿constituirá una nueva etapa en este rechazo de la misión de la Iglesia, lo cual supone también rechazar la misión del Vicario de Cristo? ¿Se arrodillará el papa Francisco ante los representantes de los pueblos indígenas? ¿Les pedirá que transmitan a la Iglesia la sabiduría tribal de la que son portadores?
Lo cierto es que tres días después, el 15 de abril, la catedral de Notre Dame, imagen plástica de la Iglesia, salió ardiendo y las llamas consumieron la aguja, dejando intacta la base. ¿Acaso no significa esto que, a pesar del desmoronamiento de la cumbre de la Iglesia, su divina estructura resiste, y nada podrá derribarla? Una semana más tarde, otro suceso sacudió la opinión pública católica: una serie de atentados, provocados por secuaces de la misma religión a la que se somete el papa Bergoglio, transformaron la Pascua de Resurrección en un día de Pasión para la Iglesia universal, con 310 muertos y más de 500 heridos.
No hay verdadera fraternidad si se prescinde de la sobrenatural, que no nace de vínculos con los hombres, sino con Dios (1ª Tesalonicenses 1,4). Del mismo modo, no es posible la paz prescindiendo de la paz cristiana, porque la fuente de la verdadera paz es Cristo, Sabiduría encarnada, que «viniendo, evangelizó paz a vosotros los que estabais lejos, y paz a los de cerca» (Efesios 2,17). La paz es un obsequio de Dios, traído a la humanidad por Jesucristo, Hijo de Dios y soberano de Cielos y Tierra.
La Iglesia Católica que Él fundó es la suprema depositaria de la paz, porque es custodia de la verdad, y la paz se funda en la verdad y la justicia. El neomodernismo, implantado en la cúpula de la Iglesia Católica, predica una falsa paz y una falsa fraternidad. Pero la falsa paz trae la guerra al mundo, así como la falsa fraternidad conduce al cisma, que es una guerra civil en la Iglesia.
San Luis Orione lo predijo trágicamente el 26 de junio de 1913: «El modernismo y el semimodernismo no tienen remedio; tarde o temprano se llega al protestantismo o a un cisma en la Iglesia que será el más terrible que haya conocido el mundo» (Escritos, vol 43, pág. 53).

sábado, 4 de mayo de 2019

COMENTARIO ELEISON Número DCXVI (616) - 04 de mayo de 2019



Diagnóstico del Brexit I

Gente de la otrora Gran Bretaña, ¡atención! –
Sin Dios, los atracarán los esclavos de Mammon!
Desde hace meses, el Parlamento Británico, que en su día fue virtualmente el amo del mundo, ha estado presentando al mundo entero un espectáculo indigno, de división e irresolución. ¿Por qué la cuestión de abandonar la Unión Europea ha causado tanta confusión y disgusto? Seguramente porque cuando en 2016 la clase política dio al pueblo la oportunidad de votar en un referéndum sobre su política de Nuevo Orden Mundial, el pueblo votó en mayor número que nunca en Gran Bretaña, y tomó a la clase política completamente por sorpresa cuando votó en contra de su NWO por un 52 contra un 48%. El voto a favor de Brexit (la salida de Gran Bretaña de la UE) hizo que esa clase perdiera su rumbo y desde entonces ha estado tambaleándose, tan completa y durante tanto tiempo ha sido embrujada – o comprada – por el NWO.
Comprado, porque la Unión Europea y su parlamento en Bruselas representan a Mammon, o la política del dinero. Porque toda la idea detrás de la Unión Europea era, mediante la prosperidad material, comprar el apoyo de los muy diferentes pueblos europeos para sumergir sus diferencias nacionales en un único Estado europeo internacional, que a su vez debe ser un componente clave del Estado único mundial internacional, el Nuevo Orden Mundial. Así, los amos judeo-masónicos del dinero detrás del NWO asumieron que la política de unión podría ser llevada a cabo por la economía de su moneda única, el euro, y calcularon que los europeos estarían tan enamorados de la obra materialista de los banqueros que no se opondrían a la disolución de sus naciones por medio de la inmigración descontrolada procedente de fuentes non-europeas.
Pero “No sólo de pan vive el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios” (Mt. IV, 4). De hecho, según la naturaleza de las cosas, la religión (el hombre para su Dios) es primaria, la política (el hombre para sus semejantes) es secundaria, y la economía (el hombre para el dinero) es sólo terciaria. Por lo tanto, es antinatural que la economía dirija la política, y la naturaleza puede ser revertida por la Revolución, pero la naturaleza siempre puede volver a reivindicarse a sí misma, como en el caso de la votación de Brexit, que fue directamente provocada por la admisión antinatural en Gran Bretaña, por parte de los políticos, de hordas de extranjeros no asimilables. Sin embargo, cuando la naturaleza se restablece, los políticos modernos, materialistas ateos y superficiales casi sin excepción, son tomados por sorpresa, como por el voto de Brexit. Ellos le hacen la guerra a la naturaleza. ¿Cómo podrían entenderla o dirigirla?
Pero, ¿quién votó a todos estos políticos antinaturales? ¿Quién más sino los pueblos (no sólo de Gran Bretaña), de acuerdo con el sacrosanto principio de la democracia? ¿Sacrosanto? Sí, porque la inversión actual de la naturaleza es completa, de modo que así como la economía moderna está hecha para derribar la política, así la política moderna está hecha para derribar la religión, y la democracia se convierte en una religión sustituta, donde la voluntad del pueblo reemplaza a Dios. Esto significa que el voto de Brexit no fue válido sólo porque fue la voluntad del pueblo británico, 52 a 48%, sino porque favoreció lo que es natural, la identidad y los diversos dones dados por Dios a las naciones europeas, concebidas por Dios para componer la sinfonía de Europa, tal como se logró en la Edad Media católica. “Buscad primero el reino de Dios y su justicia (religión) y todas estas cosas (política) se os darán por añadidura” (Mt. VI, 33).
¿Significa eso que los británicos que votaron por Brexit son religiosos? ¡Apenas! En su mayor parte son materialistas ateos listos para el comunismo de la burocracia tiránica de Bruselas, con no más visión verdadera que la de los políticos a los que habitualmente votan, y tan confundidos como ellos. Pero el Canal de la Mancha les da una cierta distancia y perspectiva de lo que ocurre en Europa, de modo que cuando se produjo la votación de Brexit, entraron en juego algunos antiguos instintos naturales, los mismos por los que han conservado la apariencia, ¡no la sustancia! – de una monarquía católica. Sin embargo, si el pueblo británico no tiene cuidado, si no “vela y ora “por su país, los frutos de su voto original de Brexit les serán robados por los banqueros de una manera u otra. Sin duda estos ya están tramando cómo sortear a los estúpidos y atrasados – así como los ven – votantes del Brexit. Dios es supremamente generoso, ¡pero no es burlado, ni tampoco es engañado!
Kyrie eleison.


jueves, 2 de mayo de 2019

AYUDA PARA EL MONASTERIO DE LA SANTA CRUZ


+
PAX

Estimados amigos y benefactores, 

Primero, deseamos a todos un santo Tiempo Pascual. Que el Divino Resucitado los llene de todas las gracias y les dé, sobre todo, la gracia de la perseverancia hasta el final en el buen combate de la fe.

Queremos también agradecerles su generosa ayuda, gracias a la cual nuestro monasterio se ha sostenido materialmente desde hace varios años.

En este inicio de año, tuvimos algunos gastos extras, debido a las reparaciones que tuvimos que hacer en nuestra escuela infantil (forro del techo que había cedido y reparaciones en el sistema hidráulico), en nuestra Capilla San Miguel y en el lago que suministra peces para la alimentación de los monjes. Todos estos gastos nos generaron algunas deudas (alrededor de 5.600 dólares), y nos gustaría poder contar todavía con su generosidad, para poder sanar esas deudas.

Les aseguramos de nuestras oraciones cotidianas y de nuestra amistad,

En Jesús, María y José,

Renato Müller
Secretario de Mons. Tomás de Aquino



Mosteiro da Santa Cruz - Nova Friburgo/RJ - Brasil
U.I.O.G.D.


PORTUGUES

Caros amigos e benfeitores,

Primeiramente, desejamos a todos um santo Tempo Pascal. Que o Divino Ressuscitado os cumule de todas as graças e lhes dê, sobretudo, a graça da perseverança até o fim no bom combate da fé.

Gostaríamos também de agradecer-lhes sua generosa ajuda, graças à qual o nosso mosteiro tem se sustentado, materialmente, há vários anos.

Neste início de ano, tivemos alguns gastos extras, devidos a reparos que tivemos de fazer na nossa escolinha infantil (forro do teto que havia cedido e reparos no sistema hidráulico), em nossa Capelinha São Miguel e na barragem que fornece peixes para a alimentação dos monges.  Todos esses gastos nos geraram algumas dívidas (cerca de R$ 22.000,00), e gostaríamos de poder contar com sua generosidade ainda esta vez, para podermos sanar essas dívidas.

Asseguramo-los de nossas orações quotidianas e de nossa amizade,
Em Jesus, Maria e José,

Renato Müller
Secretário de Dom Tomás de Aquino


 FRANÇAIS

Chers amis et bienfaiteurs,

Tout d’abord, nous vous souhaitons un saint Temps Pascal. Que le Divin Ressuscité vous comble de toutes les grâces et vous donne surtout la grâce de persévérance jusqu'à la fin dans le bon combat de la foi.

Nous tenons également à vous remercier pour votre aide généreuse, grâce à laquelle notre monastère est soutenu, matériellement, depuis plusieurs années.

Dans ces premiers mois de 2019, nous avons eu des dépenses supplémentaires dues aux travaux qu’il nous a fallu effectuer dans notre école pour les enfants (des doublures du plafond étaient effondrées et le système hydraulique devrait être réparé), dans notre chapelle Saint Michel et aussi dans le barrage qui fournit des poissons pour l’alimentation des moines. Toutes ces dépenses nous ont coûté environ 5.000 €, et nous voudrions pourvoir compter sur votre générosité pour payer cette dette. Si vous pouvez nous faire un petit don que ce soit, nous vous remercions de tout notre coeur.

Nous vous assurons de nos prières quotidiennes et de notre amitié.

En Jésus, Marie et Joseph,

Renato Müller
Secrétaire de Mgr Thomas d'Aquin


ENGLISH

Dear friends and benefactors,

First, we wish you all a holy Paschal Time. May the Divine Risen Lord fill you with all graces and, above all, give you the grace of perseverance to the end in the good fight of faith.

We would also like to thank you for your generous help, thanks to which our monastery has been materially supported for several years.

At the beginning of the year, we had some extra expenses, due to repairs we had to make in our children's school (ceiling linings that had been provided and repairs to the hydraulic system), in our Saint Michael's Chapel and in the dam that provides fish to feed the monks.  All of those expenses have cost us some debts (about 5,600.00 dollars), and we would like to be able to count on your generosity this time again so that we can pay such debts.

We assure you of our daily prayers and our friendship,

In Jesus, Mary and Joseph,

Renato Müller,

Bishop Thomas Aquinas’s Secretary