English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

viernes, 16 de noviembre de 2018

BOLETÍN DEL SEMINARIO DE LA SAJM N° 7: BREVE CRÓNICA - ARTÍCULO DEL R.P. SALENAVE



Santa Teresa del Niño Jesús: Patrona secundaria de la SAJM desde el 16 de octubre


BREVE CRÓNICA DEL SEMINARIO

-Verano 2018: los seminaristas dejan temporalmente su querido seminario durante el verano: algunos obtendrán su licencia de conducir, otros ayudarán en las Jornadas Jean Vaquié, dos ayudarán a Monseñor Zendejas en su inmenso apostolado en los Estados Unidos, otros harán campamentos (Cadetes, ASJB, etc....), sin olvidar también la ayuda en los retiros y, por supuesto, un tiempo de regreso a casa con sus familias. Pero todas estas actividades no detienen el trabajo intelectual porque la mayoría de los seminaristas tendrán una sesión de "latínitas" a finales de agosto para practicar el latín con fluidez. ¡Los Dominicos no aflojan!
-Lunes 3 de septiembre de 2018: el seminario comienza su cuarto año con una docena de seminaristas [de Francia, EE.UU., Italia, Brasil y Argentina. Nota de NP].  El año comienza con un buen retiro predicado por el RP Louis Marie. Los seminaristas podrán comenzar el año con un gran celo por Dios.
-Lunes, 10 de septiembre de 2018: reanudación de las clases. 



-Sábado 29 de septiembre de 2018: como cada año, el seminario hace una peregrinación al Monte San Miguel para pedir la gracia de permanecer en el buen combate por Cristo Rey. Este año, el seminario se complace en estar acompañado por Su Excelencia Monseñor Williamson. Vinieron peregrinos de todas partes de Francia y el Arcángel debe haberse regocijado al ver a este pequeño grupo reunido bajo sus alas.
-Jueves, 11 de octubre de 2018: Los seminaristas deciden ponerse el escapulario de San Miguel Arcángel y luchar bajo su bandera en defensa del Honor de Cristo Rey. Se invita a los fieles a unirse a esta fraternidad poniéndose en contacto (o escribiendo) al seminario.
-Martes, 16 de octubre de 2018: Mons. Faure anuncia, con ocasión de una conferencia espiritual, que Santa Teresa del Niño Jesús se convierte ahora en la patrona secundaria de la Sociedad de los Apóstoles de Jesús y de María. Que esta gran santa inspire muchas vocaciones en esta obra sacerdotal. Por lo tanto, está prevista una peregrinación a Lisieux durante este trimestre para oficializar este patrocinio sobre el seminario y la SAJM.
-Martes, 6 de noviembre: ¡buenas noticias para el seminario! El Padre Paul Morgan, antiguo superior del Distrito de Inglaterra, decidió unirse a nosotros y ayudar al seminario. La dirección sacerdotal es ahora particularmente amplia.
______________________

¡Un seminario de esperanza para muchos!
En mi ministerio entre los fieles del Oeste de Francia, a menudo tengo la oportunidad de encontrarme con una persona excelente - que está bien probada por la vida - que me plantea, con una sonrisa constante, la siguiente pregunta: "¿Cómo va el seminario de la esperanza?”
En otras circunstancias, los sacerdotes (FSSPX u otros) nos piden noticias del seminario e incluso se quejan de que el boletín no aparece más a menudo. A menudo oigo a los fieles preocupados por saber si lograremos encontrar un edificio que nos facilite y dignifique la acogida de los recién llegados. Por no hablar de las numerosas cartas de los fieles que nos aseguran su apoyo, aunque sepan que no se beneficiarán inmediatamente de los futuros sacerdotes que saldrán del seminario.
Todos estos signos de apoyo nos animan, pues, a continuar esta obra que, en todo caso, no es de los hombres, sino de Nuestro Señor Sumo Sacerdote.
Este seminario no es otra cosa que la formación de sacerdotes que tendrán que seguir transmitiendo la Tradición Católica sin comprometerse de ninguna manera con la iglesia conciliar. En efecto, existe una incompatibilidad radical entre la vida de un sacerdote católico y la de un sacerdote que está en la iglesia conciliar. He tenido la oportunidad de reunirme con sacerdotes conciliares y ellos han podido decirme que su vida en esta iglesia es una verdadera "pesadilla" espiritual porque todo se hace para comprometerlos en un momento u otro con la mentira o la herejía. Estos sacerdotes envidian nuestra verdadera libertad católica. Y lamentablemente es en esta camisa de fuerza modernista en la que la FSSPX está tratando de entrar.
Si la obra del seminario y de la SAJM se resiste a este torrente modernista, es ante todo para formar verdaderos sacerdotes en el espíritu de Mons. Lefebvre y de toda la Tradición Católica. Lejos de nosotros de formar sacerdotes amargos, sino al contrario, sacerdotes orgullosos y felices para llevar el mensaje de salvación a los cuatro rincones de la tierra y salvar todas las almas que Dios quiera a través de su ministerio.
Pero este seminario de esperanza requiere una gran energía. Se necesitó el valor y la energía de Monseñor Lefebvre para salvar la Tradición. Hoy es nuestro turno de continuar este trabajo sin debilitarse ni un solo día.
"Dios no puede abandonar a su Iglesia", objetan algunos, y "las puertas del infierno no prevalecerán" contra ella. Esto es cierto en términos de fe, debido a las promesas de Cristo, pero esta salvación de la Iglesia requerirá necesariamente -y materialmente- de la conservación de un sacerdocio fiel, y la acción militante de sacerdotes y laicos que también fieles.
Comprendámoslo: esta obra de supervivencia no puede continuar sin el apoyo espiritual, moral, intelectual y material de los buenos católicos. Cuando San Pío X regresó a Mantua, desplegó mucha energía y buscó la ayuda de los fieles. En las circunstancias actuales, debemos estar a la altura de este modelo.
Queridos amigos y bienhechores, conocemos su generosidad desde hace cuatro años que este camino del sacerdocio se ofrece a los jóvenes decididos a continuar el combate de la Fe tras las huellas de San Pío X y de Mons. Lefebvre: se los agradecemos, conscientes de los sacrificios que esto representa para ustedes.
Lejos de replegarse en sus preocupaciones personales, llevan en sus almas, en sus corazones y en sus manos, este "seminario de esperanza", como lo llama bellamente esta fiel de la Vendée.
Tengan la seguridad de que sus sacrificios pronto darán fruto. Si Dios quiere, nuestras primeras ordenaciones sacerdotales tendrán lugar en sólo dos años. Ellas serán la recompensa por sus oraciones y su ayuda.
A cambio, el Seminario incluye todas sus intenciones en su oración cotidiana.
Padre Matthieu Salenave
PARA AYUDAR CON LA COMPRA DE UN SEMINARIO Y EL MINISTERIO DE SUS SACERDOTES, USTED PUEDE:
- O bien, extender un cheque a nombre de "Séminaire Saint Louis Marie Grignion de Montfort" en la siguiente dirección: Séminaire St Louis-Marie Grignion de Montfort 1, chemin de la Petite Garde 49240 Avrillé France
- O hacer una transferencia (automática) a la cuenta del "Séminaire Saint Louis Marie Grignion de Montfort".
PARA AYUDAR CON EL FUNCIONAMIENTO DIARIO DEL SEMINARIO (CALEFACCIÓN, COMIDA, ETC.) USTED PUEDE
- O bien enviar un cheque a nombre de "AAMF" ("Association les Amis de Mgr Freppel" 1, chemin de la petite Garde 49240 Avrillé
- O hacer una transferencia a la cuenta de la AAMF
Para ambas asociaciones, es posible enviarle recibos fiscales.

Fuente: Sitio Oficial de la SAJM

jueves, 15 de noviembre de 2018

BOLETÍN DEL SEMINARIO DE LA SAJM N° 7, NOVIEMBRE DE 2018 - PALABRAS DE MONS. FAURE


Palabras de Monseñor Faure


Queridos amigos y bienhechores,
Los Papas Juan XXIII y Pablo VI, "inspirados por el Espíritu Santo", nos habían prometido una primavera conciliar: era necesario abrir las ventanas de la antigua Iglesia, acusada de encerrarse en el pasado, para abrirse al futuro radiante que la Iglesia moderna no dejaría de realizar, adaptada, finalmente, al hombre moderno "rey de la Tierra y ahora príncipe de los cielos" (Pablo VI luego de la llegada a la Luna), adaptada a la libertad de conciencia, uno de los "derechos del hombre de 1789" y fruto del "árbol del conocimiento del bien y del mal que os abrirá los ojos y seréis como dioses" (Génesis 3, 5), también adaptada al diálogo con los enemigos de la Iglesia para convertir a los lobos en corderos... Diálogo que terminó tan mal como el de la fábula.
Pablo VI tuvo que reconocer que "después del concilio, el humo de Satanás invadió la Iglesia", pero se negó a admitir la verdadera causa: el concilio mismo, caballo de Troya de las ideas de la francmasonería, "el golpe maestro de Satanás". Después de sesenta años de Religión Conciliar, “el pueblo ha abandonado masivamente la práctica religiosa. La juventud le ha dado la espalda. Las vocaciones sacerdotales tienden a desaparecer. Las iglesias son abandonadas por centenares. Este colapso del tejido eclesial francés se explica por una causa principal: la pastoral postconciliar, su desprecio por la Tradición de la Iglesia y la Fe de los "viejos tiempos". 

Hoy en día, el 25% de las ordenaciones en Francia se realizan bajo “la forma extraordinaria” y proceden de comunidades religiosas que han permanecido más o menos "fieles" a ciertos elementos o apariencias tradicionales, que son las únicas que atraen vocaciones. 

"De este conjunto de hechos innegables se desprende que hoy en día existe una Iglesia que vive y una Iglesia que muere". (Extracto de "Testimonio de un cura rural").
Los que en el Concilio, y después, nos explicaron que la Tradición ya no interesaba a nadie y que podía -o debía- ser abandonada sin perjudicar a la Iglesia, ¡se equivocaron! Y engañaron a los fieles y a los sacerdotes.


Ante esta constatación de ruina completa, ¿cómo no recordar que Nuestro Señor y los Apóstoles nos advirtieron acerca de que en los últimos días vendrá una apostasía general, que sólo un pequeño remanente resistirá a este torrente de iniquidad?: "cuando venga el Hijo del hombre, ¿encontrará fe sobre la tierra? El Si estos días no se acortaran, nadie se salvaría” (Lucas 18:8).
El resultado de esta catástrofe sin precedentes estalla frente a estos prelados conciliares con los escándalos y el encubrimiento de pecados contra natura (I Rom. 5, 20-32) en los que está implicada la Jerarquía hasta su más alto nivel.
"Sólo el que persevere hasta el final se salvará." (Mat 24,13). Hasta el triunfo del Inmaculado Corazón de María, que Ella nos prometió en Fátima.
En tanto, debemos permanecer fieles a esta posición e intentar hacer algo en la modesta medida de los dos talentos del Evangelio que el Señor nos ha confiado. ¡Como la pequeña guardia que no se rinde! Este es el nombre providencial de la propiedad [La Petite Garde. Nota de NP] donde actualmente se encuentra el Seminario San Luis Grignon de Montfort, que está creciendo lenta pero seguramente. Es así que, dentro de dos años, si Dios quiere, las primeras ordenaciones tendrán lugar gracias a vuestra inagotable generosidad. 
Que el Buen Dios y Nuestra Señora les devuelvan cien veces más, queridos bienhechores. 
                                                   Mons. Jean Michel Faure







Fuente: Sitio Oficial de la SAJM

martes, 13 de noviembre de 2018

LA APLANADORA CONCILIAR DESTRUYE OTRA CONGREGACIÓN CONSERVADORA



Fuente (extracto)

34 de las 39 Hermanitas de María, Madre del Redentor, que gestionan asilos en la diócesis francesa de Laval, han pedido la dispensa, después de que se les interviniera desde Roma a petición (delación) del obispo, cambiando, dicen, su carisma. 

Como con los Franciscanos de la Inmaculada, como con la Hermandad de los Santos Apóstoles, otra orden religiosa que, en un tiempo de sequía vocacional y cierre de innumerables conventos, suponía un verdadero vivero de vocaciones a la vida religiosa, ha sido defenestrada por la intervención de la Congregación para la Vida Religiosa, que se diría empeñada en una labor de liquidación y derribo.

En este caso ni siquiera estamos ante una orden ‘tradicional’: las hermanitas han señalado en numerosas ocasiones su absoluta fidelidad a la línea romana y su liturgia es estrictamente Novus Ordo. Tampoco son de esas meras contemplativas ‘recitadoras de avemarías’ que no están demasiado bien vistas por los ‘renovadores’ de la Curia; por el contrario, se dedican a la más práctica de las obras de misericordias, cuidar enfermos y desvalidos.

Su único ‘pecado’ discernible parece ser el de tomarse con seriedad la vida consagrada, al margen de modas ideológicas, y atraer con ello numerosas vocaciones en ese páramo que es la diócesis de Laval del progresista obispo Thierry Scherrer.

La cosa viene de febrero, cuando Scherrer, considerando que las hermanitas -que gestionan cuatro asilos- eran “demasiado tradicionales” y especialmente contrariado después de que las religiosas decidieran en su capítulo general de 2012 volver a su [hábito] antiguo, dio el chivatazo a Roma.

El hábito tradicional de estas monjas, es algo que los modernistas
 no estuvieron dispuesto a soportar.

Y, como era previsible, el prefecto de la Congregación para los Institutos de Vida Consagrada y las Sociedades de Vida Apostólica, el cardenal João Braz de Aviz, el mismo que ‘misericordió’ a los Franciscanos de la Inmaculada, estuvo de acuerdo en que las hermanitas eran intolerablemente ‘rígidas’, y empezó la operación de acoso y derribo.

Empezaron las ‘visitaciones’, en 2016 y 2018, comandadas por representantes ultraprogresistas del monacato femenino. Para hacerse una idea, una de las visitadoras era Sor Geneviève Médeviellem, que da clases en el Instituto Católico de París, donde enseña que la fornicación puede justificarse.

La madre superiora y la superiora de novicias fueron alejadas a distantes monasterios y sustituidas por tres comisarias adeptas del modernismo eclesial. El pasado 17 de septiembre, Braz de Aviz ordenó que las 39 hermanitas aceptaran “sin reservas” los nuevos mandos, a lo que 34 han respondido solicitando la dispensa de sus votos. [Las valerosas monjas, a fin de no obedecer las órdenes tiránicas de los modernistas, decidieron pedir en masa la dispensa de sus votos. Esto debería servir de lección a algunos sedicentes tradicionalistas. Nota de NP]

____________________________________________

"La Iglesia está hoy en día tan debilitada, la jerarquía dividida, que no creemos ya posible la acción de la aplanadora." (Mons. Fellay en el Cor Unum nº 101, marzo 2012)

lunes, 12 de noviembre de 2018

LA NEO FSSPX NUEVAMENTE DEFENDIENDO AL DESTRUCTOR FRANCISCO


El padre Franz Schmidberger, ex superior general de la Fraternidad San Pío X (FSSPX) y ahora rector del seminario alemán, criticó el famoso [libro] "El Papa Dictador" de Enrique Sire (*), en su correo electrónico semanal a los sacerdotes (5 de noviembre).

Uno de sus argumentos: "Después de leer las revelaciones, uno se pregunta: ¿refuerzan mi fe en la Iglesia y mi amor por ella? Probablemente este sea el caso de muy pocos lectores".

Schmidberger agrega: "No nos salvará la exposición de los escándalos en Roma, sino la fidelidad a la tradición de la Iglesia y la Misa latina antigua".

Sobre la base de argumentos similares, se ha permitido que los escándalos homosexuales, litúrgicos y doctrinales crezcan en la Iglesia.

Fuente (negrita añadida por NP)

(*): Tosatti sobre el libro "El Papa Dictador": El autor examina al personaje principal desde los comienzos de su carrera eclesiástica, y pone de relieve las cosas que aparecen también ahora como características: “Un experto promotor de él mismo. Camuflado detrás de una imagen de simplicidad y austeridad”. 
(...) es interesante y precioso, sobre todo en lo que se refiere a operaciones (...), la intervención a los Frailes Franciscanos de la Inmaculada, y sobre todo la intervención a la Orden de Malta, una operación de extraordinaria crueldad por parte del Pontífice y de la Secretaria de Estado, y en la cual el olor del dinero prevalece sobre todo y sobre todos, sin piedad para la imagen solo mediática de un reino de pobreza total y de inspiración franciscana.
(...) queremos ofrecerles una última cita, porque desde hace tiempo estamos comprometidos como nunca en más de treinta y cinco años de “cobertura” vaticana: jamás hemos respirado un clima similar de terror en los Sacros Palacios.  (...) en el reino del papa Bergoglio vidas y carreras se juegan en un instante de delación, de una acusación anónima. El pontífice, escribe Marcantonio Colonna citando una fuente anónima, “es una persona que sobre todo sabe cómo inculcar el miedo”. Ya era así en Buenos Aires, es así en Roma, gracias a “una telaraña de mentiras, intrigas, desconfianza de espionaje y, más eficaz que cualquier otra cosa, de miedo”. ¿Justamente el paño del que debe estar tejido un Vicario de Cristo, no? 
(Fuente)

Para ocultar su identidad, el autor del libro decidió escribir bajo el seudónimo de Marcantonio Colonna, un noble italiano que luchó en la batalla de Lepanto. "Colonna" dijo que la razón por la que eligió mantener su nombre real en privado se debe al temor a represalias.
El 19 de marzo de 2018, el autor fue revelado como Henry (HJA) Sire, nacido en 1949 en Barcelona, de ascendencia francesa. 
Sire, historiador y miembro de los Caballeros de Malta, estudió en Inglaterra en Stonyhurst College (una institución jesuita) y en el Exeter College de Oxford, antes de convertirse en un historiador católico. 
(Información tomada de acá)

Marzo de 2018 - Autor de "El Papa Dictador" suspendido por la Orden de Malta. Henry Sire, el autor del brillante libro “El Papa Dictador”, ha sido suspendido como miembro de la Orden de Malta porque [supuestamente] ha quebrantado su Constitución al escribir el libro. Sire ha vivido en Roma durante cuatro años (2013-2017) en el Palacio de los Caballeros en Roma. Es amigo de Matthew Festing, quien fue removido por el papa Francisco en enero de 2017 como Gran Maestre de los Caballeros. Ahora es evidente por qué el libro de Sire debió ser publicado con un seudónimo. (Fuente)


Henry Sire


ENTREVISTA AL AUTOR DEL LIBRO "EL PAPA DICTADOR"

domingo, 11 de noviembre de 2018

RESTRICCIONES PARA SCHNEIDER, VETO A BURKE, PRESIONES EN TORNO A VIGANÒ


INFOVATICANA (Extracto)

Nada por escrito: esa parece ser la consigna de Roma para evitar problemas de imagen y, sobre todo, impedir toda posibilidad de apelación mientras restringe los movimientos de monseñor Athanasius Schneider, crea el vacío en torno al cardenal americano Leo Burke y presiona a los editores de Aldo Maria Valli para que no publiquen su libro sobre Viganò.
¿Tiene monseñor Athanasius Schneider, obispo auxiliar de Astaná, en Kazijistán, restringida su libertad de movimientos por instrucciones de Roma? Eso afirma el veterano vaticanista Marco Tosatti en su blog Stilum Curiae, donde llega a hablar de ‘arresto domiciliario’. 

Según conoce Tosatti por fuentes cercanas al prelado, Schneider habría recibido la orden verbal del Vaticano para que restrinja sus viajes al extranjero, sin más explicaciones. Cada vez que Schneider quiera salir del país tendrá que pedir permiso al nuncio, que podrá negárselo sin dar explicaciones. La medida se habría tomado la primavera pasada, y se le ha comunicado por instrucciones del secretario de Estado, Pietro Parolin, a través del nuncio en Kazajistán, Francis Assisi Chullikatt. De viva voz, sin documento alguno que pudiera servir a Schneider para apelar, como tendría derecho ante cualquier medida que juzgue injusta, a la Congregación de los Obispos o al Tribunal de la Signatura Apostólica. (*)

Más antigua es la restricción indirecta impuesta, una vez más verbalmente, sin un solo papel con el que se pueda demostrar o al que se pueda apelar, al cardenal americano Raymond Leo Burke. Cuenta el mismo Tosatti que Roma ha hecho llegar a los obispos americanos -una vez más, a través del nuncio- la ‘recomendación’ de que no inviten al cardenal, uno de los dos supervivientes de los cuatro que plantearon sus ‘Dudas’ sobre Amoris Laetitia al Papa, a sus diócesis, no frecuenten su compañía, ni aparezcan en eventos a los que asista el ‘disidente’. En una palabra, que le hagan el más absoluto vacío.
A diferencia de Viganò, estos dos prelados no han pedido nunca la abdicación del Papa ni han revelado secretos pontificios ni han llamado a una revuelta abierta contra la Curia: se han limitado a disentir de una línea pastoral que juzgan confusa y ambigua y solicitar respetuosamente aclaraciones.
En el caso de Burke, estas aclaraciones, referidas a determinados puntos del Capítulo VIII de la exhortación Amoris Laetitia que parecen contradecir la doctrina de la Iglesia en gravísimas cuestiones, se presentaron en la forma tradicional, como misiva firmada por cuatro cardenales en la que se planteaban ciertas preguntas sobre el modo en que había de entenderse la exhortación, las famosas Dubia. Su Santidad no solo no respondió a la solicitud privada, sino que dio orden a la Congregación para la Doctrina de la Fe para que guardase el mismo silencio. Los cardenales esperaron en vano la respuesta durante tres meses y solo entonces la hicieron pública. El Papa mantuvo su silencio, y lo ha mantenido hasta hoy.
El mismo silencio que ha guardado ante las graves acusaciones contenidas en el Testimonio Viganò, en este caso un ‘silencio anunciado’ durante la rueda de prensa dada en el avión a su vuelta del Encuentro Mundial de las Familias celebrado en Dublín en agosto. Pocos días más tarde, y tras alusiones obsesivas pero oblicuas al Gran Acusador en sus homilías de Santa Marta, el Vaticano anunció que estaba a punto de elaborar una respuesta a las acusaciones. Nunca más se supo, y seguimos sin la anunciada respuesta a principios de noviembre.
Pues bien, el periodista italiano Aldo Maria Valli, una de las personas con las que Viganò consultó la publicación de su testimonio, saca ahora al mercado un libro sobre el caso que publica la editorial Fede & Cultura que, según informa Church Militant, ha recibido fuertes presiones del Vaticano para que limite futuras ediciones del libro. Fede & Cultura confirmó a Church Militant estar sometidos a una “irresistible presión desde dentro de la Iglesia para no publicar nada que arroje una luz negativa sobre el Papa Francisco”. Todo, en fin, muy en la línea de la recomendación del pasado sínodo de que se cree un trasunto del viejo ‘Índice de Libros Prohibidos’ aplicado a Internet, un ‘sistema de certificación’ que ‘castigue’ a los blogs disidentes de la actual deriva ideológica de la Curia.

(*) Ayer 10 de noviembre, la Neo-FSSPX, presta a defender al papa Francisco, sale a aclarar las cosas, como pueden leer en el siguiente artículo publicado en el sitio oficial de la Fraternidad (traducción de Google):


El obispo Schneider disipa un falso rumor

Según el caticanista Marco Tosatti, el Vaticano sancionó al obispo auxiliar de Astaná en Kazajstán, que le pediría que limitara sus viajes al extranjero debido a su postura crítica sobre la situación actual. pontificado. El interesado hizo un punto de aclaración para disipar cualquier malentendido. 

La medida fue tomada en la primavera de 2018, y fue el 6 de noviembre que Marco Tosatti la hizo pública. 

Un elemento singular a los ojos del vaticanista en este asunto: el Nuncio Apostólico en Kazajstán, Monseñor Francis Assisi Chullikatt, comunicó en abril de 2018 la decisión a la persona interesada, pero solo verbalmente, leyéndole una carta del cardenal Pietro Parolin, secretario de Estado de la Santa Sede. 

A partir de ahí, para establecer el vínculo con las reservas a menudo expresadas públicamente por el obispo Schneider en cuanto al pontificado actual, sólo hay un paso que Marco Tosatti decidió cruzar, incluso estableciendo un vínculo con la situación del cardenal Burke. 

De hecho, según el vaticanista que se hace eco del rumor, "un nuncio" habría dado a los obispos estadounidenses el siguiente consejo: "no inviten a personas como el cardenal Burke, y si no pueden evitar la venida de estos últimos, no asisten a sus reuniones ". 

Para disipar cualquier malentendido, Mons. Schneider, el 8 de noviembre de 2018, hizo la siguiente aclaración a la agencia LifeSite: "Lamento ver que tal noticia se difunda: a solicitud de la Santa Sede, se me pidió que redujera la frecuencia de mis visitas fuera de mi diócesis, para que no excedan los treinta días [que es el límite de tiempo para cualquier obispo por Canon 410 el Código de derecho canónico actual]: esto no es de ninguna manera una prohibición de viajar al extranjero ", explicó el prelado. 

Una vez más se hace urgente la necesidad de dar un paso atrás en el análisis y la seriedad en el tratamiento de la información, con la preocupación ética elemental de volver a las fuentes, mencionándolas: la única alternativa para no transformar Internet en una feria de información falsa y chismes. A buen entendedor... 

SERMÓN DEL DOMINGO 25° DESPUÉS DE PENTECOSTÉS (5° DESPUÉS DE EPIFANÍA) - P. TRINCADO

 TRIGO Y CIZAÑA


Semejante es el reino de los cielos a un hombre que sembró buena semilla en un campo. Y mientras dormían los hombres, vino su enemigo y sembró cizaña en medio del trigo y se fue. 

Dice San Juan Crisóstomo que con esta parábola, Nuestro Señor se refiere a la verdad adulterada, porque es propio del demonio mezclar el error con la verdad.  Se vale el diablo de un engaño -agrega el santo- confundiendo su propia semilla y revistiendo sus obras con colores y semejanzas que sorprenden al que se deja engañar con facilidad. Por eso dice que siembra cizaña, que es muy parecida a la planta de trigo de la buena semilla del sembrador. 

La cizaña es sembrara después del trigo. De igual modo, el error -sigue diciendo el santo- viene después de la verdad, cosa demostrada por la experiencia: después de los profetas vinieron los falsos profetas; después de los Apóstoles los falsos apóstoles; y después de Cristo vendrá el Anticristo. 

Nosotros agregamos que después de los concilios católicos, vino el Vaticano II, anticatólico en cuanto liberal, y diabólico. De hecho, esa ha sido la peor emboscada, el mayor embuste, la más grande y más desastrosa siembra de cizaña de toda la historia de la Iglesia. Y también decimos esto: que después de ese Obispo resuelto, combativo y de palabras varoniles, claras e inequívocas en defensa la fe; después de Mons. Lefebvre vino Mons. Fellay a sembrar la cizaña entre nosotros con su intento de someternos a los modernistas romanos y con sus actitudes erráticas y sus palabras ambiguas.

sábado, 10 de noviembre de 2018

JESUÍTA JAMES MARTIN: "EL PAPA NOMBRA OBISPOS "GAY-FRIENDLY" PARA CAMBIAR LA IGLESIA SOBRE LOS LGBT


El jesuita James Martin, gran promotor de la sodomía y Consultor de la Secretaría de Comunicaciones de la Santa Sede.


Fuente: Infovaticana
El jesuita americano James Martin ha declarado en un encuentro de su orden que el Papa Francisco ha elegido deliberadamente obispos homosexualistas para cambiar la actitud de la Iglesia hacia la homosexualidad.
“… Basta ver lo que ha pasado en los últimos cinco años, desde que Francisco fue nombrado Papa”, señala el padre James Martin en su intervención en el curso del encuentro jesuita  Ignatian Family Teach-in for Justice 2018 que se celebra en la capital estadounidense. “Para empezar, los comentarios del Papa Francisco sobre sobre la gente LGBT como “¿Quién soy yo para juzgar?”. Sus cinco palabras más famosas fueron en respuesta a preguntas sobre personas gays, ¿no es cierto? Es el primer Papa, ya saben, en pronunciar la palabra ‘gay’ en una frase”.
Martin sigue a continuación elaborando sobre este, su tema obsesivo, tratando de demostrar a partir de los hechos, palabras y decisiones del Santo Padre que todo apunta a un cambio en la actitud de la Iglesia ante las relaciones homosexuales. “Tiene amigos gays, ha hablado de cómo quiere que los gays se sientan acogidos en la Iglesia. Eso es mucho. Además, ha nombrado obispos y arzobispos y cardenales proLGBT, como el cardenal Tobin, arzobispo de Newark que, por ejemplo,  celebro una ‘Misa de Acogida’ para los católicos LGBT en su catedral. Eso es una tendencia”.
Una tendencia que Martin juzga “imparable”, animando a sus oyentes a que se identifiquen como ‘católicos LGBT’ para contribuir al cambio. El jesuita también cito como prueba de este cambio el reciente sínodo, supuestamente centrado en la juventud, al que considera “un gran paso hacia adelante”. “La semana pasada, por ejemplo, en el Sínodo de la Juventud en el Vaticano, estaban reunidos obispos y expertos de todo el mundo… para hablar sobre los jóvenes. Y se discutieron las cuestiones LGBT más abiertamente que en ningún sínodo anterior”.
“En su documento final, los delegados del sínodo hablaron sobre un acompañamiento a las personas LGBT, sobre escucharles y reconocer la labor de mucha gente en la Iglesia que atiende a esta comunidad”, asegura Martin, aun lamentando que se eludieran las siglas en el texto a causa de, dijo, la oposición de alguna diócesis americana y, sobre todo, del África Subsahariana y la India. Pero, añadió, “en general, la Iglesia ha avanzado en estas cuestiones. La Iglesia está aprendidendo”.
La ‘Ecclesia Docens’ se convierte así en una ‘Ecclesia Discens’ en el discurso de Martin, que apela a sus oyentes para que enseñen a la Iglesia sobre “la experiencia transexual, sobre los estudiantes de género no binario”, y concluye: “Dios os ama, y vuestra Iglesia está aprendiendo a amaros”.
Ahora bien, si todo esto, si la idea de que el pontificado de Francisco y la jerarquía de la Iglesia Universal está avanzando hacia un cambio en la doctrina sobre la homosexualidad, lo desarrolla un comentarista tradicional o uno de esos recursos online que nunca recibirán la certificación oficial, la línea oficial habitual es que se trata de una absurda paranoia de quienes quieren ‘ensuciar’ la imagen del Papa reinante. Por otra parte, se puede alegar que Martin es solo un sacerdote como muchos que da su particular opinión, que no compromete en absoluto la opinión de Roma ni puede considerársele representativo.
Pero no es así. Martin es consultor para las comunicaciones vaticanas y, sobre todo, es un clérigo tenido en suficiente estima por Roma como para, además, haber sido el ponente estrella en el reciente Encuentro Mundial de las Familias celebrado en Dublín, invitado por el obispo Kevin Farrell, responsable del Dicasterio para los Laicos, la Familia y la Vida, que prologó el más famoso libro del jesuita, ‘Building a bridge’.
Más curioso aún es que Martin, con las bendiciones de la Compañía de Jesús y, mientras no aparezca una nota condenándolo, la aprobación tácita de la jerarquía eclesiástica, coincida hasta un punto extraordinario con las denostadas tesis desarrolladas por el arzobispo Carlo María Viganò en su explosivo testimonio. En esencia, Viganò denuncia en su famoso texto una infiltración de prelados homosexualistas en la Iglesia, de los que da nombres, y lo que hace ahora Martin es confirmarlo. La única diferencia de peso, a nuestro entender, es que Martin lo celebra y Viganò lo deplorar. En cuanto a la reacción de los ‘renovadores’ ante uno y otro testimonio de la deriva de la jerarquía no puede ser más opuesta, lo que resulta muy significativo.

Se acabó la ambigüedad: la Iglesia de Bergoglio es una Iglesia LGTBI. Los 10 puntos que definitivamente cierran este debate.

¿Y QUÉ DICE LA FSSPX SOBRE ESTO? PUES... NADA. EN LA CÚPULA LIBERAL DE LA FSSPX, CALLAN "PRUDENTEMENTE" SOBRE ESTAS COSAS...

viernes, 9 de noviembre de 2018

TORNIELLI DEFIENDE A MACCARRICK


Tornielli con el papa Fracisco

Tornielli, el más influyente vaticanista y notable promotor del acuerdo entre Roma y la FSSPX, defiende al depredador sodomita McCarrick (e indirectamente de Francisco, entonces), adhiriendo a la ridícula tesis del "clericalismo" como causa del los abusos (homo)sexuales en la Iglesia -mentira impuesta por el papa como explicación oficial-, y llegando también al extremo insólito de negar la homosexualidad activa de McCarrick.

Andrea Tornielli: “McCarrick no mantuvo relaciones homosexuales”

El vaticanista tenido por más cercano al Papa, Andrea Tornielli, responsable de Vatican Insider, en el diario La Stampa, ha sorprendido a propios y extraños con una orwelliana negativa: McCarrick nunca tuvo relaciones homosexuales, el problema de los abusos no es la homosexualidad, sino el ‘clericalismo’. El mismo día, en La Nuova Bussola Quotidiana, el cardenal Brandmüller defiende la tesis contraria y explica cómo se ha llegado a esta situación.
En el ataque a las tesis del arzobispo Carlo María Viganò hemos oído tesis relativamente delirantes en defensa de la versión papal: el núcleo del problema está en un nunca bien definido ‘clericalismo’. Desde ofensivas contra los motivos o la catadura moral de Viganò, sobre su vulneración de la grave obligación de secreto o su tendencia a exagerar o malinterpretar los datos, estamos acostumbrados a leer todo tipo de explicaciones más o menos elaboradas y creíbles. Pero la de Andrea Tornielli, el periodista al que se considera más cercano al Papa reinante, desarrollada en su sección Vatican Insider, las supera a todas: McCarrick no mantuvo relaciones homosexuales.
Es prodigioso, porque ese extremo es universalmente reconocido incluso por los más acérrimos enemigos del famoso testimonio, y la discusión se centraba más bien en si sus numerosos ‘affairs’ con seminaristas y jóvenes sacerdotes eran o no suficientemente conocidos por los prelados que, debido haber denunciado, no lo hicieron. Pero sus palabras son literales: “No, McCarrick no mantuvo relaciones homosexuales. Acosó y abusó de seminaristas en nombre del poder, haciéndoles comprender que ir con él a la casa de la playa (…) era un paso obligatorio para que le conociera mejor y les permitiera ordenarles”.
Suena al ya viejo chiste moderno de que todo es sexo, salvo el sexo, que es poder. O, si se prefiere usar la palabra de moda, ‘clericalismo’. Resulta un gambito retórico algo desesperado para apartar la atención de lo aparatosamente obvio, lo que sobresale como una gigantesca anomalía en todo este escándalo: que en más del ochenta por ciento de los casos de abusos denunciados la víctima era varón, y que en una proporción aún mayor se trataba de individuos que habían alcanzado la pubertad, no ‘niños’.
No es fácil escapar del dilema. La población homosexual en cualquier sociedad según los estudios más recientes y exhaustivos no supera el tres por ciento de la general. Así que, ¿qué prefieren, pensar que un tres por ciento de sacerdotes homosexuales han sido responsables del ochenta por ciento de los casos -lo que indicaría una propensión al abuso por parte de la población homosexual exponencialmente superior a la heterosexual, lo que sería vigorosamente contestado por todos los medios y considerado intolerablemente homófobo, o concluir que la proporción de homosexuales en el clero supera con mucho la de la población en general? Cualquiera de las dos conclusiones, o una combinación de ambas, supone un dato explosivo y enormemente significativo que es imposible pasar por alto, por más que se dediquen esfuerzos a intentarlo.
La versión más razonable es la que acepta como hipótesis indudable el cardenal Brandmüller en su contribución a La Nuova Bussola Quotidiana: existe una extensa penetración en el clero y la jerarquía eclesiástica de redes homosexuales que son causantes en buena medida de la crisis que sufre la Iglesia.
Brandmüller, uno de los dos supervivientes, junto con el americano Leo Burke de los cuatro cardenales que presentaron al Papa sus ‘Dudas’ sobre el Capítulo VIII  de la exhortación Amoris Laetitia, busca la raíz de este alarmante fenómeno en “la teología moral de las últimas décadas”, caracterizada por un “liberalismo extremo”.
Para el cardenal, “algunos líderes de opinión han abandonado la idea clásica del derecho natural y de la teología de la revelación y han proclamado nuevas teorías. Una moral autónoma, que no quiere reconocer las normas comúnmente vinculantes, un consecuencialismo que juzga la calidad ética de una acción en base a sus consecuencias,  o una moral situacional que hace depender el bien o el mal de un acto de las circunstancias relativas concretas de la acción humana: todas estas nuevas tendencias en teoloría moral las han defendido profesores en las aulas de teología y en los seminarios, y naturalmente también se aplican a la moral sexual. De ahí se puede pintar también la homosexualidad como moralmente aceptable, y su clara condena por parte de la Sagrada Escritura como algo ligado a la época y ya superado”. [Téngase en cuenta que tal desviación doctrinal no explica suficientemente la verdadera infestación sodomita que padece el clero católico desde el Vaticano II. En efecto, el estudio de una teología moral errónea no es algo capaz de convertir a legiones y legiones de seminaristas en homosexuales. La causa es más profunda: es un terrible castigo divino por esa grandísima traición a Cristo que fue el Vaticano II. Ver acá]
Fuente: INFOVATICANA

miércoles, 7 de noviembre de 2018

domingo, 4 de noviembre de 2018

SERMÓN DEL DOMINGO 24 DESPUÉS DE PENTECOSTÉS (4° EPIFANÍA) - P. TRINCADO

Resultado de imagen para jesus calma la tempestad



COMENTARIO ELEISON Número DXC (590) - 3 de noviembre de 2018

Eleison Comments by His Excellency Bishop Richard Williamson

TFP sobre el Liberalismo

¿No quieres a Dios? Entonces el caos es lo que eliges.
¡La ley, el orden, la decencia – y el Cielo – los pierdes!
Cualesquiera que hayan sido desde sus comienzos – y todavía – los defectos de la organización conocida como T.F.P. (Tradición, Familia, Propiedad), es un placer decir que está haciendo algo bueno en los Estados Unidos hoy. En una circular regular (disponible en tfp@tfp.org) presenta breves ensayos sobre a menudo tres puntos importantes para comprender cómo necesita funcionar la fe católica en nuestro mundo demoníaco de hoy. Los ensayos no son demasiado profundos para que los lectores comunes los entiendan, pero tampoco son superficiales. Puede ser que no sean infalibles, pero son reflexivos y llenos de sentido común, y a menudo abordan problemas importantes en la Iglesia y en el mundo de hoy. Aquí, por ejemplo, hay un resumen de Las Cuatro Características de la Mente Liberal que están Destruyendo a la Sociedad, de la Carta de T.F.P. Americana de hace un mes:
El estado fragmentario y polarizado de la sociedad actual es una prueba de que algo ha ido terriblemente mal. Los conservadores a menudo culpan de la ruptura a los activistas liberales que trabajan en la política y en los medios de comunicación, pero la actividad disolvente de estos liberales proviene de toda una mentalidad liberal, extendida por todas partes. Casi todo el mundo acepta hoy en día los principios del liberalismo clásico consagrados en la constitución estadounidense, pero moderados en ese momento por la herencia cristiana de los Estados Unidos. Con ese patrimonio que ahora se repudia en gran medida, la disolución total de los principios liberales se hace hoy evidente, como no lo era antes. Para ver de dónde viene nuestro caos, veamos cuatro características de la mentalidad liberal.
1 La mente liberal siempre se está alejando de la verdad objetiva. Queriendo parecer más compasivos y amables que los “conservadores sin corazón”, por medio de medias verdades se deslizan hacia el error que no abrazaron al principio. Por ejemplo, los liberales pueden oponerse a la delincuencia en principio, pero en la práctica la promueven ablandando el trato a los delincuentes, debido a las supuestas injusticias que los delincuentes pueden haber sufrido.
2 Para reemplazar la verdad objetiva desagradable e impersonal, la mente liberal siempre está buscando opiniones subjetivas agradables o juicios personales, para confirmarla en su propia manera de pensar y actuar. Un ejemplo clásico viene de una decisión de la Corte Suprema Estadunidense de 1992, que justifica el aborto: “En el corazón de la libertad está el derecho a definir nuestro propio concepto de la existencia, del significado del universo y del misterio de la vida humana”.
3 La mente liberal siempre define erróneamente la libertad como el derecho a hacer lo que uno quiera hacer. Por esta definición, los meros caprichos y la fantasía pueden finalmente prevalecer. Los liberales dudarán entonces de lo que contradiga sus caprichos, pero nunca de lo que los confirme.
4 A la mente liberal siempre le desagradan las reglas y leyes que considera automáticamente restrictivas. En realidad, la ley consiste en preceptos razonables presentados por la autoridad competente de cualquier sociedad como esenciales para el bien común de esa sociedad. ¡Pero los liberales se molestarán incluso con la ropa o la gramática si se considera que sus reglas son demasiado restrictivas! Así, para reemplazar al verdadero Dios de la Justicia, Dios de los Diez Mandamientos, ellos fabrican su propio dios, un dios de toda compasión, un dios de diez Recomendaciones.
En resumen, las cuatro características se centran en el yo. Según el liberalismo, cada persona determina por sí misma lo que es verdadero y lo que es falso, lo que es correcto y lo que es incorrecto. Aquí es donde la sociedad se está desmoronando.
Pues en efecto, el liberalismo como tal no puede crear un orden social o una sociedad, sino sólo un derrumbe social. Si ha sobrevivido hasta ahora, es sólo por el sólido orden cristiano que heredó y del que es la disolución. Los liberales dependen de lo que destruyen, y destruyen aquello de lo que dependen. En 2018 se están acercando cada vez más al caos. El liberalismo es intrínsecamente antisocial. Ninguna sociedad puede estar formada por miembros antisociales. El liberalismo sólo puede hacer a la gente cada vez más aislada, solitaria y frustrada. Sólo puede hacer que la vida humana se convierta cada vez más en una serie de choques entre individuos sacrosantos.
Kyrie eleison.

miércoles, 31 de octubre de 2018

MONS. ATHANASIUS SCHNEIDER: LIBERAL DE DERECHA, PERO LIBERAL AL FIN Y AL CABO


Fotos y video del “tradicionalista” Mons. Schneider, notable promotor del acuerdo entre Roma y la FSSPX, celebrando misa novus ordo con una niña monaguilla en Fátima, a los pies del "crucifijo" modernista






sábado, 27 de octubre de 2018

GRAVE: MONS. WILLIAMSON REVELA CARTA CIRCULAR ACUERDISTA ENVIADA POR MÉNZINGEN



En este importante Comentario Eleison, Monseñor Williamson revela parte del contenido de una circular enviada a todos los miembros de la FSSPX, recientemente, por Mézingen. 

El texto es una prueba irrefutable de que la nueva cúpula de la congregación mantiene el rumbo acuerdista de Mons. Fellay.


COMENTARIO ELEISON Número DLXXXIX (589) - 27 de octubre de 2018


Todavía Deslizándose

La Neo-Fraternidad no ha cambiado de dirección.
De la Verdad, todavía pretende la misma deserción.
“No hay enemigos a la izquierda” es un dicho clásico de los demócratas, socialistas, comunistas, etc. . . . Significa que en la política, nadie que luche a la izquierda debe luchar contra otro que luche a la izquierda, a menos que se dirija hacia la derecha. En la religión, el mismo dicho debe aplicarse de la siguiente manera: nadie que luche por la Tradición Católica debe luchar contra otro que luche por la Tradición, a menos que esté en el proceso de abandonar la Tradición. Esto significa que ningún católico de la Tradición debería atacar normalmente a la Fraternidad San Pío X, que durante más de 40 años prestó un servicio excepcional a la Tradición. Desgraciadamente, su Capítulo intermedio de 2012 mostró que se estaba alejando de la Tradición en la que había sido fundada por Monseñor Lefebvre, y ahora el Capítulo electivo del pasado mes de julio parece mostrar que continúa la misma tendencia. Por lo tanto, sin intención de dañar a la verdadera Fraternidad, que los católicos se enteren de que el mismo deslizamiento continúa oficialmente.
La evidencia se encuentra en una carta circular de la Sede de la Fraternidad en Menzingen, que comienza a dar detalles de las decisiones políticas tomadas por el Capítulo del pasado mes de julio, concernientes a las relaciones de la Fraternidad con Roma. La política se divide en cinco secciones, de las cuales las tres primeras y la última contienen una serie de consideraciones piadosas para enmarcar la cuarta sección, que no podría ser una presentación más oficial de la política de la Fraternidad hacia Roma. He aquí la cuarta sección, citada en su totalidad. Es tan importante para el futuro inmediato de la Fraternidad que cada palabra habrá sido elegida por el Capítulo con especial cuidado, y así mismo puede ser analizada:—
4a El Superior general tiene el derecho de decidir si es conveniente tener contactos con la Santa Sede. Le corresponde, con prudencia y cuando llegue la hora, dictada por la Divina Providencia, tomar en consideración una modificación del estatuto canónico, sin perjuicio de la convocatoria previa de un Capítulo.
4b La Fraternidad es una obra de la Iglesia. Por lo tanto, no tiene ningún acuerdo por concluir con el Santo Padre. Sin embargo, cuando llegue el momento, los verdaderos derechos de la Fraternidad serán reconocidos y codificados canónicamente. Por eso se invita a los miembros de la Fraternidad a hablar más específicamente de una “normalización”, un “reconocimiento”, una “solución o modificación del estatuto canónico”, o una “renovación de nuestra aprobación canónica”.
En cuanto a 4a – En efecto, el Superior General de la Fraternidad debe decidir qué negociaciones con Roma sirven a la Fe y cómo conducirlas, pero en todos los Capítulos de la Fraternidad antes de 2012 (1994 , 2000, 2006), se repitió claramente que cualquier sumisión final a la Roma oficial, o la reintegración en ella, o el acuerdo con ella, era algo de tal ímpetu para la Fraternidad, que el Superior General no podía decidirlo por sí solo, sin que el Capítulo General en pleno votara también a su favor. Ahora noten la fraseología de 2018: “La “modificación del estatus canónico” es una expresión que como hoja de parra, cubre la colocación de la Fraternidad de la Verdad del Arzobispo Lefebvre bajo la Autoridad Mentirosa Conciliar de Roma. Y “sin perjuicio de” (es decir, sin excluir) es un pobre sustituto de “nunca sin” (es decir, incluyendo necesariamente). Y noten la suposición de que el Superior General tiene la garantía de decidir de acuerdo con la Providencia. ¿Tenía Pablo VI tal garantía?
En cuanto al 4b – De hecho, normalmente ningún sujeto hace un acuerdo con su Superior como si fueran iguales, ¡pero la Roma neomodernista no es la Roma normal! La Fraternidad de la Verdad del Arzobispo no tiene por qué ponerse en la posición de mendigo con respecto a los modernistas que ahora ocupan los puestos en Roma. La Verdad no mendiga de las mentiras, a menos que esté dejando de ser Verdad. De hecho, la Neo-Fraternidad de 2012 ha perdido toda comprensión real de la verdad de la abrumadora crisis en la Neo-Iglesia del Vaticano II, y está perdiendo su amor y comprensión de la Verdad en general. Por lo tanto, las cuatro expresiones-hoja de parra que el Capítulo elige para reemplazar las palabras que expresan la realidad de la intención de la sede de la Neo-Fraternidad de venderse a los enemigos de la fe ahora en Roma, están totalmente fuera de lugar. No corresponden en absoluto a la realidad de esa “capitulación”.

Kyrie eleison.


LA ILUSIÓN DEL RECONOCIMIENTO "A CAMBIO DE NADA"

En todo acuerdo, las partes se obligan recíprocamente. Ahora bien, es IMPOSIBLE que la FSSPX sea "normalizada" por la Roma liberal y modernista sin que medie un  acuerdo entre el Vaticano y la Fraternidad. Es inconcebible una "normalización" de la FSSPX mediante un acto puramente unilateral de la anormal Roma actual, sin contrapartida o a cambio de nada, o manteniéndose la FSSPX tal cual ella es. Eso no es posible, como muchas veces hemos dicho y probado

EL ACUERDO ENTRE LA FSSPX Y ROMA ACERCA DE LOS MATRIMONIOS

El acuerdo entre Roma y la Fraternidad sobre los matrimonios del 2017, es la mejor prueba de que aquello de la "regularización a cambio de nada", no pasa de ser un puro slogan rallié o acuerdista. Mediante ese acuerdo, ambas partes quedaron obligadas a algo: la principal obligación que asumió Roma como consecuencia de la carta de 27-III-2017, fue la de facilitar la concesión de jurisdicción ordinaria a los sacerdotes de la Fraternidad para la recepción del consentimiento matrimonial. La FSSPX, por su parte, y dado que Mons. Fellay respondió aceptando absolutamente (sin expresar reserva alguna) los términos del Vaticano; quedó obligada a solicitar a los Obispos diocesanos, en lo sucesivo, la concesión de la jurisdicción ordinaria para la celebración de matrimonios, absteniéndose de recurrir a la jurisdicción de suplencia. Estas obligaciones recíprocas no fueron explicitadas en ningún documento (posiblemente a fin de evitar reacciones contrarias), pero no por eso son menos reales. 

LA ARTIMAÑA DE LOS EUFEMISMOS. EVÍTESE LA PALABRA "ACUERDO"

Dado que un acuerdo es el medio ineludible o sine qua non para la “normalización o regularización” de la FSSPX, la circular de Ménzingen “invita” a todos los miembros de la FSSPX (piense el lector en lo que implica que un superior religioso “invite” a sus obedientes súbditos a tener determinada actitud…) a reemplazar el término apropiado y exacto de “acuerdo” por ciertas expresiones eufemísticas, como pone de manifiesto Mons. Williamson. Ménzingen hace eso bajo pretexto de exactitud terminológica (“hablar más específicamente”, dice la carta)pero una cosa es precisar términos y otra muy diferente es cambiar un término preciso pero malsonante ("acuerdo") por otros que resultan menos inconvenientes: "normalización", "reconocimiento", "solución o modificación del estatuto canónico", "renovación de nuestra aprobación canónica".  Un eufemismo es una "manifestación suave o decorosa de ideas cuya recta y franca expresión sería dura o malsonante" (Dicc. RAE). Entre otros eufemismos tristemente célebres de nuestra época, están los que con diabólica astucia usan los revolucionarios cuando quieren hacer aceptable o menos chocante su discurso en favor el crimen del aborto voluntario o del "matrimonio" entre sodomitas, para lo cual hablan de interrupción del embarazo y de matrimonio igualitario. Tras sus huellas va la cúpula acuerdista de Ménzingen, la que, a fin de hacer más aceptable o menos chocante la idea del acuerdo -necesariamente traidor- con la Roma apóstata, está recurriendo, con renovado esfuerzo y de modo evidente e indesmentible, al subterfugio de los eufemismos. Vergonzoso.

LA FSSPX RESBALANDO EN LA PENDIENTE: DEL BIEN COMÚN (EL COMBATE POR LA FE) AL BIEN PARTICULAR (LA REIVINDICACIÓN DE LOS PROPIOS DERECHOS)

Finalmente, unos comentarios sobre este pasaje: "La Fraternidad es una obra de la Iglesia. Por lo tanto, no tiene ningún acuerdo por concluir con el Santo Padre. Sin embargo, cuando llegue el momento, los verdaderos derechos de la Fraternidad serán reconocidos y codificados canónicamente.": 
1° Interpretamos así esta parte de la carta, cuyo sentido no resulta totalmente claro: no se debe hablar de un eventual "acuerdo" entre la FSSPX, que es un conjunto de súbditos obligados a obedecer a la autoridad, y el Vaticano, que es el superior con derecho a mandar. Por eso, lo que la FSSPX hará cuando sea regularizada por Roma, no será acordar, sino obeceder
2° Como señala Mons. Williamson, en un estado de normalidad en la Iglesia, los súbditos no hacen acuerdos con la autoridad; pero sucede que actualmente los superiores son anormales en extremo, son liberales y modernistas, osea y en cuanto tales, anticristos, como decía Mons. Lefebvre. Ménzingen olvida este detalle
3° Mons. Lefebvre habló innumerables veces de "acuerdos" con Roma. Un cita entre decenas...."si hubiera hecho esa otra operación con Roma, siguiendo los acuerdos que habíamos firmado y poniendo en práctica a continuación estos acuerdos"... (Sermón de las Consagraciones Episcopales, 30-VI-88). 
4° Pero desde el retiro de su firma del Protocolo de Acuerdo de 1988 y hasta su muerte, Mons. Lefebvre sostuvo que no se deben hacer acuerdos con la Roma revolucionaria: ..."si hubiera hecho esa otra operación con Roma, siguiendo los acuerdos que habíamos firmado y poniendo en práctica a continuación estos acuerdos; haría la operación suicidio." (Ibíd.) Ménzingen procede de modo directamente contrario al Fundador de la FSSPX, diciendo que no se debe hablar de acuerdo, pero manteniendo la voluntad (suicida) de lograr un acuerdo. Sean vuestras palabras sí sí, no no... (Mt 5,37) Guardaos del fermento de los fariseos que es la hipocresía. (Lc 12,1).
La Fraternidad, notoriamente desde el 2012, ha desplazado su foco: antes de ese año, ella estaba centrada en la defensa del bien común en la Iglesia, de la Tradición y de la fe. Esa es su vocación, su razón de ser; para eso fue querida por Dios y fundada por Mons. Lefebvre. Pero, desde el 2012, a pasado a centrarse en la defensa de su bien particular, de sus derechos. Y por eso la circular habla de que "cuando llegue el momento, los verdaderos derechos de la Fraternidad serán reconocidos y codificados canónicamente", dando a entender que ese momento será el del triunfo la FSSPX. En realidad, ese sería el momento en el que quedaría sellado el abandono de la vocación y de la lucha, el momento de la consumación de su traición a Mons. Lefebvre y a Cristo. 
_______________________________

RELACIONADO:

CARD. BURKE ACLARA QUE LA REGULARIZACIÓN DE LA FSSPX NO SERÁ A CAMBIO DE NADA