English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

viernes, 22 de febrero de 2013

DESAFIANDO LA VERDAD CONOCIDA

SPES

Radio Cristiandad se exhibe una vez más: es una secta, y como todas ellas, para legitimar su propia existencia, debe impugnar de alguna manera la verdad conocida. Ahora es más que conocido y reconocido que el obispo Williamson fue expulsado de la neo-FSSPX exactamente por estar en contra de la pretendida "regularización canónica". Sin embargo, como veremos en el siguiente texto, Radio Cristiandad, totalmente sectaria, atribuye a nuestro Obispo la defensa de esta regularización, contra la cual él precisamente lucha día y noche y que le costó lo que todos sabemos. Por el contrario, ¿dónde está cualquier palabra en defensa de parte de Radio Cristiandad hacia el Obispo Williamson en contra de la persecución que le hacen todos, los masones y los judíos liberales, los modernistas y neo-FFPX? La secta guarda silencio. 


Sabemos bien que después de leer lo que escribimos aquí,  los de Radio Cristiandad verterán ríos, mares, océanos de tinta contra el Obispo Williamson, contra la Resistencia, en contra de este simple blog. Lo que hacen es conforme a su verdadero nombre: " Radio Sectariedad ". Y para aquellos que no lo sepan: el desafío de la verdad conocida es nada menos que el pecado contra el Espíritu Santo.




Visto en DICI, del 21 de febrero de 2013:
 Vaticano: Acerca de rumores difundidos en la prensa
Este jueves 21 de febrero de 2013, durante una conferencia de prensa, el P. Federico Lombardi, director de la Sala de Prensa de la Santa Sede, declaró, en referencia a la Fraternidad Sacerdotal San Pío X, que la fecha límite del 22 de febrero (para una respuesta de Mons. Bernard Fellay a la Congregación para la Doctrina de la Fe – nota de la redacción), adelantada por la prensa, es tan solo pura hipótesis, ya que Benedicto XVI ha decidido dejar el asunto a su sucesor. Es inútil, pues, esperar una solución de la situación antes del fin de este pontificado.
La conclusión de la nota de DICI (Es inútil, pues, esperar una solución de la situación antes del fin de este pontificado) es del órgano de prensa de la Casa General de la FSSPX, y no del Vaticano.
Por lo tanto, es legítimo preguntar:
1°) ¿Ha sido necesaria, pues, la declaración de Federico Lombardi para no esperar lo que DICI denomina una solución de la situación?
La respuesta es afirmativa.
2°) Monseñor Fellay y sus adláteres, ¿esperaban una solución de la situación?
Todo indica que la respuesta también es afirmativa.
3°) ¿A qué situación se refiere?
Ciertamente no la del estado calamitoso de la Iglesia como consecuencia del Concilio Vaticano II, sino la de la regularización canónica de la FSSPX, tan deseada por los cuatro Obispos consagrados por Monseñor Lefebvre, que se consideran fuera de la Iglesia y esperan un reconocimiento por parte de la Roma modernista y una reinserción en la Iglesia Oficial Conciliar.