English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

domingo, 24 de febrero de 2013

POR LO TANTO, SON CÓMPLICES





El artículo anterior titulado « Nos quierentomar por tontos », ha mostrado que, en las negociaciones entre la FSSPX y Roma, la fecha del 22 de febrero y el ultimátum divulgados por la prensa, no son una invención de los periodistas. Son personas dignas de confianza que han divulgado esta información. Nosotros concluimos que el Padre Lombardi nos toma por tontos.

Pero he aquí que apareció un comunicado oficial que acredita y retoma sin pestañear la tesis del Padre Lombardi:

Comunicado de la Casa general de la FSSPX
Vaticano: Acerca de rumores difundidos en la prensa
21-02-2013 

Este jueves 21 de febrero de 2013, durante una conferencia de prensa, el P. Federico Lombardi, director de la Sala de Prensa de la Santa Sede, declaró, en referencia a la Fraternidad Sacerdotal San Pío X, que la fecha límite del 22 de febrero (para una respuesta de Mons. Bernard Fellay a la Congregación para la Doctrina de la Fe – nota de la redacción), adelantada por la prensa, es tan solo pura hipótesis... 


La afirmación mentirosa del Vaticano es retomada a su vez por la Fraternidad, no como una simple noticia, lo que ya de por sí hubiera sido muy ambiguo, sino como   un comunicado oficial de la Casa general de la FSSPX. Además, Monseñor Fellay y el padre Lorans han agravado su situación titulando por su propia cuenta:

« Vaticano : a propósito de rumores difundidos en la prensa »

Pero no es el Vaticano quien lo ha titulado así, sino el mismo Monseñor Fellay. Este es el título del Vaticano:
ULTIMAS ACTIVIDADES DEL PAPA, POSIBILIDAD DE MOTU PROPRIO Y RELACIONES CON LA FRATERNIDAD SAN PIO X

Por lo tanto, es Menzingen quien afirma que son « rumores » y no el Vaticano. ¿Han observado ustedes como les encanta la palabra “rumor” en Menzingen?



Menzingen dice que este ultimátum no fue mas que un rumor. Monseñor Fellay,  el padre Lorans y el Padre Lombardi están entonces de acuerdo en hacer pasar a Côme de Prévigny y Austremoine por mentirosos. En efecto, son ellos quienes evocaron ciertas fuentes confiables, la fecha y el ultimátum. Monseñor Fellay está de acuerdo en hacer sobreentender, reproduciendo sin comentarios esta mentira, que no hubo nada. Además añade un título por su propia cuenta, afirmando que se trata de rumores. Nosotros pensamos que es un error providencial que aclarará ahora su duplicidad a todo el mundo… Lo ideal sería que las fuentes de Austremoine pudieran testimoniar esta mentira abiertamente o por lo menos que publicaran de manera anónima en internet esta carta de Monseñor Muller y di Noia que contiene el ultimátum.

Para Avec l’Immaculée, este comunicado oficial pone claramente de manifiesto que :

-Monseñor Fellay y el Vaticano se han convertido en cómplices, especialistas en cortinas de humo. Quienes se juntan, se parecen (o dime con quién andas, y te diré quién eres…)
-Tal como lo hizo el Vaticano, Monseñor Fellay no duda ni por un momento en hacer pasar a Austremoine y Côme de Prévigny como unos tontos, como blogueros de pacotilla ávidos de sensacionalismo adulterado, como cretinos. Ellos lo apreciarán, seguramente…
Una mentira más para añadir a la lista, pero ésta es muy reveladora porque le hace coro a la mentira del Vaticano y revela una complicidad perturbadora entre los dos, una armonía y ¿quién sabe si hasta una fraternidad?