English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

jueves, 3 de septiembre de 2015

3 DE SEPTIEMBRE, FIESTA DE S.S. PAPA SAN PIO X



En nuestros días más que nunca, la fuerza de los malos es la cobardía y debilidad de los buenos, y todo el nervio del reino de Satán reside en la blandura de los cristianos. San Pio X.




“Los sacerdotes deben estar en guardia contra esta hipocresía que intenta introducirse en el aprisco de Cristo, que predica la caridad y la prudencia, como si fuera caritativo dejar que el lobo destroce al rebaño, y como si ella fuera una virtud, esta prudencia de la carne reprobada por Dios y de la cual se ha escrito “Yo dispersaré la sabiduría de los sabios y confundiré la prudencia de los prudentes”. 

Los sacerdotes deben saber que, especialmente en nuestra época, no pueden ser llamados ministros de Dios aquellos que se niegan a sacrificar sus propias comodidades y sus ventajas por salvaguardar la integridad de la fe. 

Pues bien, ésta está amenazada, más que por la negación abierta del incrédulo, por la astucia y la mentira de este pérfido catolicismo liberal(…)  

Los sacerdotes se guardarán bien de aceptar ninguna de las ideas del liberalismo que, bajo la máscara del bien, pretende conciliar la justicia con la iniquidad… 

Los católicos liberales son lobos cubiertos con piel de oveja. 

El sacerdote consciente de su misión debe descubrir sus tramas pérfidas, sus malvados designios. (…) 

Sed fuertes, no cedáis donde no hay que ceder. Vosotros debéis combatir, no a medias, sino con valor: no en secreto, sino en público; no a puertas cerradas, sino a cielo abierto.

S.S. San Pío X (extractos de su Carta Pastoral del 3 de septiembre de 1894, tomada de Le Sel de la terre n° 89, verano 2014 pág. 74 y 75).