English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

lunes, 31 de marzo de 2014

UN PASO MÁS EN LA AUTO DEMOLICIÓN DE LA FSSPX: SACERDOTES Y LAICOS ASISTEN A CONFERENCIAS MODERNISTAS.-

¿No se supone que los pastores cuidan el rebaño? (Ezequiel 34,2)
El P. Dominique Boulet FSSPX, de Canadá, llevó a sus fieles a una conferencia de modernistas sobre el ecumenismo y el Vaticano II. Además del peligro que implica para los fieles el llevarlos a una conferencia pro-ecumenismo, esta acción nos recuerda el “espíritu” del GREC: “como todas las reuniones del GREC, esta conferencia-debate se desarrolló en un clima de respeto mutuo y confiable amistad”. 
Este artículo aparecido en el sitio oficial de la FSSPX en Canadá, da cuenta del acontecimiento:
Profundizando el compromiso católico-ecuménico
El Domingo 23 de marzo de 2014, un grupo de fieles de la FSSPX de Winnipeg asistieron a una conferencia impartida por una teóloga moderna. La conferenciante alabó el desarrollo del movimiento ecuménico desde el Vaticano II y en particular, bajo el  pontificado del Papa Francisco. Después de la conferencia, nuestros fieles pudieron encontrarse con la conferencista y también con el nuevo Arzobispo de Winnipeg.
Un grupo de fieles de la Capilla Nuestra Señora del Rosario en Winnipeg, dirigidos por su pastor el padre Dominique Boulet, asistieron recientemente a una conferencia especial acerca del Vaticano II en la Academia St. Mary (una prestigiosa escuela católica de niñas administrada por las Hermanas de los Santos Nombres de Jesús y María) el domingo 23 de marzo de 2014 a las 7 pm. El título de la conferencia fue “Viajando juntos: ecumenismo en el siglo 21”, impartida por la Dra. Catherine E. Clifford, profesora de teología histórica y sistemática y vice rectora de la Facultad de Teología de la Universidad San Pablo en Ottawa. La conferencia de la Dra. Clifford fue organizada por el Colegio jesuita de San Pablo de la Universidad de Matitoba, como parte de su serie de conferencias Hanley Memorial.
¿Por qué asistir a esta conferencia?
Como el principal enfoque de la Dra. Clifford en su plática era el Vaticano II, los fieles de la capilla de la FSSPX en Winnipeg pensaron que sería una buena oportunidad para escuchar directamente de otros católicos lo que piensan respecto al Vaticano II, dando testimonio de la verdad de las enseñanzas perennes de la Iglesia. La conferencia fue muy provocativa, especialmente cuando la Dra. Clifford discutió cómo el Vaticano II “…marcó una conversión de una eclesiología de retorno a una eclesiología de reconocimiento…” ignorando de ese modo las enseñanzas doctrinales del Pala Pio XI en Mortalium Animos y el Papa Pio XII en Mystici Corporis Christi entre otras.
Preguntas claras y respuestas vagas
El Padre Boulet y algunos fieles de la FSSPX, tuvieron la oportunidad de preguntar a la Dra. Clifford preguntas informales en la recepción que hubo después de la conferencia. Dos preguntas clave fueron planteadas sobre cómo la comisión dada por Nuestro Señor a los Apóstoles “id y enseñad a todas las naciones” puede ser entendida como un simple diálogo entre amigos y no un intento de conversión, considerando que la salvación debe ser la finalidad de todos esos encuentros. Además, se le preguntó cómo el diálogo, como se practica actualmente, parece socavar la doctrina tradicional de la Iglesia como poseedora de todas las verdades necesarias para llevar al hombre a la salvación.   
¿Cuál fue nuestra intención?         
Nuestra intención al asistir a esta conferencia no era esperar cambiar la mentalidad de nadie y mucho menos las opiniones de la Dra. Clifford –eso lo hace Nuestro Señor –dijo el Padre Boulet. Sin embargo, creo que fue útil para nosotros escuchar lo que ella tenía que decir sobre el Vaticano II y ser testigos del hecho de que todavía hay algunos fieles que no aceptan las nuevas orientaciones del concilio frente a 2000 años de constante y continua enseñanza de la Iglesia que dice lo contrario.
Encuentro con el Arzobispo de Winnipeg
Después de la conferencia, el Padre Boulet de manera informal saludó y besó el anillo del nuevo Arzobispo de Winnipeg, el Reverendísimo Arzobispo Richard Gagnon, que también asistió. El Padre le dio la bienvenida a Winnipeg en nombre de los fieles de la Capilla Nuestra Señora del Rosario. El Arzobispo interrogó acerca de la Capilla de Nuestra Señora del Rosario preguntando dónde estaba localizada y cuántas personas asisten regularmente. También le dijo al Padre Boulet: “…Debemos trabajar bien juntos”. Ciertamente nos gustaría trabajar juntos por el bien de las almas en Winnipeg, pero no bajo la estructura del ecumenismo del Vaticano II, como lo expresó la Dra. Clifford en la conferencia.
Los fieles de la FSSPX terminaron su incursión en el mundo académico de los teólogos profesionales arrodillándose humildemente en el helado estacionamiento de la Academia de Santa María para recibir la bendición y despedida del Padre Boulet. Juntos oraron para que verdaderamente un día seamos uno –unidos en las verdades de la Santa Fe Católica, Apostólica y Romana.
¿Cuál es el futuro del ecumenismo?
A pesar que la Dra. Clifford hizo un gran esfuerzo para pasar a los asistentes su pasión y sus profundas convicciones sobre el ecumenismo del Vaticano II, al parecer las tendencias demográficas básicas parecen no premiar sus esfuerzos. De hecho, aparte del pequeño grupo de fieles de la FSSPX, la edad promedio de las personas que asistieron a la conferencia sobrepasaban bastante los años dorados. Estas son personas que todavía están anticipando la primavera del Vaticano II, y como señaló uno de nuestros amigos “cuando veo alrededor, me siento bastante joven –lástima que todos ellos se ven como personas de un centro geriátrico”.
¿Cómo es que el Padre Boulet se atrevió a  poner en peligro a sus fieles, y cómo es que sus superiores no solo no lo castigan sino que promueven su proceder al publicar este artículo? No será porque Monseñor Fellay estableció en su declaración doctrinal que:
“Es por eso que es legítimo promover, por una legítima discusión, el estudio y la explicación teológica de las expresiones y de las formulaciones del Concilio Vaticano II y del Magisterio que le siguió, en el caso donde ellas no parezcan conciliables con el Magisterio anterior de la Iglesia.” 
En su libro Revolución y Contrarrevolución, Preguntas y Respuestas, la admirable contrarrevolucionaria Luce Quenette nos dice:
“8.- Si La intransigencia debe de ser absoluta en la expresión de la verdad y en la meta y el fin ¿no sería hábil de servirse de los mismos medios de la revolución? ¿Por ejemplo el diálogo de grupo aportando la oposición y la protestación de la verdad a fin de abatir la Revolución de este modo en su propio terreno?
La Filosofía nos enseña y es una evidencia que los medios participan de la naturaleza del fin. Así, no podemos conseguir un buen fin moral por medios inmorales. Si el fin es intrínsecamente perverso, los medios que los consiguen también lo son. El terreno y los medios de la revolución son intrínsecamente perversos. Usar los medios de la Revolución, es ya pertenecerle. Más aún: La Revolución no pide otra cosa de sus oponentes que de “hacerle la política, la amabilidad, la caridad, de venir a discutir con ella”. La oposición en el interior de su terreno es vivificante para la Revolución. Los invito a mi casa, rito vital y obligatorio de la Revolución.

9.- ¿Entonces la ausencia es un deber del Contrarrevolucionario?
La ausencia no es solo un deber. Es el primer deber del contrarrevolucionario. La técnica revolucionaria llamada técnica de grupo no teme nada más que la ausencia sistemática. 
10.- ¿Podría explicar esta afirmación y citar ejemplos?
El objetivo de la técnica revolucionaria no es el de convencer, es el de hacer aceptar las reglas del juego, es decir, el medio. El contenido de la discusión, el asunto que se tratará en la reunión a la que los invita es superfluo (Courrier de Rome N° 47). No es el fondo lo que importa, es la forma que se le va a dar delante de ustedes, que quieren que acepten por su sola presencia, aunque no pronuncien ni una palabra. Las ideas ya no importan, sino el mecanismo de la máquina.”
Mientras tanto, en Singapur:
La FSSPX está vendiendo en este priorato el libro “Roma dulce hogar”, que cuenta la conversión de los autores, antiguos metodistas, a la religión conciliar.


Uno de los autores, Scott Hahn, fue entrevistado respecto a la renuncia de Benedicto XVI y esto es lo que dijo:
"La decisión del Papa Benedicto de renunciar como Obispo de Roma, muestra cómo el papado es un cargo, no de poder, sino de servicio.
Me parece que para él, esto debe ser el servicio más humilde y obediente que puede dar según su propia conciencia.
Yo leía las cosas de él incluso antes de saber que me haría católico. Me gusta Balthasar, de Lubac, Congar, Danielou y todos los demás, pero no se comparan con él".