English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

sábado, 29 de marzo de 2014

MAX BARRET: EL PADRE DE MERODE FUE EXPULSADO DE SU PRIORATO.-


Un lector me escribe:
 “Respecto al encubrimiento (el GREC), las ambigüedades, las mentiras, las traiciones y las depuraciones emprendidas por Monseñor FELLAY, he llegado a compararlo a Nerón que prendió fuego a Roma para acusar a los Cristianos con el fin de reforzar su poder.
Usted sabe, por supuesto, que el Padre de MERODE ha sido expulsado de su priorato de Lourdes. Me he enterado por amigos que allí residen que ha sido hospedado por un fiel que le prestó su casa donde él acondicionó una capilla en el salón.
Voy a agregar un detalle que no se conoce. El Padre de MERODE le pidió a su reemplazante, el Padre ALDADUR, que si podía celebrar una última Misa en Lourdes y en Pau –un domingo- con el fin de informar a sus fieles de su salida. El reemplazante le respondió que “de ahora en adelante ya no quería escucharlo, y que solamente su vista lo ponía indispuesto”. Esta respuesta tan violente no es muy eclesiástica. Pero Monseñor FELLAY comparte completamente este horror con su autor. Porque precisamente él a puesto el fuego y ha dejado (y favorecido) que el espíritu de violencia se instaure.

Acabo de escuchar esta mañana en la radio a un hombre político que dijo al dirigirse a su estado mayor: “Ellos están dispuestos a sacrificar las tropas con el fin de afirmar su poder”. Ésta fórmula más elegante que la obra de Nerón me parece que corresponde perfectamente al estado mayor actual de la Fraternidad…”