English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

viernes, 12 de julio de 2013

RORATE CAELI: LA "PRIMICIA" NO FUE CIERTA: NO HABRÁ CONSAGRACIONES DE NUEVOS OBISPOS, SINO UNA APERTURA, POR PRIMERA VEZ, A UN ACUERDO PRÁCTICO CON ROMA.-

Ellos mismos lo reconocen: La FSSPX, oficialmente, desea un acuerdo práctico con la Roma apóstata...




Enzo Bianchi, el ultra-progresista fundador del « monasterio ecuménico” de Bose, trató de sacar su “primicia” en los medios de comunicación italianos, diciendo que la FSSPX consagraría nuevos obispos. Dijo que tenía información de “buena fuente”. ¿Enzo Bianchi con “buenas fuentes” dentro de la FSSPX?... Rorate puede afirmar con certeza que no habrá consagraciones en la FSSPX en un futuro cercano, y que Enzo Bianchi no tiene “buenas fuentes” dentro de la Fraternidad.

En un artículo publicado hoy, el sitio francés Nouvelles de France ridiculiza esa idea inventada por Enzo Bianchi y recuerda que la verdadera primicia se encuentra en la declaración hecha por los obispos de la FSSPX el 27 de junio. Esa declaración fue percibida como en un tono más bien duro, pero incluyó una “o”  (nota del traductor: esto es en la traducción inglesa, en español es la palabra sea) que es una apertura sorprendente para una solución práctica a la irregularidad canónica de la Fraternidad:

Leamos este interesante –y real, no imaginario 11avo párrafo de la declaración del 27 de junio de 2013: “sea que Roma regrese de modo rápido a la Tradición y a la fe de siempre – lo que restablecerá el orden en la Iglesia – , sea que se nos reconozca explícitamente el derecho de profesar de manera íntegra la fe y de rechazar los errores que le son contrarios, con el derecho y el deber de oponernos públicamente a los errores y a sus fautores, sean quienes fueren – lo que permitirá un comienzo de restablecimiento del orden”. En otras palabras, algo así como una puerta abierta se deja para la consideración de las autoridades Romanas. Una puerta que no requiere tratar el tema del Vaticano II, sino más bien una solución práctica. Este pasaje contiene una verdadera revolución. Pero curiosamente ha sido ignorado ¡una lástima! Tal vez esta era la verdadera primicia que, desafortunadamente elude las salas de redacción que son más expertos en la difusión de chismes que en el estudio de la eclesiología...


El "derecho", "el derecho y el deber", ya están reconocidos en el Código de Derecho Canónico...