English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

sábado, 27 de julio de 2013

COMENTARIO ELEISON N° CCCXV (315).- 27 DE JULIO DE 2013



DAÑO INCESANTE – I

Cuando las personas desean defender a la muy mala Declaración Doctrinal (DD) oficialmente sometida a las autoridades Romanas por la Fraternidad San Pío X a mediados de Abril del año pasado como fundamento para un acuerdo práctico entre Roma y la FSPX, a menudo argumentarán que, debido a que Roma rechazó la DD, la DD no interesa más y puede ser olvidada. Pero, en el número de este mes del “Recusant”, revista de la Resistencia recientemente aparecida en Inglaterra, hay un argumento contrario que merece cuidada atención. Helo aquí, sea citado directamente del original, sea resumido:--

“La DD, tal como ambos su nombre y su contenido dejan en claro, es una declaración estableciendo que un número de posiciones doctrinales en cuestiones de la mayor importancia en la presente crisis en la Iglesia, son aceptables para la FSPX. El problema es que varias de estas posiciones expresadas en la DD no son aceptables”. Por ejemplo, al Capítulo General de Julio pasado le fue dicho por un líder teólogo que “Esta Declaración es (...) profundamente ambigua y peca por omisión contra el deber de denunciar claramente los errores principales que todavía continúan con pleno vigor dentro de la Iglesia y que están destruyendo la Fe de los Católicos. Tal como está escrita, esta Declaración da la impresión que nosotros aceptaríamos la ‘hermenéutica de la continuidad’”.

“El daño ocasionado por la DD es por consiguiente uno (el?) de una declaración pública doctrinalmente dudosa. Tampoco ha sido, como tal, “retirada” o “renunciada”. De hecho, Mons. Fellay sistemáticamente rechaza admitir que haya algo doctrinalmente dudoso en su Declaración. Como mucho, él admite haber tratado de ser “demasiado sutil”, pero él no admite que tal sutileza sea altamente censurable en cuestiones referentes a la defensa de la Fe. Mons. Fellay se queja de que todo el problema radica en que “él no ha sido apropiadamente interpretado”, incluso por miembros de la FSPX teológicamente muy calificados. El permite que, entre otros, el P. Themann en Estados Unidos defienda la Declaración en conferencias públicas que han sido grabadas y están siendo distribuidas entre los fieles”.

Es cierto que las cosas podrían haber sido peor si Roma hubiera aceptado la DD, pero ello no quita el daño persistente causada por la manifestación de la DD en cuanto a lo que es doctrinalmente aceptable para la FSPX. Porque si Mons. Fellay dice que él “retira” y “renuncia” a la DD, lo más probable es que él quiera decir tan solo que ella era inoportuna en ese momento puesto que estaba sujeta a causar división en la FSPX. “El nunca ha ni siquiera sugerido, que la DD sea doctrinalmente dudosa e inaceptable. Y es allí donde ha radicado desde el inicio la cuestión real, y esa es la cuestión que está muy lejos de ser resuelta: el Superior General parece negarse a emitir una profesión sin ambigüedades de la posición de la FSPX”.

En conclusión, el escándalo causado por la DD no ha sido aún reparado. “Tratar de restar importancia a la seriedad del asunto con el propósito de mantener o recobrar la paz y el sosiego entre los fieles arriesga favorecer la actitud de que la doctrina no importa tanto, después de todo, siempre y cuando las cosas funcionen tranquilamente y podamos mantener la Misa de siempre, etc..” Restarle tal importancia a la DD solamente empeorará el escándalo (Fin del artículo en el “Recusant”).

Este artículo expone muy moderadamente el problema que plantea la DD al no ser desmentida o retractada públicamente por el Obispo Fellay. Pero, ¿cómo puede cualquier Congregación Católica mantener y servir a la Verdad estando dirigida por un Superior que tan obstinadamente juega a las bolitas con la Verdad? Si la FSPX es un bote salvavidas, o bien se deshace de su iluso Capitán que constantemente busca taladrar agujeros en el piso del bote salvavidas, o bien la FSPX se convierte en un bote quitavidas. Que Dios en su misericordia abra los ojos de la FSPX.


Kyrie eleison.