English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

jueves, 25 de octubre de 2012

REACCIONES EN FRANCIA: TODOS CON MONSEÑOR WILLIAMSON


Por Gentiloup de Un évêque s'est levé!

En breve, Señor Superior GeneraL, usted puede ahora proceder a expulsarme, porque mis argumentos seguramente no lo persuadirán, pero esta expulsión será más aparente que real. Yo soy miembro de la Fraternidad de Monseñor Lefebvre por mi compromiso a perpetuidad. Yo soy uno de sus sacerdotes desde hace 36 años. Yo soy uno de sus obispos, como usted, después de casi un cuarto de siglo. Esto no se puede tachar por un trazo de bolígrafo, y por lo tanto, me quedo como miembro de la Fraternidad, en espera.

Queridos amigos:

En su carta, Monseñor Williamson afirma que él es miembro de la Fraternidad San Pio X y que así permanecerá. ¿Quién puede pretender lo contrario, salvo el aprendiz de déspota completamente desacreditado?


Constatando que Monseñor Williamson es totalmente el digno hijo y sucesor de Monseñor Lefebvre, nosotros consideramos como nulo y nunca emitido el decreto lanzado por Monseñor Fellay.


¿Que puede Monseñor Fellay sin sus fieles de la FSSPX? NADA

El se ha desacreditado gravemente, él reconoció que se dejó engañar mientras que todos, y particularmente sus tres cofrades le advirtieron del peligro. El ya no tiene ninguna legitimidad.
Monseñor Williamson es y continuará siendo, pase lo que pase, nuestro obispo, un obispo de la FSSPX, el que la ha defendido llevando todo el peso de su cruz durante numerosos años. El es automáticamente bienvenido en todas nuestras comunidades parroquiales, nosotros le aseguraremos un lugar privilegiado a sus enseñanzas por todas partes donde podamos. Siempre que quiera venir nosotros nos reuniremos para acogerlo, escucharlo con reverencia, sean cuales fueren los decretos o los obstáculos que se levanten en contra nuestra.

Nosotros no aceptamos que la FSSPX sea desmembrada de uno de sus obispos más meritorios.
Con el Vaticano II, la Revolución ya nos han echado antes de nuestras Iglesias.

Ya basta!!
Si las capillas o los priores son reticentes, podremos acoger a Monseñor Williamson fuera de ellos.

MONSEÑOR WILLIAMSON NO ESTÁ EXPULSADO, ES UNA INFAMIA DE MENZINGEN!