English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

sábado, 27 de octubre de 2012

COMUNICADO DEL PADRE SCHMIDBERGER: MONSEÑOR FELLAY "MUY AFLIGIDO"


 
 
Comunicado del Superior de Distrito de Alemania    
Queridos amigos y benefactores:

La expulsión de Monseñor Williamson de la Fraternidad San Pio X puede parecer sorprendente e incluso incomprensible vista desde el exterior ; pero para aquellos que conocen la situación, es al contrario, el resultado doloroso de una evolución que dura ya algunos años y que ha aumentado dramáticamente estos últimos meses.

-En efecto, se ha pasado de una antipatía por el Superior General y su consejo a un rechazo, de un rechazo a la oposición, y la oposición se convirtió finalmente en rebelión abierta.

El no dejó pasar ninguna ocasión para oponerse a la dirección de la Fraternidad, para hacer públicos documentos confidenciales y para terminar exigiendo abiertamente la dimisión del Superior general.

Antes del capítulo general de julio, dijo textualmente en una conferencia filmada :

« Si la Fraternidad lograra por milagro separarse de Monseñor Fellay y de su banda, eso significaría una limpieza sagrada”- “hay una esperanza, una verdadera esperanza de que los buenos elementos, con ocasión del Capítulo General, retiren la mayoría a Monseñor Fellay. En el caso de que lo hagan, lograrían deshacerse de Monseñor Fellay. Es una esperanza, un sueño”.

29 de junio 1976, en su ordenación, y al igual que todos los candidatos al sacerdocio, el obispo Williamson ha prometido respeto y obediencia al arzobispo Lefebvre y sus sucesores. Antes de la consagración episcopal, nuestro fundador ha pedido, en una carta a los cuatro candidatos al episcopado, a permanecer unidos bajo el liderazgo de cada Superior General. ¿Qué mensaje daríamos en el exterior y en el interior si un obispo durante una ordenación sacerdotal, exigió respeto y obediencia al superior general, pero él mismo se permite insultarlo?

En el Evangelio de San Lucas, Nuestro Señor dijo : « Todo reino dividido contra sí mismo será destruido y se derrumbará”.

A pesar de numerosos consejos, de exhortaciones amigables y de advertencias, Monseñor Williamson no ha querido modificar su comportamiento. No queda otra solución que la separación. La Fraternidad ha perdido un obispo. Esto me duele más ya que Monseñor Williamson fue seminarista conmigo en Ecône y que fue, durante un año, mi colaborador en Weissbad para la formación de jóvenes levitas de lengua alemana.

Oremos por el Superior General, afligido por ésta decisión, y por el que ha sido expulsado, a fin de que comprenda su error y regrese a la casa del padre.

 Stuttgart,  26 octubre 2012

 Padre Franz Schmidberger, Superior de Distrito.
FSSPX ALEMANIA