English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

martes, 16 de octubre de 2012

CICLO DE CONFERENCIAS DE MONSEÑOR WILLIAMSON EN BRISTOL

Les presentaremos, ya traducidas, las trece conferencias de Monseñor Williamson que se llevaron a cabo en junio pasado en Bristol, Gran Bretaña. Vamos a publicarlas una por una, aquí les ofrecemos la primera de ellas.  (Se conserva el estilo hablado)

 
CONFERENCIA N° I



El Padre Le Floch solía enseñar las grandes encíclicas, que van desde principios de 1800’s hasta, como se llamaba entonces, la década de 1920’s. La Iglesia todavía no se había ido a la locura en los tiempos del P. Le Floch. Luego la Iglesia se volvió loca en la década de 1960’s, o los eclesiásticos se volvieron locos en la década de 1960’s, y cuando el Arzobispo [Lefebvre] comenzó su seminario en la década de 1970’s, instituyó, lo que yo no creo que él haya tenido en su día: un curso sobre las encíclicas que es la sangre pura de la Iglesia: un curso sobre la enseñanza de los errores modernos. Le oí citado una vez, diciendo a alguien: "Tenemos que hacer un mayor uso de las encíclicas." Esas encíclicas se clavan en los grandes errores de la era moderna, y la edad moderna chilló, especialmente con el Syllabus. Lo que provocó el grito de los liberales. Se tocó un nervio que les afectó donde más le duele la edad moderna, y a la edad moderna no le gustó. Gladstone, el primer ministro, el gran liberal, que no era católico, y estoy seguro que no estaba siempre cerca de la Iglesia católica, él gritó: "Este es un asunto Católico. Usted no tienen que preocuparse acerca de lo que un católico dice", pero él sí se preocupó, porque la Iglesia estaba golpeando exactamente en lo que el mundo moderno estaba haciendo mal. El Syllabus estaba golpeando exactamente al problema.


El problema moderno comienza con el protestantismo. El protestantismo es la raíz de los errores modernos, surge en el siglo 16. El protestantismo toma cerca de un tercio de la cristiandad y lo llevaba hacia la izquierda -  solamente la gracia, sólo la Escritura y sólo la fe – esa es la gran herejía del protestantismo, que minó la totalidad de la doctrina católica y la totalidad de la Iglesia Católica, fragmentando la cristiandad. A partir de entonces la cristiandad estaba fracturada. Ustedes pueden recordar las Cinco Edades de la Iglesia. La Cuarta Edad de la Iglesia duró unos 1.000 años. Antes de eso, fueron la Era de los Apóstoles, la Era de los Mártires, la Era de los doctores, en aquel entonces las cosas se estabilizaban y tranquilizaban, y tuvimos 1.000 años con pocas herejías. Hubieron herejías, pero no muchas, y fueron años más o menos tranquilos. La Iglesia está siempre en problemas, pero estuvo relativamente tranquila durante 1.000 años - la Iglesia estaba en posesión pacífica de la civilización. La Edad Media trajo la decadencia, y la herejía del Protestantismo estalla con Martín Lutero en 1517, que dejó una gran parte de la Iglesia oscilando hacia la izquierda.

 La Iglesia reacciona con la Contrarreforma, que se opone al protestantismo, y es la reconstrucción de la Iglesia, y la Iglesia comienza a expandirse de nuevo. Luego viene en 1789, la Revolución Francesa y estalla el Liberalismo. Hubieron otros 250 años de civilización católica, de 1517 a 1789, alrededor de 250 años; los jesuitas fueron el contraataque de la Iglesia católica contra el protestantismo. San Ignacio es un contemporáneo de Lutero, y aunque Lutero va a separarse rebelándose a la Iglesia. San Ignacio separa [el espíritu del Protestantismo]  de la Iglesia por la conversión.  Eso son los Ejercicios Espirituales, que hemos heredado de San Ignacio. Fundó los Ejercicios Espirituales, en la forma moderna por lo menos, y cada Papa católico desde entonces ha elogiado a los Ejercicios Espirituales y los felicitó y los recomendó, porque han sido un gran medio de fortificar a los católicos contra el mundo que está siendo sacudido y roto e infiltrado por el Protestantismo. Así tenemos 250 años de catolicismo y el protestantismo golpeando fuera de la Iglesia.

 Después  la Revolución Francesa es una repetición del protestantismo, sólo que en la forma de liberalismo. Es más sutil que el Protestantismo. Es menos que un mazo. Se trata más de un bisturí. El Liberalismo pretende ser católico. En realidad, tanto el Protestantismo como el liberalismo pretende ser católicos - una tras otra forma de falso catolicismo. Desde la Cuarta Edad, la Iglesia ha triunfado. Todo el mundo sabe que la Iglesia Católica esté donde esté,  todos debemos ser católicos, por lo que todos tienen que rendir homenaje al Catolicismo, pero no quieren ser católicos, por lo que todo esto es hipocresía. Es toda pretensión de ser católico sin serlo en realidad. Es una ruptura con el catolicismo, mientras que finge ser católicos. El liberalismo es una forma más refinada del Protestantismo - libertad, igualdad, fraternidad. El Liberalismo no pretende ser una religión como lo hizo el Protestantismo, pero, en realidad, es una visión del mundo entero pretendiendo salvar el mundo, y es, básicamente, volver a ejecutar las ideas del protestantismo, pero es el Protestantismo en el interior de los países católicos.

Por ejemplo, el Liberalismo  divide a Francia, el cual es un país católico, donde los Jesuitas han trabajado y muchas otras órdenes religiosas; muchos santos estuvieron trabajando esos 250 años.  San Francisco de Sales, San Vicente de Paul, San Juan Eudes y otros. Había mucho Catolicismo en el siglo 17 en Francia. Francia obtuvo su unión católica, por decirlo así, pero en el siglo 18, al catolicismo del siglo 17 lo trastornó el Jansenismo. El Jansenismo era una forma de Protestantismo Católico, y el Jansenismo condujo al Liberalismo. El Jansenismo es muy estricto, alineado a la derecha, y entonces el péndulo osciló. Se desbalanceó demasiado lejos, hacia el lado opuesto,  y  así los Jansenistas se volvieron liberales.

Lo mismo ocurrió en Inglaterra. Los puritanos se convirtieron en Whigs casi al mismo tiempo, hacia el final del siglo 17. El catolicismo había sido noqueado en Inglaterra por entonces, sellado por los gobiernos malvados de Enrique VIII, Isabel I de Inglaterra y de Jaime VI. Los Ingleses son difíciles. Son implacables. Ellos pusieron su pie en la Iglesia como si alguien hubiera estampado un insecto y lo hubiera aplastado finalmente. Eso es lo que hicieron los Ingleses a la Iglesia Católica. La Iglesia Católica había sido noqueada. Sin embargo, los “Cavaliers” fueron semi-Católicos Protestantes. En otras palabras, ustedes tenían esta tendencia entre los protestantes, todavía tenían un gran respeto por la Iglesia Católica y quería ser como los católicos. De hecho, entre ellos y los puritanos había una guerra abierta, la guerra civil en Inglaterra de la década de 1640, y el rey Carlos I había sido decapitado, pero luego los Ingleses volvieron atrás después de Oliver Cromwell. Restauraron la monarquía, a pesar de que fue hundida, aunque estaba relativamente sin poder, y entonces era una monarquía constitucional, y los liberales tomaron el poder. Los puritanos se transformaron en Whigs, [gobernantes presbiterianos] y entonces los whigs ingleses dominaron la política durante mucho tiempo.

 En Francia, el protestantismo se filtra en la Iglesia Católica, se filtra en la Iglesia de la Contrarreforma, tomó una forma virulenta: el Jansenismo. Luego el Jansenismo se transformó en el Liberalismo y el Liberalismo produjo la Revolución Francesa de 1789.

 La Masonería fue introducida en Londres en 1717. generando Liberalismo, que es el resultado de separar el protestantismo del catolicismo, cuando el catolicismo estaba en posesión de la civilización, que era la Verdad y todo el mundo lo sabía.

 En la Austria católica, Beethoven dijo: "Dios y las reglas básicas de la música, no se cuestionan." En la Europa medieval católica, no se cuestionaba al catolicismo. Era una posesión serena y completa. Cuando el protestantismo se instaló, entonces tenía dos sistemas completamente diferentes. Así que un alma decía: "No pueden ser ambas verdaderas, entonces  ¿cuál es verdad?  Los protestantes parecen buenos, y los católicos pueden parecer chicos muy descuidados a veces, ¿entonces cuál es  verdadera? "

Los Roundheads y los Cavaliers - Los Roundheads son estrictos y tienen moral estricta, mientras que los Cavaliers  disfrutan del vino y las mujeres. Se podía elegir.

Entonces lo que sucede es que los liberales vienen y dicen: "OK, ustedes son católicos, OK;  los protestantes, no se preocupen. Sean ustedes buenos protestantes y ustedes  sean buenos católicos y de esa manera todos vamos a ser felices y viviremos juntos y no vamos a tener más de estas terribles guerras religiosas. "Eso es el liberalismo. En otras palabras, sus diferentes creencias no tienen importancia. La doctrina no tiene importancia. Lo que importa es que sean buenos chicos y vivir unidos. La unidad en la parte frontal de la verdad. "Vamos a estar juntos. Vamos a amarnos todos, unos a otros. No se preocupen por las cosas que nos separan. Vamos a concentrarnos en las cosas que nos unen "- ese es otro gran lema de los liberales.

El liberalismo surge de la existencia del Protestantismo, contrario Catolicismo, y los liberales vienen y dicen: "La doctrina no tiene importancia. Vamos todos a seguir adelante juntos. "Es la Paz de Westfalia de 1648.” El Liberalismo no hace barrido de países como lo hizo el Protestantismo, pero barre la política. El Liberalismo tiene por  objeto separar la política de la religión, así la religión es expulsada de la política por el liberalismo. Los liberales dicen: "Mira, cada uno en particular puede tener su propia religión. Eso no es un problema, pero en público vamos a estar de acuerdo o en desacuerdo. En público no vamos a ser católicos. No vamos a ser protestantes. El Estado no va a ser protestante o católico, pero los individuos serán lo que les guste en sus propias vidas. "Ese es el liberalismo”.

El liberalismo surge de la convivencia del protestantismo y el catolicismo; sin el protestantismo nunca habría surgido el Liberalismo, cuyo significado  es "vamos todos a la libertad, la libertad para todo el mundo, vamos a estar de acuerdo para diferir, las ideas no importan tanto. Lo que importa es seguir juntos, ser buenos. Ustedes pueden tener la religión que les guste en privado, no se trata de forzar a nadie en público "Eso pasó los Estados Unidos, que se empapa en el liberalismo; e Inglaterra, también, pero de una manera diferente de los Estados Unidos.

La Iglesia reacciona con los papas del siglo 19 contra el Liberalismo. Lucharon contra el Liberalismo, al igual que la Contrarreforma luchó contra el  Protestantismo. Los papas del siglo 19 escribieron las encíclicas, una de las primeras fue en 1832, Mirari Vos de Gregorio XVI. Estas son las encíclicas que el Arzobispo Lefebvre amaba y que quería utilizar.

 El término encíclica viene de la palabra griega “ciclo”  y significa rueda o circular,  Un monociclo es un ciclo con una sola rueda, una bicicleta es un ciclo de dos ruedas, un vehículo de tres ruedas es un ciclo de tres ruedas.  La encíclica es una carta circular que se va a ir a la ronda de todos los obispos del mundo. Es por eso que se llama carta "encíclica". Las encíclicas se escriben para los obispos, están en un nivel sustancial.

 Al Arzobispo Lefebvre le encantaban, porque son la respuesta al Liberalismo, que es un problema enorme en el mundo moderno. Si el Protestantismo originó los problemas del mundo moderno, el Liberalismo ciertamente los desarrolló. Aparentemente es menos odioso hacia el catolicismo pero lo socava más. Por lo menos los protestantes se pusieron de pie y dijeron: "Los odiamos. Los vamos a aplastar." Fue una lucha abierta. En cambio el liberalismo dice: "Te quiero, pero también nos encantan los protestantes. Nos encantan todos. Estamos de acuerdo con todo el mundo." Es aparentemente amigable, pero en realidad es mortal. Es de una manera más mortal que el protestantismo. El protestante está mal, pero al menos su mente sigue siendo firme. Lutero dice: "Aquí estoy.  No puedo hacer otra cosa. "Él toma una posición. No es endeble, pero cada liberal sí es endeble. Por sus propios principios es endeble porque, dice, "Las ideas no tienen importancia. Vamos a estar todos de acuerdo en el desacuerdo. No hay problema. No hagamos un problema de doctrina o de un problema de ideas. Vamos a vivir juntos y ser felices juntos y convivir juntos, y cada uno tenga sus propias convicciones en privado." El liberalismo es aparentemente mejor que el protestantismo, pero es más mortal, y el mundo moderno está lleno de liberalismo.

 Los protestantes se han transformado en liberales. Hoy en día hay pocos protestantes convencidos. Ellos todavía existen, pero el estado general de la mente de la gente de hoy en día es el liberalismo. La filosofía de Kant es mortal, el terrible Emanuel Kant, el filósofo alemán. Él sistematizó la idea de que las ideas son inútiles. Él creó un sistema en torno a la idea de que no podemos conocer la realidad, que la mente no puede conocer la realidad. Entonces la mente está realmente en el mar.  Kant es el liberal, que desconecta la mente de la realidad objetiva, es el verdadero negro en la pila de leña del Modernismo, el verdadero uranio  del Modernismo. Ese es el corazón del Modernismo. Por lo tanto, si hay 100 personas, hay 100 verdades -  esa es la idea de Kant, que la convirtió en un sistema. Van a cualquier universidad hoy, al departamento de filosofía, y automáticamente se instruye sobre Kant. Nunca se ha instruido sobre Santo Tomás de Aquino. Hoy ni siquiera las universidades católicas enseñan a Santo Tomás de Aquino. Santo Tomás de Aquino está incluido en el plan de estudios, pero la suposición automática es que si ustedes quieren filosofar van a tener que empezar a partir de Kant. Eso es liberalismo.

 Los Papas del siglo 19 se levantaron frente al liberalismo, y de nuevo se expandió la Iglesia. Hubo un gran esfuerzo misionero en el siglo 19. Por ejemplo, en África se abren misiones, una gran cantidad de misioneros franceses van a África, que sólo había tenido contacto con los europeos más o menos en torno a las costas. Los europeos nunca habían penetrado mucho en el interior de África. Con las misiones del siglo 19, los católicos van a la parte interior del continente, por lo que en África hubo apertura, e igualmente en Asia y Oceanía, debido a las misiones. La Iglesia Católica actúa unida y otra vez se expande. Ese es el patrón - tira de sí mismo en conjunto, se expande; corrompe y se pliega.

 El Modernismo surge alrededor de los finales de la década de 1800, y eso es aún más sutil, más sutil que el Liberalismo. El Liberalismo es más sutil y venenoso que el Protestantismo. El Modernismo es más sutil y venenoso que el Liberalismo o el Protestantismo. La herejía se vuelve más y más refinada con el tiempo. Hay un puñado de católicos que al final del siglo 19 estaban hechizados por el maravilloso mundo moderno que estaba siendo creado por los liberales y los protestantes. Ellos dicen: "Oye, ¿qué hay de malo en el mundo moderno? Está bien, miren el progreso de la ciencia, miren el progreso en todo el mundo, vean el desarrollo de las naciones, miren, nuestra política libre. Vean cómo nos llevamos todos ahora. "Así que el mundo moderno es, en su propia manera, glamorosa. Una vez que se vea a través de él, no es tan glamoroso como parece, pero tiene un aspecto glamoroso. Si no vemos en lo profundo, es muy atractivo - la gente siega el césped y los trenes llegaran a tiempo, y ustedes pueden tomar un tren de Londres a Bristol en dos horas, lo que antes era, en la época de Jane Austen, un viaje con una diligencia de tres o cuatro días desde Londres a Bristol. Hoy en día, por supuesto, con un avión es de una hora. Los trenes son rápidos, pero los aviones son aún más rápidos. Miren el progreso, ha habido un progreso material maravilloso.

África y Asia se abrieron a la modernidad. También hubieron grandes avances materiales, porque las cosas espirituales se hacen dudosas por la presencia del Protestantismo y el Liberalismo, ya que parece que no hay una verdad evidente por más tiempo, como solía parecer en la Edad Media, a continuación, la religión se convierte en puramente personal entonces la religión obviamente no es tan importante - la verdad es incognoscible, no sabemos la Verdad así que no es tan importante. Entonces, ¿en el mejor de los ánimos dónde ir? Si ya no van a las cosas espirituales, van a ir a las cosas materiales, y por tanto como lo espiritual está desacreditado, se eleva el materialismo. Como algunos hombres muy talentosos, dan lo mejor de sus mentes a las cosas materiales, florece el materialismo y eso es una gran parte de por qué el mundo moderno es tan glamoroso, debido al floreciente materialismo - trenes, automóviles, aviones, aparatos electrónicos, etc. Este progreso material ha pasado desde entonces, y  los hijos son esencialmente del Protestantismo y el Liberalismo.

 Los católicos no se preocupaban tanto por el progreso material. No es en sí mismo pecaminoso, pero no es tan importante, no quieren lo material, lo importante para los católicos es llegar al cielo. En el dinero y el materialismo hay un peligro. Los católicos no se preocupan por el materialismo. El Liberalismo y el Protestantismo desarrollaron el materialismo, desarrollaron un mundo moderno muy exitoso y glamoroso hasta el punto de que muchos de los pueblos de Europa han perdido la fe.

 La Fe estaba siendo socavada por el Liberalismo y el Protestantismo, el Liberalismo especialmente, por lo que los Papas tuvieron que luchar contra él. A medida que luchan contra él, la Iglesia se expande en el siglo 19, pero a finales del siglo 19 existen estos católicos que dicen: "Oye, mira, el mundo moderno es triunfante. Tiene éxito. Funciona. Es maravilloso".

 Así que tenemos que desarrollar y descubrir una nueva forma de pretender ser Católicos sin ser Católicos, ir con el progreso material, pasando por la ciencia moderna, pasando por el materialismo, ir con el liberalismo sin dejar de aparecer como Católicos, y esto es Modernismo, es mantener las apariencias, mientras se vacía lo esencial. Doy el ejemplo de un farmacéutico: La tarde del miércoles ustedes vayan a la farmacia, y todas las pequeñas píldoras están en sus botellas con la etiqueta correcta. Luego, a media noche alguien  irrumpe en la farmacia, vacía todos los frascos pequeños, caen al suelo un montón de pastillas, y luego las pastillas se vuelven a cargar en los tarros. La etiqueta es la misma, los frascos de píldoras pequeñas son las mismas, pero los contenidos son bastante diferentes. Ese es el Modernismo.

 Un ejemplo clásico y muy simple es la Resurrección. El contenido original, el contenido del miércoles por la tarde anterior a la Resurrección, es  el cuerpo físico real de Nuestro Señor, el que fue crucificado en la cruz, cuyo cuerpo y alma fueron reunidos por Nuestro Señor en la mañana del domingo, y volvió a la vida con el mismo cuerpo, sin embargo, misteriosamente diferente, y entonces salió de la tumba -  es la creencia de los católicos. Esa es la realidad, ese es el contenido propio de esa botella. Ahora es difícil de creer, porque la gente no suele levantarse de entre los muertos. Normalmente, la gente no irrumpe de la tumba y camina a través de paredes,  hablando, ni luego come pescado y así sucesivamente, como sabemos por los Evangelios fue lo que hizo Nuestro Señor Resucitado. Entonces, ¿qué hace usted? Bueno, el modernista dice: "Lo que significa realmente la resurrección, es que cuando dos o tres o cuatro o cinco seres humanos vivos se reúnen, y cuando todos están pensando en Jesucristo y amando todos a Jesucristo, Jesucristo vuelve a vivir entre ellos. Esa es la Resurrección." Eso no requiere ninguna fe en absoluto. Eso es completamente natural. Es sólo que la gente se siente bien, porque todos están pensando acerca de Jesús. De modo que el significado de la misma palabra es muy diferente. Ese es el Modernismo. Conservar todas las palabras, a fin de mantener todas las apariencias, pero el significado es cambiado por completo.

 Por lo tanto, estos personajes son una amenaza. Sólo hay un puñado de ellos, y algunos son sacerdotes, son una amenaza muy grave, ya que vaciarán completamente la religión católica y a la Iglesia Católica si se les deja solos. Quien lucha contra ellos es Pío X. Por eso exactamente Monseñor Lefebvre eligió el nombre de Pío X para la Sociedad, ya que, como el arzobispo sabía, el problema de hoy en día es similar al Modernismo, y por lo tanto los patrones sociales son similares.  El hombre que realmente infligió un golpe duro al Modernismo  es Pío X con la gran encíclica Pascendi de 1907, y Lamentabili, que presenta una lista de los errores modernos, como el Syllabus. Pío X frustró el Modernismo. Si ustedes toman un manual de seminario católico de 1930 o 1940, debe leer en él ", el Modernismo fue un pequeño problema, que se desarrolló gracias a los argumentos de sacerdotes franceses:”  Así que "Pero todo ha terminado y se ha logrado. El modernismo se ha acabado, está muerto, fue combatido por Pío X, y ahora somos grandes católicos."

Una vez más la Iglesia creció realmente. También la obra misionera fue  enorme en el siglo 20. La Iglesia tuvo un gran florecimiento en el comienzo del siglo 20 bajo Pío X. Por ejemplo, en Inglaterra se produjo la generación de Benson, Chesterton y Belloc antes y después de la Primera Guerra Mundial. Era un buen momento para la Iglesia. En Francia, al mismo tiempo hubo un florecimiento de la Iglesia. Pero el diablo no duerme, y así mientras Pío X lo frustró aparentemente; esta enfermedad de querer adaptar la Iglesia al mundo moderno continuó, es el Modernismo. Es por eso que se llama modernismo, porque quieres cambiar la sustancia del catolicismo para adaptarse al mundo moderno. El mundo moderno es intrínsecamente anti-católico, y es muy incómodo vivir como católico en el mundo moderno porque el mundo moderno está hundido, de manera sutil, insidiosa, inteligentemente presionando en contra de ser un católico - "Estoy en esta tensión y en este fuego cruzado y no me gusta, así que voy a vaciar el contenido del catolicismo. Voy a cambiar para tener cabida en el mundo moderno. "Eso es el Modernismo. Hay más y más católicos que están manchados con la idea de que tenemos que adaptar la antigua Iglesia chapada a la antigua, la Iglesia medieval, la Iglesia Constantiniana, la Iglesia tridentina - es demasiado vieja y pasada de moda.

La Anticoncepción - "¿Una pareja casada cómo puede vivir en una ciudad moderna y tener todos los hijos que tendrían, si no utilizaran métodos anticonceptivos?" Eso es un ejemplo real de la presión del mundo moderno sobre la moral católica. Por supuesto, los medios artificiales de control de la natalidad están equivocados. Son intrínsecamente malos y siempre será un error - "Pero eso es grave. Eso es difícil. Ah, la Iglesia tiene que aceptarla. Es imposible no utilizar medios artificiales de control de la natalidad en la actualidad. Eso no es posible, la Iglesia está fuera de contexto."  Estoy seguro que han oído este tipo de cosas.

Hemos pasado dos guerras mundiales, que sacudieron toda la civilización y han cuestionado  todas las ideas y promovido el liberalismo, porque cuando algunos nazis, por ejemplo, tienen unas ideas firmes y claras - ellos gasearon seis millones de judíos, así es su pensamiento - entonces las ideas se  desacreditan, que es otro gran avance del liberalismo. Por supuesto el modernismo está en sintonía con el Liberalismo y el Protestantismo, que penetraron aún más sutilmente, aún más profundamente en el interior de la Iglesia. El ataque es siempre en contra de la Iglesia. El Protestantismo es, obviamente, en contra de la Iglesia Católica. El Liberalismo es más sutil contra la Iglesia, pero socava la Iglesia Católica. El modernismo socava todas las doctrinas de la Iglesia. La Iglesia necesita ser actualizada - "Es necesario actualizar el Ave María. Es necesario actualizar las Estaciones del vía crucis. Si algo no se actualiza, no está vivo, no es real y no es auténtico. Todo tiene que cambiar para ser auténtico. "Esa es la idea del Modernismo.

 El mundo moderno ha presionando cada vez más, así que para la década de 1960, la gran mayoría de los católicos van hacia la izquierda, y esto fue el Vaticano II, es el  neo-modernismo, o sea, la repetición del Modernismo. Con el Vaticano II los eclesiásticos se van de largo con el mundo moderno - los eclesiásticos adaptando el conjunto de la religión católica con el mundo moderno. Pío X había frustrado al Modernismo que fue conducido bajo tierra como una serpiente, pero los hombres modernos aman a su mundo moderno. Hay un famoso modernista llamado Marc Sangnier, quien encabezó un movimiento llamado el Sillon, Pío X lo condenó porque era falso y liberal, pero Marc Sangnier dijo: "Oh, sí, Santo Padre, estoy de acuerdo. Sí, a mi juicio, a mi juicio, a mi juicio, Santo Padre, sí. "Pero en realidad no lo hizo, y de nuevo tenemos la hipocresía de los tiempos modernos.

El hombre moderno es difícil de convencer. Ustedes podrían tratar de persuadirlo, pero los argumentos no tienen un control sobre el hombre moderno. El hombre moderno no admite argumentos, él no piensa. ¿Cuántas personas conocen ustedes hoy que sepan realmente qué piensan? No muchos. La gente hoy en día actúa de acuerdo a sus sentimientos. Ellos se mueven por sus sentimientos, por eso funciona la política por medio de la televisión. ¿Quién ha tenido más pasta de dientes y sonrisa en la televisión? ¿Quién se ve bien en la televisión? Un político de hoy tiene que verse bien en la televisión. Es absolutamente indispensable. La política se maneja por la televisión. No van por el contenido. El hombre moderno no es un hombre de  contenidos. Él no es un hombre contenido y no está contenido.

Esta vez es el grueso de los católicos, porque tenemos una gran cantidad de católicos que viven en la gran ciudad por la década de 1960, las grandes ciudades de todo el mundo, y en la gran ciudad, por ejemplo, los medios artificiales de control de la natalidad se ven necesarios e indispensables, por lo que hay una gran presión de muchos, muchos, muchos católicos sobre sus sacerdotes, sus cardenales. Los cardenales y los sacerdotes tampoco están orando lo suficiente. Eso es sin duda un problema grave. No están orando lo suficiente y no tienen la gracia. Eso es lo que Santo Tomás Moro dijo sobre el clero de Inglaterra en la época del Protestantismo. La televisión, la radio y los periódicos están distrayendo a los clérigos. Existe una presión de muchos de los laicos, no significa que sean todas las presiones sean de los laicos. Hubo más resistencia al Concilio Vaticano II entre los laicos, que luego estaban entre aquellos sacerdotes. Una razón para esto es que el diablo trabaja más sobre los sacerdotes que sobre los laicos, ya que si el diablo puede atrapar un sacerdote, él va a tomar tal vez un centenar de almas. Si él caza un laico, es un hombre común y quizás su familia, así que son ocho o diez almas. Es más útil mucho corromper a un sacerdote que corromper a un laico. El diablo trabaja duro en los eclesiásticos. Con siglos de más sutileza, más omnipresencia, más corrupción, y esta vez casi todos los cambios de la Iglesia van más a la izquierda. El neo-modernismo es exactamente paralelo al modernismo, el liberalismo y el protestantismo. Siempre es un columpio, desde la Revolución Francesa, que tiende a la izquierda.

Cuando la gente empieza a hablar de derecha e izquierda  ¿por qué lo dice?, la respuesta es así fue en la Revolución Francesa. Sucedió en una de las sesiones del parlamento cuando estaban ejecutando la Revolución Francesa, y en un momento se repartieron a diestra y siniestra, con los revolucionarios moderados de la derecha, y los revolucionarios furibundos a la izquierda, y por eso hablamos desde entonces de derecha e izquierda. En realidad, si nos remontamos a la Revolución Francesa, es interesante ver que tanto de la derecha como de la izquierda eran revolucionarios, sólo que la derecha fue más moderada que la izquierda revolucionaria.

 Así que todos estos son los cambios a la izquierda. Se podría llamar a todo esto la revolución contra la Iglesia Católica.



FIN DE LA CONFERENCIA.