English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

jueves, 20 de diciembre de 2012

CONFERENCIAS DE MONSEÑOR WILLIAMSON EN BRISTOL.- NÚMERO X



CONFERENCIA N° X

He mencionado que debemos leer Quanta Cura y el Syllabus. El Arzobispo exaltaba con frecuencia estas dos encíclicas. Se publicaron conjuntamente en 1864. Pío IX fue el Papa que reinó más tiempo en toda la historia de la Iglesia, o el segundo papado más largo después de Pedro, pero creo que es el reinado más largo. Él reinó desde 1846 hasta 1878 - 32 años. Comenzó su reinado con una simpatía mesurada de los liberales, que estaban causando toda clase de tonterías liberales en los Estados Pontificios, porque el Papa era todavía rey de un cinturón geográfico que alcanzaba todo el centro de Italia, que incluye el conjunto de Roma y El Vaticano y es el cinturón que garantizaba su independencia política y por lo tanto su capacidad de hablar en nombre de la Iglesia. Él no tenía que tener miedo de la policía local que irrumpiera en el Vaticano y le encerrara, por así decirlo. Los Estados Pontificios es un punto que Pío IX defendió mucho.

Trató de ser amable con los liberales, pero todo lo que hizo fue lo explotaran como si estuviera siendo débil, y ellos empujaron y empujaron y empujaron, y finalmente, en 1848 hubo una revolución masónica. Fue otra revolución masónica que se llevó a cabo en toda Europa, incluso en Roma, y ​​ llegó a tal punto que el Papa tuvo que huir del Vaticano, y tuvo que disfrazarse como un sacerdote común y meterse en un coche proporcionado por un conde francés, o algo así, él huyó por la puerta trasera del Vaticano a Gaeta en el reino de Nápoles, que estaba más al sur. Tuvo que quedarse en el sur lejos de Roma hasta que las cosas se calmaron. Se quedó un año y medio hasta que pudo regresar a Roma, pero en el momento en que regresó a Roma, comprendió a los liberales. Él entendió lo que eran,  ellos fingían ser amables, ellos decían que eran buenos, decían que iban a hacer esto, pero nada más de los dientes para afuera. Él entendió. A partir de entonces fue sólidamente conservador en el buen sentido. Fue en 1851 cuando regresó a Roma, y ​​desde entonces defendió la Iglesia contra este mundo moderno, del cual él había tenido tal experiencia. En 1848, su primer ministro que estaba administrando los Estados Pontificios, el conde Rossi, fue asesinado por la multitud ante sus ojos. Alguien apuñaló al conde Rossi, fue uno de estos anarquistas, estos personajes locos, y luego, cuando la sangre fluye entonces nos damos cuenta de que los liberales tienen sus manos cubiertas de sangre. Ellos fingen que no, pero lo hacen. Vean todas las chicas que visitan los centros de abortos en la mañana del sábado. Ellas se ven dulces, son bonitas, pero están matando a los niños en su vientre. Eso es el liberalismo.

Pío IX entonces dirige a la Iglesia en una dirección muy conservadora y anti-liberal, y la Iglesia floreció en consecuencia. Fue una gran época misionera. Pero los errores liberales estaban por todas partes, y fue un laico, Donoso Cortés, quien tuvo la idea de publicar una lista de los errores, y la idea se introdujo en el Vaticano, y fue tomada por los cardenales y prelados y los de más altos puestos y  decidieron que esto era una buena idea. Así que la lista se expandía y se contraía. No había 80 errores originalmente. Creo que se amplió la lista con el paso del tiempo y, finalmente, los teólogos en las oficinas del Vaticano establecieron estos 80 errores y los publicaron para el mundo, y hubo un lío tremendo. Hasta hoy en día, divide a los católicos liberales de los católicos. Si ustedes leen un libro moderno inglés Católico, si tiene algo que ver con el Syllabus, lo buscarán en el índice y verán alguna referencia despreciativa, alguna referencia condescendiente: "El Syllabus, oh, por supuesto, del viejo Pío IX" o   “Bueno, por supuesto, él era un conservador y no se puede esperar nada mejor de alguien como él" una referencia despectiva u otra, y entonces ustedes pueden estar seguros de que no tienen un libro verdaderamente católico en sus manos. Por otro lado, si el libro está totalmente en favor del Syllabus entonces saben que tienen un libro católico en sus manos. Estos liberales, están por todas partes, incluso los liberales católicos están por todos lados,  no se dan tregua, son tan autosuficientes. Es terrible. Ellos piensan que lo saben todo. Ellos piensan que son perfectos. Es aterrador.

El Syllabus fue publicado como un anexo a una encíclica llamada Quanta Cura. Ustedes tendrán al menos cierto conocimiento de este documento que Monseñor Lefebvre obviamente, conocía y se refería a él como un pilar de la Iglesia frente al mundo moderno. Ustedes tendrán al menos una idea de lo que contiene. Ustedes tendrán una idea de cómo la Iglesia se opuso al mundo moderno. No es muy largo en sí mismo. Sólo hay 15 secciones, pero es muy pesado y bastante denso.

Algunas personas dicen que esta condena cumple las condiciones de una definición infalible, y por tanto, el Papa, sobre esta base estaría condenando infaliblemente los errores liberales esenciales. Los liberales afirman - "Oh, no, no es infalible. Oh, no, no está cumpliendo con las condiciones." La lucha continúa. Y sigue y sigue y sigue. Tenemos que hacer lo que nos corresponde.

Así que Cuanta Cura es “con cuánta ansiedad.”

"Con cuanta de ansiedad los papas anteriores han resistido y condenado herejías malvadas, Oh, obispos, ustedes lo saben bien. Y ahora nosotros lo hacemos también, desde el inicio de nuestro pontificado" -que dura ya 18 años- "desde el comienzo de nuestro pontificado hemos condenado los monstruosos errores de hoy". Noten la palabra "monstruosos”.  Luego vienen los errores. Los errores se dividen en dos secciones principales - "Contra la religión en general” y “Contra la Iglesia en particular”

Estamos en el siglo 19.
Los masones están librando una guerra tremenda contra la Iglesia. La Masonería estaba penetrando a través de las clases altas, la aristocracia, especialmente de los países latinos, pero comenzó en Inglaterra. La masonería penetra en todas partes en el siglo 18, y estalla en la Revolución Francesa. La Revolución Francesa es la hija de la masonería, al igual que la revolución americana en 1776. Los masones producen revoluciones con el fin de socavar y debilitar el catolicismo. El Inglés pretende que la Masonería Inglesa no es tan desagradable como la Masonería continental. La única diferencia es que la Iglesia Católica en Inglaterra es mucho más débil que aquella de los países Latinos en el continente, por lo que la Masonería no necesita ser tan agresiva, pero si la Iglesia Católica fuera fuerte en Inglaterra, sería agresiva. Mucha gente piensa que hay algún Masón detrás de la infiltración y destrucción actual de la FSSPX. Es muy probable que los masones hayan entrado en ella.

"Una vez más tenemos que denunciar los errores que están desterrando a la Iglesia Católica de la vida y las naciones de los hombres. La sociedad humana estará mejor constituida y gobernada sin la religión” Por supuesto que obviamente este es el mundo moderno: "Nosotros no queremos religión. No necesitamos la religión. La religión es sólo una reliquia del pasado. Vamos a deshacernos de ella.”

"Los gobiernos no deben proteger a la religión católica" - error monstruoso, dice Pío IX. Los gobiernos deben proteger la religión católica.

"La libertad de conciencia y de culto es un derecho que debe ser protegido por la ley civil." Eso es exactamente lo que el Vaticano II dice. Quanta Cura y el Vaticano II son absolutamente opuestos. Un país debe proteger por el derecho civil a cualquier religión, como deben proteger la libertad de conciencia y de culto, en otras palabras: la libertad de los ciudadanos a seguir su conciencia y practicar el culto que les guste. Eso debe ser defendido por la ley civil: error monstruoso.

"Ni la Iglesia ni el Estado deben limitar la libertad de expresión o de prensa." Esto es totalmente masónico, y esto, por supuesto, es lo que da origen a nuestros medios de comunicación, esta libertad de prensa y de expresión. En Libertas, León XII dice que hay beneficios accidentales de la libertad de prensa y de expresión, pero en esencia son la libertad para el error, y eso es terrible. Accidentalmente en los tiempos modernos, la libertad de expresión protege en escasa medida la libertad de la verdad contra todo un mundo de error, como en Internet. Hay una cierta libertad de la verdad todavía en Internet, mientras que hay muy poca libertad de la verdad en los medios de comunicación de hoy en día. Así que la libertad puede trabajar para el bien, pero en sí misma no trabaja para el bien. En sí misma, trabaja igualmente para el bien y para el mal. De hecho, dado el Pecado Original, actúa más para mal que para bien. El liberalismo niega el pecado original.

Thomas Jefferson dijo: “Solamente arroje la verdad en el mercado y allí prosperará.” Si los hombres no tuvieran pecado original eso sería cierto, pero si tienen el pecado original no es cierto que la verdad arrojada en el mercado prospere. A causa del pecado original, la verdad arrojada en el mercado perece. Es pisoteada. Así que la libertad de expresión o de prensa son, como los llamó San Agustín, libertad de perdición..

Un gobierno sensato tiene que controlar. Tiene que haber algo de censura. Hoy en día la palabra "censura" hace que se nos pongan los pelos de punta, y pensamos, "Censura, oh!", pero en realidad tenemos una censura muy estricta en nuestros medios de comunicación hoy en día, sólo que está a favor de los enemigos de la Iglesia. No hace falta que le diga quiénes son, pero controlan los periódicos, controlan los gobiernos, y ejercen una estricta censura. Si ustedes quieren vender un determinado tipo de libro no va a aparecer en las librerías, van a tener que venderlo en una red privada de algún tipo. Si usted quiere decir que seis millones de Judíos no fueron gaseados por Hitler, nunca va a poder decirlo en los medios de comunicación. Nunca podrá decirlo en la televisión, a menos que, por supuesto, ellos quieran que lo haga para hacerlo caer por haberlo dicho. La libertad de expresión y de prensa es, dice san Agustín, una libertad de perdición porque era habitual, normalmente que la libertad se use para el mal en lugar de usar la libertad para el bien.

Los estadounidenses realmente creen en la libertad de expresión, y por lo tanto, si los enemigos de Dios desean callar, como lo hacen, cualquier discurso a favor de Dios, cualquier discurso conservador, cualquier discurso con sentido común, los enemigos de Dios los callan en Estados Unidos poniendo toda clase de excusas. Son increíbles las excusas que se les ocurren. Es muy plausible. Pero los estadounidenses aún tienen un instinto de la libertad de expresión, y por accidente de las circunstancias, esto en realidad está haciendo el bien, pero en sí mismo no hace el bien a causa del pecado original, y por lo tanto todos los países cuerdos tienen algún tipo de censura en la expresión y en la prensa. Todo depende de quién está haciendo la censura. Si se trata de católicos que hacen la censura, son muy afortunados. Si se trata de los enemigos de la Iglesia haciendo la censura, olvídalo. Así que en cualquier caso habrá censura. La gente hoy en día piensa que nuestros medios no son censurados. Nuestros medios de comunicación de hoy en día están fuertemente censurados, sólo que en la dirección opuesta a la dirección católica, así que hoy no permitan que nadie esté orgulloso de nuestros medios de comunicación libres. Mucha gente tiene el sentido común para darse cuenta de que nuestros medios de comunicación hoy en día no son libres en absoluto. Hay un montón de cosas que simplemente no se pueden decir en nuestros medios de comunicación. Existe la pretensión de que nuestros medios de comunicación son libres, pero no es la realidad en absoluto, y es la censura opuesta a la censura de la Iglesia. La censura de la Iglesia prohibiría la pornografía. Terminaría con la pornografía de un día para otro si pudiera, la verdadera Iglesia, debido a los daños que la pornografía hace a los hombres, sobre todo, y a los niños, en particular los varones, varones adolescentes. Se hace un daño terrible.

Continuamos: “Desterrar a la Iglesia católica de la vida y de las naciones de los hombres,  lo cual promueve el materialismo y ataca las congregaciones católicas. La voluntad del pueblo es la ley suprema. En el orden político es el derecho del más fuerte lo  que promueve el materialismo y el ataque a las congregaciones católicas." ¿Cómo es eso? ¿Por qué  "la voluntad del pueblo es la ley suprema", es materialismo? Porque  dice que las personas son la ley suprema, que Dios ya no es supremo y que el pueblo no es, per se, espiritual. Las personas se ocuparán de pan y circo, de comida y diversión, y con esto no volamos muy alto. Las personas necesitan ser dirigidas por alguien que está en un nivel más alto que ellos. El pueblo por sí mismo cae a un nivel bastante bajo, y, por supuesto, la Iglesia Católica es una gran educadora de la gente: haciéndolos obedecer los Diez Mandamientos, haciéndolos asistir a misa, haciéndoles creer en el cielo y el infierno, cultiva sus aspiraciones, poniéndolos a pensar en cosas muy distintas a las diversiones solamente. La televisión y los deportes son las diversiones de hoy, obviamente.

"En el orden político es el derecho del más fuerte". Esto está eliminando cualquier ley superior a la gente, y de este modo se elimina de la política cualquier sentido de lo correcto - si se es lo suficientemente fuerte para salirse con la suya, si usted puede aplastar a la oposición eso está bien. El derecho del más fuerte es Stalin. Es la abolición de cualquier sentido de la justicia, de lo correcto y lo incorrecto. Es sólo quién es el más fuerte puede salirse con la suya. Por lo tanto, promueve el materialismo, ya que acaba con cualquier autoridad o cualquier idea de una verdad o justicia mayor que la del hombre, así el hombre se repliega sobre sí mismo y vuelve a caer en el materialismo. Las congregaciones católicas, obviamente, se preocupan por lo correcto y lo incorrecto, que está muy por encima de la política, y la ley de Dios que está muy por encima de las personas. Esa es la ocupación de las congregaciones católicas. Así que ellas van a tomar por el cuello las dos propuestas:  que la voluntad del pueblo es la ley suprema, y en el orden político la fuerza es el derecho.

Ahora bien, los errores en contra de la religión que están en general en la familia, que promueven el materialismo, atacan las congregaciones católicas y destruyen la familia. "La educación de los niños depende del estado" - error monstruoso. "La familia depende del Estado" - NO. El Estado, en cierto sentido, depende mucho más de la familia. El Estado es lo que se llama una sociedad perfecta. La familia es llamada una sociedad imperfecta. La Iglesia es una sociedad perfecta. Se tiene a la Iglesia, el Estado y la familia. La Iglesia y el Estado son perfectos. La familia es imperfecta. ¿Qué significa eso? Una sociedad perfecta es aquella que tiene en sí todo lo que necesita para cumplir su propósito, para cumplir con su fin. El Estado cuenta con todo tipo de familias, todo tipo de gente, y en su interior tiene entre todos sus ciudadanos, todo lo que necesita para mantener la vida del Estado. Un Estado no tiene depende necesariamente de ningún otro Estado. Sin embargo, muy pocas familias, si acaso, tienen en sí mismas todo lo que necesitan para mantener la vida familiar. Si soy panadero que necesito zapatos y necesito un zapatero en algún lugar del pueblo. El zapatero hace zapatos pero necesita pan, necesita un panadero en el pueblo. Ambos necesitan un sastre, y todos nosotros necesitamos a un agricultor para hacer la comida. Así que hay una gran variedad de ocupaciones y variedad de familias que componen la ciudad. El pueblo que no tiene suficientes satisfactores para sus necesidades no puede defenderse. La escala de la sociedad humana, que tiene dentro de sí todo lo que necesita para cumplir su propósito es el Estado. Por lo tanto, el Estado es una sociedad perfecta. Un municipio es muy probable que no cuente con todo. Una familia ciertamente no cuenta con todo. La Iglesia es una sociedad perfecta, porque la Iglesia, enriquecida con la doctrina, con los sacramentos y con una jerarquía, tiene todo lo que necesita para mantener su existencia y para cumplir con su función de llevar almas para el cielo.

Así que la familia es una sociedad imperfecta, por lo que la familia depende de el Estado debido a que el panadero necesita un zapatero y el zapatero necesita un agricultor y el agricultor necesita un sastre y así sucesivamente, por lo tanto la familia depende del Estado, pero obviamente, el Estado depende mucho de la familia. La familia es al Estado como los ladrillos son a la pared. No se puede construir una pared sin ladrillos. No es posible construir un Estado sin una familia. Por lo tanto, la familia y la salud de la familia son cruciales para la salud de la sociedad. No se puede hacer un Estado sano con familias enfermas. Hoy tenemos familias muy poco saludables, y el Estado se está cayendo a pedazos. El divorcio, la anticoncepción, la eutanasia, el aborto;  estos horrores surgen de un mundo que ha desatendido lo que el Papa  dice.

El Estado intenta regular los problemas familiares. Una vez más, acabo de dar otro ejemplo de que el Estado no es capaz de regular los problemas familiares. Sí, el abuso infantil. El Estado organiza cursos obligatorios para maestros como el Padre Summers. El P. Summers tuvo que asistir a un curso en Londres, dirigido e impartido por dos mujeres atolondradas, sobre el abuso infantil. Dijo que era un horror, pero el Estado está intentándolo. Para hacer la mejor interpretación, las Casas del Parlamento están tratando de ayudar en el problema de abuso de menores. ¿De dónde viene el problema del maltrato infantil? La falta de religión y la falta de una ley. Los niños son vulnerables. "Puedo golpearlos. Puedo explotarlos. Puedo molestarlos. Puedo hacer lo que me plazca. Son mis hijos. Están bajo mi techo. Hago lo que quiero con mis hijos. Nadie me dice qué debo hacer con mis hijos." así que tenemos estos horrores en un mundo sin Dios. Sólo la religión puede curar la familia y unir de nuevo a la familia.

Hay un problema en los matrimonios, y la policía no puede ayudar mucho. Se la llama cuando están casi por matarse uno a otro. Ella llama a la policía y cuando la policía llama a la puerta, y ella ve quién es y entonces ella comienza a atacar al policía porque está interfiriendo. Ella lo llamó porque fue golpeada por el marido, pero en el momento que la policía aparece ella se pone de parte de su marido. A la policía no le gusta meterse en problemas familiares. No les gusta ser llamados, porque no pueden interferir entre marido y mujer. Es muy delicado. Es demasiado íntimo. Es demasiado personal. Ellos son una sola carne. Pero el sacerdote tiene una oportunidad, porque mientras que el policía es conocido como un hombre que utiliza la fuerza, que va a utilizarla para resolver el problema, que va a golpear al marido en la cabeza con una porra tal vez, o tal vez dará a la esposa en la cabeza con una porra porque está golpeando a su marido, lo que sea, pero se sabe que va a usar la violencia. El sacerdote no va a usar la violencia. El sacerdote no es un hombre violento,  él no tiene interés en eso, así que él va a tratar de asesorar y ayudar lo mejor que pueda en la forma más desinteresada posible. De modo que el Estado no puede entrar en estos problemas. El sacerdote sí puede. La Iglesia puede. La Iglesia enseña en primer lugar los Diez Mandamientos, amar a Dios en primer lugar, a continuación, si el esposo y la esposa ambos se centran en Dios, el esposo y la esposa estarán en sincronía, mientras que sin Dios no están necesariamente sincronizados en todo, están luchando uno contra otro, pero si son paralelos en la búsqueda de Dios, entonces son paralelos entre sí, y esa es la importancia del Rosario en familia. El Rosario en familia une a todos en el cielo. La religión puede entrar en el corazón de la familia como entrar en el alma misma del hombre y de su esposa e hijos. La religión puede resolver estos problemas. El Estado no puede. De modo que el Estado está intentándolo hoy. Lo intenta, pero con cursos ridículos sobre los malos tratos por parte de dos mujeres bobas  que dicen a la clase: "Estábamos buscando en todo este material cuáles niños son elegidos más frecuentemente para abusar de ellos, y leemos que a menudo son hijos de padres solteros, y las dos caímos en cuenta de que ambas somos madres solteras."
Eso es en pocas palabras.
El pobre Estado viejo está tratando de resolver los problemas familiares,  pero no está diseñado para resolverlos. El Estado trata de resolver los problemas matrimoniales en la Corte por medio del divorcio. Se trata de resolver la eutanasia con leyes. Muy pronto el Estado se verá obligado a anular las leyes de eutanasia. El Estado no puede resolver estos problemas. Son problemas religiosos. Así que el error monstruoso es que la familia dependa del Estado. El Estado no puede meterse en la familia. El Estado obligará a los padres a enviar a sus hijos a una escuela podrida y corrupta. El Estado se hundirá al tratar de asumir el papel de los padres, etc. Hará obligatoria la educación podrida. Así que es un error monstruoso que el Estado tenga  derecho sobre la familia,  que tenga sobre los niños un derecho prioritario, al que derecho tienen los padres sobre la educación de sus hijos. No, y por supuesto tampoco, aunque ese error está muy propagado actualmente - la idea de que el Estado puede hacer lo que quiera con las familias y con los niños.



FIN DE LA CONFERENCIA