English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

domingo, 1 de julio de 2018

DOS PRUEBAS MÁS DE QUE “NADA HA CAMBIADO EN LA FSSPX”

OPORTUNO AGGIORNAMENTO DEL “LIBRO AZUL” 

Todos los fieles de la FSSPX conocen muy bien el llamado "libro azul" de la FSSPX, que es utilizado sobre todo en sus retiros ignacianos. En la en la sección relativa al examen de conciencia de la antigua edición en lengua inglesa de ese libro, se lee esto en lo tocante al Tercer Mandamiento, 

¿Ha asistido y participado activamente en la "Nueva Misa"? 
¿Ha recibido la Sagrada Comunión en la mano?
Sin embargo, en la nueva edición desapareció la mención de la Misa Nueva:

¿Ha recibido la Sagrada Comunión en la mano, sabiendo que eso lleva a cometer Sacrilegio y a perder la fe en la Presencia Real?
¿Ha asistido y participado activamente en servicios religiosos no católicos?
 ________________


UN SACERDOTE DE LA FSSPX ACABA DE HACER UN RETIRO CON EL CLERO MODERNISTA 

Un sacerdote SSPX del Distrito de USA hizo, la semana pasada, un retiro de 5 días para considerar ser capellán militar. La Arquidiócesis Militar de los Estados Unidos, informa en su sitio web:

Los sacerdotes que asisten al retiro del 25 al 29 de junio son de las diócesis de Burlington, VT; Winona-Rochester, MN; y Marquette, MI; y los Legionarios de Cristo, la Congregación de Jesús y María, la Sociedad de San Pío X y la Congregación de las Misiones.
… los sacerdotes se reunirán diariamente para la oración y la Eucaristía ... El momento culminante será el jueves en la Capilla del Pentágono, en el sitio del incidente del 11 de septiembre, donde los sacerdotes concelebrarán la Misa.

Todos los capellanes militares católicos de EE.UU. quedan subordinados al superior militar sin dejar de pertenecer a las diócesis o congregaciones de origen. Entonces, si este sacerdote de la FSSPX decidiera hacerse capellán militar, la FSSPX lo "prestaría" a la Arquidiócesis militar, pero continuaría siendo miembro de la SSPX.

"¡Pero nada ha cambiado! ¡No haremos concesiones! ¡Roma debe aceptarnos tal como somos!"