English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

miércoles, 19 de noviembre de 2014

EL PADRE CASTELLANI Y LAS PROFECÍAS PRIVADAS




“Profecías privadas. Las conocemos, hoy día hay muchas. Siempre las ha habido. Éstas son de índole sobrenatural, cuando no son falsas. De cada cien revelaciones privadas, una sola es auténtica, dijo San Pablo de la Cruz, fundador de los Pasionistas. Muy exagerado, evidentemente ¿no? Demasiado poco. Pero la verdad es que de las modernas, la Iglesia solamente ha aprobado las de Lourdes y de Fátima, y eso indirectamente, y alguna otra que en Bélgica fue aprobada por los obispos diocesanos Estas profecías son proferidas para consolar al pueblo cristiano en una coyuntura dada, o para prevenirlo o para amonestarlo. Son parciales y locales. Si no tienen nada contra la Fe, la Iglesia suele guardar reserva y no pronunciarse.(1) Algunas se revelan como fraudes, tal los escritos de la Madre Raffo que se propagaban mucho cuando yo era muchacho. Otras como engaños subjetivos, tal como los prodigios del Cristo de Limpias en España, otras de dudosa autenticidad como las profecías de los Papas de San Malaquías, otras caen pronto en el olvido sin pena y sin gloria tal como La Saleta, tan ruidosa en su tiempo (2)Nadie está obligado a creer en una revelación privada, aunque estemos obligados a no despreciarlas. ‘No despreciéis las profecías’ como dice San Pablo (3). Y cuando las creemos, las creemos con fe humana, no con fe divina".


La Gran Ramera es Roma, dicen triunfantes los protestantes, aunque no todos (4). Porque el Ángel mismo le dice a San Juan que la mujer impía representa a una gran ciudad que está sobre Siete Colinas... como Roma. Pero la cuestión es que el Ángel después le explica al Profeta que las siete colinas representan siete reinos. Anteriormente dije que esta mala mujer representa al Capitalismo, pero no solamente al Capitalismo, sino también una religión falsa y abominable nacida bajo las alas del Capitalismo. Sea una nueva religión, sea el mismo Cristianismo adulterado, como interpreta Lacunza (de la Roma Pagana), y por lo cual prohibieron su libro. Que la Roma pagana, que San Juan tenía antes los ojos, haya sido el modelo de esta pintura, es más que probable. Pero que la pobre Roma actual sea eso, es disparateQue una Roma futura, potente y corrompida, sea, al fin del siglo, la capital del Anticristo, es cosa que muchos dicen y yo no creo. Me parece que la capital del Anticristo será Jerusalem. ¿De dónde sacamos esto? Está claro en el texto. El profeta describe a la Ramera como un gran emporio comercial, por cierto un puerto de mar, que domina en el mundo entero, que gobierna el comercio internacional, que enriquece a los que la sirven, que se gloría de que ni Dios le puede hacer nada, y que anda borracha de la sangre de los mártires y ofrece a todas las gentes el vino de la ira de su fornicación’, como dice el profeta con una metáfora rara que evidentemente designa una corrupción religiosa. Pues en ella se halló la sangre de los mártires y los santos que fueron muertos en la tierra, prosigue el profeta, es decir que ha heredado toda la responsabilidad de todos los que han sido degollados por Cristo. El cardenal Newman dice que puede ser una Roma futura, o también varias grandes ciudades capitalistas como Londres, Nueva York, Roma... y Buenos Aires, puerto de mar. O bien simplemente un símbolo del sistema capitalista, donde quiera que se asiente. El caso es que el profeta la pinta comerciando con toda clase de mercaderías, incluso el trigo, esclavos y almas de hombres, como llamaban los rusos a los esclavos; almas les llamaban. Y enumera toda clase de mercaderías, el profeta, piedras preciosas, cosas de lujos y toda clase de lujos. Y gobernando a los capitanes y dueños de navíos, por eso parece que es un puerto de mar, que ponen el grito en el cielo cuando la ven caer. Y caerá y será incendiada en una hora, dice tres veces el texto, lo cual no era posible antes pero lo es ahora con la bomba atómica. En un lugar dice en un día, y en otras tres partes dice destruida en una hora’.

(…)

La solución más probable a este lío es que el Anticristo restaurará el Imperio Romano, que era el último de los siete, y así será octavo y séptimo a la vez; y estaba muerto y revivió. Esa es la opinión común de los santos padres. Como ven, no parece que estemos muy cerca de eso. ¿O sí? Hoy día hay un movimiento muy fuerte, los Oneworlders o mundialistas, que propicia la restauración del imperio de Augusto y Nerón, en forma de una confederación mundial, sin Jesucristo.

La Profecía y el Fin de los Tiempos
Conferencias dictadas por el R.P. Dr. Leonardo Castellani, SJ,
en la Iglesia del Socorro – Buenos Aires, 6 de Junio al 18 de Julio 1969


Notas Syllabus:

(1)Contrario a esta reserva enseñada por la Iglesia, varios imprudentes blogueros e internautas que actúan como si fueran teólogos o cosa parecida -algunos de ellos sacerdotes- se han lanzado con razonamientos obtusos, confusos, absurdos, discutibles o contradictorios a literalmente destruir las posibles revelaciones de una vidente en relación a la FSSPX y el pedido de Ntra. Sra. en Fátima, dadas a conocer por Mons. Williamson en su columna semanal, sin que nada hubiera en ellas contra la Fe. Leamos, por ejemplo, atentamente este párrafo del CE 380: "Así, dado el respaldo de Nuestra Señora, la primer Cruzada fue un éxito inesperado tanto en el número de rosarios rezados por los fieles como en el cumplimiento por parte del Papa Benedicto XVI del deseo largamente esperado por Monseñor Fellay mediante la declaración en su Motu Proprio de Julio de 2007 que la Misa Tridentina nunca había sido abrogada". No dice que el motu proprio haya sido “un éxito”. Lo que correctamente califica de “éxito” es la cantidad de rosarios obtenida y el hecho de que se haya declarado que la misa tridentina jamás fue abrogada. ¿Acaso hay algo contra la fe en declarar eso? Ciertamente, ni Mons. Williamson, ni la vidente, ni la Sma. Virgen se complacen en aquellas cosas que sí se oponen a la fe en el motu proprio, como por ejemplo, el calificar a la misa tridentina de rito extraordinario y al “rito bastardo” de la misa nueva de ordinario, así como las restricciones impuestas para la celebración de la misa tridentina.

(2) A raíz de la tan famosa  y difundida como muy dudosa frase “Roma perderá le fe y se convertirá en la sede del Anticristo”, los sedevacantistas han vuelto a hacer ruido con las profecías de La Salette. Al respecto nos parece esclarecedor el siguiente artículo:http://info-caotica.blogspot.mx/2011/12/la-salette-y-su-manipulacion.html

(3) De igual modo a lo dicho en el punto (1), las posibles profecías o revelaciones mencionadas por Monseñor Williamson fueron despreciadas de inmediato por quienes, nos parece harto evidente, han decidido rechazar de plano todo lo que diga u haga el obispo por ellos odiado y perseguido.

(4) También lo dicen los “protestantes” sedevacantistas y sectarios de ciertos blogs y radios de internet, que identifican a Roma sede de Pedro como Babilonia y admiten implícitamente de tal manera que “las puertas del Infierno” habrían prevalecido, contra lo enseñado por Nuestro Señor.