English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

jueves, 12 de diciembre de 2013

VOCERO DE LA FSSPX DE USA: “LA FSSPX TODAVÍA ESTÁ ABIERTA A LAS DISCUSIONES Y QUIERE UN “COMPLETO RECONOCIMIENTO” DE SU ESTATUS CANÓNICO EN LA IGLESIA”.-


El Distrito de Estados Unidos habla por medio de su vocero laico Luis Tofari, sobre las relaciones de la FSSPX con Roma apóstata al National Catholic Register. Es de notar que ahora este distrito cuente con un laico como vocero, según las costumbres novedosas de la iglesia conciliar…
El destacado en rojo es nuestro.

Diálogo FSSPX-Roma en el Limbo
Las relaciones con la fraternidad tradicionalista, que está fuera de la plena comunión con la Iglesia, se ha deteriorado desde mediados de 2012, pero queda la esperanza de la plena reconciliación.
 por PETER JESSERER SMITH 12/11/2013
St. Louis.
El diálogo entre la tradicionalista FSSPX y el resto de la Iglesia Católica parece haberse detenido completamente.
Sin embargo, se tiene todavía la esperanza de que una completa reconciliación sea posible en el pontificado de Francisco, incluso si la FSSPX sufre una rebelión dentro de sus propias filas que se opone a la unidad con el obispo de Roma.
“Creo que es seguro decir que actualmente las discusiones están en un estado de limbo”, dijo Luis Tofari, portavoz del distrito de Estados Unidos de la FSSPX.
La FSSPX es una sociedad sacerdotal de más de 560 sacerdotes, opera sin estatus reconocido en la Iglesia desde que perdió su estatus canónico en 1975. El Papa Benedicto XVI comenzó un nuevo capítulo tratando de llevar a la sociedad al estado regular en enero de 2009, al levantar las excomuniones impuestas a los cuatro obispos de la FSSPX, que fueron consagrados ilícitamente por su fundador, Monseñor Marcel Lefebvre, en 1988 sin permiso papal.
Sin embargo, las negociaciones entre el líder de la FSSPX, Monseñor Fellay, y el Vaticano, se rompieron en junio de 2012.
En abril de 2012, Tofari dijo: “Monseñor Fellay envió una declaración doctrinal, yendo tan lejos como fue posible en la expresión de la fe, para llegar a un acuerdo. Les dijo (a los romanos) “Si cambian una palabra en esta declaración doctrinal, no podemos firmar. Ni una palabra.”
Sin embargo, el Papa Benedicto intervino y ordenó la revisión del texto, dejando en claro que la FSSPX tenía que aceptar la completa validez de todos los documentos del Vaticano II, incluyendo los textos de la libertad religiosa y derechos humanos que la FSSPX rechaza como “errores” teológicos, y la legitimidad y validez de la forma ordinaria de la Misa.
Nadie fuera de las partes negociantes ha visto la contra-propuesta del preámbulo doctrinal de abril de 2012 que Monseñor Fellay mandó a Roma, o qué palabras fueron cambiadas, dijo Tofari al Register.
Tofari explicó que la FSSPX todavía está abierta a las discusiones y que quiere un “completo reconocimiento” de su estatus canónico en la Iglesia. Sin embargo, no han hecho aperturas formales para recomenzar el diálogo o aceptar el preámbulo doctrinal como lo definió el Papa Benedicto.

 “Actualmente, no hemos escuchado nada de la Santa Sede o del Papa Francisco respecto a la continuación de las discusiones que empezaron bajo el Papa Benedicto”,  dijo.
Desafío Interno
Ahora Monseñor Fellay parece haber abandonado el preámbulo doctrinal como base para futuras negociaciones, de acuerdo al reporte del boletín de la FSSPX de Inglaterra, y se afirmó que las relaciones entre la FSSPX y la Iglesia regresaron a donde empezaron en los años 70.
Pero el superior general se enfrenta ahora a un desafío de una fuente interna llamada “La Resistencia”, la cual se opone a la reconciliación con el papa o a lo que “La Resistencia ridiculiza como “Roma apóstata”. El desafío no es insignificante. Este movimiento parece el responsable de diseminar en internet, documentos internos relativos a las negociaciones, incluyendo el preámbulo doctrinal de Monseñor Fellay, en un intento de descarrilar esos esfuerzos.
 “La FSSPX va hacia el cisma actualmente”, dijo Peter Vere, un abogado canonista y antiguo seguidor de la FSSPX.
Vere explicó que el expulsado Monseñor Richard Williamson es el líder espiritual de “La Resistencia” y le ha ordenado a los sacerdotes de la Resistencia “permanecer en la FSSPX hasta que sean expulsados”.
Monseñor Williamson negó que los Nazis usaran cámaras de gas o que mataron 6 millones de judíos. Es un seguidor de las teorías de conspiración que afirman la dominación mundial de los judíos, así también ha adoptado el libelo antisemita de los Protocolos de los Sabios de Sión.  Una carta atribuida al primer asistente de Monseñor Fellay, padre Niklaus Pfluger (y filtrada en internet por los sitios web de la Resistencia), reclama a Monseñor Williamson por su “odio a los judíos” y por ponerlos como chivos expiatorios de los problemas del mundo.
La FSSPX se disculpó públicamente de las opinions de Monseñor Williamson en enero de 2009, poco después que Benedicto levantó las excomuniones en contra de los cuatro obispos consagrados ilícitamente en 1988. Benedicto XVI suspendió subsecuentemente a Monseñor Williamson del ejercicio de su orden episcopal, cuando sus opiniones antisemitas salieron a la luz.
La FSSPX expulsó a Monseñor Williamson de la Fraternidad en octubre de 2012, según se reportó fue en parte por sus esfuerzos de socavar las discusiones de reconciliación con el Vaticano.
Acciones Controversiales.-
 “La Resistencia” que parece estar fuertemente influenciada por las opiniones de Monseñor Williamson sobre los judíos, pudo haber impactado en dos acciones controversiales recientes de la FSSPX relacionadas con el holocausto.
En octubre, el capítulo italiano de la FSSPX ofreció su capilla para la Misa de funerales del criminal de guerra nazi Erich Priebke, luego que la diócesis de Roma le negó la misa de funerales pública. Sin embargo, frente a las furiosas manifestaciones, las autoridades italianas cancelaron el funeral planeado de la FSSPX.
Un mes después, seguidores de la FSSPX irrumpieron al comienzo de la conmemoración del 75 aniversario de la Kristallnacht –los ataques contra el pueblo judío y sus propiedades en la Alemania nazi en 1938, que marcaron el comienzo del holocausto- en la catedral de Buenos Aires. Cuando fue arzobispo de Buenos Aires, antes de ser elegido papa este año, el papa Francisco dirigía personalmente la ceremonia anual junto con su amigo personal, el rabí Abraham Skorka.
Aproximadamente 30 o 40 seguidores de la FSSPX, algunos llevando boina roja, gritaron el Rosario y distribuyeron panfletos que decían que “los seguidores de los falsos dioses deben ser sacados del templo sagrado”, reporto la Associated Press.
Tofari dijo que la protesta de la FSSPX en Buenos Aires no estaba dirigida a los judíos, sino que estaba protestando por la oración interreligiosa en la catedral.
Claudio Epelman, director ejecutivo de Congreso Judío Latinoamericano, dijo que él creía que los que protestaron en la catedral estaban alineados muy de cerca con la visión espiritual de Monseñor Williamson, que fue rector del seminario argentino de la FSSPX.
 “El predicó en contra de los judíos, él negó el holocausto”, dijo Epelman. Y esas personas, esos discípulos que estuvieron en la catedral, fueron en contra de la ceremonia que recordaba el holocausto atacando judíos”.
Epelman dijo que la demostración era FSSPX "shock" traumático, especialmente para los sobrevivientes judíos presentes que habían vivido en el pogrom nazi.
 “Ellos iban a encender velas para recordar a sus familias que perdieron durante la Guerra”, dijo. “Y entonces tuvieron que sufrir de nuevo lo mismo que soportaron antes y durante la guerra”.
La relación teológica de la iglesia con el pueblo judío, como lo definió el Vaticano II en Nostra Aetate, es un punto de fricción en el diálogo de la FSSPX con el Vaticano. Sin embargo, la FSSPX silenciosamente purgó sus sitios web de los artículos ofensivos para los judíos en 2009, después de que la negación del holocausto por Monseñor Williamson se hizo pública, y también expulsó al padre Florian Abrahamowicz, un antiguo superior de su capilla en Italia y otro negador del holocausto público.
La reconciliación sigue siendo possible.
A pesar que Benedicto ya no es papa, la puerta para la completa reconciliación no está cerrada con el papa Francisco, dijo Tofari. Monseñor Fellay, que ha sido crítico del papa Francisco, lo llamó un “genuino modernista”, aunque aclaró después que lamentaba la elección de sus palabras, pues daba la incorrecta impresión que veía a Francisco como un hereje.
El mismo Francisco, en su exhortación apostólica Evangelii Gaudium (la alegría del Evangelio), señaló que desea la reconciliación dentro de la Iglesia, herida por divisiones históricas. El condenó las ideologías dentro de la iglesia y urgió a todos a “ofrecer un radiante y atractivo testimonio de comunión fraternal”.
Vere dijo que el trabajo teológico para mostrar la continuidad del Vaticano II con las enseñanzas de la Iglesia anteriores a éste sigue avanzando, especialmente con  la “obra de referencia” sobre la libertad religiosa de Dom Basile Valuet, un teólogo benedictino de la abadía de Le Barroux en Francia.
Añadió que el motu proprio de Benedicto XVI, Summorum Pontificum, que confirmó la validez de la forma extraordinaria de la Misa celebrada en latín, de acuerdo al misal romano de 1962, y la reconciliación de la diócesis tradicionalista de Campos, Brasil, y de las órdenes tradicionales como la Fraternidad San Vicente Ferrer, también habían mostrado que los católicos no deben darse por vencidos en su esperanza de reconciliación entre la FSSPX y el papa.
 “Ha habido reales signos de progreso”, dijo Vere. “Solo es cuestión de tiempo y oración y permitir a ambos lados negociar fuera de los medios de comunicación instantáneos”.

Luis Tofari con el Padre Rostand.