English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

sábado, 14 de diciembre de 2013

SI FRANCISCO ES MODERNISTA SÓLO EN LA ACCIÓN, ¿QUE ES EN LA TEORÍA?





Si la trompeta da un sonido ambiguo, ¿quién se preparará para la batalla?
1 Cor 14 8


EN UNA AUTO ENTREVISTA CUIDADOSAMENTE CALCULADA EN CADA PALABRA Y EN CADA DETALLE, MONS. FELLAY SE HA DESDICHO DE HABER EXPRESADO QUE FRANCISCO "ES UN GENUINO MODERNISTA": 


"He utilizado la palabra modernista, creo que no fue comprendida por todo el mundo. Tal vez debería haber dicho un modernista en la acción. Una vez más, no es un modernista en el sentido absoluto, teórico: un hombre que desarrolla un sistema coherente; él no tiene esa coherencia".

MONS. FELLAY AFIRMA, ENTONCES, QUE FRANCISCO NO ES UN MODERNISTA EN LA TEORÍA, SINO SÓLO EN LA ACCIÓN. SI EN LA TEORÍA FRANCISCO NO ES UN HEREJE AL MENOS MATERIAL, SI EN CUANTO A SUS IDEAS NO PUEDE SER CALIFICADO DE MODERNISTA, ¿SE PUEDE SABER QUÉ ES ENTONCES FRANCISCO EN LA TEORÍA? 


MONSEÑOR, POR AMOR A LA VERDAD: ¿PUEDE HABLAR CLARO POR UNA VEZ Y DECIR QUÉ ES FRANCISCO "EN LA TEORÍA"?

EN RELACIÓN CON ESTE PASO ATRÁS DE MONS. FELLAY, EL PORTAVOZ DE LA FSSPX DE USA NOS DICE ALGO MUY REVELADOR:

"Monseñor Fellay, que ha sido crítico del papa Francisco, lo llamó un “genuino modernista”, aunque aclaró después que lamentaba la elección de sus palabras, pues daba la incorrecta impresión que veía a Francisco como un hereje".

PERO, MONSEÑOR: ¿QUÉ HAY DE LA CLÁSICA Y PRECISA DISTINCIÓN TEOLÓGICA ENTRE "HEREJE FORMAL" Y "HEREJE MATERIAL"? ¿HASTA CUÁNDO VA A SEGUIR HABLANDO CON CALCULADA AMBIGÜEDAD? ¿HASTA CUÁNDO SEGUIRÁ RECURRIENDO A LAS ARGUCIAS DE UNA DIPLOMACIA INDIGNA DE UN OBISPO TRADICIONALISTA? ¿HASTA CUÁNDO SU ACOSTUMBRADA POLITIQUERÍA?

Para juzgar de lo que es Francisco "en la teoría", estas son algunas de las observaciones de Augusto del Río a la Exhortación Apostólica Evangelii Gaudium (la cual es, más bien, una exhortación a la herejía): "comete el error garrafal de decir que un lenguaje completamente ortodoxo es algo que no responde al verdadero Evangelio de Jesucristo porque no se adapta al lenguaje que utilizan los fieles (N°41). Dice que LA EXPRESIÓN DE LA VERDAD PUEDE SER MULTIFORME, lo que afirma contra la Humani Generis de Pío XII que claramente dice que NO SE PUEDE ABANDONAR LAS FÓRMULAS QUE LA SABIDURÍA PERENNE HA CONSAGRADO PARA LA EXPRESIÓN DE LA VERDAD CATOLICA. Considera que las advertencias sobre el fin de los tiempos y la apostasía son pesimismos paralizantes y estériles (N°84) y cita para rebatirlo el famoso pasaje del discurso inaugural de Juan XXIII en el Concilio donde condena a los profetas de calamidades, pasaje que se sabe perfectamente hoy que se refiere al mensaje de Fátima. Cae en el típico error woytiliano y lubaciano de confundir plano natural y sobrenatural al afirmar que “confesar que el Hijo de Dios asumió nuestra carne humana SIGNIFICA QUE CADA PERSONA HUMANA HA SIDO ELEVADA AL CORAZÓN MISMO DE DIOS”. (N°178).  Aplica todos los lugares comunes de la obsesión ecumenista (N°244 y sgtes.). EN NINGÚN MOMENTO SE HABLA DE CONVERSIÓN PARA INGRESAR A LA IGLESIA CATÓLICA.Sostiene casi todas las afirmaciones de la herejías judeocristiana (N°247 y sgtes.). “Los judíos no están incluidos entre aquellos llamados a dejar los ídolos para convertirse al verdadero Dios [porque] creemos junto con ellos EN EL ÚNICO DIOS que actúa en la historia, y ACOGEMOS CON ELLOS LA COMÚN PALABRA REVELADA” (N°247). Nótese la enorme herejía aquí dicha. Se niega al Dios trinitario y además se hace alusión directa a la Palabra de Dios que sabemos que es el mismo Cristo, negado por los judíos. Cita el espantoso documento de la Comisión Teológica Internacional sobre las religiones donde afirma: que los no cristianos, por la gratuita iniciativa divina, y fieles a su conciencia (sin agregar “recta”), pueden vivir “justificados mediante la gracia de Dios” (N°254).  Afirma la herejía según la cual los ritos y signos de las religiones falsas “pueden ser cauces QUE EL MISMO ESPÍRITU SUSCITE para liberar a los no cristianos del inmanentismo ateo o de experiencias religiosas meramente individuales” (N°254)", y un largo etc.