English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

martes, 3 de diciembre de 2013

NEGACIONISMO BUENO Y NEGACIONISMO MALO.-


     
NEGACIONISTA DEL "HOLOCAUSTO"                                   NEGACIONISTA DEL DEICIDIO

Expresando su pensamiento sobre materias históricas totalmente opinables, en una entrevista periodística, el año 2008, Mons. Williamson ha negado el "holocausto". No ha quedado impune: lo crucificaron las organizaciones judías en todo el mundo, diversos gobiernos, la izquierda política y también la derecha en distintos países, por supuesto que también la Masonería, el clero oficial rasgó vestiduras -por cierto-, y también Mons. Fellay y las autoridades liberales de la FSSPX. Entre los desleales que sumaron sus voces a los gritos de las hordas que condenaron a Mons. Williamson, se encontraba el P. Bouchacourt. Por eso ahora confiesa a "Clarín": "el caso Williamson es un mal recuerdo. A partir de esa declaración no está más con nosotros". El Obispo niega el "holocausto" y termina expulsado. Clara lección: la negación del "holocausto" no es tolerada por nadie en el mundo, ni siquiera por la Neo FSSPX. Los negacionistas del "holocausto" son juzgados y expulsados. 

Ahora, y también en una entrevista periodística, el P. Bouchacourt ha negado el deicidio cometido por el pueblo judío, contradiciendo directamente la verdad por Dios revelada y la inequívoca doctrina católica. Esto lo hace un traidor a la fe, a la verdad revelada, a la Iglesia, a Cristo. Dios lo perdone. Urge una retractación pública que no vemos, pasados ya dos días desde este gravísimo hecho. El Superior General debe remover de su cargo al P. Bouchacourt, lo cual es poca cosa en relación con el escándalo producido por este Sacerdote con sus falsas e increíbles palabras. ¿Lo hará? No hacerlo sería una nueva injusticia y un nuevo escándalo en la Neo FSSPX. Lo cierto es que, hasta ahora, el P. Bouchacourt permanece enteramente impune. ¿Por qué este doble rasero respecto de ambos "negacionistas"? Porque para la FSSPX del liberal Mons. Fellay, hay un "negacionismo bueno": el de los liberales y modernistas, el pro judío, la impía y satánica negación del deicidio. El otro, la negación del "holocausto", es... un "negacionismo malo."