English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

sábado, 7 de diciembre de 2013

EL CAMBIO GRADUAL DE LA FSSPX EN SU POSICIÓN SOBRE LOS JUDÍOS


1989, Padre Schmidberger, conferencia en Irlanda (AQUÍ):
Está claro que Dios escogió a un pueblo para preparar la venida del Mesías y, llegado el tiempo, este Mesías, anunciado por los profetas, fue rechazado por su propio pueblo que lo Crucificó. (…) Está claro también que los judíos no pueden ser llamados nuestros hermanos mayores en la fe. ¿Cómo pudo el Papa decir eso cuando visitó la sinagoga, en Roma (…)?
¿Podemos decir que los judíos son culpables de Deicidio? Debemos decir que sí, pues son ellos que pidieron la muerte de Nuestro Señor y pidieron que Su Sangre cayera en sus cabezas y en las cabezas de sus hijos. (...) Entonces ¿qué pasa con los judíos de hoy? Bien, mientras ellos no se retracten de su crimen, de esta acción de sus ancestros, ellos también son culpables. Deben desasociarse de ella y reconocer a Nuestro Señor, ellos deben ser bautizados y convertirse en sus discípulos.
2008: Padre Schmidberger, Carta a los obispos alemanes (AQUÍ):
Con la muerte de Jesús en la Cruz, la antigua Alianza es abolida. (…) Con esto, no solamente los judíos de nuestros días no son “nuestros hermanos mayores en la fe”, como aseguró el Papa en una visita a la sinagoga de Roma en 1986. Ellos son, más bien, culpables de la muerte de Dios, mientras ellos no acepten la divinidad de Cristo y el bautismo, que son las únicas acciones que los distanciarían de la culpa de sus antepasados. Pero el Vaticano II sostiene, erróneamente, que los sufrimientos de Jesús no pueden ser atribuidos ni a los judíos de Su tiempo, ni a los judíos de nuestros tiempos.
2011, sitio oficial de la FSSPX del distrito de Estados Unidos: se hace una crítica al libro de Benedicto XVI “Jesús de Nazaret”. Este artículo ha desaparecido del sitio, y en él se lee:
El Papa Benedicto XVI hizo una radical exoneración del pueblo judío de la muerte de Jesucristo en su nuevo libro (…) Esto no es de extrañar, pues sigue a Nostra Aetate, que inició la revolución de las relaciones de la Iglesia con los judíos. En este nuevo libro, Benedicto trata de explicar, bíblica y teológicamente, por qué no hay bases en la Escritura para afirmar que los judíos son responsables de la muerte de Cristo.
Después de exponer las afirmaciones del Papa, continúa diciendo:
La responsabilidad del pueblo judío como tal por la muerte de Cristo, ha sido la enseñanza constante del Magisterio, basada en la Escritura y los Padres de la Iglesia.
AHORA LO CONTRARIO:
2004: En un artículo del sitio oficial de la FSSPX de Estados Unidos, tomado de The Angelus, leemos esto:
El Evangelio nos enseña, por lo tanto, que la raza judía carga la maldición que siguió al crimen del deicidio.
Sin embargo ¿en qué consiste esa maldición? Ciertamente no puede ser que haya una culpa colectiva de la raza judía por el pecado de deicidio. Los individuos responsables del pecado son los que a sabiendas y de buen grado lo llevaron a cabo.
2009: PADRE SCHMIDBERGER: “La afirmación de que los judíos de hoy carguen la culpa de sus padres”, solo se refiere a “aquéllos judíos que se alegran de la muerte de Jesucristo”.
2009: MONSEÑOR FELLAY: Los judíos son nuestros hermanos mayores. http://rorate-caeli.blogspot.com/2009/02/fellay-jews-are.html
Y LA ÚLTIMA:
2013: PADRE BOUCHACOURT: El pueblo judío no cometió el deicidio. Creo que la religión judía no aceptó a nuestro Señor como el Redentor y pidió la muerte de nuestro Señor."

Corregido el 9-12-2013.