English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

lunes, 23 de diciembre de 2013

EDITORIAL DEL P. BOUCHACOURT: DESVERGÜENZA Y FALTA DE SENTIDO DEL HONOR.




ALGUNAS PALABRAS QUE EN TIEMPOS CRISTIANOS ERAN SUMAMENTE IMPORTANTES, HOY ESTÁN OLVIDADAS. UNA DE ELLAS ES LA PALABRA HONOR. CAYÓ EN DESUSO LA PALABRA Y -MUCHO PEOR TODAVÍA- LO QUE ELLA SIGNIFICA. SI TODO CATÓLICO DEBE SER UNA PERSONA DE HONOR, ¿QUÉ PENSAR DEL HONOR SACERDOTAL?

RECIENTEMENTE EL P. BOUCHACOURT HA NEGADO UNA VERDAD CATÓLICA REFERIDA AL DEICIDIO. DADO QUE HA TRANSCURRIDO CASI UN MES DESDE LA PUBLICACIÓN DE ESAS ESCANDALOSAS PALABRAS SIN UN DESMENTIDO PÚBLICO, SE DEBE CREER QUE EFECTIVAMENTE DIO ESTA RESPUESTA AL DIARIO "CLARÍN":

El pueblo judío no cometió el deicidio. Creo que la religión judía no aceptó a nuestro Señor como el Redentor y pidió la muerte de nuestro Señor.

SI EL PADRE BOUCHACOURT TUVIERA SENTIDO DEL HONOR, SE HABRÍA RETRACTADO O HABRÍA RENUNCIADO, O AL MENOS HABRÍA DADO UNA EXPLICACIÓN A LOS FIELES. NADA DE ESO HA HECHO, SINO QUE, POR EL CONTRARIO, TIENE EL DESPARPAJO DE SEGUIR DANDO LECCIONES DE MORAL A LOS LAICOS, COMO SI NADA HUBIERA PASADO Y COMO SI EL HONOR SACERDOTAL NO SIGNIFICARA NADA.

ESTAS SON ALGUNAS DE LAS "PERLAS" QUE EL P. BOUCHACOURT NO HA TENIDO EMPACHO EN ESCRIBIR EN EL ÚLTIMO EDITORIAL DE LA REVISTA "IESUS CHRISTUS":


"Un antiguo dicho chino dice que “el pez empieza a pudrirse por la cabeza”, subrayando así que si la cabeza está afectada por una enfermedad mortal, el cuerpo entero se encuentra en peligro." SURGE LA PREGUNTA OBVIA RELATIVA A LA CABEZA LIBERAL DE LA NEO-FSSPX Y -EN ESPECIAL- AL DISTRITO DE AMÉRICA DEL SUR: PADRE, ¿CÓMO ANDAMOS POR CASA?

"Estos dirigentes que nos gobiernan y que no saben gobernarse a sí mismos son los principales responsables de la ruina de la sociedad". PUES USTED ES UN TRISTE EJEMPLO DE ESAS AUTORIDADES, ASÍ COMO LOS DEMÁS FELLECISTAS ACUERDISTAS QUE ESTÁN DESTRUYENDO LA FSSPX.

"La autoridad manifiesta este amor a sus subordinados (...) defendiendo la verdad (...), pero también (...) luchando contra el error que cauteriza la inteligencia". ESO SE LLAMA DESCARO. ¿ES NEGANDO LA VERDAD DEL DEICIDIO DEL PUEBLO JUDÍO QUE SE DEFIENDE LA VERDAD?

"El Padre Colin, religioso redentorista, escribía muy pertinentemente que “cuando Dios quiere castigar a un pueblo, el peor de los castigos es colocar sobre él una autoridad incapaz o indigna”. ¡Cómo sufrimos esto en la actualidad!" ¡Y AHORA TAMBIÉN EN LA FSSPX!

..."la jerarquía de la Iglesia Católica está, por lo que a ella se refiere, al servicio de la fe. Su papel consiste en conservarla, explicarla, protegerla del error y transmitirla hasta el fin de los tiempos. Con el auxilio del Espíritu Santo este santo depósito de la fe ha llegado íntegro hasta nosotros. Ninguna persona, incluso el Papa, puede modificar el contenido ya que su fuente se encuentra en Dios mismo, que es inmutable. Todos los miembros de la Iglesia tienen la obligación de adherir a él y, consecuentemente, el deber de rechazar lo que está en contradicción o ruptura con lo que la Iglesia enseña desde hace dos mil años". ¿Y USTED ESTÁ DISPENSADO DE ESE DEBER SAGRADO?

"El día que, a la hora de nuestra muerte, comparezcamos ante el Divino Juez, se nos preguntará sobre nuestra fidelidad a la fe recibida". Y USTED, PADRE, QUE DEBERÁ DAR CUENTAS A DIOS DE SUS PALABRAS FALSAS Y ESCANDALOSAS SOBRE EL DEICIDIO, HARÍA BIEN EN DAR UNA MERECIDA EXPLICACIÓN A LOS FIELES MIENTRAS TODAVÍA USTED VIVA.

"Recemos, pues, a Dios, para que nos envíe (...) buenos Superiores para conducir la Santa Iglesia sin ningún compromiso con el mundo". EL VATICANO II ES UN INTENTO DE DIABÓLICO COMPROMISO ENTRE LA IGLESIA Y EL MUNDO. PUES SEPA QUE SUS PALABRAS FUERON PERFECTAMENTE CONSONANTES CON LAS DEL VATICANO II EN "NOSTRA AETATE", Y AGRADARON AL MUNDO ENEMIGO DE DIOS.

Entonces Jesús les dijo: En la cátedra de Moisés se han sentado los escribas y los fariseos. Haced, pues, y observad todo lo que os digan; pero no imitéis su conducta, porque dicen y no hacen (Mt 23 1-3)