English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

miércoles, 3 de junio de 2015

VATICAN INSIDER SOBRE CONCESIÓN DE PODERES JUDICIALES A MONS. FELLAY: "PRUEBA QUE EL DIÁLOGO ESTÁ DANDO PASOS ADELANTE"


FELLAY ENCARGADO POR LA SANTA SEDE DE PROCESAR A UNO DE SUS SACERDOTES


El primer juez de la iglesia conciliar en la historia de la FSSPX

"En todo caso, la designación de Fellay como juez de primera instancia por la Congregación para la Doctrina de la Fe confirma que el diálogo está dando pasos adelante."

"El camino hacia la plena comunión con los lefebvristas continúa, según lo confirmado a Vatican Insider por el Arzobispo Guido Pozzo: 'La decisión de la Congregación para la Doctrina de la Fe no implica que los problemas aún existentes estén resueltos, pero es un signo de buena voluntad y magnanimidad. No veo ninguna contradicción, sino más bien un paso hacia la reconciliación." 



El superior de la Fraternidad San Pío X, fundada por Lefebvre, fue nombrado juez de primera instancia por la Congregación para la Doctrina de la Fe en el caso contra un sacerdote lefebvrista acusado por delitos graves
ANDREA TORNIELLI 
CIUDAD DEL VATICANO 
Esto fue revelado por él mismo, en el transcurso de una homilía el 10 de mayo en una iglesia en Arcadia, California : el superior general de la Sociedad de San Pío X, el obispo Bernard Fellay fue encargado por la Congregación para la Doctrina de la Fe para juzgar en primera instancia un caso que involucra a un sacerdote lefebvrista. Los "delitos" que caen bajo la competencia del ex Santo Oficio son diversos y entre ellos el más común es el de abuso sexual de un menor. Fellay habló de este ejemplo, presentándolo como un caso de "contradicciones" de la Santa Sede a la sociedad.
"Estamos etiquetados como irregulares, en la mejor hipótesis. "Irregular" significa que no se puede hacer nada, y así, por ejemplo, se nos ha prohibido celebrar la misa en las iglesias de Roma para las Hermanas Dominicas que han hecho su peregrinación en febrero. Ellos dicen: "No, no se puede, porque usted es irregular." Las personas que nos dicen pertenecen a la Pontificia Comisión Ecclesia Dei ".
"Ahora -añadió el obispo Fellay- a veces, por desgracia, incluso los sacerdotes hacen cosas estúpidas, y tienen que ser castigados. Y cuando el caso es muy, muy grave, debemos recurrir a Roma. Así lo hacemos. ¿Y qué hace la Congregación para la Doctrina de la Fe? Bueno, fui nombrado juez de este caso. Así que fui nombrado por Roma, por la Congregación para la Doctrina de la Fe, para hacer juicios, juicios canónicos de la Iglesia sobre algunos de nuestros sacerdotes que pertenecen a una sociedad para ellos (para Roma, nota del editor) inexistente. Y así, una vez más, una hermosa contradicción de verdad."
Para la Fraternidad de San Pío X no es nuevo recurrir a las autoridades romanas en los casos de "delitos graves" y dispensa sacerdotal. Lo que es nuevo es el hecho de que esta vez el ex Santo Oficio, presidido por el cardenal Gerhard Ludwig Müller, decidió confiar al mismo Monseñor Fellay el juicio de primera instancia sobre el caso. Una señal que merece atención. [Y un clásico "presente griego". Nota del blog NP] El camino hacia la plena comunión con los lefebvristas continúa, según lo confirmado a Vatican Insider por el Arzobispo Guido Pozzo, secretario de la Pontificia Comisión Ecclesia Dei: "La decisión de la Congregación para la Doctrina de la Fe no implica que los problemas aún existentes estén resueltos, pero es un signo de buena voluntad y magnanimidad. No veo ninguna contradicción, sino más bien un paso hacia la reconciliación ".
Como recordarán, llegó otra señal significativa en abril con la vía libre del arzobispo de Buenos Aires a los lefebvristas, que fueron registrados por el gobierno de Argentina como "asociación diocesana". No hay que olvidar que en una gran peregrinación de la Sociedad de San Pío X, se le permitió celebrar la Eucaristía en la Basílica de Lourdes.
Entonces, ¿por qué Fellay habla de contradicción? Se refiere a la peregrinación a Roma en febrero pasado, a la que asistieron 1.500 fieles, organizada por las monjas dominicas que se adhieren a San Pío X. Se había solicitado, a través de la Pontificia Comisión Ecclesia Dei, poder celebrar una misa en el altar de la Cátedra, en la basílica vaticana. Las autoridades Ecclesia Dei habían considerado, en este caso, que la misa celebrada en San Pedro por un sacerdote lefebvrista antes que la solución de los problemas que aún existen con vista a la regularización canónica y a la plena comunión, sería una señal equivocada. Se propuso, sin embargo, con el acuerdo del Papa Francisco, que la misa en San Pedro se celebrara según el rito antiguo por un sacerdote de Ecclesia Dei. Pero las autoridades de San Pío X declinaron la oferta.
En todo caso, la designación de Fellay como juez de primera instancia por la Congregación para la Doctrina de la Fe prueba que el diálogo está dando pasos adelante.