English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

martes, 7 de abril de 2015

RESPUESTA A LA CONDENACIÓN DE LA CONSAGRACIÓN DE MONS. FAURE POR LA CASA GENERAL DE LA FSSPX



Estamos en un estado de necesidad.
El texto de condenación de la consagración de Mons. Faure por la Casa General de la FSSPX dice que “el estado actual de necesidad en la Iglesia legitima su apostolado por el mundo [1]” Nosotros estamos de acuerdo en que hay un estado de necesidad.
Por lo tanto, para considerar si es necesaria la consagración de un obispo tradicional en la actualidad, debemos considerar que estamos en este estado de necesidad (como lo hubo en 1988 en la consagración de los 4 obispos por Mons. Lefebvre).
La situación se ha agravado desde 1988.
La FSSPX afirma que Mons. Lefebvre decidió consagrar obispos en 1988 debido a la primera reunión de Asís y por la profesión de la libertad religiosa por los Papas conciliares [2].
Después de 1988, estos dos problemas han empeorado gravemente: ha habido tres reuniones de Asís y la jerarquía ha profesado con determinación la libertad religiosa (y muchos otros errores) por 27 años adicionales.
Por lo tanto, después de 1988, la necesidad de tomar medidas para preservar la Tradición Católica preservando el episcopado, es aún mayor.
Los obispos de la FSSPX no son suficientes
No solamente los obispos de la FSSPX se han debilitado poco a poco [en su combate], sino que se niegan a proveer los Santos Oleos (necesarios para ciertos sacramentos) a los sacerdotes que se oponen a la nueva dirección [3]. También se niegan a ordenar los candidatos que se oponen al nuevo liberalismo de la Fraternidad. Por lo tanto…
Las consagraciones de 1988 y de 2015 no confieren jurisdicción
La FSSPX declaró:
 “En 1988 Mons. Lefebvre había manifestado claramente su intención de consagrar obispos auxiliares, sin jurisdicción, y en razón del estado de necesidad” [4].
Igualmente, el mandato apostólico de la consagración de Mons. Faure dice claramente:
Por esta transmisión del poder episcopal de las Ordenes, no se asume ni se otorga poder episcopal de jurisdicción” [5].
La FSSPX dice falsamente que Mons. Williamson y Mons. Faure están opuestos a toda relación con las autoridades romanas.
El comunicado de la Casa General dice además que:
Monseñor Williamson y el R. P. Faure no son miembros de la Fraternidad San Pío X desde 2012 y 2014, respectivamente, en razón de las vivas críticas que formularan contra toda relación con las autoridades romanas” [6].
Contrastando con esta afirmación sin fundamento, Mons. Faure declaró recientemente que él no se opone a ir a Roma, pero que lo haría con prudencia:
-Pregunta: Si en el futuro usted fuera invitado a ir a Roma a conversar con el Papa, ¿iría?, ¿qué le diría?
-Respuesta: En primer lugar, consultaría a todos nuestros amigos de la Resistencia. Iría con Mons. Williamson y otros excelentes sacerdotes que llevan el combate de la Resistencia con mucho valor. Y mantendría informados a todos nuestros amigos, con toda transparencia [7].
La FSSPX dice falsamente que Mons. Williamson y Mons. Faure son sedevacantistas en secreto.
Tal vez porque la FSSPX reconoce que la reciente consagración episcopal es tan comparable con las consagraciones de 1988, que agrega [para diferenciarlas] la acusación de que Mons. Williamson y Mons. Faure son sedevacantistas en secreto:
Todas las declaraciones de Mons. Williamson y del R.P. Faure demuestran constantemente que ya no reconocen las autoridades romanas, salvo de modo puramente retórico [8]
Contrastando con esta afirmación sin fundamento de la FSSPX, Mons. Faure ha dicho claramente que el sedevacantismo es un error [9]. Además, Mons. Williamson se expresa frecuentemente contra el error del sedevacantismo. En su Comentario Eleison del 7 de mayo de 2011, escribió: “Por mi parte, pienso que los papas conciliares son verdaderos Papas”. Y ha continuado con la misma idea en sus artículos contra el sedevacantismo: Sus Comentarios Eleison 279, 341, 342, 343, 359, 385 y 401 entre noviembre de 2012 y el 21 de marzo de 2015.
Porque es público que Mons. Williamson y Mons. Faure se oponen al sedevacantismo, la FSSPX insinúa que ellos hablan “de manera puramente retórica”. En otras palabras, la FSSPX dice que estos dos obispos son sedevacantistas pero que no quieren admitirlo.
Esto nos recuerda la acusación hecha por Mons. Fellay en 2013 a ciertas personas (sin nombrarlas) que aseguraban que él buscaba un acuerdo con Roma. Él se quejó de que estas personas “pretenden que pienso diferente de lo que hago. No están en mi cabeza [10].” Así se quejó Mons. Fellay de que esas personas (sin nombrarlas) especularan que él quiere un acuerdo con Roma, sin querer reconocerlo. Pero la FSSPX se siente libre de acusar a Mons. Williamson y Faure de ser sedevacantistas, quienes no lo admiten. ¿Se da cuenta la FSSPX de la ironía de la situación?
_____________________________


[1] Comunicado del 19 de marzo de 2015.
[4] Comunicado del 19 de marzo de 2015.
[6] Comunicado del 19 de marzo de 2015.
[7] Entrevista al R.P. Jean-Michel Faure la víspera de su Consagración: http://nonpossumus-vcr.blogspot.mx/2015/03/entrevista-exclusiva-al-rp-faure.html
[8] Comunicado del 19 de marzo de 2015.
[9] Entrevista al R.P. Jean-Michel Faure la víspera de su Consagración: http://nonpossumus-vcr.blogspot.mx/2015/03/entrevista-exclusiva-al-rp-faure.html