English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

lunes, 13 de abril de 2015

OLOR A ACUERDO




Cada vez son más las señales que indican que la “reconciliación plena” entre la Roma modernista y la Neo-FSSPX estaría próxima a concretarse. Esta última no deja de tener “gestos” para agradar a aquella, seguramente que como parte de un conveniente acuerdo verbal entre las partes, para manifestar la buena voluntad y el verdadero deseo del reconocimiento canónico. Los blogs de la Resistencia hemos venido dando cuenta en los últimos años de hechos, declaraciones y actos que van en el sentido del “regreso”: no del regreso de Roma a la Tradición sino del regreso de la Neo-FSSPX a la Roma que destruye la Iglesia. Hagamos un breve repaso de algunos de los últimos sucesos o “atenciones” que vale destacar:


Muy rápidamente, antes que la misma Roma, la FSSPX condenó –sin fundamentos- la consagración episcopal de Mons. Faure, desligándose por completo del asunto. Lo haría luego en otra declaración, esta vez para uso interno. Los amigos tradiconciliares de Una Voce destacan la declaración de Menzingen junto con la declaración condenatoria del obispo de Nueva Friburgo. Plena satisfacción romana.



El nuevo sitio web oficial de la Neo-FSSPX presenta en su apartado “La FSPX y Roma” una foto inequívoca: los sacerdotes marchan disciplinados en fila hacia el Vaticano.



Las monjas dominicas de Fanjeaux, acompañadas por el P. Pfluger, Vicario general de la FSSPX, marcharon en febrero en peregrinación a Roma. La Madre Superiora afirmó:Roma es el Papa y es la Iglesia Católica. Roma es nuestro hogar. “¿Un gesto de unificación?”, tituló la noticia el informativo EWTN.



El número de la revista The Angelus, de la FSSPX de USA dedica su número entero de enero-febrero a la “Romanidad”: 18 fotografías a color, algunas a doble página, ilustran sus cuarenta páginas con las bellezas vaticanas. Incluye dos páginas del cardenaltradiconciliar Burke. Recordemos algo que decía esta revista, en su número de abril de 2014: “Para la FSSPX, esperar a la completa conversión doctrinal de los Romanos para ponerse entre sus manos no es realista…La FSSPX ha mantenido sus distancias con Roma por tan demasiado tiempo, que se arriesga a perder todo el sentido católico de jerarquía, obediencia y autoridad”.

Decía al respecto Monseñor Lefebvre:
"Siempre hay algo, un lazo, un hilo que se relaciona con Roma… (…) Hay todo un medio, justamente, que quisiera ser tradicional, que ven muy bien que hay algo malo en la Iglesia y quisieran conservar la Tradición, pero no tienen el valor de oponerse a la autoridad que destruye la Iglesia, quien es la causa, que es el origen de la subversión en la Iglesia. ¿Qué quieren que yo haga? ¡Así es! La situación de la Iglesia, la destrucción de la Iglesia viene de Roma!". (acá)

Sin embargo en la Neo-FSSPX insisten: hay que ir, hay que volver a Roma. Aunque Roma hoy sea ocupada por las logias, por los modernistas, por los apóstatas y herejes enemigos de Cristo que destruyen la Iglesia, hay que ir hacia a ellos para pedirles que nos reconozcan y nos den su estampilla




El sitio web de la FSSPX de Sri Lanka alterna en su portada dos fotos, sin ninguna explicación: una de Francisco sentado, mirando hacia la derecha; la otra de Mons. Fellay y sus asistentes, caminando hacia la izquierda. La asociación de ambas imágenes nos da el claro sentido: hay que ir hacia Roma, hacia Francisco. ¡Allá vamos!





 El sitio acuerdista Panorama Católico Internacional publicó el 6 de abril una noticia que al poco tiempo levantó (presumiblemente por pedido de las autoridades locales de la Fraternidad), aunque quedó el titular en su portada de Facebook: el reconocimiento del Estado argentino a la FSSPX “como parte de la Iglesia Católica, dejándola bajo la protección legal de la que goza toda institución reconocida como tal. El aval sería, se nos informó, del Card. Poli”. Y el Card. Poli, por supuesto, no haría esto sin la venia de Bergoglio. La excusa para tramitar esto era la eximición de determinados impuestos. Sin embargo, los modernistas han favorecido a la FSSPX y ésta ha quedado en deuda con aquellos. “De confirmarse esta información –dice PCI- por medio de la publicación en el Boletín Oficial, todos los prioratos, colegios, conventos, capillas, etc. de la Fraternidad, pasan a revistar, ante el Estado Argentino como dependientes de la Iglesia Católica, y todos sus miembros, argentinos o extranjeros, como clero o religiosos dependientes de la misma”. Llegado el acuerdo, todo pasaría a manos de la “Iglesia católica”, es decir, la iglesia conciliar que hoy zahiere Francisco.
Sería luego el diario Clarín quien daría la confirmación de la noticia. El Decreto oficial dice: Que dicha fraternidad, encuentra acreditada su carácter de persona jurídica pública dentro de la IGLESIA CATÓLICA APOSTÓLICA ROMANA, conforme las normas del Código de Derecho Canónico.



Reciente procesión realizada en Chile, con menos del 10% de los feligreses, hay que decirlo. Marcharon sin crucifijo y con un único y bien visible estandarte: la bandera vaticana.



En enero de este año, la comunidad fundada por el RP Jehan de Belleville, salido del Monasterio de Le Barroux, parte de Ecclesia Dei, es decir reconocidos por Roma, fueron recibidos por la FSSPX en el coro de San Nicolás de Chardonnet.


Recordemos entre otras cosas, que en las primeras semanas del 2014 Monseñor Fellayfue invitado a cenar en Santa Marta por el obispo Guido Pozzo, secretario de la Pontificia Comisión "Ecclesia Dei" y el arzobispo Augustine Di Noia, Vice- Presidente del mismo comité. Al finalizar se produjo un encuentro con Francisco. Este encuentro fue mantenido confidencial por Menzingen hasta que se filtró en la prensa y debió informarlo.

El 18 de septiembre 2014, Francisco recibió en audiencia a Mons. Guido Pozzo, secretario de “Ecclesia Dei”, encargado de las relaciones entre Roma y el medio tradicionalista. Pocos días después, el 23 de septiembre, se reunieron el Cardenal Müller y Mons. Fellay.

El 5 de diciembre de 2014, el cardenal Walter Brandmüller, presidente emérito del Comité pontifical de ciencias históricas, se reunió con Monseñor Fellay, acompañado de varios sacerdotes. La reunión se llevó a cabo en el Seminario Herz Jesu de Zaitzkofen, en Baviera.

El 15 de enero de 2015  el obispo tradiliberal Mons. Schneider visitó el seminario de Flavigny e impartió conferencias a los seminaristas, mientras que se programaron y comenzaron a realizarse visitas de obispos diocesanos a los prioratos de la FSSPX.



Recientemente, el Superior del Distrito de Alemania concurrió con otros sacerdotes a un encuentro litúrgico organizado por Una Voce, con la presencia de obispos y sacerdotes liberales. La relación con estas organizaciones viene de hace mucho tiempo y es cada vez más estrecha.



Están en el umbral, les falta el último paso para consumar totalmente la traición, para agitar la bandera blanca, para entregar enteramente la FSSPX a los peores enemigos de la Tradición, a los anticristos que ocupan el Vaticano y que estando en Roma se alejan de la Roma de siempre, a la sede de iniquidad, como dijo Mons. Lefebvre en el sermón de las consagraciones de 1988. ¿Será quizás después de Pentecostés?