English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

miércoles, 16 de octubre de 2013

MARAVILLOSA NOTICIA: MONSEÑOR FELLAY ES DE NUEVO COMPLETAMENTE TRADICIONALISTA.- AHORA TODO HA VUELTO A LA NORMALIDAD...




Sí, estoy siendo sarcástico.

John Vennari reporta la conferencia de Monseñor Fellay en Angeluss Press que tuvo lugar hace dos días. Contiene varias citas extensas: A continuación algunos comentarios sobre ellas.

 MF: “¡Tenemos frente a nosotros un genuino modernista!”
 “La situación en la Iglesia es un verdadero desastre, y el Papa Francisco la está haciendo 10,000 veces peor”

¿Y Benedicto XVI?... Cada pizca de él era igual de modernista. Pero no era tan obvio. Él parecía “tradicional” (bueno, solo un poquito) por fuera. ¿Cuál de los dos es más peligroso?

MF: “Cuando vemos lo que está pasando ahora (bajo el Papa Francisco) le agradecemos a Dios, le agradecemos a Dios, hemos sido preservado de cualquier clase de acuerdo el año pasado. Y diríamos que uno de los frutos de la Cruzada (del Rosario) que hicimos es que hemos sido preservados de tal desgracia. Gracias a Dios”

Mmmm…. ¡esperen un momento! ¿Quiénes fueron los que dijeron no al acuerdo? ¿Y dónde están ellos ahora? Dios los usó como instrumento para preservarlo a usted de su tan querido acuerdo. “Gracias a Dios” es fácil de decir, pero ¿cómo le ha demostrado su gratitud?

MF:“Imaginar que hay algunas personas que pretenden que nosotros estamos decididos (todavía) a obtener un Acuerdo con Roma. Pobre gente, yo realmente los desafío a que lo prueben. Ellos pretenden que yo pienso algo diferente de lo que hago. Ellos no están dentro de mi cabeza”.

¡Pobre gente! Después de todo, fantasean que ellos pueden entender lo que Monseñor Fellay piensa simplemente por escucharlo decir lo que piensa! ¡Imaginar que conocen su posición doctrinal simplemente porque leyeron una Declaración Doctrinal escrita por él! ¿Desde cuándo Monseñor Fellay dice lo mismo que lo que piensa? ¡Usted no está dentro de su cabeza! ¡Pobre de usted!

MF: “Cualquier clase de dirección para el reconocimiento terminó cuando ellos me dieron el documento para firmar el 13 de junio de 2012”

Podría decirse que terminó cuando los romanos decidieron re-escribir su documento de tal manera que ellos sabían que usted no podría aceptarlo. ¿Y por qué habrán hecho eso? Quizá realmente terminó el día que la carta de los tres obispos fue hecha pública…

MF: “Les dije desde el principio, en septiembre del año anterior que nosotros no podemos aceptar esta “hermenéutica de la continuidad” porque no es verdadera, no es real… Entonces no la aceptamos. El Concilio no está en continuidad con la Tradición. No lo está”.

Qué extraño. Me parece recordar haber leído esto en alguna parte recientemente:

"Las afirmaciones del Concilio Vaticano II y del Magisterio Pontifical posterior relativos a la relación entre la Iglesia católica y las confesiones cristianas no-católicas, así como el deber social de religión y al derecho a la libertad religiosa, cuya formulación es difícilmente conciliable con las afirmaciones doctrinales precedentes del Magisterio, deben ser comprendidos a la luz de la Tradición entera e ininterrumpida, de manera coherente con las verdades enseñadas precedentemente por el Magisterio de la Iglesia, sin aceptar ninguna interpretación de estas afirmaciones que pueda llevar a exponer la doctrina católica en oposición o en ruptura con la Tradición y con este Magisterio”.
.
MF: “Jamás ha sido nuestra intención pretender o que el Concilio deba ser considerado bueno, o que la nueva misa pueda ser “legítima”.
 “El texto que presentamos a Roma (15 de abril de 2012) era un, podría decirse, texto muy delicado que se suponía iba a ser entendido correctamente”.

¿Correctamente…?!!! Entonces, ¿no de acuerdo a lo que realmente dice? Solo de acuerdo a lo que usted necesita que signifique en un tiempo dado, frente a una audiencia dada o en circunstancias dadas?

¿Las palabras todavía tienen un significado objetivo, o estamos ahora en la fase en que la única persona que puede entender una declaración doctrinal es la persona que la hizo, de acuerdo a lo que “está en su cabeza…? ¿Qué esto no es nada menos que modernismo clásico?

MF: “Y entonces tomar cualquier oración del texto sin este principio, es solo tomar oraciones que nunca han sido nuestra manera de pensar o nuestra vida. Estas frases por si mismas son ambiguas…”

Bueno, en primer lugar, lo que citamos anteriormente es un párrafo completo (n° 5 de la Declaración Doctrinal). Si no puede ser entendido por sí mismo, entonces las palabras han perdido su significado.
En segundo lugar, ¿cómo que es ambiguo? Tomemos otro ejemplo:

 “Nosotros declaramos reconocer la validez del sacrificio de la Misa y de los Sacramentos celebrados con la intención de hacer lo que hace la Iglesia según los ritos indicados en las ediciones típicas del Misal romano y de los Rituales de los Sacramentos legítimamente promulgados por los papas Paulo VI y Juan Pablo II”.

Un texto ambiguo es capaz de tener al menos dos significados. Eso es lo que la palabra significa. El párrafo citado arriba dice que la nueva misa y los rituales de sacramentos fueron legítimamente promulgados por los Papas Paulo VI y Juan Pablo II. Esa no es una interpretación, es simplemente lo que dice. ¿Dónde está la ambigüedad? No hay tal.

MF: “Desgraciadamente, quizá era demasiado sutil y es por eso que retiramos ese texto, porque no era lo suficientemente claro de la manera en que fue escrito”

Como se muestra arriba, el texto es simple y directo. El texto no es en lo más mínimo “sutil” como tampoco es  “ambiguo”. Y usted no lo retiró. Roma lo rechazó.
...................................................................................

Esto en cuanto a la defensa de Monseñor Fellay de sus propias acciones (¡si puede siquiera ser llamada una defensa!), de su versión de lo que realmente sucedió el año pasado, de acuerdo a su propia memoria. Solo digamos que su memoria parece estarle jugando una mala pasada.
De acuerdo al artículo de Vennari, Monseñor Fellay tuvo mucho que decir sobre Fátima y los “tiempos terroríficos” que estamos viviendo. Cuando Monseñor Williamson predica de esta manera, sabemos que lo dice en serio, pues ha estado dando el mismo mensaje por treinta años o más. No puede decirse lo mismo de Monseñor Fellay. Él también comenta sobre el papa Francisco. Lo ha hecho después de más de seis meses de continuos escándalos. ¡Quizá Monseñor Fellay cayó en la cuenta que no podía seguir ignorándolo para siempre!

MF: “Al principio del pontificado del Papa Benedicto XVI, dije “la crisis en la Iglesia continuará, pero el Papa está tratando de poner un freno”

Y esto es lo que usted dijo al final de su Pontificado (aunque en esa etapa, usted no se dio cuenta que el final de éste estaba tan cerca):

 “En cierto momento, hacia el final del invierno, ustedes pueden ver nuevos brotes que empiezan a salir. Hay una pequeña cosa allí. Cuando ustedes ven esto, ustedes saben que viene la primavera. Pero ustedes empiezan a decir, la primavera llegó, la primavera llegó, la gente les responderá, vamos, claro que no. ¡Es invierno! ¡Está helando! ¡Está nevando! ¡Hace mucho frío! ¡Hay mucho viento! ¡No digas que es primavera! ¡No es cierto! ¡es invierno! Y nosotros decimos, “ambos tienen razón. Todavía es invierno. Entonces yo digo, si ustedes ven la situación en la Iglesia, todavía es invierno. Pero empezamos a ver pequeños signos que nos dicen que la primavera llega… Pero diría, allí es precisamente en donde estamos ahora. En ese delicadísimo momento entre invierno y primavera.” (Canadá, 28 de Diciembre de 2012)

Podría decirse mucho más, pero, ¿realmente es necesario? Y si lo es, ¿cuál es su utilidad? La hipocresía y deshonestidad son dignas para ganarle un lugar a Monseñor Fellay junto a Tony Blair, David Cameron, Barack Obama, Bll Clinton y todos los otros próceres del Panteón de los políticos modernos. Huyan de esto. Huyan lejos, muy lejos. Y quédense allí. Preserven su salud mental, preserven su fe, que esto sea una lección extrema de lo que sucede cuando se negocia con los enemigos de la Iglesia de Dios y comenzamos diciendo Pequeñas mentiras para tratar de cubrir nuestras huellas.
..............................................................................................................
MF: “Esto es Modernismo puro, queridos fieles. Tenemos frente a nosotros a un genuino Modernista”

 “Y por qué mira la paja en el ojo ajeno y no ve la viga en el propio? (Mateo, 7,3)