English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

domingo, 29 de abril de 2018

DIVERSOS SENTIDOS DE LA EXPRESIÓN "IGLESIA CONCILIAR", AHORA EXPLICADOS CON LA AYUDA DE GRÁFICOS

Según un primer sentido, la "iglesia conciliar" es la organización de la religión conciliar que coexiste con la Iglesia Católica en el mismo sujeto (explicación de los Dominicos de Avrillé y de Mons. Tissier).  La “iglesia conciliar” es la cizaña organizada en el campo de trigo. En esta acepción, se suele hablar de "secta conciliar" como expresión sinónima de "iglesia conciliar".



Conforme a un segundo sentido, la "Iglesia conciliar" es la Iglesia Católica tal y como es actualmente, esto es, decayendo o corrompiéndose (en sus aspectos humanos) por obra de los modernistas que controlan la Iglesia desde el Concilio Vaticano II. La “Iglesia conciliar” es el sembradío de trigo con cizaña. En esta acepción, lo opuesto a “Iglesia conciliar” no es “Iglesia Católica” sino “Iglesia preconciliar”.


Estos dos primeros sentidos de la expresión "iglesia conciliar" no se excluyen recíprocamente, pero sí excluyen a los dos siguientes.

En un tercer sentido, la "iglesia conciliar" es esa sociedad que el común de la gente identifica erradamente con la Iglesia Católica. La sociedad a cuya cabeza actualmente está Francisco y que es conocida en todas partes como "Iglesia Católica", ya no es católica. Ni la Jerarquía ni los feligreses que, por pertenecer a esta organización, se dicen católicos son tales, sino que son herejes conciliares. La verdadera Iglesia Católica existe reducida a dimensiones domésticas e individuales, al estar compuesta solamente por los grupos tradicionalistas separados de Roma, dispersos por el mundo. La “iglesia conciliar” es la cizaña separada del trigo. En esta acepción, se suele hablar de "secta conciliar" como expresión sinónima de "iglesia conciliar". Este tercer sentido excluye a los otros tres, es sostenido por muchos sedevacantistas, e inclina al sedevacantismo y al cisma.


Según un cuarto sentido, la "iglesia conciliar" es únicamente un mal espíritu (liberal y modernista) existente en la Iglesia Católica. La “iglesia conciliar” es un defecto o enfermedad en el trigo. Esto es lo que sostienen Mons. Fellay, el P. Gleize y los acuerdistas en general. Este cuarto sentido excluye a los otros tres.


Cabe notar que, en las acepciones primera y tercera, a la organización o secta conciliar se le llama “iglesia” impropiamente, como cuando hablamos de “iglesia anglicana”, de “iglesia luterana”, etc. En la cuarta acepción, el término "iglesia" también es aplicado de modo analógico.

Del artículo "Eclesiavacantismo".