English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

jueves, 26 de noviembre de 2015

HACIA EL ACUERDO: REVELAN CIRCULAR DE MÉNZINGEN ACERCA DE LA PARTICIPACIÓN DE LA FSSPX EN EL "AÑO DE LA MISERICORDIA"

Christus Vincit


Menzingen enviado a todos los sacerdotes de la FSSPX esta carta circular (...). Se invita (se exige) participar en el jubileo de Francisco. Para "ayudar" a no arrastrar los pies, Ménzingen intenta probar (con las 7 páginas puestas acá) que la participación en el jubileo no tiene nada de inmoral porque la Iglesia siempre ha celebrado jubileos ... (...). Por supuesto, Ménzingen reconoce que el jubileo coincide con el 50° aniversario del Concilio Vaticano II, ¡pero este ese un accidente que no hay que tener en cuenta!

Salvo que Menzingen olvidó su teología moral: una acción buena en sí misma (participar en un jubileo) puede llegar a ser mala debido a las circunstancias que la rodean o acompañan (aquí: festejar el Concilio Vaticano II); y afirmar doctamente que esta circunstancia no afecta en nada a la esencia del jubileo está en plena contradicción con las declaraciones del Papa Francisco, pues él mismo dijo que este aniversario es la ocasión para festejar el concilio... 

Menzingen notoriamente toma a los fieles por imbéciles.

Esto es lo que dijo el Papa en su bula de convocación:

4. He escogido la fecha del 8 de diciembre por su gran significado en la historia reciente de la Iglesia. En efecto, abriré la Puerta Santa en el quincuagésimo aniversario de la conclusión del Concilio Ecuménico Vaticano II. La Iglesia siente la necesidad de mantener vivo este evento. Para ella iniciaba un nuevo periodo de su historia. Los Padres reunidos en el Concilio habían percibido intensamente, como un verdadero soplo del Espíritu, la exigencia de hablar de Dios a los hombres de su tiempo en un modo más comprensible. Derrumbadas las murallas que por mucho tiempo habían recluido la Iglesia en una ciudadela privilegiada, había llegado el tiempo de anunciar el Evangelio de un modo nuevo. Una nueva etapa en la evangelización de siempre. Un nuevo compromiso para todos los cristianos de testimoniar con mayor entusiasmo y convicción la propia fe. La Iglesia sentía la responsabilidad de ser en el mundo signo vivo del amor del Padre.

Lea el documento ... entenderá la decadencia moral de los que dicen ser los "líderes" de la Tradición. (Traducción pendiente)