English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

miércoles, 25 de noviembre de 2015

EL RETORNO DE LA ROMA CONCILIAR Parte 1

LE SEL DE LA TERRE N° 93, verano de 2015



EDITORIAL

El retorno de la Roma conciliar

Las dos opiniones

Después de cuarenta años[i] de tranquila unanimidad entre los defensores de la Tradición sobre la existencia de una iglesia conciliar, una nueva opinión aparece desde el 2013[ii]. Conferencias, artículos, sesiones, se han multiplicado a favor de esta, mientras que la antigua opinión fue depreciada, incluso prohibida.

He aquí brevemente las dos posiciones:

1. Hasta ahora, se sostenía comúnmente que existe una iglesia conciliar organizada, que se puede definir así: “La iglesia conciliar es la sociedad de los bautizados que siguen las directivas de los papas y de los obispos actuales, adhiriéndose más o menos conscientemente a la intención de realizar la unidad del género humano, y que en la práctica aceptan las decisiones del concilio, practican la liturgia nueva y se someten al nuevo Derecho canónico[iii]”. Hacemos notar que se puede ser “conciliar” y permanecer católico, incluso si se pone la fe en peligro. Es así como el papa puede seguir siendo el jefe de la Iglesia católica, incluso si forma parte de la iglesia conciliar[iv].

2. Según la nueva opinión, no existe, hoy como ayer, más que una sola Iglesia, la Iglesia Católica. La denominación de Iglesia conciliar, empleada algunas veces en el pasado -notablemente por Mons. Lefebvre- es una metáfora para designar “un nuevo espíritu que se introdujo en el interior de la Iglesia al momento del concilio”, “una orientación o un espíritu ajenos a la Iglesia que obstaculiza el bien de ésta”. Se puede emplear también esta expresión: “en el contexto de una subversión bastante reciente y evidente a los ojos de la mayoría” pero que ahora hay que evitar porque favorece una mentalidad sedevacantista: en efecto, decir que el papa preside otra iglesia distinta de la Iglesia Católica conduce a pensar que ya no es el jefe de la Iglesia católica[v][Nota del blog: la expresión "ilgesia conciliar" tiene otros sentidos, fuera de los dos mencionados: 3er. sentido: la "iglesia conciliar" es la Iglesia Católica tal y como es actualmente, decayendo o corrompiéndose (en sus aspectos humanos) por obra de los modernistas que controlan la Iglesia desde el Concilio Vaticano II; 4to. sentido (sedevacantistas y "eclesiavacantistas"): la "iglesia conciliar" es esa sociedad que el común de la gente identifica erradamente con la Iglesia Católica. La sociedad a cuya cabeza está Francisco y que es conocida en todas partes como "Iglesia Católica", ya no es católica. La verdadera Iglesia Católica existe reducida a dimensiones domésticas e individuales. Sobre los diversos sentidos de la expresión "iglesia conciliar", ver nota inicial en esta entrada.]

Vamos a ver que la nueva opinión se apoya sobre un sofisma (un falso razonamiento) que conduce lógicamente a una grave consecuencia.

Luego constataremos que el concepto de iglesia conciliar es a tal punto necesario, que no podemos omitirlo en la práctica si conservamos las posiciones de Mons. Lefebvre.

Finalmente veremos que la antigua posición fue –por lo menos hasta hace poco- la de todos los obispos que permanecieron fieles a la Tradición.

(CONTINÚA EN UNA PRÓXIMA ENTRADA)


[i] El P. Calmel habla de “iglesia aparente” y de “seudo-iglesia” desde 1966; el P. Meinvielle de “iglesia gnóstica de la publicidad” y de un “papa presidiendo dos iglesias” desde 1970; Mons. De Castro Mayer, de una “nueva iglesia esencialmente distinta de la anterior al concilio” desde 1971; Mons. Lefebvre de una “nueva iglesia que ya no es la Iglesia Católica” desde 1975. A partir de 1976 es el término “iglesia conciliar” que prevalece desde su utilización por Mons. Benelli.

[ii] En 1976 Madiran defendía la antigua posición. En 2003 adoptó una posición que se parece en muchos aspectos a la “nueva posición”. Ver: “Jean Madiran y la iglesia conciliar” en Le Sel de la Terre 45, págs.. 36-41. Pero sabemos que Madirán se separó de Mons. Lefebvre después de las consagraciones de 1988. Lo que es nuevo desde el 2013, es que la 2ª posición de Madiran (“no hay iglesia conciliar: es una expresión viciosa”, al menos en lo que deja suponer “que habría en presencia dos Iglesias”. “-Está permitido, sin embargo, de hablar (de manera imaginaria) de iglesia conciliar”, pero a condición de no distinguirla [contredistinguer] de la Iglesia Católica) es ahora defendida por aquéllos que quieren continuar la línea de Mons. Lefebvre.

[iii] Mons. Tissier de Mallerais: "¿Existe la Iglesia conciliar?", Le Sel de la Terre 85 (verano 2013), p. 2. Se trata de una definición por las cuatro causas, muy clásica. El P. Gleiz, en el Courrier de Rome 363, reprocha -sin razón- a Monseñor Tissier de Mallerias el hacer una petición de principio, "un modo ineficaz de razonar" designado bajo "el nombre de círculo vicioso". En su conjunto, el artículo de Monseñor Tissier demuestra que esta sociedad existey refuta las objeciones en contra de su existencia.

[iv] El estudio más completo sobre la iglesia conciliar es el de Mons. Tissier de Mallerais (ver la nota precedente). Se encuentra en línea (en español): http://nonpossumus-vcr.blogspot.mx/2014/02/boletin-de-los-dominicos-de-avrille.html - Se puede consultar también: “La iglesia conciliar es una iglesia bastarda” en el editorial de Le Sel de la Terre 43, pág. 2-3; el editorial de Le Sel de la Terre 59 “Una jerarquía para dos iglesias” (en español aquí: http://nonpossumus-vcr.blogspot.mx/2013/08/una-jerarquia-para-dos-iglesias.html, “Un papa para dos iglesias” del P. Lorans, en La Iglesia actual, ¿continuidad o ruptura? en el Courrier de Rome 363 de febrero de 2013.

[v] Ver el artículo del P. Gleize: “¿Se puede hablar de una Iglesia conciliar?” aparecido en el Courrier de Rome 363 de febrero de 2013.

Ir a