English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

miércoles, 28 de mayo de 2014

MONS. FELLAY ACERCA DE FRANCISCO: "LEYÓ LA BIOGRAFÍA DE MONSEÑOR LEFEBVRE DOS VECES Y LE GUSTÓ" Y OTRAS IMPORTANTES REVELACIONES.- RORATE CAELI




En una visita a la ciudad de Fabreges el 11 de mayo (es día siguiente de la revelación de Rorate Caeli del encuentro con el Papa Francisco), el Superior General de la FSSPX, Monseñor Bernard Fellay, habló largamente de varios asuntos de relevancia para su congregación. La parte más importante fue la relativa a la personalidad del Papa Francisco:

"Con el papa actual, como es un hombre práctico, él mira las personas. Lo que piensa, lo que cree una persona le da igual. Lo que cuenta es que esta persona le sea simpática, que le parezca recta, podemos decirlo así.

Y así, él leyó dos veces el libro de Monseñor Tissier de Mallerais sobre Monseñor Lefebvre, y este libro le agradó; él está en contra de todo lo que nosotros representamos, pero como vida, le gustó. Cuando todavía era cardenal, él estaba en América del Sur, el Superior de Distrito (Padre Bouchacourt), fue a pedirle un servicio administrativo que no tenía nada que ver con la Iglesia: problema de visa, de permiso de estadía. El estado argentino, que es muy de izquierda, usa del concordato que fue establecido para proteger a la Iglesia para molestarnos seriamente y nos dijo: “ustedes se dicen católicos, por lo tanto ustedes necesitan tener la firma del obispo para residir en el país”. El superior de distrito fue entonces a exponerle el problema: había una solución fácil, era declararnos iglesia independiente (ante la ley Civil), pero no queríamos pues somos católicos. El cardenal nos dijo: “no, no, ustedes son católicos, es evidente; los voy a ayudar”; él escribió una carta a nuestro favor al estado que es tan izquierdista que consiguieron encontrar una carta contradictoria por parte del nuncio. Por lo tanto, 0 a 0. Ahora él es Papa y nuestro abogado tuvo la ocasión de reunirse con el Papa. Él le dijo que el problema continuaba para la Fraternidad. Le pidió que por favor designara un obispo en Argentina para que pudiéramos resolver este problema. El Papa le dijo: “Sí, y este obispo soy yo, prometí ayudar y lo haré”.


Todavía estoy esperando, pero en fin, él lo dijo, así como también dijo: “estas personas creen que voy a excomulgarlos, se equivocan”; él dijo otra cosa bastante interesante: “Yo no los voy a condenar y no voy a impedir a nadie que vaya con ellos”. Otra vez, espero para ver".