English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

sábado, 14 de enero de 2017

MONS. SCHNEIDER NUEVAMENTE INSTIGA A LA FSSPX A ACEPTAR EL ACUERDO SUICIDA CON ROMA

Resultado de imagen para DEMONIO TENTANDO OÍDO

"Entre más crece la confusión general, doctrinal y litúrgica, más necesitamos el esfuerzo combinado y unido de todas las fuerzas buenas dentro de la Iglesia"

FUENTE (Non Possumus traduce y publica en esta entrada, la pregunta que sobre la FSSPX se formula a Mons. Schneider y la respuesta de éste. Nuestros comentarios en color rojo )
Pregunta: Usted ha urgido a Mons. Fellay de la FSSPX “que no demore más su aceptación” en cuanto a llevar a la Fraternidad a la plena comunión canónica con Roma. ¿Por qué cree que el momento es ahora? ¿Puede la Fraternidad confiar en Roma en este momento, cuando tantas otras cosas en la Iglesia aparecen sujetas al bisturí de la novedad?
Respuesta de Mons. Schneider: Entre más crece la confusión general, doctrinal y litúrgica, más necesitamos el esfuerzo combinado y unida de todas las fuerzas buenas dentro de la Iglesia [bajo el mando del demoledor Francisco. ¡Demencial!]. Esta es la orden del día en estas horas altamente críticas de la historia de la Iglesia. [Orden, por cierto, diametralmente opuesta a la última que en esta materia nos dio Mons. Lefebvre: "Todo sacerdote que quiere permanecer católico, tiene el estricto deber de separarse de esta iglesia conciliar, mientras ella no recupere la tradición del Magisterio de la Iglesia y de la fe católica" (Itinerario Espiritual, 1990)].

Esto hizo San Atanasio cuando en el año 362 reunió un sínodo de unión en Alejandría, al cual invitó incluso a semiarrianos bien intencionados y sinceros, los llamados “Homoi ousianos” para combatir el Arrianismo generalmente extendido y el semiarrianismo herético. [Mons. Schneider parece dar a entender que San Atanasio habría invitado a prelados heterodoxos a participar en el sínodo de Alejandría, que el santo habría hecho alianza con herejes arrianos moderados a fin de oponerse con más fuerza a los herejes arrianos extremos. Eso es falso. Sobre los semiarrianos, una cita interesante: "se aproximaban, en estricto razonamiento, al extremo herético; pero muchos de ellos sostenían la fe ortodoxa, aunque inconsistentemente; sus dificultades rondaban sobre el idioma o el prejuicio local, y en no pequeño número se sometieron a la larga, a la enseñanza católica." (The Catholic Encyclopedia, Vol. 1, New York, 1907). Lo cierto es que San Atanasio no pretendió unir fuerzas con herejes. En cambio, el "nuevo Atanasio" (Schneider) pretende lo contrario: que la FSSPX se una a los liberales y modernistas moderados no arrepentidos, impenitentes, para combatir a los liberales y modernistas extremos. Pero además de incitar a esa verdadera traición, pretende que la "alianza de tradicionalistas y conservadores" esté sometida al más dañino de todos los modernistas y liberales actuales: el Papa Francisco, lo cual es tan disparatado como si San Atanasio hubiera pretendido ponerse bajo las órdenes del mismísimo Arrio a fin de combatir el Arrianismo] Algunos oponentes radicales al Arrianismo, como por ejemplo Lucifer, obispo de Cagliari, que era amigo de San Atanasio, un intrépido luchador por la fe verdadera y que sufrió en exilio, declinó la invitación de San Atanasio [pero envió dos Diáconos como sus representantes. El Obispo Lucifer tomó distancia del sínodo de Alejandría no porque San Atanasio buscara alianzas con herejes, sino porque, a su juicio, se estaba incurriendo en "blandura respecto de los semiarrianos arrepentidos" (B. Llorca S.J., Manual de Historia Eclesiástica, 1960, T 1, p. 158)]. Contrario a la actitud de San Atanasio, Lucifer de Cagliari no aceptó otra explicación que el “homo ousios” del Concilio de Nicea, y quiso “salvar” la Iglesia con su grupo, que se aisló considerándose la única parte “sana” de la Iglesia [Pero el Obispo Lucifer no recibió ninguna clase de sanción por causa de su intransigencia].

Cuando la FSSPX siga el principio de “confianza en Roma” demostrará con esto una actitud bastante humana y una falta de visión sobrenatural de la Iglesia. [El sentido de pasaje no es claro. Seguramente hay un error de transcripción. Texto original: When the FSSPX will follow the principle of “trust in Rome”, it will demonstrate by this a quite human attitude and a lack of the supernatural view of the Church.No tenemos que confiar en la persona de un Papa concreto y en sus colaboradores, que todos cambian más o menos rápidamente (incluso 30 - 70 años es muy poco tiempo a los ojos de los 2000 años de la Iglesia y más aún a los ojos de Dios) [Idem]. 

El famoso historiador Ludwig von Pastor, el experto y piadoso autor de la obra maestra “Historia de los Papas” dijo: "Por diferentes que sean las personalidades de los papas, siempre es el mismo Pedro a quien veneramos". Podemos encontrar en las catacumbas la siguiente pintura: una lámpara con forma de barco; en el barco está sentado el Señor que ordena a la tormenta y a las olas; San Pedro permanece en el timón del barco; y está esta inscripción: “Pedro no muere” [pese a los grandes esfuerzos del Papa Francisco y de los demás modernistas y liberales que usurpan la Jerarquía Católica].