English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

domingo, 6 de marzo de 2016

ENTREVISTA EXCLUSIVA A DOM TOMÁS DE AQUINO OSB





ESPAÑOL - PORTUGUÊS - ENGLISH - FRANÇAIS


1. Reverendo Padre: ¿por qué se necesita otro Obispo de la Resistencia? ¿Subsiste un estado de necesidad en la Iglesia? ¿No le basta a la Iglesia con los Obispos tradicionalistas de la FSSPX, cono afirma la misma Fraternidad?

La Iglesia necesita Obispos, pues así lo quiso Nuestro Señor. Luego, la Tradición necesita Obispos. El trabajo que hace Mons. Williamson desde 1988 es enorme. La ayuda que trae Mons. Faure es indispensable, y un tercer Obispo no está demás. La Tradición llegó a contar con siete Obispos cuando Mons. Lazo, de Filipinas, se pasó a la Tradición antes que Mons. Lefebvre y Mons. Antonio de Castro Mayer fallecieran. La Resistencia no es otra cosa sino la Tradición que continúa.

2. Algunos dicen que su consagración constituirá un acto cismático. ¿Qué nos puede decir al respecto?

Así como las consagraciones de 1988 no constituyeron un acto cismático, de igual forma esta consagración tampoco lo constituirá. La razón que motivó las primeras es la misma que motivó las otras, o sea, el hecho de que Roma no quiere volver a la Tradición.
Evidentemente, tanto esta nueva consagración como la de Mons. Faure podrán ser criticadas, mas para quien considera atentamente las razones, se trata de consagraciones motivadas por el mismo motivo que las de 1988: el hecho de que la cátedra de San Pedro está ocupada por enemigos de Nuestro Señor. Es un hecho doloroso, pero es un hecho. Negarlo prueba irrealismo, acusación hecha por Mons. Fellay a sus tres hermanos en el episcopado: Mons. Williamson, Mons. Tissier y Mons. de Galarreta.
Esta nueva consagración no tiene sino los motivos que hicieron actuar a Mons. Lefebvre, ni más ni menos. La única diferencia está en las circunstancias especiales en relación con las autoridades de la Fraternidad, pero en relación con Roma y la crisis, las razones son idénticas en todos los sentidos.

3. Padre: el año pasado, con motivo de la consagración de Mons. Faure, la FSSPX dijo que la Resistencia es sedevacantista, y que eso se demuestra al consagrar Obispos sin permiso de las autoridades romanas. ¿Su respuesta a esta otra acusación?

De la misma forma que Mons. Lefebvre no era sedevacantista, así la Resistencia no es sedevacantista, aunque en su seno haya, como por lo demás siempre hubo en la Fraternidad San Pío X, simpatizantes de esta tesis.

4. Padre: ¿cuál es su posición ante el sedevacantismo?

Pienso que la posición de Mons. Lefebvre a ese respecto es la más sensata y la más prudente. El Papa no puede usar de su autoridad para destruir la Iglesia. Luego, nosotros no le obedecemos en esta obra. Nosotros nos negamos a tener parte en la destrucción de la Iglesia. En cuanto a decidir si el Papa perdió su pontificado por causa de esto, es una cuestión disputada. No tenemos las premisas para sacar una conclusión que excluya todas las dudas. Ahora bien, en la duda, es mejor no afirmar que la sede está vacante y considerarlo como Papa.

5. El año pasado preguntamos a Mons. Faure que haría si fuera invitado al Vaticano por el Papa Francisco. Ahora le hacemos a Usted la misma pregunta. ¿Iría? ¿A decir qué a Francisco?

¿Ir a Roma? Sólo si fuese para preguntar si las autoridades romanas aceptan Quanta Cura, Syllabus, Pascendi, etc., pero creo que por ahora la respuesta ya fue dada y ella es negativa.

6. El profesor Carlos Nougué ha publicado un breve artículo acerca de la su vida, en el que menciona el incidente de las presiones que Usted recibió por parte de las autoridades de la FSSPX por negarse a cantar el Te Deum en celebración del motu proprio Summorum Puntificum (julio de 2007). ¿Nos puede contar algo más sobre ese episodio y acerca de otros en los que Usted haya sufrido presiones por parte de los jefes de la FSSPX?

Lo que pasó en Santa Cruz cuando Mons. de Galarreta estuvo aquí, sugiriéndome dejar el monasterio, es algo bien complejo, donde entran varios factores. Solamente Mons. de Galarreta podría decir exactamente todas las razones que lo movieron a darme aquella sugerencia. La cuestión doctrinal pudo haber estado envuelta, mas no hay certeza, ya que Mons. de Galarreta estaba, en principio, contra los acuerdos. Tal vez la libertad y justa independencia del monasterio inquietase a Mons. Fellay. Mons. de Galarreta dio como motivo las vocaciones para el monasterio, pues mientras yo fuese prior los Padres en Brasil no mandarían vocaciones.

7. Reverendo Padre: ¿su experiencia en la abadía de Le Barroux le ha servido para fortalecer sus oposición a la deriva rallié o acuerdista de la FSSPX?

Sí, hay una semejanza entre la admiración de Dom Gérard por el entonces Cardenal Ratzinger y la admiración o, al menos, la consideración que Mons. Fellay tiene por Benedicto XVI.
Dom Gérard decía que Mons. Lefebvre se quedada enfadado en su rincón al negarse a entrar en contacto con los representantes de Roma, y que el Cardenal Ratzinger era un hombre con el que era posible tratar. Dom Gérard no conocía al Cardenal y no quiso aprovechar la experiencia de Mons. Lefebvre. Pienso que Mons. Fellay ha cometido el mismo error. Los consejos y pareceres de los antiguos son algo fundamental en la vida. Santo Tomás, al hablar de la docilidad, señala esta disposición de alma que debemos tener para con los ancianos. Vale la pena leer el artículo 3 de la cuestión 49 da IIª IIae. Es muy instructivo. Dom Gérard no tuvo en cuenta los avisos y advertencias de Mons. Lefebvre. Mons. Fellay actuaría de manera bien distinta si los meditase también, pienso yo. Esta cuestión merecería todo un estudio sobre la actitud de Roma para con Mons. Gérard y para con Mons. Fellay. Pienso que a los dos faltó la prudencia de Mons. Lefebvre.

8. ¿Nos puede contar cómo se produjo el quiebre entre su monasterio y la FSSPX el año 2012?

La separación entre nuestro monasterio y la Fraternidad fue gradual, debido a más de un incidente. Pero fue en 2012, cuando tanto yo como el Hno. Arsenio escribimos sobre los acuerdos, y sobre todo cuando Mons. Williamson estuvo en nuestro monasterio y recibió todo nuestro apoyo; que la ruptura se hizo.
Sin embargo, nosotros guardamos buenas relaciones con algunos miembros de la Fraternidad San Pío X que ven el problema, aunque ellos piensen que es mejor permanecer en la Fraternidad por ahora.

9. Padre: Usted conoció a Mons. Lefevre. ¿Nos puede decir unas palabras sobre él?

Mons. Lefebvre poseía la fuerza y la tranquilidad de los que tienen certeza de lo bien fundado que está lo que ellos están haciendo, y esto unido a una gran disponibilidad para atender a las almas. Su tranquilidad venía de la solidez de su fe y de su buen sentido. La certeza genera la tranquilidad. Ahora bien, la certeza de la Fe es superior a todas las otras. De ahí esa suma tranquilidad que Mons. Lefebvre presentaba en todas las ocasiones. Él era un verdadero Obispo, tal como lo describe San Pablo, que actuaba de modo que salvara su propia alma y la de aquellos que oían sus palabras y sus consejos. Su divisa resumía bien su persona y su acción: Credidimus Caritati.

10. ¿Cómo explicaría Usted el cambio que se ha obrado en la FSSPX respecto de la posibilidad de un acuerdo práctico con Roma, y qué piensa que sucederá con la Fraternidad?

Pienso que hay miembros de la Fraternidad San Pío X que quieren un acuerdo y que vienen trabajando en este sentido hace muchos años.
Tal vez fue para salvar a la Fraternidad de una ruptura interna que Mons. Tissier y Mons. de Galarreta aceptaron el cambio de lo que había sido decidido eN el Capítulo General de 2006.
Lo que sucederá con la Fraternidad sólo Dios lo sabe. Rezo para que ella vuelva a su primer fervor, mas será difícil una vuelta atrás.
No conviviendo con los miembros de la Fraternidad, tengo dificultad en dar una opinión fundamentada. Por lo que oigo y por lo que llego a leer, creo que a Fraternidad intentará un equilibrio un tanto inestable, compuesto de legalidad y de fidelidad. Mas ellos lucharán en el terreno escogido por el enemigo. Táticamente no es muy inteligente. La libertad de predicar contra los errores de La Santa Sede quedará (ya está) paralizada. Además de eso, Mons. Fellay parece pensar diferentemente de Mons. Lefebvre, apesar de que él lo niega. Esto es mortal para la Fraternidad San Pío X.

11. Reverendo Padre: ¿se puede hablar de verdadero y propio liberalismo en la FSSPX, o eso es una exageración?

Aproximándose a Roma no hay como evitar un cierto liberalismo. 

12. Padre: ¿cómo definiría usted la Resistencia y cómo ve el futuro de ella?

Yo definiría la Resistencia como la fidelidad a Mons. Lefebvre y a Mons. Antonio de Castro Mayer. La Resistencia es la Tradición, o es la parte más sana de la Tradición o, al menos la parte de la Tradición que rechaza más claramente la idea de un acuerdo prático sin que Roma haya vuelto a la Tradición.
El futuro de la Resistencia está en la fidelidad a las enseñanzas de Mons. Lefebvre y de Mons. de Castro Mayer, o sea, a las enseñanzas del Magisterio infalible de la Iglesia. Gracias a Dios tenemos a Mons. Williamson y a Mons. Faure com nosotros, pues ellos fueron escogidos por Mons. Lefebvre y siempre fueron discípulos fieles del fundador de la Fraternidad San Pío X.

13. ¿Cuáles serán sus prioridades cono Obispo?

Dar los sacramentos y asegurar la predicación de la fe.

14. ¿Cuál será el lema de su escudo y la explicación del mismo?

El lema será “Veritatem Dilexisti” (Amaste la Verdad), sacado del Salmo 50. El escudo es el reverso de La medalla milagrosa, con las doce estrellas (los doce artículos del Credo y los doce Apóstoles), la cruz, la “M” de María Santísima, y los Sagrados Corazones.
Brasil tuvo por nombre, en el inicio, “Tierra de la Santa Cruz”. Ese es también El nombre de nuestro monasterio.
Nuestra congregación fue dedicada, en el siglo XIX, por nuestro fundador, el Rev. Padre Jean Baptiste Muard, a los Sacratísimos Corazones de Jesus y Maria.

15. Finalmente, Reverendo Padre, ¿quisiera Usted enviar un mensaje a los tradicionalistas, y, en particular, a la Resistencia?

¿Un mensaje? Estudien las obras de Mons. Lefebvre y aprendan de sus ejemplos. Mons. Lefebvre es el Padre Le Floch y el P. Le Floch es el Magisterio: es el amor del Magisterio de la Iglesia. Sólo así se vencerá al liberalismo y al modernismo.
Además de eso, lean y procuren entender los grandes autores antiliberales, sobre todo los que mejor entendieron los errores del mundo moderno, como Mons. Antonio de Castro Mayer, Mons. Williamson y también Mons. Tissier, que expone con precisión la extraña teología de Benedicto XVI y que nos dio la biografía de Mons. Lefebvre, sin olvidar los antiguos autores, cuya lista sería demasiado grande. Recordemos solamente a Mons. Vital, el gran Obispo brasileño amigo de Mgr. Ségur que combatió vigorosamente a la masonería, y por causa de eso fue preso y tal vez envenenado, pues murió poco después de salir de la prisión, con graves problemas digestivos. Recordemos también a Mgr. Pie y, para los brasileños, Gustavo Corção, cuyo libro, El Siglo de la Nada, debería ser conocido por todos. Corção  entendió bien el mal del siglo: la mentira, ya que él decía que el siglo XX podría ser llamado el siglo de la mentira. El remedio a este mal está en su contrario: “Veritatem dilexisti”.

Querido Padre, agradecemos profundamente a Dios, a su Santísima Madre, a San José Protector de la Iglesia, y a San Benito; por la gran bendición que para la Resistencia implica su consagración. Pedimos a Dios que le dé un episcopado sumamente fructífero. Agradecemos a usted el haber aceptado tan pesada carga y a Mons. Williamson y a Mons. Faure porque lo consagrarán cono sucesor de los Apóstoles. Deo gratias!
_______________________________________

PORTUGUÊS

1. Reverendo Padre: ¿por qué se necesita otro Obispo de la Resistencia? ¿Subsiste un estado de necesidad en la Iglesia? ¿No le basta a la Iglesia con los Obispos tradicionalistas de la FSSPX, cono afirma la misma Fraternidad?

A Igreja necessita de bispos, pois assim quis Nosso Senhor. Logo, a Tradição necessita de bispos. O trabalho que faz Dom Williamson desde 1988 é enorme. A ajuda que traz Dom Faure é indispensável e um terceiro bispo não é demais. A Tradição chegou a contar com sete bispos quando Dom Lazo, das Filipinas, passou para a Tradição e antes de Dom Lefebvre e Dom Antônio de Castro Mayer falecerem. A Resistência não é outra coisa senão a Tradição que continua.

2. Algunos dicen que su consagración constituirá un acto cismático. ¿Qué nos puede decir al respecto?

Assim como as sagrações de 1988 não constituíram um ato cismático, da mesma forma esta sagração também não o constituirá. A razão que motivou as primeiras é a mesma que motivou as outras, ou seja, o fato de Roma não querer voltar à Tradição.
Evidentemente tanto esta nova sagração como a de Dom Faure podem ser criticadas, mas para quem considera atentamente as razões, trata-se de sagrações motivadas pelo mesmo motivo que as de 1988: o fato da cátedra de São Pedro estar ocupada por inimigos de Nosso Senhor. É um fato doloroso, mas é um fato. Negá-lo é fazer prova de irrealismo, acusação feita por Dom Fellay a seus três irmãos no episcopado: Dom Williamson, Dom Tissier e Dom de Galarreta.
Esta nova sagração não tem senão os motivos que fizeram agir Dom Lefebvre, nem mais nem menos. A única diferença está nas circunstâncias especiais em relação às autoridades da Fraternidade, mas em relação à Roma e à crise as razões são idênticas em todos os sentidos.

3. Padre: el año pasado, con motivo de la consagración de Mons. Faure, la FSSPX dijo que la Resistencia es sedevacantista, y que eso se demuestra al consagrar Obispos sin permiso de las autoridades romanas. ¿Su respuesta a esta otra acusación?

Da mesma forma que Dom Lefebvre não era sedevacantista, assim a Resistência não é sedevacantista, embora haja no seu seio, como aliás sempre houve na Fraternidade São Pio X, simpatizantes desta tese.

4. Padre: ¿cuál es su posición ante el sedevacantismo?

Penso que a posição de Dom Lefebvre a esse respeito é a mais sensata e a mais prudente. O Papa não pode usar de sua autoridade para destruir a Igreja. Logo, nós não lhe obedecemos nesta obra. Nós nos recusamos a ter parte na destruição da Igreja. Quanto a decidir se o Papa perdeu seu pontificado por causa disto, é uma questão disputada. Não temos as premissas para tirar uma conclusão que exclua todas as dúvidas. Ora, na dúvida, é melhor não afirmar a sede está vacante e considerá-lo como Papa.

5. El año pasado preguntamos a Mons. Faure que haría si fuera invitado al Vaticano por el Papa Francisco. Ahora le hacemos a Usted la misma pregunta. ¿Iría? ¿A decir qué a Francisco?

Ir a Roma? Só se fosse para perguntar se as autoridades romanas aceitam Quanta Cura, Syllabus, Pascendi, etc., mas creio que por hora a resposta já foi dada e ela é negativa.

6. El profesor Carlos Nougué ha publicado un breve artículo acerca de la su vida, en el que menciona el incidente de las presiones que Usted recibió por parte de las autoridades de la FSSPX por negarse a cantar el Te Deum en celebración del motu proprio Summorum Puntificum (julio de 2007). ¿Nos puede contar algo más sobre ese episodio y acerca de otros en los que Usted haya sufrido presiones por parte de los jefes de la FSSPX?

O que se passou em Santa Cruz quando Dom de Galarreta aqui esteve, sugerindo-me deixar o mosteiro, é algo bem complexo onde entram vários fatores. Somente Dom de Galarreta poderia dizer exatamente todas as razões que o moveram a me dar aquela sugestão. A questão doutrinal pode ter estado envolvida, mas não é certo, já que Dom de Galarreta era, em princípio, contra os acordos. Talvez a liberdade e justa independência do mosteiro inquietasse Dom Fellay. Dom de Galarreta deu como motivo as vocações para o mosteiro, pois enquanto eu fosse prior os padres no Brasil não mandariam vocações.

7. Reverendo Padre: ¿su experiencia en la abadía de Le Barroux le ha servido para fortalecer sus oposición a la deriva rallié o acuerdista de la FSSPX?

Sim, há uma semelhança entre a admiração de Dom Gérard pelo então Cardeal Ratzinger e a admiração ou, ao menos, a consideração que Dom Fellay tem por Bento XVI.
Dom Gérard dizia que Dom Lefebvre ficava emburrado no seu canto se recusando a entrar em contato com os representantes de Roma, e que o Cardeal Ratzinger era homem com o qual era possível tratar. Dom Gérard não conhecia o cardeal e não quis aproveitar da experiência de Dom Lefebvre. Penso que Dom Fellay tem cometido o mesmo erro. Os conselhos e pareceres dos antigos é uma coisa fundamental na vida. Santo Tomás, ao falar da docilidade, assinala esta disposição de alma que devemos ter para com os anciãos. Vale a pena ler o artigo 3 da questão 49 da IIª IIae. É muito instrutivo. Dom Gérard não levou em conta os avisos e advertências de Dom Lefebvre. Dom Fellay agiria de maneira bem distinta se os meditasse também, penso eu. Esta questão mereceria todo um estudo sobre a atitude de Roma para com Dom Gérard e para com Dom Fellay. Penso que a todos os dois faltou a prudência de Dom Lefebvre.

8. ¿Nos puede contar cómo se produjo el quiebre entre su monasterio y la FSSPX el año 2012?

A separação entre nosso mosteiro e a Fraternidade foi gradual, devido a mais de um incidente. Porém foi em 2012 quando, tanto eu como o ir. Arsênio escrevemos sobre os acordos e sobretudo quando Dom Williamson esteve em nosso mosteiro e recebeu todo o nosso apoio, é que a ruptura se fez.
No entanto, nós guardamos boas relações com alguns membros da Fraternidade São Pio X que vêem o problema, embora eles pensem que é melhor permanecer na Fraternidade por enquanto.

9. Padre: Usted conoció a Mons. Lefevre. ¿Nos puede decir unas palabras sobre él?

Dom Lefebvre possuía a força e a tranqüilidade dos que têm certeza do bem fundado do que eles estão fazendo e isto, unido a uma grande disponibilidade em atender as almas. Sua tranqüilidade vinha da solidez de sua fé e seu bom senso. A certeza gera a tranqüilidade. Ora, a certeza da fé é superior a todas as outras. Daí uma soberana tranqüilidade que Dom Lefebvre apresentava em todas as ocasiões. Ele era um verdadeiro bispo, tal como o descreve São Paulo, que agia de modo a salvar sua própria alma e a daqueles que ouviam suas palavras e seus conselhos. Sua divisa resumia bem a sua pessoa e a sua ação: Credidimus Caritati.

10. ¿Cómo explicaría Usted el cambio que se ha obrado en la FSSPX respecto de la posibilidad de un acuerdo práctico con Roma, y qué piensa que sucederá con la Fraternidad?

Penso que há membros da Fraternidade São Pio X que querem um acordo e que vêm trabalhando neste sentido há muitos anos.
Talvez foi para salvar a Fraternidade de uma ruptura interna que Dom Tissier e Dom de Galarreta aceitaram a mudança do que havia sido decidido no Capítulo Geral de 2006.
O que sucederá com a Fraternidade só Deus o sabe. Rezo para que ela volte ao seu primeiro fervor, mas será difícil uma volta atrás.
Não convivendo com os membros da Fraternidade, tenho dificuldade em dar uma opinião fundamentada. Pelo que ouço e pelo que chego a ler, creio que a Fraternidade tentará um equilíbrio um tanto instável, composto de legalidade e de fidelidade. Mas eles lutarão no terreno escolhido pelo inimigo. Taticamente não é muito inteligente. A liberdade de pregar contra os erros da Santa Sé ficará (e já está) tolhida. Além disso, Dom Fellay parece pensar diferentemente de Dom Lefebvre, apesar de ele o negar. Isto é mortal para a Fraternidade São Pio X.

11. Reverendo Padre: ¿se puede hablar de verdadero y propio liberalismo en la FSSPX, o eso es una exageración?

Aproximando-se de Roma não há como evitar um certo Liberalismo. 

12. Padre: ¿cómo definiría usted la Resistencia y cómo ve el futuro de ella?

Eu definiria a Resistência como a fidelidade a Dom Lefebvre e a Dom Antônio de Castro Mayer. A Resistência é a Tradição, ou, é a parte mais sadia da Tradição ou, ao menos, a parte da Tradição que recusa mais claramente a idéia de um acordo prático sem que Roma tenha voltado à Tradição.
O futuro da Resistência está na fidelidade aos ensinamentos de Dom Lefebvre e de Dom de Castro Mayer, ou seja, aos ensinamentos do Magistério infalível da Igreja. Graças a Deus temos Dom Williamson e Dom Faure conosco, pois eles foram escolhidos por Dom Lefebvre e sempre foram discípulos fiéis do fundador da Fraternidade São Pio X.

13. ¿Cuáles serán sus prioridades cono Obispo?

Dar os sacramentos e assegurar a pregação da fé.

14. ¿Cuál será el lema de su escudo y la explicación del mismo?

O lema será “Veritatem Dilexisti” (Vós amastes a verdade), tirado do Salmo 50. O brasão é o reverso da medalha milagrosa, com as doze estrelas (os doze artigos do Credo e os doze Apóstolos), a cruz, o “M” de Maria Santíssima e os Sagrados Corações.
O Brasil teve por nome, no início, “Terra da Santa Cruz”. É também o nome de nosso mosteiro.
Nossa congregação foi dedicada no século XIX pelo nosso fundador, o Rev. Padre Jean Baptiste Muard, aos Sacratíssimos Corações de Jesus e Maria.

15. Finalmente, Reverendo Padre, ¿quisiera Usted enviar un mensaje a los tradicionalistas, y, en particular, a la Resistencia?

Uma mensagem? Estudem as obras de Dom Lefebvre e aprendam com os seus exemplos. Dom Lefebvre é o Padre Le Floch e o Pe. Le Floch é o Magistério: é o amor do Magistério da Igreja. Só assim se vencerá o Liberalismo e o Modernismo.
Além disso, leiam e procurem entender os grandes autores antiliberais, sobretudo os que melhor entenderam os erros do mundo moderno, como Dom Antônio de Castro Mayer, Dom Williamson e também Dom Tissier, que expôs com precisão a estranha teologia de Bento XVI e que nos deu a biografia de Dom Lefebvre, sem esquecer os antigos autores, cuja lista seria demasiado grande. Lembremos apenas Dom Vital, o grande bispo brasileiro amigo de Mgr. Ségur que combateu vigorosamente a maçonaria e por causa disso foi preso e talvez envenenado, pois morreu pouco depois de sair da prisão, com graves problemas digestivos. Lembremos também Mgr. Pie e, para os brasileiros, Gustavo Corção cujo livro, O Século do Nada, deveria ser conhecido de todos. Corção entendeu bem o mal do século: a mentira, já que ele dizia que o século XX poderia ser chamado o século da mentira. O remédio a este mal está no seu contrário: “Veritatem dilexisti”.

Querido Padre, agradecemos profundamente a Dios, a su Santísima Madre, a San José Protector de la Iglesia, y a San Benito; por la gran bendición que para la Resistencia implica su consagración. Pedimos a Dios que le dé un episcopado sumamente fructífero. Agradecemos a usted el haber aceptado tan pesada carga y a Mons. Williamson y a Mons. Faure porque lo consagrarán cono sucesor de los Apóstoles. Deo gratias!

ENGLISH here

FRANÇAIS ici