English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

viernes, 11 de marzo de 2016

COMENTARIO ELEISON Número CDLII (452) - 12 de marzo de 2016


Paz, Guerra
Lo poco dentro de nuestro poder, hagamos, entonces Dios
Puede escatimar por eso la vara bien merecida.
He aquí algunas pequeñas buenas noticias y algunas grandes malas noticias, pero el balance puede ser remediado un poco por ser las malas noticias del mundo mientras que las buenas noticias son de la Iglesia. Primero las tres buenas noticias.
A principios de Febrero en el Seminario “Resistente” de San Grignion de Monfort cerca de Angers en Francia, hubo una reunión de la media docena de sacerdotes franceses de la Unión Sacerdotal Marcel Lefebvre, USML para abreviar. Monseñor Faure presidió. El Padre Bruno, monje benedictino, coordinó. La USML todavía no tiene estructura de la cual valga la pena hablar, no más que lo hizo el remanente de sacerdotes fieles sobreviviendo al desastre del NOM y del Vaticano II, pero vigorosas discusiones sobre acción a tomar por el USML no previnieron una reunión de mentes. La Fe puede mantener a los amigos en USML juntos por un tiempo aún.
Después, al día siguiente cinco jóvenes, tres de Francia, uno de Inglaterra y uno de Italia, recibieron la sotana de las manos de Monseñor Faure en una Misa Pontifical celebrada en la iglesia del Convento de Frailes dominicos en Avrillé. Bajo el impulso de la UMSL el Seminario abrió el otoño pasado con ocho seminaristas, de los cuales uno solamente no está más allí. Ellos reciben una gran parte de su educación diaria en el mismo Convento por los sacerdotes dominicos, quienes están así devolviendo una deuda de sus propios orígenes a la Fraternidad de Monseñor Lefebvre y al Seminario en Ecône, donde sus tres pioneros, todavía sus líderes de hoy, recibieron su educación inicial en filosofía y teología en los finales de los 1970 y principios de 1980. Verdaderamente, “Se cosecha lo que se siembra”. Pero de la Neo-Fraternidad de Monseñor Fellay, que se destina al infierno de la Roma Conciliar, estos Dominicos se apartaron prudentemente el año pasado.
Y, la última parte de las buenas noticias de Francia es que de ninguna manera todos los sacerdotes de la FSPX en el Distrito de Francia están ciegamente siguiendo a su falso líder. ¿Cómo lo podrían ellos, cuando el actual jefe de la Roma Conciliar comete día a día, de palabra y obra, una atrocidad tras otra contra la Fe Católica, como si él estuviera resuelto a destruir la Iglesia entera? La Fraternidad de Monseñor Lefebvre está talvez hundiéndose, y puede aún hundirse en esta arrolladora tormenta de liberalismo y neo-modernismo, pero todavía no se ha hundido. Debemos rezar a Monseñor Lefebvre en caso que él pueda salvar su Fraternidad de los liberales engañados en cuyas manos ella ha caído.
La mala noticia del mundo (ver http://​www.​tfmetalsreport.​com/​blog/​7422/​dangerous-moves-new-cold-war) es que la Guerra Fría entre Occidente y Rusia se está calentando nuevamente y deviniendo más peligrosa que nunca desde la crisis cubana de misiles en 1961. En particular, a fines de Enero, el gobierno de los Estados Unidos anunció su decisión de poner una brigada de combate completamente equipada, móvil pero permanente, en los países de Europa del Este lindando directamente con Rusia, desde los Estados Bálticos para abajo hasta Siria. Nunca la fuerza militar de Estados Unidos ha sido puesta tan cerca de Rusia. La más cercana previa fue Berlín. Y la carrera de las armas está de vuelta. Ambos lados están modernizando sus armas nucleares, ahora mucho más costosas y peligrosas, siendo más pequeñas, más precisas, más controlables y por consiguiente más “usables”. El reloj nuclear está haciendo tic-tac – a 11h57, dicen algunos – y no hay debate.
¿Cómo pueden los medios Occidentales no hacer saber de una situación desarrollándose tan dramáticamente? Es porque ellos están controlados por los enemigos de Dios y del hombre que quieren la Tercer Guerra Mundial que les dé a ellos la dictadura global a la cual están convencidos que tienen derecho. ¿Hay una esperanza humana para pararlos de infligir sobre todos nosotros su locura criminal? No depende de ellos, sino de Dios a quien ellos están sirviendo como un flagelo para nosotros, humanidad que ha rechazado a su Dios. Que cada uno de nosotros rece el Rosario y cumpla con sus deberes diarios. Podemos hacer muy poco más. Podemos hacer nada menos.
Kyrie eleison.