English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

martes, 24 de octubre de 2017

LA IGLESIA PROMOVIENDO LA SODOMÍA



Rorate Caeli vía Adelante la Fe (extracto)

Promoción de la Homosexualidad: La Imagen que Define un Pontificado Corrosivo

La imagen anterior [superior] se tomó de una guía oficial de 24 páginas de una parroquia, creada por la Conferencia Episcopal de obispos católicos irlandeses para la preparación del “Encuentro Mundial de Familias” que tendrá lugar en Dublín entre el 21 y 26 de agosto de 2018. Todo el programa de preparación está basado en la exhortación de Francisco “Amoris Laetitia”, y se llama “Amoris”.

La naturaleza corrosiva de este pontificado retorcido va destruyendo en su camino todas las cosas verdaderas, amorosas, y bellas. El humo de Satanás, mencionado por primera vez por Pablo VI, ha oscurecido todo el interior de un edificio en llamas. El matrimonio y la familia; la confesión, la contrición y el verdadero arrepentimiento; el Amor y la Verdad; el sacerdocio y el santísimo sacramento: todos deslucidos, en ruinas, desfigurados, por los traidores a la Alianza en una clase de hombres deshonrosos intoxicados por su propia inmundicia.
Diciendo ser sabios, se tornaron necios, y trocaron la gloria del Dios incorruptible en imágenes que representan al hombre corruptible, aves, cuadrúpedos y reptiles.
Por lo cual los entregó Dios a la inmundicia en las concupiscencias de su corazón, de modo que entre ellos afrentasen sus propios cuerpos.  Ellos trocaron la verdad de Dios por la mentira, y adoraron y dieron culto a la creatura antes que al Creador, el cual es bendito por los siglos. Amén.
Por esto los entregó Dios a pasiones vergonzosas, pues hasta sus mujeres cambiaron el uso natural por el que es contra naturaleza. E igualmente los varones, dejando el uso natural de la mujer, se abrazaron en mutua concupiscencia, cometiendo cosas ignominiosas varones con varones, y recibiendo en sí mismos la paga merecida de sus extravíos. Y como no estimaron el conocimiento de Dios, los entregó Dios a una mente depravada para hacer lo indebido, henchidos de toda injusticia, malicia, codicia, maldad, llenos de envidia, homicidio, riña, dolos, malignidad; murmuradores, calumniadores, aborrecedores de Dios, indolentes, soberbios, fanfarrones, inventores de maldades, desobedientes a sus padres; insensatos, desleales, hombres sin amor y sin misericordia.  
Carta del Apóstol San Pablo a los Romanos.