English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

martes, 3 de octubre de 2017

DOM TOMÁS DE AQUINO OSB: VOZ DE FÁTIMA, VOZ DE DIOS N° 27 - MONS. TOMÁS DE AQUINO OSB




Voz de Fátima, Voz de Dios - nº 27

19 de agosto de 2017
Vox túrturis audita est in terra nostra”
(Cant. II, 12)


Sobre el “ralliement”
Traducir la palabra “ralliement” no es cosa fácil. Esta palabra está, en lengua francesa, ligada a los acontecimientos del siglo XIX, cuando León XIII aconsejó e incluso exhortó a los católicos franceses a aceptar cooperar con el gobierno republicano e intentar regenerar la república francesa desde dentro, haciendo aprobar leyes justas.
El resultado fue desastroso, pues eso era lo que la Masonería deseaba de los católicos. Que ellos aceptaran la forma republicana y trabajaran con los republicanos, o sea, en el caso concreto de Francia, que trabajaran bajo la autoridad de los enemigos de la Iglesia.
Los católicos no consiguieron cambiar las leyes, y una verdadera persecución religiosa se instaló en Francia y aniquiló las obras de educación y de caridad ejercidas por los religiosos y las religiosas, los cuales fueron expulsados del país.
Hoy, el término "ralliement" se utiliza para designar a los que se acercan a la Roma neomodernista y neoprotestante para colaborar con ella poniéndose bajo su autoridad.
Mons. Lefebvre decía que era necesario mantenerse lejos de tales autoridades porque ellas tienen el sida espiritual, están tomadas por estos errores y herejías que contagian a los que se acercan a ellos.
Por esta razón nosotros no queremos seguir a Mons. Fellay en su “ralliement”. “Ralliement” sin firma de acuerdo, pero "ralliement" a pesar de todo; un "ralliement" por etapas.
Conservemos la posición de Mons. Lefebvre, que decía: “La excomunión nos protege”. Sí, por más sorprendente que esto pueda parecer, la excomunión, es decir, no estar en comunión con los neomodernistas y neoprotestantes, nos protege. ¿De quién nos protege? Del modernismo y del protestantismo.
Nuestra Señora de Fátima, convierte a los neomodernistas y neoprotestantes y presérvanos de los errores modernos.

+ Tomás de Aquino OSB
U.I.O.G.D.