English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

jueves, 16 de octubre de 2014

UN SACERDOTE BIRRITUALISTA EN LAS CONFERENCIAS ANGELUS PRESS 2014

Las conferencias Angelus Press, organizadas por la FSSPX de USA, se llevaron a cabo el ante pasado fin de semana. Habíamos comentado en una entrada anterior, que entre los ponentes se encontraba un sacerdote diocesano.

Angelus Press ha publicado un video con entrevistas a los ponentes. En el minuto 3:53 del citado video, encontramos el testimonio de Mons. James Byrnes (Monseñor como título honorífico, no es obispo): él es el sacerdote diocesano anunciado.
El P. Byrnes confiesa que actualmente celebra la misa nueva.
El Padre es, además, columnista del periódico The Remnant, y es en un artículo publicado allí que el Padre Byrnes afirma, comparando a la Misa Tradicional y el Novus Ordo con la Coca-cola clásica y la Coca nueva:


Por favor, no malinterpreten, así como la “Coca-nueva” fue tan Coca como la “Coca-clásica”, la misa Novus Ordo es Misa –es tanto válida como legítima- pero también, como la “Coca-nueva” hay algo que falta de la fórmula tradicional, y eso no puede ser ignorado y muchos la desean, ahora que han “probado” la fórmula tradicional.
 Dijo Monseñor Lefebvre: …un cierto número de sacerdotes han creído deber aceptar las condiciones para celebrar esta misa regularmente, con la aprobación del obispo. Lo que hace que se planteen ciertos problemas bastante graves, dado que ellos están obligados a aceptar que la nueva misa es tan válida como la de San Pío V: esto es a lo que siempre nos hemos rehusado, es a lo que siempre nos hemos opuesto porque consideramos que la nueva misa es peligrosa y por lo tanto mala, porque se le hizo dentro del espíritu ecuménico, disminuye la fe de los fieles y termina por darles un espíritu protestante. Por esta razón estamos muy desolados de ver que algunos sacerdotes han creído que deben aceptar y decir que la nueva misa es tan válida como la antigua, para poder decir la misa de siempre con toda la seguridad y conformidad con los reglamentos de los obispos. De una manera general, desaconsejamos a los fieles asistir a las misas de estos sacerdotes que han abandonado la lucha contra la nueva misa. Es muy peligroso que un día ellos sean obligados por su obispo a celebrar también la nueva misa, a celebrar las dos misas, y eventualmente concelebrar, a aceptar dar la comunión en la mano o a decir la misa de cara al pueblo; cosas, todas, que nos repugnan absolutamente...

¡Pero la Neo-Fraternidad de Monseñor Fellay invita a un sacerdote bi-ritualista a darle conferencias a los fieles!