English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

viernes, 15 de noviembre de 2013

EL PADRE ROSTAND EXPLICA EN EL 2008, POR QUÉ NO PODEMOS ASISTIR A SUS MISAS EN EL 2013...


El Padre Rostand, Superior de Distrito de Canadá y después Superior de Distrito de los Estados Unidos, declaró el 15 de agosto de 2008:
« ¿Cómo la Fraternidad podría alentar a los fieles a asistir a misas, incluso tradicionales en donde, en el mejor de los casos, se callan esos errores si es que no los propagan, como si no tuviera la menor importancia, como si defender la fe no fuera un deber para todos los católicos, sacerdotes y fieles, cuando ella es atacada? Hay que entender muy bien que la predicación y la enseñanza recibidas en la misa son tan importantes como el rito observado”. (Le Courrier de Tychique, n° 249, Domingo 20 Julio de 2008). Esto fue en el 2008. ¡Pero después se realizó el “branding” en la Casa general! En un video realizado en el 2012 que se encuentra en el sitio oficial del Distrito de Estados Unidos, el Padre Rostand afirmó: «It is not true to say that the unity of the Church is only based on the Faith” (no es verdad decir que la unidad de la Iglesia está basada únicamente en la Fe). Esta afirmación es cercana a la herejía, pues la Fe es el principio de los otros dos factores de unidad: El sacrificio es la expresión de la Fe y la autoridad es la garante de la Fe. Monseñor Lefebvre dijo que: “la Fe es la base de toda la visibilidad de la Iglesia. La catolicidad, es la Fe una en el espacio. La apostolicidad es la fe una en el tiempo y la santidad es el fruto de la fe…” (Fideliter n° 66, págs.. 27-31)
El 1° de septiembre de 2013, Francisco llamó a una jornada universal de ayuno y oración impregnada de falso ecumenismo modernista. El invitó a “toda la Iglesia católica” pero también a “todos los cristianos de otras confesiones”, “hombres y mujeres de cada Religión, así como hermanos y hermanas que no creen”, a obrar “en la manera que les parezca más oportuna” por el “bien de toda la humanidad”. Esto se llama modernismo: “Tales tentativas no pueden, de ninguna manera obtener la aprobación de los católicos, puesto que están fundadas en la falsa opinión de los que piensan que todas las religiones son, con poca diferencia, buenas y laudables… Cuantos sustentan esta opinión, no sólo yerran y se engañan, sino también rechazan la verdadera religión, adulterando su concepto esencial, y poco a poco vienen a parar al naturalismo y ateísmo”.  (Pio XI, Mortalium animos).
Por lo tanto, el Padre Rostand decidió sostener esta iniciativa. En el sitio oficial del Distrito, escribió: “Agradecemos la invitación a rezar y ayunar y esperamos que no solamente los Católicos sino todo el mundo responderá al llamado del Papa orando a Nuestro Señor Jesucristo y Su Madre Virgen”.  El Padre Rostand guardó silencio sobre los errores modernistas propagados por el discurso de Francisco, “como si no tuviera la menor importancia, como si defender la fe no fuera un deber para todos los católicos, sacerdotes y fieles, cuando ella es atacada”. Por todo lo mencionado, entonces: No se puede ya, en el 2013, asistir a la misa del Padre Rostand. A menos que: ¡a culpa pública, reparación pública! Pero Monseñor Fellay lo dejó hacer… ¿Por qué no pidió retirar de su sitio el artículo escandaloso: Septiembre 7, día de oración y penitencia? Si como dijo Monseñor Fellay “Tenemos ante nosotros a un verdadero modernista” en Francisco, ¿por qué cooperar con sus acciones modernistas? ¿Por qué participar en el modernismo de un modernista?
Pero cuidémonos de las cuestiones simplistas. ¡No olvidemos que Monseñor Fellay es un obispo sutil! Monseñor Fellay dijo también que Francisco estaba “en contradicción con él mismo”. Esto lo podemos atribuir también a un Superior de la FSSPX. Y como dijo el Padre Chazal: “Esta enfermedad es tan profunda que toca el principio de la no-contradicción, y por lo general es incurable, en Menzingen o en otro lugar”.