English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

jueves, 26 de septiembre de 2013

EL PROCESO REVOLUCIONARIO DE LA FSSPX.-

 FUENTE

La Revolución es la inversión del orden establecido por Dios (1). Desde Lutero, ella ha tomado un nuevo vuelo apoyándose en un falso concepto de libertad: indiferencia respecto a la sumisión del hombre al orden establecido por Dios.
 La Revolución tiene un método repetitivo. Es un hecho que tiene múltiples explicaciones:
-Siendo materialista, la revolución ve al hombre como una máquina que se hace avanzar por mecanismos.
-Siendo verdadero ante sus ojos lo que funciona, ella hace su doctrina de sus éxitos.
-En el fondo, ¿por qué cambiar un método que funciona ?
-Su inspirador sigue siendo el mismo : el Infierno.
-Las víctimas, los hombres son todos de la misma naturaleza sea cual sea la época y las circunstancias.
Se puede dividir este mecanismo en tres tiempos de los que hablaremos sucesivamente : lobby, seducción y terror. El primero constituye la preparación, los dos últimos son las etapas visibles anotadas por Aristóteles en el marco de una revolución por la astucia :
 §  Las revoluciones proceden tanto por la violencia como por la astucia : (…) o bien la opresión viene hasta mucho tiempo después, porque la astucia, por promesas mentirosas, hace consentir al pueblo la revolución y no recurre sino hasta más tarde a la fuerza para mantenerla contra su resistencia. En Atenas, los Cuatrocientos engañaron al pueblo persuadiéndolo que el Gran Rey proporcionaría al Estado los medios de continuar la guerra contra Esparta ; y habiendo logrado este fraude, trataron de mantener el poder a su favor. (Política, Libro V, capítulo 3)

 1/ el lobby.
Este nombre viene de los pasillos del parlamento inglés. De hecho se trata de designar aquí la acción del grupo de presión que determina con anterioridad lo que debe hacerse.
En el caso de la revolución de 1789 se ha estudiado el papel de las sociedades de pensamiento: Algunas características: no a la acción directa, para que el pensamiento sea libre de la realidad – una cierta discreción para que los participantes sean más libres – participantes de muy diferentes horizontes – sin jerarquía, salvo la de los moderadores, los cuales son los garantes de la metodología de la sociedad. El objetivo es de crear una corriente de pensamiento en la cual haga eclosión la misma revolución.
En 1995 se creó otro lobby, la sociedad de pensamiento llamada GREC. Se trata de un grupo de investigación. La investigación está liberada de la acción y por eso de la realidad: un investigador utiliza una bata blanca, no un overol de trabajo. La discreción ha sido relativa porque todas las personas clarividentes lo han denunciado, pero la ausencia de publicidad y de oficialidad hasta la aparición del libro del padre Lelong (2) sobre este asunto permitió marginalizar las personas lúcidas: los que sostienen la teoría del complot. El moderador, un diplomático de carrera no era un jerarca de la Iglesia, por lo que garantizaba que no se estaba allí para hacer teología.
Padre Lorans y Monseñor Fellay
No es insignificante que uno de los fundadores del GREC, el padre Lorans de la FSSPX, sea también antiguo director de Ecône y actual responsable de las comunicaciones de la FSSPX, teniendo la dirección de DICI, Nouvelles de Chrétienté, etc. La formación es un puesto clave, como dice el filósofo: la  primera mitad de una cosa es la más importante. Tanto para el revolucionario como para el contrarrevolucionario es un puesto importante. La comunicación y el control de los medios de comunicación es muy importante para el subversivo pues le permite el paso a la segunda fase de la Revolución.
 2/ La seducción

La seducción es la infusión en la sociedad de las ideas del lobby. Es el momento clave que permite la llegada de nuevos dogmas que servirán de base irrefutable. La idea fundamental que se debe hacer pasar es la indiferencia entre el bien y el mal: “A fuerza de verlo todo se termina por soportarlo todo… a fuerza de soportarlo todo se termina por tolerarlo todo… a fuerza de tolerarlo todo se termina por aceptarlo todo… a fuerza de aceptarlo todo se termina por aprobarlo todo”.- San Agustín.
Durante la revolución francesa, la seducción se desarrolló por la enciclopedia o las ideas revolucionarias presentadas en medio de halagos para el espíritu humano. Las gacetas fueron utilizadas: la comunicación es un puesto al que los revolucionarios se aficionan. En el Vaticano II las agencias de prensa como la del padre Wiltgen ocuparon un lugar inédito en un concilio. El poder de los medios de comunicación permite transformar las ideas de las logias en las ideas de la opinión pública. Los medios de comunicación en estas dos revoluciones jugaron un papel muy importante.
Durante esta fase, los revolucionarios se apoyan en las personas útiles, aquellas que sin tener sus ideas sirven a su política creyendo servir al bien. La prohibición de los jesuitas por Luis XV, ¿no le sirvió directamente a la revolución? (3) Esta distinción entre útiles y revolucionarios permite subrayar un punto: todo hombre sirviendo a la revolución no es necesariamente un revolucionario. No es porque un hombre sea objetivamente útil a la revolución que es un revolucionario. Nuestra actitud debe ser diferente respecto a un útil y a un revolucionario: el útil puede ser convertido, el verdadero revolucionario debe ser evitado, sobre todo porque él es más fuerte que nosotros.
Recientemente, la revolución ha tratado de seducirnos:

La adulación:
- Es gracias a su hermosa peregrinación a Roma que el Papa quiere hablar con nosotros.
-Es por sus oraciones y sobre todo por sus cruzadas del Rosario, que se obtuvieron las proposiciones de Roma.
-El Papa nos necesita
Las ideas bellas:
-se trata de renovar la Iglesia desde el interior.
-se trata de un bien más elevado que el bien común de la Fraternidad (4).
-La libertad que nosotros pedimos no es mas que justicia para la misa antigua y para nuestras críticas (5)

Al final, las ideas son las de la Revolución:
-Debemos obedecer a los hombres (al Papa) más que a Dios por un estatus canónico sin la fe común.
-El papa pone sobre el mismo plano la misa antigua y la nueva: te Deum, esto no es un blasfemia sino un gesto a nuestro favor.
-Nosotros pedimos la libertad tanto de defender como de atacar los extravíos del Vaticano II(6)
-La Fraternidad libre en la Iglesia liberal. De acuerdo al juicio de un capitular: “hay que reconocer que el Capítulo ha fracasado. Actualmente está bien ser una fraternidad libre en la iglesia conciliar” (7).
Las gacetas de la tradición han contribuido ampliamente: DICI y Nouvelles de Chrétienté, por tomar solamente dos ejemplos, ¿no son dirigidas por un miembro eminente del GREC?
Por respeto, ya que las personas viven todavía, no haremos ilustración sobre los útiles y los revolucionarios.
 Frente a la seducción, el deber de los contrarrevolucionarios es el de mostrar a dónde conducen las ideas de los seductores, pues las víctimas no ven el peligro del primer paso pero pueden ser despertadas por la visión del abismo a donde conducen sus ideas. El miedo hace entonces que nos ocupemos con una solicitud redoblada de los asuntos públicos. También los magistrados preocupados por el mantenimiento de la constitución, a veces deben, suponiendo peligros próximos, preparar pánicos para que los ciudadanos velen como en una alerta nocturna, y que no deserten de la guardia de la ciudad (8).
3/ Terror
Durante la seducción, ciertos han levantado la máscara de la Revolución. Ellos han gritado por el lobo permitiendo salvar el rebaño. Pero la Revolución ha tomado sus nombres y entonces se venga.
 Napoleón fue a Roma para aterrorizar al papado y permitir la liquidación de los más feroces contrarrevolucionarios. El papado ¿no se había levantado contra la revolución con su condena a la constitución civil del clero? [9]
 En 1789, la multitud puso cabezas en picas en la Bastilla o en el camino de la familia Real de Versalles hasta el Louvre.
Frente al Gran Terror, ciertos emigraron para continuar el combate desde el exterior. Otros se escondieron en el anonimato como el padre N. Pinot quien vestía de paisano para esconderse en medio del pueblo. Otros murieron mártires sin haber cedido ni un pulgar como los Carmelitas de Compiègne. En Avrillé, entre 2000 y 3000 personas fueron fusiladas. Otros en secreto hospedaron a los sacerdotes fieles, o al menos conservaron el santuario de su alma esperando días mejores. Nuestros abuelos hicieron lo que pudieron pero el cardenal Consalvi lo reconoce: si la fe católica en Francia perduró,  no es gracias a los compromisos del concordato (10)
Hoy en día, a menor escala, la Revolución aterroriza y las sanciones caen. Retraso de ordenación, mudanza, prisión eclesiástica, expulsión, prohibición de predicar, exclusiones de los sacramentos, …
La Revolución continúa su camino. No tengamos la amargura del general Challe que dejó Argel diciendo: " no sabía que había tantos podridos en el ejército francés ". La renovación espiritual del siglo XIX que vio su apogeo en el pontificado de san Pio X ¿no le debe mucho a los vandeanos de Cathelineau, a los tiroleses de Andreas Hoffer y a la muerte de Pio VI en cautividad?
Mucho mejores ellos que la capitulación de Malta o de Talleyrand…
Como ya lo dijimos, la primera mitad de una cosa es la más importante, entonces, eduquemos a nuestra juventud a actuar frente a la Revolución para que ellos aplasten la cabeza del primer revolucionario y se salven.
 _________________________
 (1)Ver a Monseñor Delassus citado por Monseñor Lefebvre en “Lo destronaron”
 (2)Por una necesaria reconciliación, NEL, enero de 2023
 (3)”Sin la abolición de los jesuitas, la Revolución no hubiera sido posible” B LAZARE, RISS 16 06 1929
 (4)Monseñor Lefebvre, carta a los tres obispos, primavera de 2012
 (5)Declaración de los 3 obispos, junio de 2013 o Monseñor Tissier, 27 de marzo de 2013
 (6)”Libertad de defender, corregir, reprender, incluso públicamente, a los fautores de errores o novedades del modernismo, del liberalismo, del concilio Vaticano II y sus consecuencias” Padre Thouvenot, carta luego del capítulo general, verano 2012
 (7)Citado por La Sapinière, 4 de marzo de 2012.
 (8) Aristóteles, Política, libro 5, capítulo 7 §5, ver también Padre Chazal, La ciudad olvidada, Capítulo sobre la contrarrevolución.
 (9)Ver el carácter religioso de las guerras de Vendeé, Jean de Viguerie, artículo de Le Sel de la Terre n° 8
 (10)Ver Memorias del Cardenal Consalvi, publicadas por Jacques Crétinau Joly, París 1884.