English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

jueves, 21 de diciembre de 2017

EL PESEBRE DEL VATICANO TIENE VÍNCULOS CON LOS ACTIVISTAS SODOMITAS DE ITALIA

El pesebre "sexualmente sugestivo" del Vaticano tiene vínculos perturbadores con activistas LGBT de Italia 

LIFE SITE NEWS
Roma, 20 de diciembre de  2017 (LifeSiteNews) — Se ha sabido que el pesebre con un hombre desnudo, un cadáver y ninguna oveja o buey, es la ofrenda artística de una abadía que es el foco de los activistas LGBT italianos.
Investigaciones realizadas por LifeSiteNews revelaron que la Abadía de Montevergine, que donó el innovador “Pesebre de la Misericordia”, alberga una imagen mariana que ha sido adoptada como patrona por los activistas LGBT en Italia. El santuario de la abadía es el destino anual de una especie de peregrinación del “orgullo gay ancestral” sacro y profano, el cual, de acuerdo con un activista LGBT, ha ganado una “activa,  participación política de la comunidad LGBT en años recientes”.
Un oficial del Vaticano le dijo a LifeSiteNews que la abadía de Montevergine inicialmente propuso la idea original de una “Navidad de la Misericordia”. El Vaticano discutió y desarrolló un diseño más detallado con la Abadía, luego sometió los planes finales a la Secretaría de Estado y al Papa Francisco para aprobación, que fue puntualmente concedida.
“La presencia del Pesebre en el Vaticano es para nosotros una razón para estar aún más contentos este año”, djo Antonello Sannini, presidente del grupo activista homosexual de Arcigay Nápoles, a LifeSite News el martes. “Para la comunidad homosexual y transexual en Nápoles, es un importante símbolo de inclusión e integración”.
Furia por el Pesebre de Navidad
El furia por el Pesebre de Navidad estalló en Twitter la semana pasada, cuando las fotos de un personaje masculino casi totalmente desnudo que representaba la obra de misericordia corporal "vestir al desnudo" recorrieron los medios de comunicación social, provocando fuertes críticas y debates.


Los observadores lamentaron la "prominente colocación de la figura y su postura lánguida", según Breitbart, que reportó que la pose de la figura "llevó a muchos, en las redes sociales, a sugerir que hay un cierto tono homoerótico en la escena".
Facebook, añadiéndose a la furia, rechazó la foto, refiriéndose a su política contra imágenes “sexualmente sugestivas o provocativas”.
Un observador comentó, respecto al pobre hombre necesitado de ropas: “Yo he trabajado con un entrenador personal. Ese hombre ha estado en el gimnasio por dos horas diarias, seis veces a la semana”.
“Esta horrible exhibición, un sacrílego, altamente engañoso y malévolo intento de convertir la inocencia sagrada del pesebre en la Plaza de San Pedro en una herramienta de cabildeo para el movimiento por los derechos homosexuales, es sólo el último acto diabólico, pero uno que es sintomático de todo este pontificado ", dijo una fuente cercana al Vaticano a LifeSiteNews.
Mientras tanto, el artista napolitano que realizó el pesebre, Antonio Cantone, parecía sugerir que pretendía que fuera provocativo.
No es una natividad de campo; es particular y te hace pensar ", dijo. "No deja indiferente a nadie, hay provocaciones."
Un ícono mariano
El pesebre de este año también incluye una reproducción del antiguo y hermoso ícono de Nuestra Señora de Montevergine. El ícono original, alojado en una capilla del santuario de la montaña, mide 12 pies de alto y seis pies de ancho, y representa a la Santísima Virgen sentada en un trono con el divino Niño Jesús en su regazo.


La imagen mariana es oscura, y por eso se refieren al ícono como uno de las “Madonas Negras”. Entre los italianos locales, su complexión oscura los hace creer que ella era parte de la clase sirviente y así ella llegó a conocerse afectivamente por los fieles como “Mamma Schiavano” o “Mamá Esclava”.
Cada año, Nuestra Señora de Montevergine es honrada a través de dos peregrinaciones a su santuario de montaña: una el 2 de febrero, fiesta de la Purificación de la Santísima Virgen María o Candelaria; y la segunda el 12 de septiembre, fiesta del Santo Nombre de María, precedida por tres días de festejos.
La noche anterior a la fiesta, los peregrinos son recibidos en Ospedaletto d' Alpinolo, el pueblo más cercano a la abadía, antes de hacer la "sagliuta" o "juta" (del italiano "salire", es decir, ascenso) a pie hasta el santuario de Nuestra Señora de Montevergine a primera hora de la mañana siguiente. La celebración de tres días es una mezcla de sagrado y profano, con bailes y cantos acompañados de grandes panderos.
La “juta dei femminielli”
Nuestra Señora de Montevergine tiene un significado particular para los homosexuales y transgénero en Italia. De acuerdo con una leyenda, Nuestra Señora de Montevergine salvó a dos homosexuales de la muerte en el invierno de 1256. La pareja había sido golpeada y llevada de noche desde su ciudad hasta la montaña, donde fueron atados a un árbol y dejados para morir de frío o comidos por los lobos. De acuerdo a la leyenda, Nuestra Señora de Montevergine tuvo piedad de ellos y “milagrosamente” los liberó. En 2017, La Repubblica lo llamó “el milagro progresista de una Madonna gay friendly”.
Más comúnmente, ella es conocida como la madre “que concede todo y perdona todo”.
La “juta dei femminielli” [ascenso de los femminielli] es llevado a cabo cada año en el día de la Candelaria para evocar la leyenda a través de canciones y baile. Femminielli es un término utilizado en la cultura tradicional napolitana para referirse a la población de hombres homosexuales con expresión de género marcadamente femenino.


Arriba: el ángel con rasgos sexualmente indefinidos, ¿empalado?, y con un arco de flores en sus manos (que podría representar el "arcoiris gay"), en lugar de la tradicional cartela con la frase Gloria in excelsis Deo. Abajo, izquierda: una pastora con rasgos masculinos. (Nota de NP)


La comunidad LGBT también va a Nuestra Señora de Montevergine porque ella se asienta en el antiguo sitio del templo donde la diosa pagana Cibeles era adorada. En un artículo del 2014 titulado “la procesión de los femminielli”, La Repubblica notó que los sacerdotes eunucos de Cibeles se castraban ritualmente a sí mismos “para ofrecer su sexo como un regalo a su diosa para renacer con una nueva identidad”.
Antonello Sannino, el presidente de Arcigay Nápoles, le dijo a LifeSite que la “juta dei feminielli” involucra una “mezcla de lo sagrado y lo profano”. Admitiendo su propia distancia de la Iglesia, Sannino dijo que “hay una fuerte devoción popular entre los creyentes”, pero para otros representa confiarse a una divinidad pagana.
La peregrinación anual de la Candelaria es una especie de “orgullo gay ancestral”, dijo, y ha sido una “manera de dar la bienvenida dentro de la cultura de la ciudad [de Nápoles], a la figura del femminiello, el cual es disruptivo en una sociedad binaria “masculina-femenina”.
Montevergine politizada
En 2002, la peregrinación llegó a los titulares cuando el entonces abad de Montevergine, Tarcisio Nazzaro, expresó su descontento con la presencia de los “femminielli” napolitanos.
De acuerdo a La Repubblica, durante la Santa Misa Nazzaro les dijo: “Sus oraciones no son oraciones sino un clamor con el cual Nuestra Señora no está contenta y por lo tanto no lo recibe. Ustedes son como los mercaderes que llenaron el templo hasta que Jesús los expulsó”. Supuestamente, confió después al Sacristán: "No tengo nada contra nadie y no quería ofender a nadie, mucho menos a estos fieles individuales. Pero lo que es demasiado es demasiado. Necesitamos un poco de respeto por el lugar sagrado, y la dignidad del santuario debe ser preservada".
El Catecismo de la Iglesia Católica afirma en los párrafos 2358-2359, que aunque las inclinaciones homosexuales son "objetivamente desordenadas", los hombres y mujeres que sufren esta prueba "deben ser aceptados con respeto, compasión y delicadeza" y "todo signo de discriminación injusta respecto a ellos debe ser evitado", pero como todos los cristianos, están "llamados a la castidad" y a la perfección cristiana.


Sannino no reprochó al abad, pero pensó que la presencia en la abadía en 2002 de Vladimir Luxuria, el primer parlamentario transexual de Italia, precipitó la disputa. "Fue demasiado político en 2002 ", dijo.
Ese incidente animó al movimiento LGBT, dijo a LifeSite Ottavia Voza, presidenta de Arcigay Salerno. Otro incidente menor siguió en 2010, pero la "participación política activa de la comunidad LGBT" comenzó después de la disputa en 2002.
Un nuevo abad y un nuevo acercamiento
En septiembre de 2014, bajo la dirección del Papa Francisco, fue elegido un nuevo abad de Montevergine, Dom Riccardo Luca Guariglia. A principios de ese año, Luxuria escribió una carta al Papa Francisco en nombre de la comunidad LGBT, y la presentó públicamente en la peregrinación de la Candelaria en el Santuario de Montevergine. Nadie tiene conocimiento de una respuesta a esa carta. Una traducción en inglés puede leerse aquí.



En 2017, los líderes de la comunidad LGBT se reunieron con el Abad Guariglia. Voza dijo que las relaciones son ahora "excelentes" y este año "tuvieron la oportunidad de dialogar con el abad". Voza le dijo a LifeSite que Vladimir Luxuria estaba allí y el abad "se detuvo para hablar con nosotros". No fue una reunión privada pero "en esencia, nos dio su bendición", continuó Voza, añadiendo que el incidente en 2002 "fue completamente superado".
“Nos dio la bienvenida", dijo Voza," y comprendió la importancia de la presencia de la comunidad".
Las cosas también se intensificaron políticamente en 2017 cuando los activistas LGBT inauguraron el primer baño italiano "sin género" en Ospedaletto d' Alpinolo durante la peregrinación del 2 de febrero, y una pareja homosexual civilmente "casada" recibió la ciudadanía honoraria de las autoridades cívicas de Ospedaletto d' Alpinolo. Junto con los activistas LGBT, las autoridades civiles también revelaron una placa en la entrada de la ciudad que decía:"Ospedaletto d' Alpinolo está en contra de la homotransfobia y la violencia de género".
En la ceremonia, Vladimir Luxuria dijo que el pequeño pueblo de Ospedaletto d' Alpinolo debería servir de modelo para el resto de Italia.
El abad Guariglia fue entrevistado sobre la “juta dei femminielli” en el 2017, diciendo: "San Benito nos dice que los huéspedes deben ser acogidos como el propio Cristo” y la abadía tiene “esta peculiaridad, la de acoger a todo tipo de peregrinos que vienen al santuario, primero para rendir homenaje o encomendarse a la Madre de Dios, y luego también para celebrar los Sacramentos".
Descenso al neo-paganismo
Sannino dio la bienvenida al Pesebre Vaticano, diciendo que él cree que es un "símbolo importante de inclusión e integración", pero si esto significa una mayor apertura por parte de la Iglesia depende de "cuán conscientes" estuvieron los funcionarios vaticanos de la conexión con activistas LGBT en la toma de decisiones. Esperamos que la Iglesia desarrolle finalmente un verdadero sentido de apertura tras las palabras del Papa", dijo, refiriéndose al comentario de Francisco: "¿Quién soy yo para juzgar?" "La Iglesia es extremadamente lenta en sus transformaciones", cree, y confía en que "esto también sucederá".

Una Virgen sentada inmodestamente, con un aire masculino y en actitud nerviosa. Unos ángeles con expresión de molestia o aflicción. Un Niño oculto. (Nota de NP).
Pero la gente en Roma se pregunta cómo responderá el Papa Francisco. Como en los años pasados, se espera que el Papa Francisco pase tiempo en oración silenciosa ante el pesebre el 31 de diciembre después de las Vísperas y el canto de la oración de acción de gracias Te Deum en la Basílica de San Pedro. La preocupación es que la óptica de su oración silenciosa ante el ícono de Montevergine y el hombre desnudo, situado a ambos lados del Nacimiento, enviará una señal, o será utilizado por los políticamente más entusiastas de la comunidad LGBT, para impulsar su agenda. 
Oficialmente, el Vaticano no está comentando sobre el Belén, así que no está claro cuán conscientes son los que tomaron las decisiones de sus conexiones con la abadía de Montevergine y sus asociaciones con los activistas LGBT de Italia. LifeSite se puso en contacto con el portavoz del Vaticano, Greg Burke, pero se negó a responder.
El historiador de la Iglesia Italiana Roberto de Mattei, de la Fundación Lepanto, ve esto como el último intento de "paganizar Italia y Europa" por medios indirectos, en lo que él llama "neo-paganización suave".
Esto implica elegir lugares de adoración cristiana "para regresarlos a sus orígenes paganos", explicó de Mattei, enviando al cristianismo de vuelta a la era de las catacumbas donde fue perseguido por los paganos. El movimiento LGBT no es sólo político o cultural, sino un "movimiento religioso" con características paganas, agregó. Esto no debería sorprendernos, porque el sexo también estaba en el centro de muchos cultos paganos, "dijo De Mattei. "Esto, por lo tanto, predice una nueva persecución neo-pagana de los que permanecen fieles al catolicismo."
De Mattei señaló que el próximo año marca 50 años desde la revolución cultural, o sexual, de 1968, y cree que ahora se está "transformando en una revolución religiosa" donde el sexo todavía está en el centro, pero que "se está transformando en una divinidad destinada a reemplazar al cristianismo".

La estrella no es normal porque parece estar cayendo. ¿Se trata de una representación de Satanás? ¡Cómo has caído del cielo, oh lucero de la mañana, hijo de la aurora! (Isaías 14,12). (Nota de NP)