English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

sábado, 31 de enero de 2015

SÁBADO MARIANO, NO OLVIDE REZAR EL ROSARIO.-


"La Santísima Virgen María ha querido manifestar su presencia en la Santa Iglesia junto a aquellos que combaten para mantener la fe católica. Lo manifestó por Santo Domingo. Gracias al Rosario, gracias a la recitación de esta oración excepcional, los albigenses fueron vencidos. Un poco más tarde, la Iglesia evoca la intercesión de la Santísima Virgen María que, gracias al Rosario, tuvo lugar la victoria de Lepanto contra los musulmanes. Y podríamos decir también que la Santísima Virgen María intervino en las apariciones de Lourdes, las apariciones de La Salette, de Fátima. Ella ha intervenido en toda esta época moderna para luchar contra los errores; para luchar particularmente contra el modernismo, contra el comunismo. Ella lo dijo explícitamente".
"Tengamos confianza. Unámonos a Nuestro Señor Jesucristo junto a todos aquellos que nos han mostrado el camino de la fe. Camino de la fe que necesita un combate, y en la medida en que conservemos la fe, seremos perseguidos.
Este mundo, particularmente hoy, mundo racionalista, mundo modernista, no puede soportar la fe. Entonces, en la medida en que la manifestemos, seremos perseguidos, es normal.
Todos los que han profesado la fe han sido perseguidos. La misma Virgen María es llamada Reina de los mártires. Ella también, a causa de su fe, sufrió el martirio, junto a Nuestro Señor, al pie de la Cruz.

Entonces debemos esperar que seremos perseguidos, pero no flaqueemos en nuestra fe. No seamos débiles, seamos firmes, como todos aquellos que nos dieron el ejemplo y que nos han precedido, sea en al Antiguo como en el Nuevo Testamento".

Mons. Lefebvre, 11 de octubre de 1981.

ÚNASE A LOS CRUZADOS DEL CORAZÓN INMACULADO DE MARÍA.