English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

miércoles, 14 de enero de 2015

P. PFLUGER: "LA FSSPX TIENE QUE SER ATRACTIVA" - "TENEMOS QUE POSICIONARNOS DE NUEVO"

Creyente fervoroso en lugar de creyente fanático – Padre Niklaus Pfluger sobre la situación de la Iglesia, de la FSSPX y el Futuro de la Tradición.
El 20 de Diciembre, en el número de Navidad publicado en la revista para la juventud de la Fraternidad Sacerdotal San Pio X, se incluyó una entrevista del Padre Niklaus Pfluger acerca del desafío de esta época, la cual se le envió a Katholiches.info por anticipado. 
El Padre Pfluger es considerado como el Peter Scholl-Latour de la FSSPX, porque el primer asistente del superior general, Mons. Bernard Fellay, visita los distintos establecimientos en el mundo que fueron fundados por el Arzobispo Marcel Lefebvre. Como al periodista fallecido, le precede la reputación de hablar de cosas desagradables.
La FSSPX es “no tan misionera”, como podría serlo, opina por ejemplo. La razón de ello es que algunos fieles “simplemente no quieren ningún cambio” y a la gente nueva -con otras ideas y experiencias- realmente no les darán la bienvenida, puesto que un crecimiento de la iglesia es siempre un cambio.
En lugar de ello el clima en la FSSPX tiene que ser “atractivo y misionero”. “La paz de los cementerios es una paz muy peligrosa”. Es necesario persuadirlos para crear confianza, para tener valor. No todo es “siempre una señal de decadencia del mundo”, sino que algunas veces ésta es una manera de “negar la realidad, problema que tenemos entre nosotros”. Tolerancia y liberalidad han sido siempre típicas en la Iglesia, la cual es una Iglesia Universal: grande, antigua y siempre joven, experimentada.    
“Inquietud” un desafío pastoral – La Fraternidad Sacerdotal San Pio X tiene que ser “atractiva y misionera”
El Padre Pfluger piensa que la razón más profunda del “confinamiento” se debe a “todas las Experiencias traumatizantes en la Iglesia y en la Fraternidad desde hace más de 50 años”, ya que “todo lo nuevo es sospechoso”. Esta postura representa un “desafío pastoral fundamental” para la FSSPX. Las excepciones son África, América del Norte, el ex Bloque del Este y las Filipinas, pero en el “circulo tradicional original” se ha extendido una “inquietud”, que es la expresión de un “agotamiento profundo”.
En un principio había “un gran entusiasmo en todas partes”. Monseñor Lefebvre también tenía “al comienzo de la Fraternidad, la firme convicción de que la crisis desaparecería pronto” y la Iglesia reencontraría su Tradición. Pero ahora constatamos que la crisis “dura y dura” y “va de mal en peor”. La realidad “no es tan simple como algunos han imaginado”. También en la Fraternidad “la situación fue idealizada” en parte.
2012 “nada ni nadie fue traicionado”
Con respecto a Roma en el año 2012, cuando los esfuerzos para llegar a un Acuerdo fallaron, “nada ni nadie fue traicionado”, sino que fue “en un momento difícil” para la Fraternidad, y que muestra cómo estaba “desconectada”. La mejor prueba, es que tanto aquellos que quieren un acuerdo con Roma a toda costa, como también aquellos que a toda costa no lo quieren, se dijeron “traicionados”.
En el 2006 el Capitulo general planteó la situación de ese momento, no más y no menos. En aquel tiempo nadie hubiera podido vislumbrar que en el 2008 la excomunión seria levantada y el Papa declararía en un Motu proprio, que la denominada Misa antigua “jamás ha sido abrogada“, sino que tiene “un derecho en la Iglesia”. En el 2006 la postura de Roma era “agresiva”, “apodíctica”. Desde entonces “las cosas han evolucionado considerablemente”.
En el reciente Encuentro con el Cardenal Müller y la Congregación de la Fe ha sido algo “obvio” porque “la Santa Sede ha tenido que hacer frente a problemas mayúsculos”. “El Movimiento de la Tradición no cauntitativamente insignificante, y aumentan las payasadas pastorales del Papa y las  canonizaciones en masa”, dijo el Padre Pfluger.
Seis años atrás, el Superior General no tenía permitido celebrar en la gran Peregrinación de Lourdes. En este año “el Obispo local nos ha recibido cálidamente y nuestros tres Obispos celebraron Misa Pontifical en la Basílica”.
¡Un Cardenal Prefecto en contra de otro. Cardenales de la Santa Iglesia critican abiertamente al Papa, y éste somete a votación las cuestiones morales!
Se tiene que tener bien presente: “¡Un Cardenal Prefecto está en contra de otro; Cardenales de la Santa Iglesia critican abiertamente al Papa, y éste somete a votación cuestiones morales!” “También respecto a nosotros no hay política unitaria: el Papa dice abiertamente que somos católicos, pero un obispo decreta que somos cismáticos”. “No hay unidad, nadie sabe a dónde conducirá la reforma de la Curia”.
Sobre la cuestión de si también hay “fruto espiritual” fuera de la FSSPX, respondió el Padre Pfluger: “Extra Ecclesia nulla salus” (Fuera de la Iglesia no hay salvación): “¡esto se aplica a la Santa Iglesia Una Sancta,  y ésta es más grande que la Fraternidad! Sería una tentación completamente impía, la cual no puede justificarse ni por la crisis de la Iglesia ni por los escándalos en la Iglesia”, el pensar que “el movimiento tradicional es la Iglesia; fuera del cual no hay Fe verdadera ni Fruto espiritual”. La “Verdadera gran Tradición” no debe “confundirse con las tradiciones”. ¡En India “los hombres usan faldas y las mujeres pantalones! En Tokio tuve que celebrar la Misa Cantada del domingo sin zapatos”. En los círculos tradicionales todo debe ser “un poco como el rutinario siglo 19”, que “es contrario al rápido siglo 20”, el cual es ‘modernista’, ‘liberal’, ‘masónico’. “Tal Tradición entendida de forma falsa no es atractiva, no puede convencer”. Es necesaria “mucha formación y educación”, porque la “sabiduría  y discernimiento” es no “tomar medidas precipitadas con clichés”. Se refiere más bien  “a descubrir y a profundizar libremente la gran riqueza de la Tradición y de la Cristiandad”.
La Iglesia es Una,  “en general y por completo”
La Iglesia es Una, “en general y por completo”, dijo el Padre Pfluger. Ella no puede ser “enriquecida por alguien externo a ella ni mucho menos por otras religiones”. El movimiento de la Tradición “solo es una parte de la Iglesia, aunque un elemento sumamente importante, luego ella no posee la riqueza completa de la Iglesia su Tradición, por lo que no puede prescindir de ésta para poder estar en contacto con otras comunidades y tomar el control de otros elementos, los cuales no le pertenecen”. “Sería muy fácil” describir a todo lo que no corresponde con el movimiento de la Tradición, “como infructífero, herético y conciliar”. Aparte de eso hay “grados teológicos en las decisiones y definiciones de la Iglesia”. “Una herejía, un error condenado por la Iglesia” es distinto en comparación al criterio teológico de la Fraternidad San Pio X sobre un error específico y otra cosa distinta es una opinión teológica.
“Está probado que, únicamente cuando la liturgia y la evangelización se comprometen a permanecer católicos, hay Frutos espirituales, la Iglesia puede renovarse”. “Como el Profeta Elías se deprimió y quería morir, porque en vano había combatido larga y difícilmente contra el paganismo y la infidelidad del pueblo, y pensaba que él era el único verdadero creyente que se mantenía, Dios lo corrigió diciéndole que aún eran 7000, “los cuales no han doblado la rodilla delante de Baal”.
La FSSPX es parte de un Movimiento de Renovación que se nutre de la Tradición
“No extingáis el Espíritu”, cita el Padre Pfluger al Apóstol Pablo: “nosotros conocemos las famosas palabras de Cristo: ‘El que no está conmigo, esta contra mí’. Pero también significa, ‘quien no está en contra de ustedes, está con ustedes’”. “La FSSPX forma parte de un movimiento de renovación que se nutre de la Tradición y por lo tanto tiene su fuerza”, “nosotros somos una parte esencial del rescate de la Liturgia Romana, la cual es en realidad la Obra del Arzobispo, quien tuvo un papel indispensable. De ello estamos orgullosos. ¡Esto es algo completamente especial, es una elección!” Pero esto no significa  que “todos los demás sean de menor valor o no tengan ningún fruto espiritual”, pues el que piense así “cuide de no caer”. “A veces se puede tener la impresión de que el movimiento de renovación tropezó, lamentablemente, porque no está unido”. La separación “nunca es una obra de Cristo”.      
“El movimiento de la Tradición tuvo su origen a partir del rechazo de las reformas después del Concilio Vaticano Segundo”. La FSSPX es “el bote salvavidas para muchos Católicos realmente devotos, a los cuales, en los años 1970-1980 repentinamente su Iglesia no los reconoció. Y de ahí que ellos valoren lo que tienen.  Pero ahora tenemos que explicar que nosotros no vivimos más en esa época, que las cosas han avanzado, y que por eso tenemos que posicionarnos de nuevo. Vemos a los creyentes, sí, pero también vemos que la crisis de la Iglesia no está superada, sino que en realidad empeora. Esto crea una contradicción interna entre las experiencias y preocupaciones de unos y las expectativas de otros, ciertamente es la realidad exterior”. “Y esta contradicción en la FSSPX también existe. Nosotros nos hemos salvado de la decadencia después del Concilio, pero también tenemos problemas nuevos, justamente por nuestra situación especial”.       
Creyentes Intolerantes {fanáticos}
No está “solo el peligro del Modernismo religioso”,  además de Escila “también está Caribdis” {*}. Los “representantes” por cierto luchan a favor de la Religión, pero no reconocerían que la Iglesia es “cada vez más grande”, por lo que caen claramente en contradicción. “Esta gente no son creyentes fervorosos, son creyentes intolerantes {fanáticos}, los cuales solo se representan a ellos mismos”.   
Entretanto “la rabiosa tormenta” continúa, como han demostrado las discusiones y las peleas en el sínodo de los Obispos acerca de la familia en octubre pasado. El Superior General de la FSSPX no habla de conspiración, de nada apocalíptico, sino contra spem in spem”, la virtud de la esperanza, esperar contra toda esperanza. Esto es católico.” 

{*}: Escila y Caribdis son dos monstruos marinos de la mitología griega situados en orillas opuestas de un estrecho canal de agua, tan cerca que los marineros intentando evitar a Caribdis pasarían muy cerca de Escila y viceversa. La frase «entre Escila y Caribdis» ha llegado a significar el estado donde uno está entre dos peligros y alejarse de uno te haría estar en peligro por el otro. Equivale a la frase «entre la espada y la pared».