English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

domingo, 11 de enero de 2015

HACIA EL ACUERDO: COMUNIDAD "ECCLESIA DEI" RECIBIDA POR LA FSSPX EN EL CORO DE SAN NICOLÁS DE CHARDONNET.-


Al Padre de la Rocque (párroco de San Nicolás de Chardonnet), no parece repugnarle el excomulgar una religiosa que debió dejar su comunidad para permanecer fiel. Tampoco le repugna negarle a los dominicos de Avrillé el paso a París, y no digamos decir la misa en San Nicolás, ni siquiera en el oratorio del priorato de la rue Galande –contrariamente a su predecesor.

Esta actitud está reservada solamente a los que se oponen a la nueva línea de la FSSPX…

Para entrar y ser recibido en el coro de San Nicolás, basta ser miembro de una comunidad reconocida por Roma, como los Benedictinos de la Inmaculada (comunidad fundada por el RP Jehan de Belleville, salido del Monasterio de Le Barroux, reconocidos por Roma. Vea su sitio web).

Durante la misa del Congreso de la Revista Courrier de Rome, celebrada por Monseñor Fellay en San Nicolás, el Padre Jehan de Belleville, fundador de los Benedictinos de la Inmaculada, junto a dos hermanos, fueron recibidos, en hábito coral, en el coro de San Nicolás.

Fotos tomadas por una persona presente en San Nicolás:


El P. Jehan de Belleville, seguido del P.  Lorans, reconocido fellecista-acuerdista.



El P. Jehan y el P. du Chalard, director del Courrier de Rome, otro reconocido fellecista-acuerdista.



La Neo-FSSPX ya nos tiene acostumbrados a la sucia política del doble rasero: "cordialidad" respecto de Roma apóstata y demás liberales, y arbitrariedad y mano dura para los antiliberales.

Otra información relevante: el Padre Fuchs (austríaco, de la Resistencia), ha confirmado que el P. Pfluger realmente dijo que "sería bueno que la FSSPX se reconcilie con Roma y se una a la FSSP para tener más fuerza". El P. Fuchs también nos informa que el P. Frey, superior del distrito de Austria, ha asistido recientemente a una misa celebrada por el Card. Burke en Viena, en la que éste predicó acerca de la "santidad" de Juan Pablo II.