English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

viernes, 9 de enero de 2015

NADIE SE BURLA DE DIOS - CHARLIE HEBDO

FUENTE

El último número de la revista Charlie Hebdo fue un especial de « Navidad »… no nos atrevemos a mostrar la portada pues es demasiado escandalosa, abominable y repugnante… he aquí un resumen:

La verdadera historia del Niño Jesus, Charlie Hebdo de noviembre/diciembre:
Lo que su cura jamás se ha atrevido a contarles, ha sido revelado finalmente en este nuevo Evangelio según Riss. Pues, ¿sabía usted que el Niño Jesús fue un hijo del pecado, terror de los dragones, curandero de arenero, asesino de niños, hacedor de ciegos, niño-rey hiperactivo, verdugo de sus maestros y aprendiz de profeta? Riss nos cuenta –de acuerdo a los Evangelios llamados apócrifos, descartados durante mucho tiempo por los guardianes del dogma- una hilarante historia, sorprendente, muy diferente de la que conocemos. Pero no menos seria. Pues los escritos cristianos de los orígenes no escatimaron invención, fantasía heroica, novela rosa y novela negra, es decir sadomasoquista, gore, trash, aunque los obstaculizadores de la fantasía que rondan la Iglesia católica romana terminaron por tratarlos de herejes. Pero muy tarde. He aquí, estimada grey, para su edificación, la verdadera historia del Niño Jesús.

De Dios y de Su Santísima Madre nadie se burla…

Extractos del Catecismo de Perseverancia de Monseñor Gaume:

Este Atila del Oriente, enviado de Dios para castigar a los pueblos culpables de ingratitud y revuelta en contra del Cordero dominador del mundo, nació en los desiertos de Arabia”.

“Sin embargo, nadie resistía a sus armas. Ellos impulsaron sus conquistas desde África. Parecían una corriente desbordada que arrasaba y hacía estragos; o mejor: los Musulmanes eran, como las hordas de Atila, un flagelo del Cielo enviado para castigar a los pueblos culpables”.

Los Mahometanos, llamados por Dios para castigar las naciones culpables, redujeron a servidumbre todas las provincias de Oriente que habían abrazado  la herejía


Hemos sido prevenidos.