English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

martes, 28 de noviembre de 2017

COMENTARIO ELEISON Número DXLI (541) - 25 de noviembre de 2017

¿Cómo Discernir? – II
¿Cómo puedo luchar contra un enemigo fuerte y peligroso,
Cuándo la primera cosa acerca de él no la conozco?
Después de la primera pregunta de Joseph respecto a la confusión en la Iglesia en general (cf. estos “Comentarios” de la semana pasada), su segunda pregunta es respecto a la Fraternidad San Pio X en particular. Hela aquí:—
Usted escribió la semana pasada que juzgado por sus frutos, el Vaticano II no fue Católico, mientras que Mons. Lefebvre lo fue. Sin embargo, en la Fraternidad San Pio X que él fundó, parece haberse levantado una nueva manera de pensar que uno puede articular en una serie de proposiciones. Por ejemplo –
1 Por mal que se comporten el Papa y los obispos, siguen siendo las autoridades válidas de la Iglesia.
2. El Papa Francisco puede ser un modernista, pero él todavía tiene el poder de traer a la FSSPX de vuelta a la Iglesia.
3 No todos los obispos Conciliares son malos. Ellos pueden tener las reacciones Cristianas, mostrar conciencia de la crisis de la Iglesia, defender la moral en público, llamar por el respeto de Dios en la liturgia, mostrar devoción a la Santísima Virgen María, etc.
4 Un acuerdo con Roma puede ser contemplado mientras seamos “aceptados como somos”.
5 Somos culpables si rechazamos sistemáticamente cualquier acuerdo de cualquier tipo con Roma.
6 Es más útil hablar de la piedad de Mons. Lefebvre que de su oposición al Concilio.
7 Es mejor estar en buenos términos con la FSSPX que estar en malos términos con ella debido a unas opiniones falibles.
8 Los Conciliaristas son indisciplinados y desobedientes. Los miembros de la FSSPX deben ser disciplinados y obedientes.
En conclusión, dada la complejidad de la situación en que los Católicos se encuentran actualmente, ¿pueden los miembros o seguidores de la Fraternidad ser culpados por pensar en consonancia con estas proposiciones?
Respuesta, todo depende de cuánto sepan esos miembros o seguidores. Por ejemplo, los más antiguos miembros de la FSSPX sabían que el Concilio era una nueva religión, y que por lo tanto la oposición de Mons. Lefebvre a éste era una cuestión de fe, intrínsecamente más importante que la piedad, porque ¿cómo puede haber piedad sin la fe? Estos veteranos de la Fraternidad tienen mucha culpa (a menos y hasta que finalmente reaccionen públicamente), porque ellos están permitiendo que lo que Joseph arriba llama “una nueva manera de pensar” tome la Fraternidad del Arzobispo, de manera que los jóvenes de la Fraternidad tienen mucha menos oportunidad de impregnarse de lo malo que hay con las ocho proposiciones citadas. Una nueva generación de sacerdotes de la Fraternidad es tan pía como uno pudiera desear, pero (siempre con excepciones) no tiene idea en cuanto a la crisis que ahora está devastando la Iglesia por más de medio siglo.
1 Verdadero, el Papa y los obispos, de acuerdo a las apariencias, paren ser las autoridades válidas de la Iglesia, pero su comportamiento en cuanto a la Fe es tan malo, que muchos Católicos serios cuestionan tal validez.
2 ¿A cuál Iglesia traería el Papa a la Neo-fraternidad? ¿A la Neo-iglesia? “Ellos me expulsaron de la Neo-iglesia”, decía el Arzobispo “excomulgado” – “¿y qué? Yo nunca pertenecí a ella”.
3 De hecho no todos los obispos Conciliares son malos, pero ellos son casi todos modernistas, lo que significa que muchos de ellos han perdido su fe Católica sin siquiera darse cuenta. El hombre moderno es tan corrupto, que cuando su Fe Católica se hace para adaptarse a su modernidad, ni siquiera se da cuenta de que ya no es Católico.
4 “Aceptados como somos” fue para la FSSPX una cosa en, digamos, 1987. ¡Es completamente otra cosa en 2017!
5 Si tan solo Roma volviera a la verdadera Fe, ya no habría más necesidad de acuerdo.
6 Gracias a Dios también por la piedad del Arzobispo, pero de lejos su cualidad más importante era su fe.
7 ¿“Opiniones falibles”? ¡Existe algo llamado verdad! ¿Alguien de importancia en la Neo-fraternidad ha estudiado realmente los documentos del Vaticano II? ¿Niega que éstos representan una nueva religión?
8 ¿Los miembros de la FSSPX deben ser obedientes a qué? ¿A la nueva religión Conciliar centrada en el hombre?
El problema con todas estas proposiciones es que la SSPX nació en medio de la gran guerra que libra el mundo moderno contra Dios, pero desde la muerte del Arzobispo en 1991, sus líderes han perdido toda la comprensión efectiva sobre quien está librando esa guerra, y cómo y por qué. ¡Joseph, lea “Pascendi”, una y otra vez, hasta que lo haya comprendido completamente!
Kyrie eleison.