English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

sábado, 16 de julio de 2016

COMENTARIO ELEISON Número CDLXX (470) - 16 de julio de 2016


Brexit – ¿Spexit?
Mientras que Menzingen por las sirenas de Roma es encantado,
Para mantener la Fe, guerra avisada no mata soldado.
Existe algo llamado “Zeitgeist” o espíritu de la época. Una prueba sería el paralelo que puede ser establecido entre el voto de Gran Bretaña del 23 de Junio para renunciar al abrazo de la casi-comunista Unión Europea y la reunión de Superiores de la FSSPX del 25 al 28 de Junio con el Comunicado de Monseñor Fellay del 29 de Junio declarando que la Fraternidad ahora renuncia al abrazo de Roma neo-modernista – “Spexit”, para abreviar. Pero así como el “Comentario” de la semana pasada sugirió que el Brexit era admirable pero dudosamente eficaz, se podría temer que el San-Pio-Exit pudiera haber tranquilizado a muchos buenos católicos pensando que la Fraternidad recuperó el rumbo, aunque a los pocos días la Roma oficial y Mons. Fellay decían que los contactos continúan . . .
La base del paralelo es la apostasía que caracteriza a la Quinta Época de la Iglesia, desde 1517 hasta 2017 (o más allá), por la cual los pueblos del mundo, lenta pero progresivamente han dado sus espaldas a Dios para reemplazarlo por el Hombre. Pero su conciencia no está tranquila en el proceso. Por consiguiente exteriormente ellos rinden homenaje al buen orden antiguo, pero interiormente ellos anhelan la liberación de Dios y los beneficios materiales del Nuevo Orden Mundial. Así, un buen instinto antiguo llevó a los Británicos a votar para independizarse del Comunismo, pero siendo casi todos materialistas ateos, ellos son Comunistas sin el nombre y entonces ahora difícilmente saben qué hacer con su Brexit. Pues uno puede temer que hay más en el “Spexit” de lo que aparenta.
Por ejemplo, el excelente sitio Hispánico “Non Possumus” señaló que cuando el Comunicado del 29 de Junio espera a un Papa “que favorezca concretamente el retorno a la Santa Tradición” (2+2=4 o 5 ), esto no es la misma cosa que un Papa “que haya vuelto a la Tradición” (2+2=4, y exclusivamente 4). Tampoco es tranquilizador que el 2 de Julio Monseñor Fellay llamó para una quinta Cruzada de Rosarios, ya prevista el 24 de Junio como una posibilidad por el Padre Girouard, en el Oeste de Canadá. Recordando cómo Monseñor Fellay presentó como dos regalos de la Madre de Dios, tanto la dudosa liberación del verdadero rito de la Misa en Summorum Pontificum en 2007, como en el 2009 el “levantamiento” de las inexistentes “excomuniones”, el Padre Girouard teme que un reconocimiento unilateral de la Fraternidad por parte de Roma oficial pueda ser asimismo presentado como una respuesta de Ella a esta nueva Cruzada de Rosarios. He aquí como el Padre Girouard imagina el reconocimiento siendo presentado por Monseñor Fellay:—
“En la Cruzada hemos pedido por la protección de la Fraternidad. ¡Gracias a los 12 millones de Rosarios, la BVM ha obtenido para nosotros, desde el Corazón de Su Hijo, esta especia l protección! Sí, el Santo Padre ha firmado este documento donde él nos reconoce a nosotros y nos promete darnos su protección personal para que podamos continuar “como somos”. ¡Este nuevo regalo de Dios y la BVM es verdaderamente un nuevo medio dado a nosotros por la Divina Providencia para continuar mejor nuestro trabajo para la extensión del Reinado Social de Cristo! ¡Esto es también la reparación de una grave injusticia! ¡Esto es verdaderamente un signo que Roma ha cambiado para mejor! Nuestro venerable fundador, Monseñor Lefebvre, hubiera aceptado este regalo providencial. ¡Ciertamente, podemos estar seguros que él ha unido sus oraciones a las de la BVM para obtenerlo de Nuestro Señor, y que él está ahora regocijándose con Ella en el Cielo! ¡En acción de gracias por este maravilloso regalo de la Providencia, renovemos oficialmente la consagración de la Fraternidad a los Corazones de Jesús y María, y tengamos un Te Deum cantado en todas nuestras capillas!
En este panorama, agrega el Padre Girouard, a cualquiera que rechace la reunión de la Fraternidad con Roma lo harán parecer como si estuviera resistiendo a Dios y despreciando a Su Madre.
Estos temores son por el momento sólo imaginarios. Lo que es cierto es que el “Spexit” del 25 al 28 de Junio no habrá de ninguna manera retirado la resolución de Monseñor Fellay de conducir la Fraternidad de Monseñor Lefebvre entre los brazos de Roma neo-modernista. Para él, ese es el único camino a seguir, en contraposición a “despreciar a los buenos Romanos” y “estancarse” en una resistencia que está pasada de moda y ya no es relevante para la evolución de la situación.
Kyrie eleison.