English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

domingo, 30 de agosto de 2015

DOMINICOS DE AVRILLÉ: LA VERDAD SOBRE LA FUNDACIÓN DE STEFFESHAUSEN - ANEXO 6

VER ENTRADA: LA VERDAD SOBRE LA FUNDACIÓN DE STEFFESHAUSEN ACÁ.

ANEXOS
6.  Carta a Monseñor de Galarreta del 28 de julio 2013 

Monseñor,
Como usted sin duda lo sabe, los padres Thomas y Raymond y el hermano François-Dominique me escribieron una carta (de la cual le envío copia).
Les respondí que no es posible aceptar excusas para un punto de detalle cuando ellos no las presentan para la cuestión esencial: la violación de su voto de obediencia hacia su superior legítimo.
Hace algunos meses les ha sido propuesta por Monseñor Fellay una solución para regresar a una situación regular: vivir en una casa distinta de Avrillé, manteniendo su lazo de dependencia respecto de su superior legítimo.
Si ellos rechazan esta solución, deben pedir ser relevados de sus votos. Yo no veo otra solución conforme al derecho de los religiosos. Ver por ejemplo J. Creusen SJ, Religiosos y religiosas de acuerdo al Derecho eclesiástico, París, DDB, 1950, tercera parte: “La salida de religión”, págs. 244-256.
En otro tema, Monseñor Fellay le escribió recientemente al Padre Innocent-Marie: “Sepa que es el mismo Padre Jahir quien afirmó haber tenido contactos cotidianos con usted […] Monseñor de Galarreta me dijo haber sabido (estos hechos) del hermano del Padre Tomás de Aquino que escuchó estas palabras de la boca del padre Jahir”.
Me permito señalarle que esta información es falsa. Usted encontrará adjunto un desmentido formal del padre Jahir. 
Finalmente, durante nuestra conversación en Ecône el 28 de junio, usted me dijo que habíamos echado al Padre Jean-Dominique del convento. Por favor, vea la copia de algunas cartas precedentes de la salida del padre Jean Dominique: ellas muestran que su salida fue prevista en acuerdo con usted. El único punto sobre el cual no nos hemos entendido es el del uso del hábito. Nuestras constituciones y el derecho canónico, siendo formales en este punto, nos impiden seguir su punto de vista. 
Le suplico creer, Monseñor, en mi religiosa y respetuosa devoción en Jesús y María, 
Padre Pierre-Marie +

Esta carta permanece sin respuesta.