English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

miércoles, 1 de julio de 2015

¡¡¡ TIEMBLA EL P. BOUCHACOURT !!!


EL P. BOUCHACOURT TIEMBLA ANTE EL FIRME AVANCE DE LA RESISTENCIA EN FRANCIA.

CON 20 SACERDOTES FRANCESES EN LA RESISTENCIA, CON LOS PRESTIGIOSOS DOMINICOS DE AVRILLÉ EN LA PRIMERA LÍNEA DE COMBATE, Y CON MONSEÑOR FAURE, EL NUEVO OBISPO FRANCÉS; LOS RAILLIÉS, LOS TRAIDORES ACUERDISTAS, ESTÁN ENCONTRANDO GRAVES DIFICULTADES PARA SU AVANCE EN EL SUELO FRANCÉS.

DEO GRATIAS!



Acerca de los dominicos de Avrillé  Comunicado del P. Christian Bouchacourt 01 de julio 2015



1. Desde hace más de un año, los Padres dominicos del Convento de Avrillé propagan y mantienen la desconfianza respecto a las autoridades de la FSSPX, especialmente respecto a Mons. Fellay y la Casa General. Por medio de conferencias, en las publicaciones y en su sitio de internet, ellos acusan a los superiores de la FSSPX de abandonar el buen combate de la fe para conducirla hacia un acuerdo a cualquier precio con las autoridades romanas. Nosotros hemos tratado, en vano, durante diversos encuentros, probarles lo contrario y mostrarles cómo su actitud pone en peligro la unidad de la Tradición, sembrando la duda y la división. Este comunicado quiere restablecer la verdad con el fin de defender el honor de nuestros superiores y el de nuestra familia sacerdotal.

2. Los hechos destacados de esta oposición cada vez más abierta han sido los siguientes:

-el domingo 19 de enero de 2014, los Padres dominicos distribuyeron a las personas que asistieron a la misa en el Convento de Avrillé, 1° « Carta a los fieles », un texto que se hizo público el 7 de enero precedente [Error: ese documento se publicó el 19 de enero de 2014. NdelB], y acusando a la Casa General de Menzingen de hacer “el camino inverso” del realizado por Mons. Lefebvre “al acercarse a la Roma modernista” y de obstinarse “en este camino que conduce a la muerte”; los padres de Avrillé figuran entre los signatarios de este texto;

-el mismo día, el P. Pierre-Marie da una conferencia a los fieles que fueron a Avrillé con el fin de explicar y de justificar lo bien fundada de esta “Carta a los fieles”;

-el texto de esta « Carta a los fieles », acompañada de una introducción significativa, fue publicada en Le Sel de la terre n° 88 (primavera de 2014) págs. 138-139;

-la correspondencia confidencial intercambiada con Mons. Fellay, luego de la publicación de la “Carta a los fieles”, se publicó en Le Sel de la terre n° 89, (verano 2014), págs. 215-220.

-los Padres dominicos tomaron posición a favor de la consagración de Mons. Faure el 19 de marzo de 2015, publicando un largo expediente justificando este acto en Le Sel de la terre n° 92 (primavera 2015), págs. 139-169.

3. Como todos los signatarios de la « Carta a los fieles », los Padres dominicos de Avrillé estimaron que debían presentar “no una declaración de ruptura con la FSSPX sino al contrario, el testimonio público de su apego firme y fiel a los principios que siempre guiaron a Mons. Lefebvre en el combate de la fe”. Pero de este modo ellos están en la ilusión total y llevan con ellos a los que los siguen. Pues este combate de la fe, Monseñor Lefebvre siempre lo llevó a cabo no solamente en la fidelidad doctrinal de la Tradición, sino también en el orden, en la unidad y en la paz, en el espíritu de obediencia. Los padres de Avrillé no son fieles a estos principios, pues ellos denigran la autoridad del sucesor de Mons. Lefebvre y meten la sospecha sobre los actos de su gobierno, para crear una dialéctica entre los miembros de la Fraternidad y sus superiores, oponiendo incluso a los sacerdotes entre ellos. Para desligarse de una autoridad, es necesario que ésta mueva efectivamente a pecar contra la fe o la moral. Los dominicos de Avrillé son incapaces de demostrar cuáles son los actos planteados por el Superior General que manifieste que “Menzingen está traicionando el combate de la fe”. No es la Casa General la que está traicionando este combate de la fe, son los que se hacen llamar “resistentes” los que la debilitan por sus maniobras subversivas.

4. La consagración de un obispo por Mons. Williamson no se justifica de ninguna manera. Sean cuales fueren los malos pretextos por los cuales tratan de hacerla plausible, ésta no logra más que agravar este espíritu de independencia y de división. Mons. Lefebvre siempre se expresó claramente para advertirnos contra tal estado de espíritu. “Es el Superior General”, dijo durante una reunión en Ecône el 4 de julio de 1988, “que mantiene los lazos con Roma y, en una palabra, toma la responsabilidad de la Tradición, pues es la estructura de la Fraternidad que existe a los ojos de la Iglesia. Nunca quisimos una organización de la Tradición ni una presidencia de tal asociación; pero es un hecho que la Fraternidad es la columna vertebral de la Tradición, su instrumento providencial, sobre el cual deben apoyarse todas las iniciativas de Tradición”. Al respaldar la consagración episcopal de Mons. Faure, los padres dominicos de Avrillé se hacen cómplices de una obra nefasta y causan un perjuicio grave al bien común de la Tradición, tanto más que la única razón invocada para justificar este acto reposa sobre la acusación sin prueba que la FSSPX habría abandonado el combate de la fe.

5. Es evidente que ningún Superior, responsable ante Dios del bien de su distrito, puede quedarse sin reaccionar ante estas tomas de posición repetidas. No podemos dejar que se instalen en nuestras filas la desconfianza, la división, el espíritu de partido y la denigración. Se trata del bien común del rebaño, y el primer deber de un pastor es el de preservar su unidad y su cohesión, poniéndolo fuera del alcance de estos alborotadores.

6. Por consecuencia, en presencia de tantas acusaciones mentirosas, el Distrito de Francia no puede apoyar a la comunidad de los dominicos de Avrillé quien, por su maniobras subversivas, siembra la duda y la división en las filas de la Tradición y debilita sus fuerzas.

Esta situación es muy lamentable. Que el Espíritu Santo ilumine al Superior de la comunidad de los dominicos de Avrillé y que Nuestro Señor y Nuestra Señora nos conserven en la unidad de la verdad y de la caridad, fieles al buen combate de Mons. Lefebvre, por el honor de Cristo Rey, el de la Santa Iglesia y el bien de nuestras almas. 

P. Christian BOUCHACOURT, Superior del Distrito de Francia de la FSSPX.

El 1° de julio de 2015, fiesta de la Preciosísima Sangre de Nuestro Señor.


EL BLOG NO COMENTA ESTE TEXTO, SINO QUE PUBLICARÁ LA RESPUESTA DE LOS DOMINICOS.


***
ADDENDUM: los liberales apoyan al P. Bouchacourt, como es natural…
Esta declaración del P. Bouchacourt es muy buena y muy oportuna. Desconfíen de las personas demasiado duras. Yo decía gustosamente a los más jóvenes: “Un puente demasiado duro se rompe bajo el efecto de las vibraciones”. P. Aulagnier 
Los dominicos de Avrillé constituyen una comunidad “dura” en el espacio del mundo católico tradicional, y esto desde hace varios años. Por esta razón, el P. Bouchacourt, superior de distrito de Francia de la FSSPX publicó un comunicado. Además del cuestionamiento sistemático y violento de Roma, los dominicos de Avrillé hacen guerra sin cuartel sobre la FSSPX, de la cual denuncian los compromisos.Sabemos que los dominicos de Avrillé no dudaron en atacar todo acercamiento entre la FSSPX y Roma, sin privarse de reproducir correspondencias confidenciales. Este reproche de publicar tan libremente los textos, sin la autorización de los interesados, no es nuevo. Hace algunos años, ellos publicaron en su revista cartas del P. Berto…
Pero es sobre todo sobre el fondo que los dominicos de Avrillé suscitaron una verdadera reticencia. La amargura recurrente de las publicaciones de Avrillé terminaron por crear un malestar que no ha dejado de crecer en los medios cercanos de la FSSPX. Sacerdotes y fieles han tomado distancia con una comunidad que parece encerrarse en un combate puramente ideológico. Se sentía el malestar, pero no se atrevían a hablar para no mermar la unidad alrededor de la FSSPX… Sin embargo, la violenta crisis de 2012, los ataques contra Mons. Fellay, la salida de ciertos sacerdotes para la “resistencia”, luego la consagración de Mons. Faure crearon una situación nueva donde las lenguas se desataron. Los dominicos de Avrillé rompieron con Menzingen desde principios de 2014. Esta ala dura, estando en lo sucesivo fuera de la FSSPX, nos permite denunciar los errores de estos grupos, de los cuales uno se pregunta si no terminarán en el cisma y en la secta… Por el contrario, nos sentimos tranquilizados por el tono prudente y de rechazo a las polémicas vanas por parte de los responsables de la FSSPX. Deo gratias! Riposte Catholique.