English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

martes, 7 de julio de 2015

DOMINICOS DE AVRILLÉ: LA POSICIÓN DEL MONASTERIO



La Posición del Monasterio


  • La posición del Monasterio no ha cambiado desde la fundación de nuestra comunidad, esto es, continuamos el combate por la Fe resumido perfectamente en la Declaración Doctrinal de Mons. Lefebvre del 21 de noviembre de 1974.
  • Más precisamente, sostenemos el principio que ha sido el de la Fraternidad de 1988 a 2012, y que fue claramente mantenido en el Capítulo General del 2006:
En efecto, los contactos que mantiene la Fraternidad esporádicamente con las autoridades romanas tienen como único objeto ayudarles a que hagan otra vez suya la Tradición, de la que la Iglesia no puede renegar sin perder su identidad, y no para lograr una ventaja para sí misma ni para llegar a un imposible “acuerdo” puramente práctico. El día en que la Tradición recupere todos sus derechos “el problema de la reconciliación no tendrá ya razón de ser y una nueva juventud florecerá en la Iglesia” [i]

  • Por lo tanto, apoyamos a todos los sacerdotes que todavía permanecen en la FSSPX quienes, no sin dificultad, continúan el buen combate con este espíritu. Por la gracia de Dios, hay un buen número de ellos, especialmente en el Distrito de Francia de la Fraternidad. La Carta a los Fieles de enero de 2014 no fue una declaración de ruptura con la FSSPX, sino “un testimonio público de nuestro fiel y firme apego a los principios que siempre guiaron a Mons. Lefebvre en el combate por la Fe”.
  • Si hay sacerdotes fuera de la Fraternidad quienes, de manera clara y sin ambigüedad,  continúan el combate de Mons. Lefebvre, no hay razón para no apoyarlos. Apoyarlos no significa “tomar partido” por una Fraternidad en contra de otra. No tenemos intención de hacer nada “contra” la Fraternidad y no deseamos su caída: nadie quiere que esto suceda.

[i] Carta de Monseñor Lefebvre al Papa Juan Pablo II, del 2 de junio de 1988